¿Cómo va con el pañal?

viernes, 3 de octubre de 2014
¿Cómo va con el pañal? Esa es la pregunta que más me han hecho desde que el domingo la bruja pequeña ya va con braguitas, y la verdad es que no sé ni qué contestar porque esta niña me tiene desconcertada...

Siempre he pensado que la tía es rara de cojones y en esto no iba a ser menos.

El primer día los escapes fueron continuos, seis bragas le cambié, papá volvió a decirme que pensaba que era pequeña que no recordaba que con la mayor fuera así pero con esto de tener un blog no hace falta tener buena memoria porque podemos leer lo que pasó hace años y pudimos comprobar que el comienzo fue exactamente igual de desastroso.

El segundo día la cosa mejoró, cada vez que la llevaba al orinal ella hacía pis y apenas hubo dos escapes en todo el día, y así prácticamente se puede decir que seguimos... Si yo la llevo ella hace pero si no la llevo no me dice nada hasta que ya se lo ha hecho en cualquier sitio y me llama como una loca para que vaya a verlo.

Por otro lado, las cacas que suele ser lo más complicado, las hace ella solita... el martes cuando vine de trabajar me contó papá que según habían subido de dejar a la mayor en el cole ella había ido al baño se había bajado la ropa y ella sola se había puesto a hacer, al día siguiente hizo lo mismo. Desconcertada me tiene.

Y ya para rematar, todos los días se ha despertado con el pañal totalmente seco después de toda la noche.

Así que no sé si va bien o va mal, si ella no me avisa antes de hacérselo encima porque no le da la gana o porque realmente no lo nota (la mayor le ha dicho que cuando note cosquillas en el chochete tiene que ir corriendo al baño), no sé si tendría yo que llevarla menos para que ella se esfuerce en ir o avisarme. Vamos que estoy hecha un lío. Lo único que tengo claro es que ella no quiere que se lo vuelva a poner ni loca.

Dentífricos infantiles y algunos consejos

domingo, 28 de septiembre de 2014
Aunque hace tiempo que nos hablaba aquí de los artículos que iba escribiendo para "El rincón de las pequeñas sonrisas" se han seguido publicando, incluso en verano cuando no tenía ni un momento para pasarme por aquí.

Y como este septiembre he querido volver a coger la rutina de escribir en el blog aprovecho para contaros que esta semana he publicado dos artículos.

El primero sobre dentífricos infantiles, el cómo me preocupaba al principio que se lo tragaran, sobre las caracerísticas que tienen que tener y cómo utilizarlos... lo podéis leer aquí.

Y el segundo una recopilación de consejos que me parecen importantes para conseguir una buena higiene bucal en nuestros peques, lo podéis leer aquí y sobre todo estoy encantada de que compartáis otros que consideréis importantes.

Espero que os gusten y que tengáis algo que decir ;-)



Operación pañal de nuevo

martes, 23 de septiembre de 2014


El papá de las brujas y yo hemos decidido que este próximo domingo es el día indicado para que la bruja pequeña deje el pañal, bueno, en realidad él la ve demasiado pequeña a pesar de que hoy cumple 27 meses y es que él siempre la va a ver demasiado pequeña porque es la pequeña.

Para ser sincera hemos elegido esta fecha porque es cuando mejor nos viene a nosotros, ella de vez en cuando quiere subirse al wc porque su hermana también lo hace pero pedirnos quitarse el pañal no lo ha hecho, la cosa es que si queremos ser nosotros quienes estemos acompañándola en este nuevo hito tiene que ser ahora. Ya dije hace tiempo que a mí el verano en contra de lo que se suele hacer no me parece el momento ideal ya que estamos más tiempo fuera que dentro de casa, así que he querido que acabe la época de piscinas, viajes y fiestas, y por otro lado a mediados de octubre comienzo en el curro una campaña larga que va a hacer que no esté por las mañanas en casa y como los primeros días hasta que consiga controlarlo quiero estar yo, no nos queda más remedio que hacerlo ya.

Así como con la bruja mayor me hacía cierta ilusión ahora lo que siento es una pereza terrible, debería darme vergüenza decirlo pero así es…


Llevamos un par de semanas cogiendo en la biblioteca libros de “dejar el pañal” y los leemos todas las noches, ella ya va asimilándolo porque cuando le preguntas quién va a hacer pis en el orinal te contesta toda segura “me, me” que es como se denomina a ella misma.

Mañana vamos a ir a comprar las braguitas que ella elija como hicimos con la mayor, no tiene claro si las quiere de Dora o de Peppa (la mayor por supuesto le da ideas, jajaja), ya veremos las que tenemos para elegir… y así que le haga ilusión ponérselas.

Hace dos días recordé también que con la mayor hicimos un caminito para pegar pegatinas cada vez que hacía pis y cuando lo rellenó entero (cuando ya lo tenía aprendido y controlado) fuimos a comprar un cuento, a la peque le he dicho que también lo haremos, y estoy segura de que le va a gustar.

El viernes viene la abuela y nos traerá el orinal que dejamos en su casa cuando la mayor empezó a usar el adaptador del wc y creo que el hecho de que se lo traiga como una sorpresa va a ser también bueno para que le ilusione utilizarlo. Yo había pensado usar directamente el adaptador porque luego hay que volver a cambiar y lo del orinal me resulta un tanto asquerosillo pero por otro lado creo que en el orinal ella ve mejor si ha salido o no y le va a ser más fácil, o esa es mi impresión…

Sea lo que sea, el domingo os contaré… si tengo tiempo entre colada y colada ;-)

Las abuelas y la buena alimentación

domingo, 21 de septiembre de 2014
No sé a vosotras pero a mí si hay un tema que me lleva más quebraderos de cabeza y muchas más horas de conversación de las que yo quisiera es la alimentación de mis hijas, y os aseguro que no es por gusto sino más bien por presiones externas...

Este verano hemos tenido la oportunidad (que espero no repetir) de convivir más de lo habitual con ambas abuelas, y con ambas he acabado discutiendo por este tema. Son dos personas totalmente diferentes, realmente opuestas en su forma de ser y su estilo de vida y sin embargo las dos son capaces de desquiciarme con lo mismo, estoy casi convencida de que es algo generacional.

Yo sé que mis hijas están sanas con lo cual si un día deciden que no quieren cenar intento convencerlas de que se lleven algo a la boca durante unos minutos pero ya no discuto con ellas ni monto broncas a no ser que lleven así todo el día, la verdad es que las discusiones a la mesa ya me saturan y me dejan sin energía para todo el día y sinceramente paso.

Hay días que les dejo elegir entre una cosa u otra si hay dos cosas preparadas o me lleva lo mismo prepararlas, pero siempre que sean cosas similares, es decir me da igual que un día cenen pescado o tortilla, al día siguiente tendrán lo otro y punto. Pero lo que hay es lo que hay, es decir si hay tortilla y no la quieres no te la comas, te podré dar una fruta si te apetece pero no más, y esto es lo que las abuelas no entienden.

En ambos casos las niñas tienen que llevarse algo a la boca sí o sí, y no me refiero a insistir en que se coman el pescado, me refiero a que si no consigo que se lo coma ellas aparecen con un flan que a no ser que estén enfermas siempre van a querer y las abuelas tan contentas porque ya no se van a la cama con el estómago vacío, que lo tengan en realidad lleno de azúcar eso no importa, lo que importa es que está lleno.

Que un día deciden que no quieren la fruta para merendar a pesar de que les has dejado elegir entre todas las que hay en casa, incluso les has dicho si quieren un bocatita de jamón o cualquier otra cosa y tampoco la quieren y ya has decidido que hasta la cena ya no se come, entonces aparece la abuela con un par de petit suisse en la mano porque "son muy buenos y tienen mucho calcio" y claro, eso casi siempre entra y ellas tan emocionadas porque con ellas las niñas sí comen. Y entonces comienza la discusión porque para mí eso no es más que un acúmulo de azúcares disfrazados de producto saludable.

Pero claro, nuestras madres vivieron de primera mano el boom de los productos pasteurizados, de los lacteos a todas horas, a ellas les vendieron los quesitos y las papillas como lo más de lo más y que tú no quieras tener esas cosas en tu nevera no entra en su cabeza. Eso no son más que manías de madres modernas porque "anda que tú no has comido de todas esas cosas", entonces hacerles ver que llevas toda tu vida luchando contra tu sobrepeso y con más empastes casi que muelas no te llevaría más que a una bronca monumental porque de eso ellas no son responsables, sino tú que a saber qué comes... 

Para ellas lo importante es que coman, sobre todo cuando están con ellas y sobre todo que coman lo que sea que no suponga una bronca con las niñas. Con los padres las broncas son otro cantar... mira que enfadarte porque les den un batido de chocolate o un zumito (súper sano aunque el contenido en fruta sea ridículo) justo antes de comer!!

Por supuesto, estoy hablando de esas abuelas que están de vez en cuando con los nietos, no de aquellas que les dan de comer todos los días y supongo que tendrán que actuar "como madres". Pero estoy segura de que esto no se da sólo en mi casa... Contadme, contadme, para que no me sienta como una verdadera bruja cuando vivo estas situaciones.

Ganadores sorteo tarjetas C&A

viernes, 12 de septiembre de 2014
Ya ha llegado el día de saber quienes son los afortunados ganadores de tres tarjetas regalo de C&A con 30€ cada una...


  • 38: Mousikh
  • 9: Ser educadora-BRT
  • 14: Desvaríos de una madre
Pasaré vuestros mails para que os hagan llegar vuestros premios. Enhorabuena a las tres!!