Ads 468x60px

Featured Posts

domingo, 3 de enero de 2016

Aprovechar los días, aprovechar la vida

No soy de hacer balances del año que acaba pero el jueves iba en el coche yo sola sin poder sintonizar ninguna emisora durante una hora entre montañas y ¿qué podía hacer sino pensar en el año que acababa?

Empecé enero con un nuevo trabajo (que termino el próximo domingo y ya tengo otra cosa en mente) que nos ha supuesto un desahogo económico que nos ha permitido hacer muchísimas cosas, no es que la mayoría de las cosas que hemos hecho supusieran un gran desembolso pero el no tener las cuentas en mente a diario te da una tranquilidad que te permite ser tú de nuevo. Además está claro que yo necesitaba volver a tener algo más que mi casa y mis niñas, relacionarme con adultos en un ambiente laboral, tener conversaciones más allá del parque,... me he sentido bien y eso se ha notado.

Es cierto que mi horario es matador pero no he dejado que el cansancio me influya a la hora de planificar actividades.

El invierno con sus nieves y fríos no nos dio mucha tregua pero aprovechamos para hacer nuestro primer muñeco de nieve (si se repiten las nevadas este año tenemos en mente comprar un trineo), para asistir a conciertos y obras de teatro y hacer en casa esas actividades que en cuanto llega el buen tiempo se descartan.

La primavera llegó pronto y el 1 de marzo tengo anotada nuestra primera excursión dominical de mochila y bocata, estábamos locos por ver el sol y aunque fuera con la chamarra puesta pasamos un día genial. Fue el comienzo de múltiples salidas los días que no trabajábamos, las peques disfrutan muchísimo pasando el día  bien en un entorno natural bien conociendo otro pueblo o ciudad y a nosotros nos da la sensación de aprovechar los días libres.

Entre estas salidas y fines de semana primaverales en nuestro albúm de fotos anual tendrán su página especial Soria y sus ruinas de Numancia, el Monasterio de Piedra donde vivimos nuestra primera experiencia campingera, la sierra de Aralar y las cuevas de Mendikulo.

Llegó el verano y me dije "hay que aprovecharlo a pesar del cansancio" y lo pasamos a remojo, a pesar de levantarme a las cuatro de la mañana (yo digo que no es madrugar sino trasnochar) muchos días salía del trabajo, iba a casa, preparaba la comida y nos íbamos a pasar el día a la piscina con la nevera portatil, mis amigas me decían que menudo valor para hacer eso pero... ¿qué voy a hacer? ¿encerrarnos en casa porque yo estoy cansada? No, el sol hay que aprovecharlo!

Nos compramos nuestra tienda de campaña de cinco plazas que este año pienso amortizar a tope y aprovechando que mi compañera de trabajo tuvo ciertos problemas y tuvo que cambiar sus vacaciones yo pude disfrutar de una semana al mismo tiempo que el papá de las brujas y nos pudimos escapar hasta el Cabo de Gata, uno de los sitios más bonitos que hemos visitado nunca y donde sin ninguna duda volveremos.

El otoño llegó con las fiestas de San Mateo (otra vez una semana llena de actividades) y con la novedad de que la bruja pequeña comenzó el cole con muchísimas ganas. El tener las mañanas "libre de niñas" me ha supuesto un gran cambio a nivel organizativo, he podido empezar a hacer deporte de manera regular (aunque en el mes de diciembre lo he tenido bastante dejado de lado) y a ocuparme algo más de mí misma.

De nuevo aprovechando el otoño fantástico que tuvimos las salidas y excursiones volvieron a nuestras rutinas, destaco dos excursiones de domingo que nos gustaron especialmente y de las que hablé en el blog, "La ruta de los dinosaurios en Igea" y La senda del Agua. En noviembre en nuestro último sábado libre del año nos fuimos los cuatro a un hotelito en Santoña y ¡estuvimos en la playa! ¿Quién me lo iba a decir a mí?

Semanas después me presenté a unas oposiciones en la que no tenía muchas esperanzas y resulta que ¡tuve un resultado estupendo! Me he animado mucho con esto porque además me han empezado a llamar de la bolsa de empleo de las que hice hace tres años y por eso quiero comenzar de nuevo con un cambio laboral.

Así que puedo decir que 2015 ha sido para nosotros un año genial y estoy segura de que 2016 lo será también porque si pensamos en aprovechar cada estación con sus peculiaridades, en aprovechar cada semana y cada día lo que estamos aprovechando es la vida. Este año no me ha pasado rápido ni se me ha hecho eterno sino que he sido consciente de cada uno de sus 365 días, este año nos ha cundido y eso me hace feliz.


jueves, 17 de diciembre de 2015

La carta

Hoy por fin sí o sí, pase lo que pase, tenemos que escribir LA CARTA, y es que a este paso no llega a tiempo a sus destinatarios y podemos llevarnos un disgusto muy grande. Y es que la bruja mayor y yo no nos poníamos de acuerdo con el formato... Está aprendiendo a escribir por lo que va a ser su primera carta "a mano", el año pasado escribió un par de frases debajo de las fotos de lo que querían pero esta vez vamos a currarlo un poco más.

Hace dos días gracias a una amiga que ha abierto una librería preciosísima en Bilbao (si te pilla cerca ya sabes donde ir, jeje) encontré la plantilla perfecta para nuestra carta, ya que no sólo es chulísima sino que nos sirve para los Reyes y Olentzero al mismo tiempo, porque en casa se escribe sólo una y que luego ellos se organicen... Si os gusta y queréis descargarla podéis hacerlo desde aquí.


Y es que en estos días la carta más importante, la que colapsa los buzones, está en boca de cualquiera que tenga niños cerca, y he leído y oído tanto sobre ellas... Y es que respecto al pedir o no pedir, sobre cuánto o qué se puede pedir hay tantas opciones como familias.

Yo desde que nació la bruja pequeña (bueno desde que ella fue consciente de esta historia) lo tengo claro, una sola carta con un máximo de dos regalos por niña que se repartirán entre Navidad y Reyes.

No sé cuantas veces habré explicado a familiares que no quiero oir eso de "¿qué vas a pedir en mi casa?". Vale, soy una rancia, pero si los regalos los trae Olentzero, los trae él, no la tía, la prima ni la abuela, los trae él y punto y no voy a entrar en competiciones de que regalo es mejor porque vienen todos del mismo sitio y no hay ganadora en este sentido. Lo mismo en el día de Reyes.

En segundo lugar, son dos regalos como máximo porque aunque luego va a haber muchos más... ¿dónde queda el factor sorpresa? ¡si es lo mejor de ese día! Si desde el principio saben lo que van a tener y donde va a aparecer no le veo ninguna gracia. Y por otro lado si a mis hijas les diera a elegir cinco regalos o bien se aturullarían o por cumplir con las cinco regalos pedirían cosas que se quedarían muertas de pena en una estantería al día siguiente, y es que las conozco.

Así que ellas eligen dos cosas y el resto lo que los Reyes quieran, que suelen ser libros, manualidades, juegos de mesa y disfraces que es con lo que juegan en un 95% de su tiempo libre.

Como cada año los regalos serán una verdadera barbaridad, pero es un día tan bonito y dentro de no muchos años sé que esto habrá terminado que no puedo ni quiero evitarlo.

Este mediodía ya tenemos actividad suficiente con esto... Y vosotros, ¿la habéis escrito ya?

lunes, 14 de diciembre de 2015

Personaliza tu libro con Súper Prota

Todas las Navidades me gusta sorprender a las brujas el día de Reyes con algún regalo personalizado, algo que les sorprenda pensando en como los Reyes han podido hacer eso, puede ser una carta escrita con cosas que nunca pensarían que ellos saben, algo en el que aparezca su foto,... Este año Boolino me lo ha puesto muy fácil ofreciéndome uno de sus ejemplares de Super Prota.

Súper Prota son unos libros personalizados en los que el protagonista de la historia es el niño a quien quieras regalárselo, en nuestro caso el libro que personalizamos se trata de "El bastón mágico" y cuenta la historia de una niña que a través de un libro que encuentra en la biblioteca vive un montón de aventuras hasta encontrar un bastón mágico.


La historia en sí es muy bonita puesto que mezcla las aventuras con el mensaje de que gracias a la lectura podemos vivir cosas maravillosas.  Si os soy sincera cuando personalicé el libro pensé que simplemente la personalización consistía en dar un nombre al protagonista y a poner una dedicatoria en la primera página del libro, cuando me llegó hace tres días y lo leí la sorpresa (positiva) fue enorme ya que la protagonista del libro tiene que encontrar las letras de su nombre a lo largo del cuento, y cada letra se la da un personaje cuyo nombre también comiencé por esa letra, por ejemplo la S se la da una sirena, la M un mono, la I una iguana, y así con todas las letras haciendo que cada libro sea diferente a cualquier otro.


Yo se lo personalicé a la bruja pequeña y viendo ahora la historia sé que acerté de pleno ya que está aprendiendo en estos momentos en el cole las letras y a escribir su nombre.

Como os he comentado más arriba se puede escribir una dedicatoria que aparecerá impresa en la primera página, yo le escribí algo de parte de Sus Majestades de Oriente y sé que va a flipar. Estoy como loca por que llegué el 6 de enero porque este año creo que nos lo hemos currado más que nunca (sin necesidad de gastar más que cualquier otro año)

Además el formato es genial para regalo ya que tienes la opción de elegir que venga en una caja-carpeta donde se guarda también una pulsera como la que el protagonista de la historia consigue al final del cuento.

De verdad, si queréis un regalo especial es algo a tener en cuenta.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Juegos de cartas: Batapuzzle

A mí me gusta jugar, me gusta mucho jugar, como pille con un juego que me mole podría pasarme horas, a mi familia en general les mola mucho el juego, mi padre por ejemplo es el típico hombre que todos los días tiene su partida de mus con los amigos.

He leído en un catálogo de juegos de mesa de estas Navidades que a todas las personas nos gusta jugar, que sólo tenemos que dar con el juego adecuado para cada uno de nosotros.

En esta casa somos de juegos de mesa, yo especialmente de juegos de lógica y en cuanto puedo les meto alguno a las brujas para iniciarlas en lo que me mola a mí, jejeje. Pero hay un formato de juego de mesa que me gusta especialmente por lo práctico que es y son los juegos de cartas. Una bomba que te mantiene entretenido un buen rato y que por su reducido tamaño puedes acumular muchos sin que te suponga un problema de espacio y sobre todo puedes llevar contigo a cualquier sitio. ¡Menudas tardes de piscina hemos pasado jugando a esto!

Como nos gustan mucho tenemos varios modelos (y otro que nos van a traer los Reyes) y me gustaría ir enseñándoslas porque de verdad es algo que recomiendo a cualquier familia.

Hoy os voy a hablar de las primeras que adquirimos, se trata de Batapuzzle de Djeco.


Elegí éstas las primeras porque están indicadas a partir de 4 años y quería que la bruja pequeña también pudiera jugar. El juego es muy sencillo, la baraja consta de 36 cartas numeradas del 1 al 6 cada una perteneciente a un puzzle diferente y 6 cartas que nos indican que puzzle tenemos que formar.

La forma de juego es como la clásica "batalla", se reparten todas las cartas y cada jugador las pone en un montón boca abajo, todos al mismo tiempo levántamos la primera carta y quien haya sacado el número más alto se las lleva, cuando te las llevas si alguna pertenece a tu puzzle la dejas aparte hasta conseguir las restantes para tener el puzzle completado. Quien antes lo consiga gana.


Las partidas son relativamente cortas por lo que los niños pueden aguantar varias partidas sin aburrirse. Si todavía estáis pensando algún regalo para estas Navidades apuntaros algún juego de cartas porque de verdad merecen la pena.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

La senda del agua

Hace algo más de un mes, aprovechando los últimos fines de semana buenos del otoño, hicimos una excursión por una ruta que tenía en mente hacía tiempo y nunca había encontrado el momento: La senda del agua.

Como podéis ver en las fotos es un lugar precioso, un lugar que incita a la imaginación ya que hay momentos del camino en el que podrían vivir seres fantásticos, de hecho mis hijas no sé cuantas veces dijeron ver hadas entre las mariposas, pero bueno, ellas son así...





 La senda del agua se encuentra en el municipio riojano de Matute y es un camino natural que va siguiendo un arroyo a través de un profundo barranco. hace unos años el Gobierno de La Rioja lo adecuó y es fácilmente transitable casi por cualquier persona lo que lo hace ideal para ir con niños pequeños.

 Durante los casi 3 km de recorrido vamos acompañando al arroyo (de ahí el nombre de Senda del agua), atravesándolo de un lado a otro gracias a las pasarelas de madera (creo que contamos once), lo que le da un aire bucólico como de cuento. Nos encontramos también paneles informativos donde nos explican cosas sobre la flora y la fauna del luga, cosa que a los niños les encanta.


Como digo es un recorrido muy fácil, nosotros teniendo en cuenta que la bruja pequeña tiene tres años tardamos una hora en llegar al final, allí nos sentamos en una roca a comer el bocata y tuvimos otra hora de camino de vuelta. La verdad es que ellas lo disfrutaron, hicieron el camino muy contentas buscando animalillos y flores, pasando los puentes de maderae incluso entrando por una pequeña caverna y a nosotros los adultos como nos encantan estos paseos lo gozamos también.


Una vez llegados al final del sendero se puede continuar por el barranco, pero por lo que he leído ya no es un camino fácil ya que hay momentos en los que hay que escalar, así que con las niñas yo no me atrevo a hacerlo.

En otoño como fuimos nosotros el paisaje era espectacular pero seguro que en primavera también merece la pena y seguro que lo repetimos.

Como nos habíamos comido el bocata en mitad de la excursión y era muy pronto para volver a casa aprovechamos para pasar parte de la tarde en San Millán de la Cogolla que está bastante cerquita. Para los que no lo conocéis, en San Millán se encuentran los monasterios de Suso y Yuso conocidos como la cuna de la Lengua Española. 

Nosotros hicimos sólo la visita por fuera ya que las peques estaban cansadas y además íbamos los cuatro con barro y no nos parecía adecuado. Eso sí entramos a información y tengo ya alguna cosilla en mente para un fin de semana ya que organizan unos talleres para familias con muy buena pinta y visitas teatralizadas.

Ahora a esperar que vuelva el buen tiempo para seguir disfrutando de la naturaleza.
 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates