Ads 468x60px

lunes, 26 de julio de 2010

De cómo las mujeres somos nuestras mayores enemigas

Este fin de semana ha venido la madrina de la bruja para pasar unos días con nosotras y además de una muñeca negra nos ha regalado muchas horas de conversación. Ahora haciendo recopilación de todo lo que hemos estado hablando me doy cuenta de todas las barbaridades que he oído de boca de otras mujeres refiriéndose a temas como la maternidad o la conciliación de la familia y el trabajo.

Recuerdo un día en una de las clases de preparación al parto cuando alguien comentó que la baja de maternidad se le hacía muy corta cuando una de las futuras madres que estaba allí (dueña de un negocio con varias empleadas) soltó la siguiente perla: “A ti te pagan por producir, no puedes pretender estar en casa con tu hijo y cobrar, no se puede estar en misa y en la procesión”. Afortunadamente la matrona contestó con un “la maternidad siempre debe ser protegida” ¿Qué pasa, que le fastidia que sus empleadas se cojan la baja? No sé por qué me sorprende si como he leído en algún blog que hace un par de años no se consiguieron las firmas necesarias para llevar al Senado una reforma en la duración de la baja de maternidad.

Cuando el padre de la bruja comentó en su trabajo que estaba pensando en cogerse una reducción de jornada para cuidar de su hija, su encargada (y recalco encargadA) le dijo que “por qué no me la cogía yo, que esa no creía que fuera la mejor solución para la niña” aquí se junta el tema del que estoy hablando con la puñetera manía que tienen algunos de soltar juicios gratuitos sobre la vida de los demás y sobre temas que no les incumben en absoluto.

Cuando una mamá decide quedarse en casa durante algún tiempo para cuidar de sus bebés son otras mujeres las que las critican por estar sin hacer nada y ser unas “mantenidas”, como he leído en los blogs de otras mamás que oyen cómo otras no entienden que no tengan tiempo si “están todo el día sin hacer nada”

Por favor apoyémonos unas a otras, no echemos piedras sobre nuestro propio tejado, que ya lo tenemos suficientemente difícil como para tener encima enemigas en nuestro propio bando.

2 comentarios:

  1. Qué razón tienes. Los mayores problemas los he tenido yo con mujeres,..., en cuanto a mi vida laboral se refiere. Siempre me sorprendía encontrar esas zancadillas por parte de mujeres que para colmo eran madres. ¿Cómo se come esto?.

    ResponderEliminar
  2. En otros paises, las bajas suelen ser mas de los 3 meses que dan en España.... y eso no es malo, para nada!! El bebe debe estar continuamente con sus padres!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates