Ads 468x60px

jueves, 5 de agosto de 2010

La Cenicienta Que No Queria Comer Perdices

Ayer en el blog de bebesymas, apareció una entrada sobre unos tacones (de mentira) diseñados para bebes que a casi nadie nos dejaron indiferentes.

Pensando en ellos me preguntaba qué es lo que estamos enseñando a nuestros hijos (en este caso hijas) y dando vueltas a la cabeza me acorde de este cuento que da la vuelta a los cuentos clásicos y he querido compartirlo con todas vosotras.

Espero que os guste.

6 comentarios:

  1. Que cuento gracioso y mas original!! ciertamente le da la vuelta a los clasicos!

    ResponderEliminar
  2. Es que hay que ver los papeles tan aburridos que asignan a las chicas en los cuentos clasicos... siempre esperando al príncipe, tumbadas, durmiendo o tejiendo como Penélope mienstras ellos corren miles de aventuras. Basta de papeles sumisos para las niñas, ellas también quieren aventuras.
    También hay estudios que demuestran el comportamiento distinto de los educadores (padres y madres incluidos) hacia las niñas con respecto a los niños, alentando "su valentía" en ellos y la "pasividad" en ellas. En esto las ropas juegan un papel muy importante especialmente en edades en las que se vuelven más pudorosos ya que las niñas se niegan a jugar a algunas cosas si llevan vestido, habrá que tenerlo en cuenta.

    ResponderEliminar
  3. Nuria, po eso algunas de adultas siguen buscando su príncipe azul...

    Me alegro de que os haya gustado

    ResponderEliminar
  4. Voy a quedar como una friky... pero yo tengo los zapatos de tacón de bebe... fue un regalo de unos amigos, y la verdad es que son muy originales y graciosos. No se los he puesto nunca a mi hija, pero ha sido más bien por falta de ocasión...
    Los cuentos me parecen muy graciosos y originales, pero creo que a veces nos pasamos con el tema de los roles y les buscamos tres pies al gato... ( como ha pasado con los zapatos de tacón ). Lo importante es enseñarles que los cuentos, cuentos son y que en la vida real una mujer es tanto o más valiosa que un hombre...

    ResponderEliminar
  5. LadyA, por supuesto que lo importante es lo que nosotros enseñemos a nuestros hijos e hijas, pero es que mediante los cuentos también se educa y en la gran mayoría de los cuentos clásicos los papeles femeninos son pasivos: la princesa que hay que rescatar, a la que hay que despertar con un beso, la víctima de un lobo que al final es salvada por el cazador; o son la mala de la historia: la bruja, la madrasta,...
    Los dos roles que se nos dan a las mujeres.
    Y aunque el cuento puede que no tenga nada que ver con los zapatitos esos, que al fin y al cabo son un objeto sin importancia, simplemente me lo trajo a la memoria.
    Gracias por el comentario y por haber visitado el blog ;)

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates