Ads 468x60px

martes, 24 de agosto de 2010

Mi experiencia con el colecho



Pongo la palabra colecho en google y me aparecen 182000 entradas, sin embargo hasta hace seis meses yo no había oído hablar de ello nunca. Si antes de que naciera la bruja alguien me hubiera dicho que pasaría la mitad de la noche en nuestra cama habría pensado que estaba loco, pero ya veis otra de esas cosas que cambian de un día para otro cuando aparece una criaturita en tu vida.

La bruja nació a las 9 de la mañana (así que os podéis imaginar la noche que pasé ya que llevaba ingresada desde las 5 de la tarde), pasó su primer día de vida de unos brazos a otros, que si unos abuelos que si los otros, sus tíos, su papá y su mamá que querían estar con ella todo el tiempo posible, por lo que no dijo ni mu, dormida plácidamente todo el día.
Llegaron las 10 de la noche y ya los tres (mamá, papá y la bruji) nos quedamos solitos, yo respiré de alivio "Por fin iba a poder descansar" (ilusa de mí), pusimos a la brujita en su cunita a nuestro lado y nos echamos cuando de repente : Buaaaaaaaaaaaaaaaah. Dios mío qué le pasa?? Le dolerá algo?? La cogí y se calló. Repetimos la jugada y... otro llanto desgarrador. No me lo podía creer, nuestra primera noche como papás y ya era así. Claro, es que ha dormido todo el día, igual tiene el horario cambiado (como si el nacimiento provocacara jetlag), pues a dormirla en brazos, y en cuanto la colocábamos en la cuna se iniciaba otra vez el llanto.
Desesperada llamé a enfermería:
- Te va a parecer una tontería pero es que en cuanto la dejamos en la cuna se pone a llorar y sólo se calma si la cogemos...

- No es una tontería, pero tú te lo has dicho todo, lleva nueve meses dentro de ti y ahora no quiere estar sola
- Pero es que llevamos 36 horas sin dormir...
- Ponla en la cama contigo
- No puedo, es muy pequeña, la voy a aplastar. Además la cama es muy estrecha y alta, y si se cae??
- Te pongo los barrotes?
- Ponlos pero no puedo hacer eso

Y así siguió la noche más larga de mi vida (bueno la segunda más larga, la primera fue la noche anterior) Como no podíamos dejarla en la cuna, nos íbamos turnando para cogerla y dormir a ratitos, cuando la tenía yo intentaba mantenerme despierta pero mi cuerpo no podía y de repente me despertaba como loca y buscaba a mi niña en su cuna y no la veía, y avisaba a papá pensando que se me había caído debajo de la cama cuando resulta que estaba durmiendo plácidamente a mi lado en mi cama. No recuerdo haber pasado por una angustia tan profunda nunca.

Dos días después por fin estábamos en casa (cuando veo a alguna famosa que por un parto está una semana hospitalizada no consigo entenderlo), y todo empezó a funcionar muuuuuucho mejor, estábamos más tranquilos, la peque empezó a mamar correctamente, pudimos relajarnos,... Cuando nos acostábamos por la noche la bruja iba directamente a su minicuna (pegadita a la cama, claro), pero cuando se despertaba a media noche la tumbaba conmigo para darle el pecho (en el hospital me enseñaron así, "para que pudiera descansar" me dijeron, y siempre estaré agradecida por ello), los primeros días en cuanto terminaba de mamar y se quedaba dormida la volvía a poner en la minicuna, pero llegó un día que mi cuerpo se derrumbó y me quedé dormida antes que ella. Y esto comenzó a ser una constante, tanto que le cogimos el gusto y seis meses después así seguimos.
Al poco de comenzar con esto, navegando por internet descubrí que esta práctica tiene un nombre COLECHO, que tiene sus defensores y sus detractores, que dicen que tiene sus ventajas y sus inconvenientes, que hay unas normas para practicarlo con seguridad. Algo que en nuestro caso surgió con naturalidad (casi por casualidad) y con lo que continuamos por placer resulta que da para tanta literatura. Pues sinceramente, que sea bueno, que tenga sus ventajas en la relación madre-hijo, que sea lo natural, etc etc etc, ME DA IGUAL, creo que esto como casi todo lo relacionado con la crianza de los niños se debe hacer porque quieres, porque te sientes a gusto y porque crees que es lo mejor para tu hijo.
Para nosotros despertarnos los domingos (que es cuando no hay despertardor) con los "uh uh uh" de la bruja al lado nuestro no se puede comparar con ningún otro despertar, yo he conseguido descansar por las noches porque yo soy de las que tengo que comprobar "si respira", no hemos tenido ninguna noche de lloros (bueno sí, pero sólo de 9 a 12), y por ello he querido compartir con todas vosotras mi experiencia, pero como experiencia personal.

Espero no haberme enrollado mucho pero no podía resumir más :P

10 comentarios:

  1. Yo el colecho lo he practicado en ocasiones, cuando era o maldormir o no dormir. En nuestro caso digo maldormir, porque yo con julito en la cama no consigo descansar bien, me pienso que se me a caer de la cuna y cuando era bebe, bebe la verdad es que por el miedo a aplastarle ni lo planteamos.
    Me alegro de que a ti te haya funcionado bien y podais descansar.

    ResponderEliminar
  2. nunca habia escuchado la palabra, y eso de que no te duerman de noche debe ser un martirio. Mis tres niñas siempre durmieron toda la noche, a ninguna de las tres me he tenido que levantar de noche para darles de mamar, la última toma la tomaban a las doce o una de la mañana y la primera sobre las siete u ocho, siempre tuve mucha suerte, y aún ahora, las acuesto a las 10:30 y se duermen hasta las 10 de la mañana!...y es que somos los cinco unos dormilones...ánimo, todo pasa!

    ResponderEliminar
  3. Yo como mamadejulio, practiqué el colecho sólo ocasionalmente. Cuando el niño era bebé me daba terror aplastarle y no dormía. Y ahora, con siete años, alguna vez que se mete a mitad de la noche en nuestra cama, no dormimos porque no nos deja. Ocupa media cama, nos deja a cada uno cinco centímetros en el borde y no para quieto!

    ResponderEliminar
  4. A mi me pasó exactamente lo mismo que a tí... con la única diferencia que a mi ninguna enfermera me dijo que mi hija necesitaba ese contacto y me pasé 3 días casi sin dormir...

    ResponderEliminar
  5. Yo nunca he podido hacer colecho y no por falta de ganas.

    Me alegro que todo saliera bien.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que con ella en la cama no duermo igual que sola, pero sí mejor que si tengo que sacarla de la cuna llorando, además pasa a nuestra cama cuando se despierta la primera vez en la noche, y eso puede ser a las 6 ó 7.
    LadyA, sí que tuve mucha suerte con el personal que me atendió en el parto y postparto, en ese sentido estoy muy contenta.

    ResponderEliminar
  7. yo descubri esa palabra hace poco tambien, y lamentablemente nunca lo he podido hacer, mis chicos duermen desde pequeños juntos en su habitacion y fenomenal, cuando los paso ami cama es que no hacemos colecho hacemos una fiesta que acabamos con la idea porque no hay quien duerma !! en el hospital me dijeron l ocontrario, ponlo en la cuna que se malacostumbra, ¿?¿? pero bueno, que le vamos a hacer ya mis hijos tiene 3 años y 15 meses por eso te digo que hacen fiesta en vez de dormir cuando estamos los 4 jaja pero sabes que te digo cariño que me alegro muchsisimo que lo hagas si tu eres feliz cariño, eso es lo mas importante besitosssss !!

    ResponderEliminar
  8. Hola mamadeunabruja!! Muy lindo tu blog!!
    Yo también descubrí el concepto colecho después de estar "aplicándolo".
    Unos días antes de que nazca mi bebé de la nada se me vino a la mente un recuerdo de mi infancia. Me acorde lo que me gustaba y disfrutaba dormir sobre el pecho de mi mamá o a su lado. Sola no me podía dormir por miedo. Desde ese momento decidí que no quería que mi bebé duerma sólito en su cuna tan lejos de mí. Así que desde que nació dormimos siempre juntos. Pese a las críticas, ya llevamos siete meses colechando!! La cuna nunca la uso!! Me sirve para poner el bollo de ropa usada que se me acumula!! jaja
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  9. El colecho es excelente!
    Yo lo practike desde el primer dia, y desde ahi... no hay Qien lo sake, pero me encanta.... :D

    ResponderEliminar
  10. Que suerte tuviste con el hospital. Primero una enfermera que sabía lo que pasaba y luego que supiese de lactancia. Nosotros también colocamos y es la opción que más nos deja descansar. Y despertarme con el peque dando golpecitos con el brazo es lo mejor.

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates