Ads 468x60px

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Todo acaba




Todo acaba, y en nuestro caso las vacaciones llegaron a su fin y estamos volviendo a casita. Aprovechando que es el abuelo quien conduce escribo esto con mi brujita dormida a mi lado en el asiento trasero (bueno cuando cuelgue esto ya estaremos en casa claro)

Como ya comenté hemos estado casi veinte días en la costa, todos los años hacemos este viaje pero este verano ha sido especial (hemos sido una más!!), y cuando digo todo es todo, desde meter muchos más bultos en el coche hasta llegar más pronto que nunca a la playa.

Recuerdo el domingo que emprendíamos el viaje cuando llegaron a buscarnos a casa y vieron todo lo que había que meter en el maletero (todo hay que decir yo había dicho que sólo llevaríamos lo imprescindible, y aunque parezca mentira todo era imprescindible), su cara era un poema, pero como yo he sido siempre una adicta al tetris todo cupo sin mayor problema. Los que cabíamos mal fuimos nosotros, o los coches realmente no son de cinco plazas (y eso que es un Audi) o el asiento de la bruja ocupa plaza y media, ¡para el verano que viene me compro una furgoneta como que me llamo lamamadeunabruja!

Bueno, un poco apachurrados (no entiendo como antes cabía una familia entera abuela incluida con todos los bártulos en un 600) pero hicimos los 800km sin mayor complicación, yo tenía un poco de miedo por la bruja que nunca había recorrido tanto tramo en coche pero tengo una maravilla de niña y ni chistó, hicimos un par de paradas para darle el pecho y estirar las piernas y ella más feliz que una lombriz. Todavía es muy pequeña para echar cohetes pero creo que puedo decir que la podemos llevar a cualquier lado. De momento la vuelta va por el mismo camino…

Todas las mañanas las hemos pasado en la playa, atrás quedaron esos días de llegar a la playa a las doce, de tirarnos debajo de la sombrilla a leer un libro, de estar horas en el agua sin ninguna preocupación, pero aunque había momentos en que añoraba esos días no cambio esta nueva experiencia por nada del mundo. Este año como la bruja para las 8:30 ya estaba con los ojos como platos a las 10h ya estábamos en primera línea (ahora entiendo porque otros años nunca encontraba un buen sitio) y no sé que tiene la brisa del mar que era llegar y la bruja se echaba una siesta de una hora (lo nunca visto!) momento en el cual mamá y papá aprovechándose de la abuela iban a dar un paseíto y un baño, y cuando veíamos a los niños un poco más mayorcitos haciendo castillos y dando chapuzones nos decíamos “al año que viene”

A papá no le duraron tanto como a nosotras las vacaciones y se tuvo que ir una semana antes, le hemos echado mucho de menos, aunque me consta que él a nosotras bastante más (bueno sobre todo a la peque, no me quiero engañar), ahora me da un poco de “cosa”, porque no sé cómo va a reaccionar la bruja cuando le vea, sólo tiene siete meses y no sé si después de diez días sin verle se pondrá contenta o le costará reconocerle… Estos días cuando nos llamaba le ponía el manos libres y cuando papá decía: bruja, bruja! ella miraba alrededor buscando como loca, pero no sé, ya os contaré.

La verdad es que estos días nos han venido muy bien, al ir con los abuelos para mí han sido unas vacaciones de verdad, he podido disfrutar de mi niña sin los quehaceres del día a día, he podido disfrutar del mar (una de mis pasiones) y de mi familia. La bruja ha espabilado un montón (claro que en esta edad 20 días es mucho), ha podido disfrutar de sus abuelos (y ellos de ella, por supuesto) y el sol, la brisa y los chapoteos en la orilla le han venido de maravilla. Ahora cuando lleguemos a casa, hay que remodelar la decoración, adiós a la hamaca, bienvenida la trona, fuera cosas de su alcance, tapar enchufes porque ha practicado tanto el darse la vuelta para un lado y para otro que creo que es capaz de recorrerse el pasillo haciendo la croqueta (menos mal que compré una chulísima alfombra de actividades en el IKEA, y de ahí por muchas vueltas que dé no se va a caer).

Y aunque tengo muchas ganas de volver a casa porque echo mucho de menos a “elpapadeunabruja” y porque como en casa en ningún sitio creo que va a ser duro volver al día a día, menos mal que os tengo a vosotras para desahogarme, reírme y compartir todas estas cosas. Ahora a ponerme al día con todos vuestros blogs, aunque sin prisa que hay que recoger las maletas ;)

6 comentarios:

  1. Segundo comentario, el primero se me borro.
    Bienvenida¡¡¡¡
    Aysss, me has recordado a las primeras vacaciones con julito en la playa cuando tenia 10 meses.
    Aunque fue muy cansado merecio la pena con creces.
    Animo con la vuelta¡¡

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida y te imagino totalmente en el asiento de atrás escribiendo jajaja...ahora a coger la rutina con buen pie.Besos ¡ah! yo tengo un audi y van las tres sillas atras!

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida! Me alegro de que lo hayáis pasado tan bien. Y seguro que la bruja se alegra mucho de ver a su papá!

    ResponderEliminar
  4. Bonito resumen! Algo tiene el mar que nos engancha y marca los recuerdos de una vida
    La peque seguro que ha echado de menos a su padre, yo creo que con esa edad de alguna manera ya se dan cuenta

    ResponderEliminar
  5. Bienvenida!!! Me alegro que lo pasárais tan bien en la playa. Se disfruta muchísimo, verdaD?

    ResponderEliminar
  6. Pues ánimo que coger el ritmo cuesta un poquillo pero es verdad que esto del blog ayuda a sobrellevar lo de depre post-vacacional...jajajajaja

    Bienvenida!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates