Ads 468x60px

domingo, 28 de noviembre de 2010

Casi diciembre

Se va acercando el último mes del año y a medida que va llegando mi humor va estando en un nivel más bajo, y esto se debe a que Diciembre por mi parte podría desaparecer del calendario, sobre todo la última quincena. Podréis pensar que soy una rancia, pero soy una de esas a las que no le gustan en absoluto las Navidades, no por la fiesta en sí, sino porque nunca me han gustado las reuniones familiares forzadas cosa que en esas fechas se multiplican hasta el infinito.

Dicen que las Navidades con niños en casa son diferentes, que son más bonitas, este año de momento no voy a poder comprobarlo porque mi bruja es demasiado pequeña y no se va a enterar de nada, tal vez el próximo con casi dos años me haga más ilusión y pongamos un arbolito y todo, pero lo que es éste na de na.

Como ya he dejado caer en algún otro momento la relación con mi familia política (mi suegra más concretamente) no es demasiado buena, nunca lo ha sido pero desde el momento en que me quedé embarazada ha empeorado más si cabe, por lo que tener que ir a cenar con ella y al día siguiente otra vez a comer os podéis imaginar cuanto me apetece.

Sé que todavía queda mucho tiempo pero ayer elpapadeunabruja hizo un comentario al respecto (al cual ni contesté) y no me lo quito de la cabeza, nunca me ha hecho ninguna gracia ir pero este año con la peque no le veo más que problemas. La bruja no se duerme nunca demasiado pronto pero normalmente para las 22h consigo que esté ya dormida en su cuna cosa que el día en cuestión va a ser imposible ya que estará en un ambiente totalmente diferente y querrá juerga, y por otro lado una vez que ya se haya dormido despertarla para ir a casa tampoco me parece que le vaya a hacer mucha gracia, así que ya estoy viendo que me va a esperar una noche toledana.

Una posible solución sería cenar en nuestra casa, pero tal como es la relación no me apetece demasiado, aunque tal vez tenga que ceder por la niña, pero es que mis suegros son capaces de quedarse aquí hasta las cuatro de la madrugada!!! Bueno, en ese caso me voy a la cama y que les aguante su hijo.

Le he dicho a mi madre que este año no íbamos a ir a cenar con nadie, que nos íbamos a quedar a cenar solitos en casa y menuda chapa me ha soltado, así que de momento esa solución no me sirve. Menuda m!!

En realidad yo no sé porque seguimos con esta farsa, si sé que no soy la única en esta situación ni mucho menos, recuerdo los años anteriores cuando estaba trabajando que la mayoría de mis clientas del día de Nochebuena y Nochevieja por la mañana estaban de un humor de perros contándome que si esto de la suegra que si lo otro de su cuñada… pero año tras año seguimos igual.

Nada, a esperar que llegue el 2 de Enero con la esperanza que las siguientes sean diferentes gracias a la peque.

9 comentarios:

  1. yo he detestado muchas veces la navidad, mi madre murió el 28 de diciemnbre, con lo cual, puedes imaginarte. pero, a cambio, mi Ferran nació el 23 de diciembre. el primer año me pasé la mitad de las fiestas en el hospital, el segundo mi nene tenía un año, y ya me comenzó a dar ilusión de nuevo, pero por él, no por las comidas y cenas de navidad... las detesto!

    a mí me pasa con mi suegro... se ha portado tan mal... no puedo verlo! mi Joel tiene 3 meses y medio, y no lo ve desde que tenía 8 días de vida.

    ResponderEliminar
  2. Ufff, pues vaya panorama. La verdad es que mi Bichito el año pasado era pequeña, pero disfrutamos un montón y eso que yo lo pasaba fatal estas fechas porque hecho muchos de menos a mi papá, pero tenerla a ella fue genial. Y yo la llevé a casa de mi suegra la acuesto allí y luego a la 1 o a la hora que sea la cojo despacito y me la llevo al coche, se entera, pero nada del otro mundo. Yo me esperaba algo como tú dices y sin embargo el año pasado fue muy bien, ya te contaré este

    ResponderEliminar
  3. Pues te comprendo perfectamente. El primer año que celebramos las navidades con mi hijo, tendría el mismo tiempo aprox que la tuya. Dije que NO cenaba en casa de nadie, ya que eso suponía alterar al niño de cabo a rabo. Nadie quiso venir a mi casa, y se lió la de Dios es Cristo (nunca mejor dicho), pero no me bajé de la burra. Cuando mi hijo nació tuve muy claro que la prioridad era él y si la familia no puede entender eso, no me merece ni la pena explicárselo. Así que comprendo que no te gusten estas fiestas, qu te sientas obligada y que sean un asco.
    Ahora, te diré que a partir del próximo año, eso sí en tu casa, lo celebrarás con una ilusión distinta. Los niños alegran mucho y ver a través de sus inocentes ojos estas fiestas es muy hermoso. Ver como descubren la magia es maravilloso. Porque para ellos sí existe.

    ResponderEliminar
  4. A mi siempre me ha gustado mucho la navidad y quizás sea precisamente por las reuniones familiares, jajaja, todo lo contrario a ti, me encantan, creo que a todos, la familia nos vemos todos los días, o casi todos y quizás por eso nos llevemos todos también, y con mi familia política, pues también,animo y piensa que sólo es un ratito, hazlo por tu marido y verá como para el próximo año que tu niña ya entienda más lo pasarás bien viéndola disfrutar!

    ResponderEliminar
  5. Yo te entiendo!! En mi caso no por mi familia política, que vive lejos y no nos vemos mucho, si no por cierto "sector duro" de mi familia.

    Lo que haremos será ir en Nochebuena, con la peque en el fular que se duerme fijo y NocheVieja en nuestra casa nosotros tres solitos, o si se quieren apuntar mis padres y hermanas que se apunten...

    Y a pasarlo rapidito!:S

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Yo adoro diciembre, es el mejor mes del año, y me encanta la Navidad, de siempre, con independencia de que mi hijo se entere de algo o no.

    Y fíjate que te digo esto a pesar de tener que aguantar a mi familia política, que ya sabes que no trago mucho, y que además este año algunos de sus miembros ya me han retirado hasta el saludo.

    ¿Sabes que te digo? Anda y que les des a todos. No me van a amargar la Navidad.

    Al final es cuestión de mentalización positiva. Que nadie te amargue si tu no quieres, no se lo merecen!!!.

    En cuanto a lo del sueño del bebito, a mi también me preocupa, pero intento no darle mucha vueltas... a lo mejor te sorprende lo bien que se lo toma!.

    ResponderEliminar
  7. Estamos casi tantos que detestamos la Navidad como los que la adoran, pero empezar un mes antes a oir todo lo relativo a ella hace que cuando llegue el día esté ya más que harta. Espero no darle más vueltas, a lo mejor la peque ese día me sorprende...

    ResponderEliminar
  8. A mí me gusta mucho la Navidad. Este año, como la nena es tan pequeña, comeremos fuera pero cenaremos en casa. yo ya he avisado de que no me muevo de aquí; quien quiera, ya sabe dónde estamos...

    ResponderEliminar
  9. No sabes como te entiendo, mi relacion con la familia de mi marido tampoco es muy buena, aunque debo reconocer que este ultimo tiempo mi suegra se ha portado muy bien, pero mi rollo mas que nada es con mi cuñada, ella si que parece mi suegra, ultra celosa y siempre tratando de competir conmigo por el amor de su hermano, que horror... Bueno, tenemos la costumbre de celebrar navidad con ellos y año nuevo con mi familia, El primer año que nacio mi hija, tenia 2 meses para navidad y yo me negue a salir de mi casa a cenar en casa de mi cuñada, no saco a mi bebe en la noche dije, asi que los invite a cenar en mi casa, una lata pues nunca ayudar en nada, se sientan y ni siquiera ofrecen ayuda por cortesia, grrrr
    Buena esa navidad fue en mi casa, la sigte, tampoco quise sacar a mi hija, pues ella se dormia a las 20:00, y no iba a estar paseandola dormida, asi que mi hermana se quedo en mi casa con ella, y fuimos solos a cenar donde mi cuñada, no les gusto mucho la idea, pero me daba lo mismo, esa era mi rutina y no la iba a cambiar para que ellos pudieran ver a mi hija una de las 3 veces que la ven al año.
    Cuando mi hija tenia 2 años, tuvimos que llevarla, pero llego durmiendo y se fue durmiendo, pobre, para mi una tortura, sacarla dormida 45 min. en auto para que no viera nada, pero en fin.. El año pasado con mi hijo de 3 meses, tuvimos que llevarlo igual, lo peor es que la patua de mi cuñada, iba a llegardespues de las doce y no alcanzaba a hacer la cena, asi que YO tuve que llevar la cena y servir a al papa de mi marido, mi cuñado y el hijo de mi cuñada, que no mueven un pelo, porque son ultra machistas... que rabia, asi que despues de esa experiencia, le dije a mi marido: NUNCA MAS se celebra una navidad fuera de mi casa, si tu familia quiere venir, ok, todo bien, pero yo no salgo mas de mi casa, para mas encima servir a una tropa de machistas fuera de mi casa, si quieren vienen ellos y se cena aqui, aqui los atiendo, y si quiero acuesto a mis hijos temprano .
    Asi que este año vienen a cenar a mi casa, claro que la idea no me satisface en nada, pero mejor en mi casa, que en casa ajena, por ultimo si quiero me voy a acostar y los dejo solos, como dices tu... jajaja

    animooooo, mira al final los niños lo disfrutan, claro no soy buen ejemplo, la mia lo empezo a disfrutar recien el año pasado con 3 años, pero ella feliz con navidad.

    Ahhh al igual que tu, no le hicimos arbol de navidad hasta que ella lo pidio, y eso recien fue el año pasado.

    Un besote....

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates