Ads 468x60px

domingo, 7 de noviembre de 2010

Nacimiento extramuros

Una de mis amigas es educadora en un piso de acogida para madres solteras (chicas en riesgo de exclusión social que o son madres de niños pequeños o están embarazadas), todas las historias que me ha podido contar sobre estas mujeres o sus hijos son sorprendentes, casi siempre me sorprenden negativamente pero me sorprenden igualmente. La verdad es que hay que tener una verdadera vocación y mucha sangre fría (o facilidad de desconectar cuando sales) para trabajar ahí, pero ella es muy buena en su trabajo.

El último día que estuve con ella me contó unas de las pocas anéctodas con final feliz que le suceden allí. Resulta que una de las chicas madre de una niña pequeña (2 ó 3 años tendrá) estaba embarazadísima, un día empezó a encontrarse mal y la educadora que ese día estaba con ella (vamos a llamarla A) decidió llevarla a urgencias, allí la miraron y vieron que tenía contracciones pero todavía no eran lo suficientemente seguidas para ingresarla, así que para casa y cuando las contracciones sean cada 10 minutos vuelves, vamos lo de siempre. Pues volvieron las dos con la peque a casa a esperar. La mamá estaba muy cansada y tener una niña correteando por allí no debía ayudar mucho así que A decidió que la mamá se quedara en la cama descansando y ella se llevaba a la peque un rato al parque de enfrente de casa con la condición que a la mínima le llamara al móvil.

A la media hora de estar en los columpios A recibe una llamada histérica:
- A, no puedo más, está saliendo, tengo la cabeza de mi niña entre las piernas!!
- Ahora mismo estoy ahí, deja la puerta abierta porque llamo al 112 para que vayan!!

Corriendo coge a la peque del columpio en el que estaba y sale pitando hacia la casa cuando ve que aparece una ambulancia por allí pero... se pasa su portal!! No puede ser!! Menos mal que recibe una llamada en ese mismo instante del médico de la ambulancia y A le hace señas a 50 metros para que le vea y sepa donde es. Ambos suben corriendo al piso y cuando entran en la habitación de la mamá se la encuentran de cuclillas encima de la cama con un bebé recién nacido entre los brazos. El médico puede que esté acostumbrado a estas cosas pero A está histérica, ella es educadora, nunca había vivido esto:
- Coge de mi maletín las pinzas, no las tijeras, las pinzas para el cordón...

Todo acabó perfectamente, la mamá y su niña fueron llevadas en ambulancia hasta el hospital pero... ufff, qué momento!! parece mentira que hoy en día sigan sucediendo estas cosas.

Cuando mi amiga me lo contó me pareció increíble, de hecho si no hubiera sido mi amiga quien me lo contó a lo mejor no me lo hubiera creído. Mi primera reacción fue "pero, cómo puede ser??" tal vez recordando mis 10 horas de contracciones tumbada en la cama de la sala de dilatación, no me podía creer que un parto fuera tan rápido. Por mi cabeza pasaron opiniones contradictorias, por un lado el miedo a que hubiera pasado algo malo y no tener ningún personal sanitario cerca y por otro lado la alegría por la mamá que tuvo a su bebé de la forma más natural y con poco dolor para lo que acostumbramos a escuchar.

Ahora sólo espero que la mamá y sus dos niñas sean felices y superen la fase por la que están pasando, sé que es difícil pero ahí tienen toda la ayuda que puedan necesitar.

8 comentarios:

  1. Ya has visto que mi parto, sin llegar a ser así, también fue muy rápido y, si me descuido un poco, la niña nace en casa o en el coche...
    Y hace poco una amiga me contó lo que le pasó a una prima suya: estaba en el hospital ya ingresada por contracciones pero aún no en el paritorio. Se durmió en la cama y su marido en una silla. A las horas se despierta porque nota un líquido entre las piernas y oye a un bebé llorar; mira y es el suyo que había salido solo. De veras, si no fuese porque mi amiga no me miente y porque a quien le pasó es prima suya no me lo hubiese creído!

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me parece posible, pensando en los dos únicos empujones que di para sacar a mi hija pequeña, sin rasurado, ni episotomia, ni nada...jajajayo casi la tengo sola en la sala de dilatación sentada en el sofá,jajaja...casi no llegan las enfermeras a ayudarme!...pero es todo un merito y ser muy valiente verse sola y sacarla sola...yo al fin y al cabo estaba en el hospital y conmigo mi marido gritando y llamando a las enfermeras,jajaja

    ResponderEliminar
  3. jooo, ojala fueran así todos, porque oyes cada caso que es para echarse a temblar. Lo peor es estar con dolores durante horas, contracciones de película de terror y al final acabar en cesárea, eso si que es lamentable.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía!!! Uff, qué momento, debió de ser duro y maravilloso a la vez para la madre. Sola, pobrecita.

    Me alegro que todo haya salido bien

    ResponderEliminar
  5. Me pasa como a ti y casos como este y como el que cuenta Laky, con mi experiencia de parto tan larga, me parecen inverosímiles!!!

    ResponderEliminar
  6. madre mia que super parto y que rapidito!!! yo me pase 29 horas de dilatacion y en el segundo fue todo tan rapido....si es que no se sabe nunca como te vendra el siguiente..... te espro en mi nuevo blog, soy la de mamialavaentura...
    http://mividacomomama.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. wuaoooooooo!!! yo pase muxo tiempo en el hospital y lo pase fatal :/ creo Q he traumado a mis amigas al contarle lo mal Q lo pase :/ pero en fin...... FELICIDADES A ESA VALIIENTE :D

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates