Ads 468x60px

lunes, 22 de noviembre de 2010

¿Una casa o un hogar?

Siempre he sido un verdadero desastre para las tareas domésticas, probablemente debido a que nunca he convivido con ningún modelo a seguir en estos temas, cuando vivía con mis padres simplemente sobrevivíamos sin que nos comiera la mierda y poco más, mi madre trabajaba en un negocio familiar al que ya dedicaba demasiado tiempo y cuando llegaba a casa bastante tenía con tres hijos y la ropa para planchar, mi padre era el que más tiempo dedicaba a la limpieza pero al igual que yo en mi casa, no es que viviera con un plumero en la mano. No se podía decir que nuestra casa estuviera sucia pero tampoco brillaba como las de los anuncios.

Cuando me vine a vivir con elpapadeunabruja tenía muy claro que el peso de las tareas de la casa no iba a recaer en mí, "no he sido educada para eso" me decía a mí misma (toda orgullosa), y llegaba el domingo por la mañana y nos repartíamos lo que había que hacer, sin deslomarnos demasiado claro, recuerdo que algún lunes por la mañana antes de ir a trabajar tenía que plancharme algo porque tenía todo limpio pero nada planchado, qué desastre!! Por supuesto desde que ha nacido la bruja la cosa no ha mejorado en absoluto, el problema está en que como yo estoy de excedencia todo el mundo da por hecho que mi casa debería estar como los chorros del oro porque no tengo otra cosa que hacer. Ja! pues lo tienen claro! al que le moleste que coja un trapo...

Mi casa es mi hogar, el lugar donde me relajo, donde hago lo que me gusta, donde paso la mayor parte de mi tiempo y como tal en cada rincón hay muestras de ello. Hace años mientras estaba estudiando trabajaba haciendo encuestas, muchas veces tenía alguna entrevista concertada a domicilio y recuerdo perfectamente esos salones de estar de revista, sin una mota de polvo, con cada figurita milimétricamente colocada y unos sofás inmaculados en los que dudo mucho que alguien se hubiera echado la siesta alguna vez, cuando me decían que me sentara me daba miedo, "Dios! si me siento ahí seguro que me baja la regla ahora mismo y la lío!!" os juro que pensaba y me estaba con el culo inquieto toda la entrevista. A veces estas casas me dan envidia pero por otro lado pienso en las noches que llegaba muerta del trabajo y cenaba en el sofá viendo Perdidos y pienso "qué pena que no puedan hacerlo!"

Una de mis aficiones es la lectura, leo de todo: libros, revistas, folletos,... todo lo que cae en mis manos, por lo que os podéis imaginar como están las estanterías de mi casa, así que cuando voy a casa de alguien no puedo evitar fijarme en sus libros, por lo que nunca he entendido como puede haber casas en las que no haya ni uno, cuando estoy en una de esas me pregunto ¿qué hace esta gente en su tiempo libre? Cuando voy a casa de mi cuñadísima y veo todo impoluto (porque ha madrugado para limpiar antes de que llegáramos) me pregunto si merece la pena tener una casa de revista si tienes que dedicarla tanto tiempo, tiempo que te quitas a ti misma y a los tuyos por supuesto.

Una casa se convierte en un hogar cuando en ella se ve quienes la habitan, qué es un hogar sin fotografías, sin recuerdos. Y si en estos momentos el centro de mi salón está ocupado por una alfombra de juegos y no por una bonita mesa de centro es porque el centro de mi vida está ocupado por mi brujita y si tengo que tirar todos los cojines al suelo para sentarme a jugar con ella lo haré porque nuestra casa es nuestro hogar, el lugar donde somos felices. Así que como ya he dicho al que no le guste que no mire...



Por cierto, mañana la bruja y yo nos vamos con mis papis porque por la noche me voy a ver a Shakira así que no sabré nada de vosotras hasta el miércoles por la tarde que volveremos, espero pasármelo de vicio porque es el primer día que salgo desde hace algo más de 9 meses, ya os contaré...

20 comentarios:

  1. Yo también soy un desastre. En casa hago lo justo para sobrevivir. Me gusta tener la casa bonita y con un aspecto decente pero jamás estará impoluta. Y es que hay tantas cosas que me gusta hacer mejor que limpiar! Leer por ejemplo: en mi casa también hay un montón de estanterías abarrotadas de libros y también, como a tí, me gusta en las casas de los demás fijarme en los libros que tienen (si los tienen)
    Que lo pases bien en el concierto!

    ResponderEliminar
  2. pienso como tú, pero con la diferencia que yo me vengo mala de casa de mi suegra y de mi cuñada, porque tienen todo perfecto, pero con ambiente familiar, y yo eso no lo consigo!

    mi madre tenía uno de esos comedores, en los que solo pasábamos un día en navidad. no me dejaba sentarme en los sofás porque se estropeaban y los renovamos estando totalmente nuevos, pasados, pero nuevos! y yo tuve claro desde el segundo 0 que decidí vivir con mi marido, que eso no lo iba a permitir. para empezar, no he querido tener salita, porque entonces no te estás en el comedor.

    pero es que no queda ahí la cosa, que conforme nos vamos casando mis primas, todas opinamos igual. la casa es para disfrutarla, no para tenerla como un museo en la cual no cobras entrada!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo pienso como tú, también está todo manga por hombro, pero es porque intentamos disfrutar el tiempo juntos y nuestro hogar también :)

    ResponderEliminar
  4. No te creas todo lo que ves. Si vas a mi casa no verás ni un libro porque los tengo guardados, pero los veo. En la estantería me cogen mucho polvo y cada vez que quiero un libro lo compro, lo leo y lo guardo por si tengo que echarle un vistazo. No me gustan las figuritas y lo único que tengo son fotos y algún que otro cuenco para echar las monedas de la semana y los pendrives. En la vitrina, eso sí, tengo mi colección de elEfantes. Sin embargo, jamás verás mi casa impoluta, es algo difícil de hacer con 7:30 horas que trabaja mi marido y 7:00 que trabajo yo, el resto del día se lo dedicamos a mi Bichito. Y cada noche y cada día cenamos en el sofá frente al televisor en la mesa auxiliar y hemos quitado la mesa grande del salón y la hemos sustituido por una de 70 para que nos entren los juguetes y la alfombra de mi Bichito. En mi casa es lo que hay y al que no le guste que coja una escoba y me ayude, jajajajaja

    ResponderEliminar
  5. No puedo estar más de acuerdo. Una casa es para vivirla, no para esclavizarse. Es un refugio donde hay que leer, relajarse, echarse la siesta y todo lo que no se puede hacer en las casas de revistas porque igual manchas o rompes algo. ¡¡¡Está claro que sabemos disfrutar!!! Jajaja.

    ResponderEliminar
  6. Yo ahora que estoy todo el día en casa, está más sucia que cuando trabajaba y sólo la limpiaba el sábado, pero no me importa, digo muchas veces esta frase que vi en una pelicula y la tengo apuntada y me la saco de la manga muchas veces cuando sale este tema:

    EL HOGAR ES UN SITIO PARA LA LIBRE EXPRESIÓN Y NO PARA CAUSAR BUENA IMPRESIÓN

    Te la regalo!

    ResponderEliminar
  7. A mi me gustan las casas "vividas" y no me gustan nada esas casas donde, como tu dices, da hasta cosa sentarse. En cuanto a la limpieza, pues me encantaría que la casa estuviera más limpia y recogida, pero criando un niño pequeño lo veo imposible. Quien cree que estando sin trabajar tienes que tener la casa impecable es que tiene poca idea de niños, o ha tenido niños seta, o hace tantos años que los ha tenido que ya ni se acuerda!.

    Pásalo muy bien!.

    ResponderEliminar
  8. Si es que una casa con niños nunca puede estar ordenada. Eso es imposible!!!!!!
    Y donde coño guardan sus recuerdos, sus fotos, sus libros?

    Lo importante es que no nos coma la mierda jajajajajajaja

    que lo pases bien en el concierto!

    ResponderEliminar
  9. Joé precisamente le decía a mi padre hace un rato que ni limpio el polvo. La verdad que tengo un dedito de polvo por todos lados, y en lo alto del mueble prefiero no mirar, jejeje. Últimamente no tengo mucho tiempo y hace ya unos años que me puse esta máxima: Prioridades. Hay que hacer lo prioritario: comida, ropa limpia, suelo limpio, camas limpias. Por qué el suelo?? pues porque tengo tres gatos, y mi hijo juega ahí, más que nada. El resto de las tareas esperan pacientemente su turno. A veces algunas esperan demasiado pero no hay más tiempo.

    ResponderEliminar
  10. uf, a mi me pone histerica ver mi casa desordenada, adoro los dias que esta mi nana, pues no hay nada tirado en el pico, todo ordenadito, los otros dias es un caos porq por mas que ordene, siempre esta desordenada, jajaja, me gustaria ser mas relajada como mi marido en ese aspecto, no le interesa que este todo patas pa'rriba, que esten las camas sin hacer o un cerro de loza en la cocina sin lavar, o que no se pueda caminar por el living entre juguetes y ropa, jejej

    en realidad una pierde harto el tiempo ordenando en vez de invertir ese tiempo en una o los niños....

    ResponderEliminar
  11. A mi madre se le revuelve todo cuando viene a mi casa y ve la montaña de ropa por planchar, pero yo soy un poco más como tú, mi casa es mi hogar y si estoy todo el día trabajando no voy a llegar a las tantas, hacer la cena y ponerme a limpiar para que todo esté impoluto... prefiero hacer otras cosas...

    Los fines de semana nos solemos repartir las tareas para acabar más rápido y salir de casa, pero algunos findes tampoco hacemos gran cosa...

    Sobre los libros... te has fijado en la foto, ¿verdad? ahí están presidiendo el salón...

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco dedico el tiempo que debería a la limpieza. Voy manteniendo el suelo limpio gracias a la Roomba, te la recomindo, me quita mucho trabajo. Además ha conseguido que tenga las cosas un poco más ordenadas para que cuando pase no encuentre cosas por el medio. Mi pequeña ya no deja las cosas tiradas por el suelo porque dice "uy pasará la Roomba y se las comerá" A ver cuando sacan algo para quitar el polvo!! Yo siempre digo que las cortinas están para tapar los cristales y así no veo si están sucios,jejeje

    ResponderEliminar
  13. Jajaja, nosotros somos igual y por eso decidimos contratar a alguien que hace todas esas tareas y nosotros preferimos quitarnos ese dinero de otras cosas con tal de no tocar la plancha, jajaja.

    Dsifruta del concierto!

    ResponderEliminar
  14. Lulu!!! he leído que tienes una Roomba. Qué bien! Hace tiempo que mi marido anda tras la pista para ver cómo funciona. No sé cómo será tu casa, la mía son 80 metros cuadrados escasos y siempre he dudado si en espacios pequeños funciona bien y realmente sirve, ya que es un desembolso importante de dinero. No es que tenga muchos trastos por casa la verdad, pero tengo mis dudas, cuénta, cuénta.

    ResponderEliminar
  15. Veo que andamos todos por el estilo... yo también quisiera poder pagar a alguien como Papalobo par que hiciera las cosas pero estando sin trabajar actualmente como para pagar a alguien, cuando vuelva al trabajo igual hay que planteárselo.
    La Roomba esa de la que hablais, es esa especie de platillo volante que va barriendo sólo?? y eso ya funciona??

    ResponderEliminar
  16. La Roomba esa sólo sirve para barrer las migas o las pelusas esas que aparecen tras tres meses sin mover la escoba del armario, jajaja

    ResponderEliminar
  17. Uy! 3 meses dice...
    En mi casa con 7 dias ya las tenemos que llevar al registro civil ( a las pelusas)para ponerles nombre jajajaja

    (papalobo te estoy siguiendo jajajaja)

    ResponderEliminar
  18. Si es que es lo que pasa con los Madrileños, la ciudad más grande de España y van todos a los mismos sitios!!! jajaja

    ResponderEliminar
  19. Perdón por contestar tan tarde, no tengo mucho tiempo!!!
    Belén y lamamadeunabruja, sí, la Roomba funciona. Es esa especie de platillo volante que aspira, eso es lo mejor, no barre, aspira. De una vez puede hacer 4 habitaciones, en una hora o algo más. Yo estoy encantada, cuando me voy a trabajar la enciendo y cuando acaba, ella sola se va al cargador. Al llegar a casa sólo tengo que pasar la fregona y listo. Nunca he tenido el suelo tan limpio y más ahora con la borra de la calefacción.

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates