Ads 468x60px

lunes, 29 de noviembre de 2010

Comprando juguetes

Hace unas semanas cobre por el sistema de pago Paypal 50€ de la página Beruby, para quien no la conozca es una página que recompensa las compras y registros que hacemos en otras páginas (La casa del libro, Yves Rocher, Vertbaudet, Rumbo… y otro montón más) a través de ella, como también tiene un buscador (Yahoo) por el que recompensa yo la tengo de página de inicio y poco a poco he ido consiguiendo algo, si a alguna le interesa ahí dejo el enlace, pero a lo que iba, la cosa es que tenía ese dinero en paypal y quería gastarlo comprando algo por internet (también me lo podían ingresar en la cuenta, pero a mí me gusta gastar en la red lo poquillo que voy obteniendo de esta página, manías mías, será que da la sensación de que es un regalo) y me puse a mirar que me podía interesar que tuviera este sistema de pago.

Y me topé con la página web de Imaginarium, resulta que esta tienda me encanta, me parece que tiene un catálogo de juguetes muy logrado y es todo tan bonito!! Será que cuando eramos nosotras pequeñas no había tantas cosas y ahora lo quiero todo. Hacía tiempo que había entrado en la tienda física (que está muy cerquita de mi casa) y había echado el ojo a algunas cosillas. La cosa es que decidí comprar aquí unos juguetes para la bruja.

Ahora que llegan las Navidades y muchas hacéis regalos os recomiendo esta opción si tenéis que mandar alguno fuera de vuestra ciudad, si es para vuestra casa no a no ser que no tengáis ninguna de estas tiendas cerca porque no tiene ningún sentido pagar unos gastos de envío teniendo la tienda cerca. Sé que hay quien hace regalos a sobrinos o amigos que viven lejos y es una buena opción porque te lo mandan a la dirección que tu quieras (nada nuevo) ya envuelto para regalo y con un mensaje personalizado (esto a mí sí me parece novedoso, por lo menos yo no lo había visto nunca). Cuando me llego el paquete me sorprendió descubrir que cada cosa estaba en su envoltorio con piruleta incluída como se ve en la foto, si sois tan desastrosos como elpapadeunabruja envolviendo regalos también es una buena opción ;)

Le cogí cuatro juguetes, parece mentira pero quitando un sonajero que le compré cuando tenía dos mesecillos son los primeros que le he comprado, y aún así tiene un cubo lleno de las cosas que les van trayendo sus tías, aunque total teniendo el mando de la tele, el móvil de mamá o las llaves de casa de los abuelos quién necesita juguetes?? Estoy segura que le enseño el muñeco más maravilloso del mundo y una calculadora de los chinos y va de cabeza a por la calculadora, si es que estos enanos…

Una de las cosas que le compré fue un juego de bolos que me encanta, son cuatro bolos transparentes cada uno con un juego dentro, por lo que aunque es muy pequeña para jugar a los bolos de la forma tradicional se entretiene con cada uno de los bolos, bueno, a decir verdad le gusta más la bola que no es más que una simple bola de plástico azul, pero lo que decía antes… el juego completo lo podremos aprovechar más adelante.

Compramos también un juego de cubos de tela para hacer torres (son los mismos cubos que vienen en el andador que ya tenéis alguna de vosotras), de momento yo me dedico a apilarlos uno encima de otro y ella a tirarlos.

Lo más novedoso fue el “Air Rolly”, vamos un churro que se infla como un flotador con unas pelotitas dentro que hacen ruido y que supongo que cuando termine de lanzarse a gatear le gustará más porque en estos momentos el juego consiste en darle manotazos a ver como suena.

Lo último fue un librito de bañera con lo que se entretiene estupendamente mientras le jabono la cabeza.

El tema es que enseguida viene el día de Reyes y por mi parte no tenía ninguna intención de comprarle nada más porque al fin y al cabo ella no se entera todavía de nada, pero claro, explícale eso a las tías!! Para que no le compren ningún zarrio que no nos sirva para nada he decidido pedirles un andador (concretamente este) y al resto (abuelos) el regalo en metálico para comprar la silla de auto. ¿Qué hicisteis vosotras en las primeras Navidades? ¿Es posible que las familias nos hagan caso a los padres respecto a los regalos? El otro día leí que cada niño en España iba a tener seis regalos de media y esto me preocupa un poco…

domingo, 28 de noviembre de 2010

Casi diciembre

Se va acercando el último mes del año y a medida que va llegando mi humor va estando en un nivel más bajo, y esto se debe a que Diciembre por mi parte podría desaparecer del calendario, sobre todo la última quincena. Podréis pensar que soy una rancia, pero soy una de esas a las que no le gustan en absoluto las Navidades, no por la fiesta en sí, sino porque nunca me han gustado las reuniones familiares forzadas cosa que en esas fechas se multiplican hasta el infinito.

Dicen que las Navidades con niños en casa son diferentes, que son más bonitas, este año de momento no voy a poder comprobarlo porque mi bruja es demasiado pequeña y no se va a enterar de nada, tal vez el próximo con casi dos años me haga más ilusión y pongamos un arbolito y todo, pero lo que es éste na de na.

Como ya he dejado caer en algún otro momento la relación con mi familia política (mi suegra más concretamente) no es demasiado buena, nunca lo ha sido pero desde el momento en que me quedé embarazada ha empeorado más si cabe, por lo que tener que ir a cenar con ella y al día siguiente otra vez a comer os podéis imaginar cuanto me apetece.

Sé que todavía queda mucho tiempo pero ayer elpapadeunabruja hizo un comentario al respecto (al cual ni contesté) y no me lo quito de la cabeza, nunca me ha hecho ninguna gracia ir pero este año con la peque no le veo más que problemas. La bruja no se duerme nunca demasiado pronto pero normalmente para las 22h consigo que esté ya dormida en su cuna cosa que el día en cuestión va a ser imposible ya que estará en un ambiente totalmente diferente y querrá juerga, y por otro lado una vez que ya se haya dormido despertarla para ir a casa tampoco me parece que le vaya a hacer mucha gracia, así que ya estoy viendo que me va a esperar una noche toledana.

Una posible solución sería cenar en nuestra casa, pero tal como es la relación no me apetece demasiado, aunque tal vez tenga que ceder por la niña, pero es que mis suegros son capaces de quedarse aquí hasta las cuatro de la madrugada!!! Bueno, en ese caso me voy a la cama y que les aguante su hijo.

Le he dicho a mi madre que este año no íbamos a ir a cenar con nadie, que nos íbamos a quedar a cenar solitos en casa y menuda chapa me ha soltado, así que de momento esa solución no me sirve. Menuda m!!

En realidad yo no sé porque seguimos con esta farsa, si sé que no soy la única en esta situación ni mucho menos, recuerdo los años anteriores cuando estaba trabajando que la mayoría de mis clientas del día de Nochebuena y Nochevieja por la mañana estaban de un humor de perros contándome que si esto de la suegra que si lo otro de su cuñada… pero año tras año seguimos igual.

Nada, a esperar que llegue el 2 de Enero con la esperanza que las siguientes sean diferentes gracias a la peque.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Revisión de los nueve meses

Esta mañana hemos tenido la revisión de los nueve meses, como en las anteriores revisiones he vuelto a casa de muy mala leche, la novedad ha sido que esta vez he llegado allí en ese estado. Pero comenzaré por el principio...

La última vez que estuvimos allí fue en agosto (a los seis meses) y me dieron la cita para ayer para la revisión, me dijeron que primero con las enfermeras y luego con el pediatra, lo recuerdo perfectamente porque lo pregunté ya que hubo una vez que la peque andaba con mucha tos y no le cogí cita porque tenía revisión, pues resultó que en aquella revisión sólo la veían las enfermeras y tuve que volver al día siguiente, así que en agosto lo pregunté para que no me volviera a pasar lo mismo. Hace algo más de un mes fui a cambiar la cita porque ayer a la mañana no estábamos aquí, fui a centro de salud, a la ventanilla de citas para ser más exacta y me dieron la cita para hoy, para enfermería a las 11:35 para el pediatra 11:40.

Pues resulta que a las 10:30 me llaman por teléfono:
- ¿Eres la mamá de la bruja?
- Sí
- Te llamo del centro de salud, has pedido tú la cita para la revisión de los nueve meses?
- Sí, la tengo dentro de una hora
- ¿Y no sabías que esas citas las damos nosotras? (eran las enfermeras)
- La de la ventanilla de citas me dijo que ella me la cambiaba
- Pero ella no lo sabe
- Pues yo tampoco
- Además te ha dado cita para el pediatra y en esta revisión no te ve el pediatra
- Pues vosotras me dijisteis que sí
- A los nueve meses si va todo bien no hay pediatra, así que puedes venir hoy pero a las 12

Os podéis imaginar la mala leche que he hecho, en primer lugar si la que trabaja dando citas no sabe cuales son las citas que tiene que dar quién coño tiene que saberlo, eh?? Y en segundo lugar tenía que consultar al pediatra el tema de la vacuna del neumococo y resulta que no tengo cita con él, bueno, en realidad mi cita con él era a las 11:40 así que ahí me he presentado con la intención de que me atendiera antes que ellas.

A las 11:30 hemos llegado al centro de salud y cuando he visto que estaba la zona de espera llena de niños y un retraso de más de media hora todo mi gozo en un pozo, eso de poder pasar a la consulta antes de la revisión imposible. A las 11:55 ya nos estaban llamando a enfermería.

Como siempre, medir la cabeza, la longitud y el peso:
* Cabeza: 45 percentil 25-50
* Talla: 73 cm, percentil 90
* Peso: 7560gr, percentil 10, aquí han empezado los problemas

- Uy, esta niña ha engordado muy poco, ya le das cereales?
- Sí, para desayunar y cenar
- Y qué marca de leche le das?
- Ninguna, le doy leche materna
- Pues no, se los tienes que hacer con leche de continuación, porque a ver cuánta t sacas para cada papilla?
- 120ml
- Eso es muy poco, no te sale más? (aunque me saliera más, ella no iba a querer más porque a veces ni lo acaba)
- Le das de ésta (y me saca dos muestras)
- ¿L das agua Peñaclara?
- No, uso FontVella (por nada en concreto, simplemente es la que me gusta a mí)
- Los niños tienen que tomar Peñaclara que es la que tiene fluor y hay que prevenir las caries (por lo visto la colega debe tener comisión en la fábrica)
- Por cierto, cómo debo lavárselos?
- Hasta los dos años no hay que lavárselos (yo flipando porque he leído en un montón de sitios que hay que lavarlos con una gasita desde que salen)
-¿Ylas verduras las come bien?
- No muy bien porque el puré no le gusta y como se las come a trocitos pues la cantidad no es mucha
- No, no, no, tiene que comer como Dios manda, con cuchara, como va a engordar si no come las verduras (y yo toda mi vida comiendo verduras para no engordar), pero claro como sabe que luego tiene teta... lo mejor es que a la hora de la verdura a ti no te vea, que se las dé otra persona porque si te ve a ti y sabe que le vas a dar teta come las justitas y no puede ser. (en estos momentos me salía humo por las orejas)

Mientras tanto yo luchando con la bruja para ponerle los leotardos porque no paraba quieta, cuando por último oigo:
- Además esta niña no para quieta, le tienes que echar cereales o galletas maría en la fruta, con lo que desgasta...

¿Qué me decís del tema? Para estar o no de mala hostia? Igual es que como dentro de un mes es Navidad debería engordar bien a mí niña para comérmela en la cena...

Llega un momento que cada vez que tengo revisión ya voy temblando por el maldito tema del peso, toda mi vida pendiente de la báscula para no engordar y ahora resulta que con mi hija todo lo contrario, al final van a conseguir o bien que no vuelva a las revisiones o que mienta en ellas. Por lo visto no es importante que esté o no bien alimentada, lo que importa es que engorde, osea que si la cebo a papillas de Maizena (las que nos ponían nuestras madres)y consigo que para la próxima engorde dos kilos estará perfecta aunque no pruebe ni las frutas ni las verduras y tenga el nivel de azúcar por las nubes...

Al final he conseguido que pasara el peditra para preguntarle lo de la vacuna de neumococo (por lo menos han tenido la decencia de decirme que el pediatra no pasa en esta revisión desde el 1 de octubre, ya sabía que en esto yo no me había equivocado), me dice que si la niña no va a la guardería no merece la pena que se la ponga, he decidido hacerle caso, no sé si me arrepentiré pero en alguien tengo que confiar, no?

Uff, me acabo de dar cuenta de que os he soltado una chapa de campeonato, pero como sé que algunas de las que lo leeréis habéis dado el pecho durante bastante tiempo necesito que me aconsejéis al respecto, cómo hacíais vosotras las papillas? Empezastéis  a darles yogures tan pronto? Es que eso lo dice en la hoja de alimentación que me entregaron allí.

lunes, 22 de noviembre de 2010

¿Una casa o un hogar?

Siempre he sido un verdadero desastre para las tareas domésticas, probablemente debido a que nunca he convivido con ningún modelo a seguir en estos temas, cuando vivía con mis padres simplemente sobrevivíamos sin que nos comiera la mierda y poco más, mi madre trabajaba en un negocio familiar al que ya dedicaba demasiado tiempo y cuando llegaba a casa bastante tenía con tres hijos y la ropa para planchar, mi padre era el que más tiempo dedicaba a la limpieza pero al igual que yo en mi casa, no es que viviera con un plumero en la mano. No se podía decir que nuestra casa estuviera sucia pero tampoco brillaba como las de los anuncios.

Cuando me vine a vivir con elpapadeunabruja tenía muy claro que el peso de las tareas de la casa no iba a recaer en mí, "no he sido educada para eso" me decía a mí misma (toda orgullosa), y llegaba el domingo por la mañana y nos repartíamos lo que había que hacer, sin deslomarnos demasiado claro, recuerdo que algún lunes por la mañana antes de ir a trabajar tenía que plancharme algo porque tenía todo limpio pero nada planchado, qué desastre!! Por supuesto desde que ha nacido la bruja la cosa no ha mejorado en absoluto, el problema está en que como yo estoy de excedencia todo el mundo da por hecho que mi casa debería estar como los chorros del oro porque no tengo otra cosa que hacer. Ja! pues lo tienen claro! al que le moleste que coja un trapo...

Mi casa es mi hogar, el lugar donde me relajo, donde hago lo que me gusta, donde paso la mayor parte de mi tiempo y como tal en cada rincón hay muestras de ello. Hace años mientras estaba estudiando trabajaba haciendo encuestas, muchas veces tenía alguna entrevista concertada a domicilio y recuerdo perfectamente esos salones de estar de revista, sin una mota de polvo, con cada figurita milimétricamente colocada y unos sofás inmaculados en los que dudo mucho que alguien se hubiera echado la siesta alguna vez, cuando me decían que me sentara me daba miedo, "Dios! si me siento ahí seguro que me baja la regla ahora mismo y la lío!!" os juro que pensaba y me estaba con el culo inquieto toda la entrevista. A veces estas casas me dan envidia pero por otro lado pienso en las noches que llegaba muerta del trabajo y cenaba en el sofá viendo Perdidos y pienso "qué pena que no puedan hacerlo!"

Una de mis aficiones es la lectura, leo de todo: libros, revistas, folletos,... todo lo que cae en mis manos, por lo que os podéis imaginar como están las estanterías de mi casa, así que cuando voy a casa de alguien no puedo evitar fijarme en sus libros, por lo que nunca he entendido como puede haber casas en las que no haya ni uno, cuando estoy en una de esas me pregunto ¿qué hace esta gente en su tiempo libre? Cuando voy a casa de mi cuñadísima y veo todo impoluto (porque ha madrugado para limpiar antes de que llegáramos) me pregunto si merece la pena tener una casa de revista si tienes que dedicarla tanto tiempo, tiempo que te quitas a ti misma y a los tuyos por supuesto.

Una casa se convierte en un hogar cuando en ella se ve quienes la habitan, qué es un hogar sin fotografías, sin recuerdos. Y si en estos momentos el centro de mi salón está ocupado por una alfombra de juegos y no por una bonita mesa de centro es porque el centro de mi vida está ocupado por mi brujita y si tengo que tirar todos los cojines al suelo para sentarme a jugar con ella lo haré porque nuestra casa es nuestro hogar, el lugar donde somos felices. Así que como ya he dicho al que no le guste que no mire...



Por cierto, mañana la bruja y yo nos vamos con mis papis porque por la noche me voy a ver a Shakira así que no sabré nada de vosotras hasta el miércoles por la tarde que volveremos, espero pasármelo de vicio porque es el primer día que salgo desde hace algo más de 9 meses, ya os contaré...

domingo, 21 de noviembre de 2010

Las viejas y papá

Más de una vez he comentado los comentarios absurdos que me hacen algunas abuelas (ajenas por supuesto) cuando vamos por la calle, a todas nos los han hecho alguna vez, pero hoy de descubierto que los papás no se libran, jeje.

Esta mañana yo estaba bastante cansada ya que he dormido bastante mal, por lo que la bruja y su papá se han ido solitos de paseo (no muy largo), hace ya unos días que el gorro se ha convertido en indispensable, no sólo hace frío sino que además una cabeza calva en este tiempo es mejor que vaya tapada, pero claro intentar convencer de eso a una niña de nueve meses es bastante complicado y todos los días tenemos una pequeña lucha, así que de esta guisa han salido de casa, ella intentando quitárselo y el sujentándole las manos y recolocándoselo continuamente.

Cuando han vuelto a casa papá llegaba refunfuñando: "Ya la he tenido con unas viejas ahí abajo"
"Ja, ja, qué te han dicho?"
Por lo que me ha explicado la conversación ha sido algo así:
- A esa niña no se le ve la cara
- Señora, no ve que acabo de salir del portal y ya me doy cuenta de que está protestando
- Es que aunque vayan en el carro de vez en cuando hay que mirarles si están bien
- No le acabo de decir que acabamos de bajar (no entiendo como no le ha mandado a la mierda)
- No lo digo por ti pero es que lo padres no tenéis nada de cuidado, sin embargo las madres...
- Grrrrrrr. Adiós

Es para cabrearse, pero como esta vez no ha sido a mí me ha resultado gracioso y todo, aunque hay que reconocer que a algunas hay que echarlas de comer a parte, con lo orgullosos que se ve a los papás paseando a sus niños (cosa poco habitual cuando yo era niña) y que vengan éstas a tocar los...

Bueno, así papá se da cuenta de no exagero, jeje.

III Cibercampaña 2010 contra la Pornografía Infantil



Creo que no necesito explicar nada al respecto.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Trnd: salchichas y hamburguesas de atún Calvo

Como ya dije anteriormente hace unas semanas fui seleccionada por Trnd para probar las salchichas y hamburguesas de atún de la marca Calvo, la verdad es que inicialmente me hizo mucha ilusión porque era la primera campaña de la página en la que me apuntaba y no esperaba ser seleccionada, además como me gusta probar todo...

En la caja que me mandaron venían cuatro paquetes de salchichas y cuatro de hamburguesas, luego he leído que tienen también una modalidad de atún con queso y de salmón, pero las que me enviaron a mí fueron las de atún. También venían varios cupones de descuento para repartir y unas encuestas para contestar. De momento hemos probado un día cada cosa y tenemos todavía guardados el resto de los paquetes.

El primer día probamos las salchichas, a primera vista tienen un aspecto muy similar a las salchichas de carne de toda la vida, el olor también es muy parecido, de hecho huelen a ahumado. Son muy sencillas de cocinar, en un par de minutos en la sartén están hechas, me imagino que como las salchichas tradicionales también se podrán hacer en el microondas pero no lo he probado. Mi primera impresión fue "no están mal", pero está semana me comí dos que nos quedaron en un paquete empezado y me gustaron bastante menos que la primera vez, seguro que tiene mucho que ver que el primer día estaba con una congestión de aupa y apenas pude saborearlas. Un fallo que veo a este producto al igual que a las salchichas tradicionales, es el envasado, no sé porqué la manía de envasarlas de cinco en cinco, para mí es un rollo ya que un paquete es mucho para una persona pero poco para dos, con lo que al final siempre se queda un paquete empezado.

Días después probamos las hamburguesas, decidimos prepararlas como hamburguesas "típicas", en su pan redondito, con lechuga, tomate, cebolla pochadita,queso,... (ya se ve en la foto). Las hamburguesas vienen en un envase bastante más cómodo que las salchichas, al estar envasadas de una en una no hay problema de que sobren una vez abiertas, el fallo es que tienen muy poquita fecha de caducidad. La primera impresión al abrir el paquete es el mal aspecto que tienen a la vista, a mí me recordaron dos rodajas de esas barras de comida para perros tipo paté. También se cocinan muy fácilmente (en la sartén un par de minutos por cada lado). Creo que si me las hubiera puesto solas en un plato después del primer mordisco no habría comido más, tienen una consistencia pastosa que no me gusta nada pero al comerlas en bocadillo con el resto de los ingredientes disimula bastante tanto su consistencia como su sabor.

Así que creo que puedo decir que definitivamente ni las compraría ni las aconsejaría, a elpapadeunabruja no le han parecido tan malas, yo creo que se esperaba algo peor aunque me decía "no puede estar malas si están pensadas para niños", personalmente para mí el problema ha sido que a mí me gusta el pescado y esto de comerlo y que no tenga su sabor original no me hizo ninguna gracia (me esperaba un picadillo de atún en forma de hamburguesa), tal vez en esto tenga razón papá y se haya hecho así con la idea de que los niños coman más pescado, cosa que no entiendo porque si a alguno no le gusta y no lo come no pasa absolutamente nada, además creo que será más fácil convercerles con las típicas barritas de pescado de toda la vida.

Tendréis que perdonarme por las fotos chapucerillas, pero una hace lo que puede :P

martes, 16 de noviembre de 2010

Turnarse por la noche

Últimamente hay un comentario que oigo mucho por parte de esas personas que saben mejor que tú lo que hay que hacer en todo lo que a hijos se refiere aunque ellos no sean padres, y es algo así: Y, ¿quién se levanta por la noche? Porque habrá que turnarse, no? Yo tengo unos amigos que tienen un bebé y cada día se levanta uno, si se pone a llorar el uno le dice al otro "hoy te toca a ti"

La verdad es que no sé si me molesta el comentario por lo que dice o más bien porque no entiendo esa manía de algunos de inmiscuirse en mi vida privada. Como ya expliqué en su día la bruja se duerme en su cuna y si a media noche se despierta la echamos a dormir con nosotros y santas pascuas, tengo muy claro que nosotros también necesitamos dormir y si nos dedicamos a dar paseítos por el pasillo con ella en brazos cada vez que se despierta no íbamos a descansar nada. Cuando estamos todavía levantados y ella se despierta lógicamente va uno a calmarla (muchas veces es simplemente volverla a poner el chupete y acariciarla un poquito), pero no tenemos ninguna norma sobre a quien le toca ir, va cualquiera.

Es cierto que hemos tenido muy pocas noches malas en cuanto a lloros se refiere, quitando con la salida de los dientes superiores habrán sido unas cinco o seis noches, pero en esos momentos qué importa quien se levante!! Alguien piensa que uno puede estar durmiendo plácidamente en la cama mientras el otro está dando vueltas con la peque llorando?? Las noches en las que sucede esto no duerme nadie hasta que conseguimos que se calme, de hecho si esto me sucede estando en casa de mis padres es imposible que ellos estén dormidos aun estando en su dormitorio.

Sólo pensar en darme la vuelta y hacerme la sorda mientras mi niña está llorando por mucho que esté con su padre me hace pensar si esa soy realmente yo.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Las vacaciones de papá

Esta semana que ha terminado elpapadeunabruja ha estado de vacaciones (las últimas del año) y como hemos estado sin movernos a ningún sitio ha sido todo un poco raro. Desde que nació la bruja no habíamos estado nunca los dos con ella en casa todo el día (excepto los quince días de permiso de paternidad) y la verdad a los dos nos ha servido para darnos cuenta de unas cuantas cosas.

Yo, sobre todo he confirmado esa idea que tenía de que si tuviera aquí cerca conmigo a mi familia, a mi tribu, a alguien con quien pudiera contar mi vida sería muy diferente. Estos días que ha estado papá con nosotras he podido estar más tranquila para todo, y eso que no puedo quejarme de la bruja ya que es una niña con la que puedo hacer prácticamente todo y llevarla a casi todos lados, pero aún así poder hacer un recado sin tener que esperar a que se despierte de la siesta, poder hacerlo en su tiempo normal (y no tardando el doble por estar con ella), no agobiarme porque tener que hacer cola en algún lado y ella se pone muy pesada,... ha sido para mí muy tranquilizador.

Desde que se me acabó la baja de maternidad estoy de excedencia por un año, sinceramente aunque puede que sea lo mejor para la bruja no lo hice por eso, no tuve más remedio que cogerme esta temporada sin trabajar porque como ya he dicho muchas veces yo estoy sola en esta ciudad y había días que con el horario de trabajo que teníamos ambos no llegábamos ninguno a recogerla de la guardería siquiera, así que aunque haya quien piense que lo he hecho por gusto, que en casita estoy muy bien, nada más lejos de la realidad, lo he hecho porque no tenía otra opción. Y estos días con papá en casa me he dado cuenta (una vez más) de lo que hecho de menos no tener a mi gente conmigo.

Por otro lado elpapadeunabruja se ha dado cuenta (aunque no me lo diga) de lo que es estar 24 horas con ella, porque por mucho que queramos a nuestros hijos, por mucho que queramos aprovechar todo el tiempo con ellos, todas sabemos que el día a día es agotador, pero para saberlo hay que vivirlo, no vale con que te lo cuenten, y él estos días lo ha vivido en persona. Porque cuando ha tenido vacaciones y hemos estado fuera es todo totalmente diferente, la rutina es otra, y estamos todos con otra mentalidad en la que todo da un poco igual. Ahora tendrá que entender que haya días que al llegar a casa yo esté agobiada o de mal humor...

Pero ahora ya hemos vuelto a la rutina y a las prisas, aunque por otro lado podré estar un poco más al día de vuestras historias, porque esta semana os he tenido un poco abandonadas...

martes, 9 de noviembre de 2010

La nariz como un pimiento

La nariz como un pimiento, así exactamente la tengo esta tarde después de 24 horas de congestión, bienvenido invierno!! ¡Qué horror, menuda noche! ¿Hay algo peor que tener que dormir con la boca abierta para poder respirar? Sí, que tu hija encima tenga una noche mega-tonta y no te deje en paz. Cuando por fin consigo quedarme dormida oigo "iiiiiiiiii", ala venga a la cama conmigo, toma teta y duérmete, pues justo esta noche no es hambre, y la bruja en nuestra cama dando vueltas entre mamá y papá hasta que ha tenido que caer dormida de puro cansancio. ¿Os suena la canción "a veces te mataría otras en cambio te quiero comer"? Pues en mi mente esta mañana solo estaba la primera parte, encima hoy martes que tenía que madrugar para ir a natación...

Aprovechando que los martes y jueves cuando vuelvo de nadar es todavía pronto y además esta semana elpapadeunabruja está de vacaciones hemos ido al Eroski para aprovechar la oferta del iDodot a 3x2, en algún blog comenté que estaban así hasta mañana, como hemos cogido de la talla 3 que todavía le quedan bien nos han salido a 18cent la unidad, ya sé que los de marcas blancas salen más baratos pero como ya comenté para los pañales prefiero lo ya conocido. La cosa es que hemos decidido ir sin la sillita porque si no habría que elegir dejar en el centro comercial la compra o ella, así que hemos pensado que era un buen día para que la bruja fuera como los niños "grandes" sentadita en el carro de la compra, no sé si iba más contenta ella o nosotros, ella feliz mirando todo y nosotros todo huecos chuleando de niña, para las que tenéis hijos más mayores sé que puede resultar una tontería pero a mí me hacía tanta ilusión...

El viernes pasado me llego mi paquete de Trnd con las salchichas y hamburguesas de atún de Calvo, creo que no había comentado que fui seleccionada, pero como últimamente me apunto en todo lo que encuentro... Ayer hicimos las salchichas, que están mejor de lo que me esperaba, pero en estos momentos mi opinión no es muy veraz teniendo en cuenta que con este trancazo el sentido del gusto no está en su mejor fase, en cuanto hagamos las hamburguesas ya os contaré más detalladamente con fotos y todo, jeje.

¡Mendo batiburrillo he acabado soltando!

domingo, 7 de noviembre de 2010

Nacimiento extramuros

Una de mis amigas es educadora en un piso de acogida para madres solteras (chicas en riesgo de exclusión social que o son madres de niños pequeños o están embarazadas), todas las historias que me ha podido contar sobre estas mujeres o sus hijos son sorprendentes, casi siempre me sorprenden negativamente pero me sorprenden igualmente. La verdad es que hay que tener una verdadera vocación y mucha sangre fría (o facilidad de desconectar cuando sales) para trabajar ahí, pero ella es muy buena en su trabajo.

El último día que estuve con ella me contó unas de las pocas anéctodas con final feliz que le suceden allí. Resulta que una de las chicas madre de una niña pequeña (2 ó 3 años tendrá) estaba embarazadísima, un día empezó a encontrarse mal y la educadora que ese día estaba con ella (vamos a llamarla A) decidió llevarla a urgencias, allí la miraron y vieron que tenía contracciones pero todavía no eran lo suficientemente seguidas para ingresarla, así que para casa y cuando las contracciones sean cada 10 minutos vuelves, vamos lo de siempre. Pues volvieron las dos con la peque a casa a esperar. La mamá estaba muy cansada y tener una niña correteando por allí no debía ayudar mucho así que A decidió que la mamá se quedara en la cama descansando y ella se llevaba a la peque un rato al parque de enfrente de casa con la condición que a la mínima le llamara al móvil.

A la media hora de estar en los columpios A recibe una llamada histérica:
- A, no puedo más, está saliendo, tengo la cabeza de mi niña entre las piernas!!
- Ahora mismo estoy ahí, deja la puerta abierta porque llamo al 112 para que vayan!!

Corriendo coge a la peque del columpio en el que estaba y sale pitando hacia la casa cuando ve que aparece una ambulancia por allí pero... se pasa su portal!! No puede ser!! Menos mal que recibe una llamada en ese mismo instante del médico de la ambulancia y A le hace señas a 50 metros para que le vea y sepa donde es. Ambos suben corriendo al piso y cuando entran en la habitación de la mamá se la encuentran de cuclillas encima de la cama con un bebé recién nacido entre los brazos. El médico puede que esté acostumbrado a estas cosas pero A está histérica, ella es educadora, nunca había vivido esto:
- Coge de mi maletín las pinzas, no las tijeras, las pinzas para el cordón...

Todo acabó perfectamente, la mamá y su niña fueron llevadas en ambulancia hasta el hospital pero... ufff, qué momento!! parece mentira que hoy en día sigan sucediendo estas cosas.

Cuando mi amiga me lo contó me pareció increíble, de hecho si no hubiera sido mi amiga quien me lo contó a lo mejor no me lo hubiera creído. Mi primera reacción fue "pero, cómo puede ser??" tal vez recordando mis 10 horas de contracciones tumbada en la cama de la sala de dilatación, no me podía creer que un parto fuera tan rápido. Por mi cabeza pasaron opiniones contradictorias, por un lado el miedo a que hubiera pasado algo malo y no tener ningún personal sanitario cerca y por otro lado la alegría por la mamá que tuvo a su bebé de la forma más natural y con poco dolor para lo que acostumbramos a escuchar.

Ahora sólo espero que la mamá y sus dos niñas sean felices y superen la fase por la que están pasando, sé que es difícil pero ahí tienen toda la ayuda que puedan necesitar.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Cuestión de colores

Hace dos meses le compré a la bruja varios vestidos para otoño-invierno, uno de ellos es un vestido tipo "pichi" de pana fina de color chocolate, hasta ahora se lo había puesto con un jersey fucsia (para mí es fucsia pero para la dependienta que me vendió unos leotardos a juego ese color es buganvilla, tócate las narices!!), y le queda precioso pero como a mí me gusta hacer diferentes combinaciones con la ropa le compré también un jersey turquesa que en mi opinión con el chocolate queda estupendamente, pero claro si vamos combinados vamos combinados del todo y hay que buscar unos leotardos del mismo color.

Parece tarea fácil pero después de pasarme la mañana recorriéndome casi todas las tiendas de niño y lencerías de la ciudad resulta que el turquesa no está de moda esta temporada. Si alguna pensabais que los dictados de la moda son sólo para los adultos estáis muy equivocadas, nuestros bebés no se libran de ello. Por Dior!! Cómo se me ocurre a mí estar buscando semejante color cuando este año se lleva el cyan! Es que no tengo vergüenza…

Lo mejor (o lo peor según se mire) es que esta semana elpapadeunabruja está de turno de tarde y ha venido con nosotras, así que por lo menos me he reído un rato cuando nos han preguntado si no nos servía el “azul petróleo”. ¿Azul petróleo? Vamooooooooooos, no me jodas!! Que el petróleo es negro, eso os lo habéis inventado este año!! No me gustan los clichés y el de los hombres y los colores es uno muy frecuente pero es que en mi casa es real, no había más que verle la cara cuando hablaba con las dependientas del color chocolate, cámel o cava.

Al final hemos vuelto a casa con las manos vacías pensando en buscar en alguna tienda online, he buscado en Verbaudet, Kiabi y La Redoutte y de momento no veo lo que busco. ¿Conocéis alguna otra tienda online de bebés donde pueda encontrar algo? Voy a plantear a los fabricantes de ropa que cuando hagan un modelo lo saquen a la venta con todos sus complementos, porque esto no puede ser…

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Como no lleva pendientes...

Esta tarde la bruja y yo hemos estado viendo el programa de Karlos Arguiñano y como siempre entre ingrediente e ingrediente tiene que contar alguna historieta suya, hoy recordaba que cuando nació su única hija se enfadó mucho porque le pusieron pendientes cuando él había dicho que no quería, que eso de agujerear las orejas a un bebé nada de nada, que ya lo haría ella cuando fuera mayor si quería.

Antes de nacer la bruja yo también pensaba así, no había mirado para comprarle ni nada, era un tema que no me preocupaba lo más mínimo, pero claro ahí estaban mi madre y mi tía para convencerme de que las niñas con pendientes "están más guapas", yo no sé si fue el desajuste hormonal del primer mes o qué, pero el día que fui a la matrona a que me quitara los puntos ahí estaba yo con mi cajita de pendientes cortesía de la Tía Kinder, en el mismo momento que me pidió que sujetara a la peque para clavárselos ponérselos ya me estaba arrepintiendo de haberlo hecho, pobrecita mía lo que grito, menos mal que no se va a acordar y no podrá vengarse en un futuro.

Una vez que ya no había marcha atrás (porque el daño ya estaba hecho) me autoconvencí a mí misma de que por lo menos nadie me daría el coñazo con el tema, ni me preguntarían si es niño o niña, ay que ilusa era!!

Resulta que la bruja apenas tiene pelo, más bien una pelusilla rubia que en algo se tiene que parecer a su madre (no va a ser sólo en la mala leche), por lo que no lleva ni horquillas, ni lazos, ni demás historias porque no tengo donde ponérselas, no porque no me guste, y como además no me gusta vestirla demasiado repollo, pues parece que hay dudas sobre su sexo. Cuando en verano no iba con vestido sino con un pantalón azul y una camiseta blanca (comprado en la sección de niña del Zara baby, que quede bien claro) podía entender que me dijeran "Qué niño más guapo", además que pasaba de corregirlo, pero lo que me pasó hace quince días en casa de mis padres no tiene nombre:

Bajaba en el ascensor con la Tía Kinder (la que me compró los pendientes) y una vecina, y esta última dale que te pego con "que niño más majo", "este niño es igual que su abuelo",... yo diciendo a todo que sí esperando a que se callara y alucinada de que mi tía se mantuviera en silencio. Así llegamos al portal donde nos esperaba la abuela de la bruja (osea mi madre, la que no se calla ni debajo del agua), y la vecinita:
- Que nieto más guapo, anda que no estaréis contentos con él
- Es nieta!! (imaginad un tono más seco que un plato de habas)
- Como no lleva pendientes...
- ??????

Os juro que aluciné, no sólo por el hecho de que SÍ llevaba pendientes sino que ese día la bruja parecía una de esas muñecas de porcelana hipercursi, iba enterita de rosa, con su saco de la silla de florecitas rosas, su vestidito rosa con su camiseta y sus leotardos a juego en un tieeeeeeerno color rosa, todo muy moderno, otra vez del Zara baby, pero coño (con perdón) que es un VESTIDO y es ROSA. La próxima vez habrá que bajar con un cartel explicativo.

Nada, que da igual como vaya vestida, lo importante es si lleva o no pendientes, y si los lleva que sean bien grandes, porque como no se vean estamos otra vez en las mismas. Para flipar con estas viejas...

martes, 2 de noviembre de 2010

Premio "Esse blog me faz sorrir"

He recibido un premio de Cartafol, la verdad es que estas cosas me hacen mucha ilusión porque empecé con este blog hace poquito y no le dedico todo el tiempo que me gustaría, así que estas pequeñas cosillas y el haber conocido a tantas otras chicas (y algún chico también) que comparten sus vidas con nosotros me animan a seguir con esto. Así que muchas gracias Cartafol!!

La condición de recibir este premio es enumerar nueve cosas que me hagan feliz, ahí van:

* Despertarme por la mañana con la bruja y su papá en la cama y quedarnos ahí un ratito jugando (cosa que sólo sucede los domingos)

* Disfrutar de mi familia con mis padres y mis hermanos

* Charlar con mis amigas, pero a ser posible en persona aunque el teléfono o el chat también sirven

* El mar, la playa, la brisa, me relajan enormemente

* La gastronomía: ir de pintxitos con mi bruja, su papá y algunos amigos; conocer restaurantes y locales "raros"

* Viajar, conocer sitios diferentes

* Leer, en casi cualquiera de sus formatos aunque sobre todo novela histórica

* Hacer senderismo, olvidarme de ruidos y barullos de gente durante una mañana (aunque desde que nació la bruja lo había olvidado)

* Pasar un domingo frío de invierno acurrucada en el sofá bajo una mantita


El premio he de repartirlo a otros nueve blogs, como la mayoría ya lo habéis recibido os lo entrego a todos los que lo leáis y no lo hayáis contestado, perdonadme por ser tan vaga pero entended que es un poquito tarde...

lunes, 1 de noviembre de 2010

¿En qué mes quieres que nazca tu bebé?

Este fin de semana lo hemos pasado en casa de los abuelos, como cada fin de semana que voy he aprovechado para quedar con algunas amigas.Con una de ellas tenía muchas ganas de charlar porque está un poquito decaída ya que hace cosa de un mes perdió el bebé que estaba esperando, es un tema bastante triste así que no es de esto de lo que quiero hablar, por lo menos hoy.

En un momento de la conversación ella me dijo:

- La verdad es que es culpa mía por planificar todo tanto, hacía ya meses que teníamos claro que queríamos otra niña, y hemos esperado hasta ahora porque yo no quería que naciera entre noviembre y febrero.
- ¿Por qué? ¿Por el frío?
- Porque está demasiado cerca de la Navidad
- Y, ¿qué tiene que ver la Navidad?
- Porque es una faena para los niños que les hagan todos los regalos en Navidades y luego en un mes sea su cumpleaños. Tienen todos los regalos acumulados en dos meses y luego el resto del año nada...

Os juro que me quedé a cuadros, y en la cara se me tuvo que notar porque me preguntó si tan raro me parecía, había oído todo tipo de motivos para preferir unas fechas u otras, pero ninguno tan absurdo como éste (se lo tuve que decir, claro), le dije que creía que para los niños eso en realidad no es tan importante, que yo en mi cumpleaños apenas he tenido regalos nunca y no por ello tengo ningún trauma, pero me dice que entonces nos teníamos que conformar con lo que había pero que ahora no es así. Sobre el tema de los regalos todavía no puedo hablar mucho porque la bruja es muy pequeña pero no creo que sea para tanto, sobre todo si los padres tenemos claro lo que queremos que pase.

Mi hermana pequeña nació en agosto y siempre he oído a mi madre decir que fue horrible pasar todo el verano con el embarazo tan avanzado, la bruja nació en febrero y el primer mes fue un poco fastidiado porque hacía mucho frío y apenas podíamos salir a la calle, así que incluso puedo entender que queramos evitar estos meses, aunque con lo que les cuesta a muchas parejas tener un embarazo no creo que se pueda planear mucho en ese sentido.

Sé de mujeres que por su trabajo también lo intentan organizar, por ejemplo profesoras que calculan terminar la baja de maternidad en junio para empalmar los dos meses de vacaciones. Hay madres que me dicen que prefieren dar a luz a finales de año para que el peque empiece el cole antes de los tres años, y otras sin embargo prefieren que nazca a primeros para que sea de los mayores de su curso...

Está claro que hay preferencias para todo, aunque yo nunca me había planteado ninguna de ellas, tampoco tuve mucho tiempo para pensar en ello ya que fui una de esas afortunadas que se quedan embarazadas el primer mes sin anticonceptivos, pero no sé, creo que no tengo ninguna preferencia en estos temas por mucho que me guste tener todo planificado (que realmente me gusta), pero me quedé tan alucinada con este argumento que os lo tenía que contar.

¿Vosotras planeasteis algo en este sentido?
 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates