Ads 468x60px

viernes, 21 de enero de 2011

Siempre muy muy bien sujeta

Hoy quiero contaros algo que me sucedió hace tiempo, antes de que tuviera el blog para poder contarlo, y que ha sido sin duda el mayor susto que me he pegado desde que nació la bruja, ayer se lo contaba a una amiga y me vino otra vez a la mente.

Era junio, la bruja tendría entre tres y cuatro meses, habíamos dejado ya el capazo porque hacía mucho calor y me parecía muy pronto para llevarla en la silla, así que estuvimos una temporada usando el cuco que viene con el trío.

Habíamos ido a pasar el fin de semana a casa de mis padres, nosotras fuimos no sé si el jueves o el viernes pero elpapadeunabruja se juntaría con nosotras el sábado cuando saliera de trabajar. Eran las 19h y salimos de casa para ir a buscar a papá a la estación de autobuses, llegábamos muy justas de tiempo así que íbamos bastante rápido cuando de repente me torcí el tobillo (el que nunca he llegado a curar después de múltiples esguinces) y en tan solo unos segundos vi a cámara lenta como me lo torcía, me caía al suelo apoyándome en el manillar del carrito, como éste se volcaba y como mi hija salía despedida hacia mí mientras oía gritar a unas señoras que estaban delante "EL BEBÉ".

Nunca había pasado un momento peor, afortunadamente a la bruja no le pasó nada porque aunque cayó de cabeza cayó encima mío y la pude coger antes de que llegara a golpearse, si le hubiera sucedido algo nunca habría podido perdonármelo porque hubiera sido mi culpa ¿Por qué? Porque la llevaba sin atar, porque era muy pequeña y ni se volteaba ni se incorporaba, porque íbamos cara a cara y no podía hacer nada sin que yo la viera, porque "qué puede pasar?". Pues esto puede pasar.

Así que si alguna tiene en algún momento la brillante idea que tuve yo aquel día espero que se acuerde de esto y siempre siempre sujetemos bien a los niños. Bastante lloré yo aquel día y no quiero que ninguna tenga que hacerlo de nuevo.

11 comentarios:

  1. Vaya susto!. Yo ahora casi nunca ato al niño porque ya se baja solo de la silla y, bueno, me parece que forma parte de tu desarrollo. Pero hasta hace bien poco iba siempre bien sujeto porque, además de todo, con lo que se movía, cualquiera se fiaba de él, se hubiera matao más de una vez!!

    ResponderEliminar
  2. Qué susto!!!! desde luego haces muy bien en contarlo como prueba de que pasar, puede pasar.
    Yo siempre he llevado atado al niño, pero cuando ha sido más mayor, reconozco que en el cuco contadas han sido las veces. Después sí, he tenido que llevarle atado hasta muy mayorcito porque era como un calamar, no paraba de moverse. Un día vi a una nena de unos dos años caerse de frentepor no ir atada y ese día supe que de ninguna manera iría sin los arneses. De hecho la primavera pasada cuando salíamos fuera a comer, llevábamos el carrito porque después se echaba ahí la siesta, tenía 3 años pasaditos, pero siempre le ataba, menudo era!!

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre ato a la niña porque soy de esas que se tropiezan, se caen y a saber como acaba el carro. A mi madre tb le digo siempre q la ate, soy un poco obsesiva para esas cosas. Gracias por tu relato porque parece que esas cosas nunca pasan. Un besazo fuerte

    ResponderEliminar
  4. Madre mía qué susto tan grande!!! Yo no siempre la he llevado atada en el capazo, era verano y daba mucho calor, pero lo tendré en cuenta cuando nazca mi pequeño

    ResponderEliminar
  5. Se me han puesto los pelos de punta imaginándomelo! Gracias por este post, nos viene bien a todo el mundo

    ResponderEliminar
  6. En las clases preparto la matrona nos lo repitió unas cuantas veces, simepre atar al bebe. Le hice caso. pero el niño se me caio del sofa (o de la cama) unas cuantas veces..(2 o 3). asi que recuerda tb , nunca dejad al niño solo, ni medio segundo!

    ResponderEliminar
  7. Este post le vendrá bien a alguna despistada. Siempre ato bien a los niños, la sillita es aparatosa y pesa bastante, se puede volcar. Menos mal que la niña cayó encima tuya!!

    ResponderEliminar
  8. Madre mía, se me han puesto los pelos de punta al imaginármelo. Debió ser horrible. Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  9. vaya susto te llevarías!, se ponen los pelos de punta de pensarlo solo...yo siempre las tengo atadas en las sillas, según las siento, y sea en la silla que sea...no me fio ni de mi ni de ellas...mejor seguras.
    Y os cuento otra expereiencia, yo sé de una chica que llevaba a su niña en el cuco ese o maxicoxi..., como el que tu dices, y se le rompió el asa y se cayó al suelo la silla y la niña y se quedó el asa en la mano de la madre...yo por eso también solía llevar siempre una mano bajo la silla y con la otra agarrada el maxicoxi...

    ResponderEliminar
  10. Tienes toda la razón. Más vale el "Por si..." que el "Si hubiera..."

    ResponderEliminar
  11. vaya susto... algo parecido le paso hace años a mi cuñada... pero mi sobrino si Q se dio un buen golpe :( y yo estube ahi.. por eso con esa sensacion a mi gordo siempre en la silal y biien sujeto!!!!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates