Ads 468x60px

domingo, 6 de febrero de 2011

Chuches

Ayer por la tarde estuvimos con mi cuñada tomando algo después de un rato en los columpios, para que os hagáis una idea es la típica chica que no tiene hijos pero sí muchos consejos sobre lo que hay que hacer con ellos. Cuando estábamos tomando algo nos sacaros unas patatas fritas para acompañar y ella (como otras tantas veces) quiso darle a la bruja para que las probara y yo (como tantas otras veces) le dije que todavía yo no le daba esas cosas "Pues los niños de su edad ya comen Aspitos" "Pues a mí los demás niños me dan igual" "La hija de M con un año ya se ponía morada de gusanitos" "Pero luego M tiene los huevos de decir que su hija está gorda porque ha heredado el tipo de su madre"

No quiero que penséis que soy la típica histérica que sólo da a su hija cosas sanísimas (bien sabéis que hay veces que me vuelve tarumba con la comida) y que quiero que mi hija sea la "rarita" que no come chuches, no, no es eso, simplemente creo que no tengo necesidad de ofrecérselas antes de tiempo.

Yo soy muy consciente de que la bruja más pronto que tarde va a probar todas esas cosas, cualquier día en el parque habrá otros niños comiendo gusanitos y ella meterá la mano, cualquier día la invitarán a un cumpleaños y ella lo comerá, y no me va a parecer mal, pero no tengo ninguna intención de adelantarme, lo mismo que sé que en su adolescencia (si no es antes) probará el alcohol y otras cosas pero no voy a ser yo quien se lo ofrezca.

Yo soy la primera a la que le encantan todas las chucherías, cierto es que ahora no como ninguna delante de ella, si algún día abrimos un bote de Pringles (que están buenísimas) siempre es cuando ella ya está dormida, pero también soy la primera que sé lo que es que te sobren unos cuantos kilos y pasarte la vida a dieta y si de momento puedo evitar que mi hija pase por ello lo haré.

Me da la sensación de que ya las chuches se han convertido en algo diario, algo demasiado habitual, no quiero parecer el abuelo Cebolleta pero recuerdo que para nosotros eran algo especial, algo que había los días de fiesta. Hay padres a los que he oído decir que los Aspitos (o gusanitos o similares) no son malos, que son cereales, toma ya! y los caramelos de naranja son fruta, no? Una cosa es que no sean malos, a nadie nos va a pasar nada por comerlos un día, por supuesto, pero de ahí a que son cereales porque están hechos de maíz... Sí, de maíz, y de potenciadores de sabor, y de un montón de sal, y demás historias que los niños tan pequeños no necesitan. Igual soy un poco tiquismiquis pero creo que en algunas ocasiones se usan para mantenerlos un rato entretenidos.

Hace unas semanas mi vecina, una mujer de más de 70 bastante maja, me contaba que su nieta comía muy bien y cuanto había merendado la tarde anterior que se había quedado e su casa: dos lonchas de jamón, un trozo de pan, dos aspitos y un yogur. Me quedé totalmente sorprendida de que una mujer de esa edad, que seguramente no habrá comido esas cosas nunca lo incluyera dentro de la lista como si fuera un alimento más...

No sé, ¿creéis que soy una exagerada? ¿qué hacéis vosotras al respecto?

18 comentarios:

  1. Para nada eres una exagerada. Mi niña tiene 2 años y medio y hace como mucho 2 meses que le di por primera vez patatas chips. Le encantan, pero sólo come cuando algún domingo hacemos un poco de aperitivo en casa. Confieso que a mi me vuelven loca y dejé de comerlas. Caramelos y chucherías tampoco le doy. A veces juega con los caramelos de reyes o halloween. Los separa por colores o los usa en la cocinita. Sabe que son caramelos y que los niños los comen, pero no tiene interés por comerlos y si alguna vez saca alguno del envoltorio, lo tira a la basura. Te aviso que a mi por esas cosas me llaman rara. Vayas donde vayas le dan caramelos y yo digo,ella no come. Deben pensar que tiene diabetes. Lamentablemente, las chuches forman parte de la dieta de los niños desde muy pequeños

    ResponderEliminar
  2. El mío sí ha probado las patatas y los aspitos pero los toma en ocasiones especiales. Los ha probado porque es lo tipico que te ponen en las casas de aperitivo cuando vas de visita, y le gusta probar todo y me cuesta mucho decirle que no...pero vamos, que puede estar meses sin comerlo perfectamente. Y del resto de chuches, caramelos, chocolate...de momento nada de nada.

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo que leo esto de los aspitos...pero no tengo ni idea de lo que son!!!
    Mi hija es adicta a las chuches, a las patatas fritas, a los caramelos...yo intento no darle nada de eso, pero su padre cada día le da patatas fritas...

    ResponderEliminar
  4. A mi sí me parece algo exagerado, pero es tu forma de pensar y totalmente respetable.

    A mi me encantan las chuches y a su padre también e intentamos no comerlas delante de ella. Pero alguna vez, le he dado algún aspito, en ocasiones especiales o cumpleaños. Sé que es una chuche y sé que no es "comida", pero la encanta y a mi no me parece mal que una vez cada dos semanas tome una chuche. Por norma general no, desde luego.

    De todas formas creo que si te ve comer algo lo normal es que también lo pruebe, porque luego el no darle muchas veces hace que sean lo que más desean.

    ResponderEliminar
  5. Ufff, tema delicado. Yo soy bastante adicta a las chuches, lo veo como un problema y no quiero que mi hija lo "herede" de mí, así que con ella delante intentamos controlarnos.

    Com o tú, no pienso en negarle chuches a mi hija, pero sí tengo claro que no seré yo quién se las ofrezca, cuanto más tarde las descubra, mejor.

    Una tía mía ya me amenazó hace dos meses con que en el cumple de mi hija le dará sus primeros aspitos, porque a su hijo ella se los dio con un año! No quise ponerme a discutir y le dije que recuerde que en su cumple en realidad mi hija tendrá dos meses menos porque nacio dos meses antes, y que me parece que ese día no le dará ningún aspito.

    Veremos en que queda, pero manda narices que la gente se te imponga o se te quiera adelantar!!

    ResponderEliminar
  6. Pues como dice Albertina, tema delicado. No creo que exista un patrón a seguir. Como en el resto de la educación, haz lo que te dicte el corazón y la cabeza. Cada familia es un mundo, y cada niño también. Yo con el primero era más heavy, ahora no le doy entre semana, pero si un dia se tercia, pues comen. No pasa nada. Nunca antes de las comidas principales, después si les apetece. Patatas chips i esas cosas. Chuches solo el fin de semana y si se tercia. Pero no tengo un calendario....

    ResponderEliminar
  7. Nosotras lo que más comemos de porquería son los gusanitos, a mi me encantan también! y creo que de todo lo que hay en lo mercado es lo que mejor les va a las niñas no?

    ResponderEliminar
  8. Estoy d'accuerdo aunque yo no estuve tan firme con la gente y ofrecieron muy pronto aspitos a mi hijo! Pero ahora pide , se come unos cuantos y los deja. Y no le gusta nada el dulce. Eso si , yo intento no ofrecerle. Si me pide le doy pero si no, nada.

    ResponderEliminar
  9. Yo intenté retrasar lo de los gusanitos todo lo que pude. Mientras él no lo pidiera para que iba yo a darselo y me pasaba como a ti que me decian que xq no le daba..., pues oye xq él no me lo pide y yo no tengo ninguna necesidad de darselo.
    Intento darle lo menos posible, sobre todo gratuitamente y sin ninguna necesidad. En casa nunca están a la vista.
    Aunque mi padre todos los días le da 3 o 4 Lacasitos.
    Ahora estamos con las piruletas y los "pachús" como dice él, pero intentamos no darle, salvo casos extremos en que todos los niños de un cumple lleven uno en la boca y el lo pida, por ejemplo.
    En general procuro darle lo mínimo pero tampoco me pongo sargento en ese tema xq sobre todo cuando hay más niños de por medio, ponerse cabezota con eso puede conducirte al ostracismo más absoluto y oye tampoco es plan. Pero te entiendo totalmente. Cuanto más lo puedas alargar y evitar, mejor.

    ResponderEliminar
  10. Creo que hoy voy a tener tiempo de contestaros a todas, se acaba de quedar dormida sssssssshhhhhhh.

    Lulu: veo que eres peor que yo, jeje, si sólo te llaman rara no es problema.

    Supermama: a la mía también le gusta probarlo todo, por eso de momento la estrategia es no ponerlo a la vista.

    LadyA: los aspitos son esos gusanitos en forma de tubo grande, seguro que los conoces aunque sea con otro nombre.

    Suu: a mí tampoco me parece mal que lo coma de vez en cuando, y estoy contigo en lo de que con prohibirselo sólo conseguiré que lo quiera más.

    Albertina: lo de tu tía es de traca, creo que eso será decisión tuya, no? que ganas de meterse en lo d elos demás...

    Kira: creo que cuando empecemos yo también intentaré que sea cosa del fin de semana, pero no sé si será fácil.

    Cartafol: a mí también me gustan, que sean lo mejor... ni idea.

    Etiketa: creo que la clave es esa, no ofrecer.

    Teta: yo tampoco quiero ponerme cabezota, y cuando esté en una fiesta o un cumpleaños no se me ocurría decirle que no lo coma, pero cuanto más tarde llegue el momento eso que me llevo por delante, no?

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa!

    Yo también hay ciertas cosas que las he intentado retrasar todo lo que me han dejado... como todo tipo de chuches y bollería, o refrescos que aun no han probado ni para los cumples...

    Igual que estoy intentando que no se enganchen a maquinitas, que ya hay niños de la edad de la mayor (4 años) que van con ella en el bolso de mami...

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  12. Total y absolutamente de acuerdo contigo. Es más, te diré que no me gusta nada ver como veo por la calle bebés inflándose de gusanitos, sentados en el carro, con la bolsa en las piernas, dale que te pego. A mi me chifla la comida basura, tiene toda la vida por delante para comer guarrerías, que no sea yo la que le anime a comérselas, pienso yo.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo lo he pensado muchas veces, no puedo decirte lo que haré en su momento pero creo que tienes razón. Pero de nuevo es tan fácil dejarse llevar por lo típico y normal, que cualquier contracción nos choca.
    Saludosss

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que llevas razón y cuanto mas tarde las prueben mejor, A. las probó ya con un par de años o así después de pelearme con media familia para que me respetaran (como hablar con la pared por cierto).

    Moflins ha tardado menos, pero claro es la influencia de tener una hermana mayor, son precoces para muchas cosas.

    Yo reconozco que soy adicta a las chuches y gusanitos y soy consumidora habitual de chuches pero siempre después de las 9 de la noche que es la hora a la que se acuestan.

    Ya no sólo por estética de que se pongan gorditas, es mas que nada por salud. Pero vamos no te preocupes que todo en su justa medida no pasa nada y cuanto mas tarde entre en ese mundo mejor.

    ResponderEliminar
  15. Hola!, mi politica se resume en:

    1) no le niego algo que vea yo este comiendo, asi que trato de minimizar mi consumo de comida chatarra en su presencia. Pero si me vio comiendo pringles u otro confite le convido un par.

    2) No le doy dulces duros pq aun tiene mucho riesgo de atragantarse, y por lo mismo uso ese argumento cuando le ofrecen una paleta o similar.

    3) de todo lo q he leido lo q mas me gusto de explicacion a ellos es calificar la comida como "sometimes food" o "everyday food", asi mi discurso cuando llegue el momento sera: si puedes comer golosinas, pero ese es un tipo de comida solo para algunas ocasiones. Para ser consistente hay q tener cuidado si de no usarlos como premios, ni como algo malo que sea un desafio a transgredir...la idea es q no vean un alimento como mas especial q otro, simplemente que hay ocasiones para comer unos y otros. Asi como hay familias q todos los lunes comen legumbres.

    Esa es mi idea, claro q mi pequeñin aun no cumple 2, asiq estoy clara q despues sera mas dificil.

    ResponderEliminar
  16. Yo creo que haces bien en retrasar todo lo que puedas en que pruebe las chuches, porque cuando lo haga le gustarán, y entonces comenzará otra batalla más complicada: la de luchar para que no las coman a menudo cuando ven que a su alrededor hay muchísimos niños que las comen casi a diario.
    Yo creo que prohibírselas del todo no es buena idea, pero que sí se les deben dar sólo en ocasiones.

    ResponderEliminar
  17. A ni me paso lo mismo que a ti con las patatas y tu cuñada pero con el pan y mi suegra jejeje, que pesadas. A mi tb me parece bien que lo retrases todo lo que puedas, ya tendrá tiempo después para comerlo. Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Estoy de acuerdo contigo... cuando pasen unos meses pillarás a tu cuñada o tu vecina ...abriéndole un chupachups, o dándole un zumito tan sano (y lleno de azúcares), o un batido o... buf, que tortura! es ago normal para los demás, pero yo no quiero esas cosas en su día a día... yo aprendí que esas cosas eran un extra del fin de semana o de un cumpleaños, y me parece mejor así. Un saludo!!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates