Ads 468x60px

lunes, 28 de febrero de 2011

Es que yo no pego a las personas que quiero

La verdad es que una pequeña conversación cualquier día con mis cuñados da para mucho contar y eso que poca chicha se puede sacar. Ayer estuve un rato con ellos mientras papá terminaba de ver el partido, esto de los domingos y los acontecimientos deportivos me tiene frita pero es otro tema...

Resulta que habían estado tomando algo con M y su hija de 2 años y poco I, les pregunté por la nena, que qué tal le iba en la guarde que había empezado hace poco,... la respuesta fue:
- Esa niña va a estar muy malcriada
- Y eso por qué
- Porque le dejan hacer lo que quiere, no le dicen nada, te tira todo por ahí y cuando le dices que le pegue un azote te dice "que ella no pega a su hija" y así pues tú me dirás.

A que os suena esta conversación, eh?? pues yo tonta de mí que por lo visto todavía no he aprendido que calladita estoy más guapa intento convencerles de que M esta vez tiene razón
- Hombre, que te parecería que te pegáramos cuando nos molestas
- No es lo mismo yo ya no tengo nada que aprender y un niño sí, y si no te hace caso con palabras pues tendrás que pegarle, en las casas hay unas normas que cumplir. (cuñada)
- Siempre hay cosas que aprender. También en un país hay unas normas que cumplir y una autoridad que vela por que se cumplan y todos creemos que para ello no deben emplear la violencia, no? (si además alguno lo hace puede tener muchos problemas)
- Mira mamadeunabruja, si mi mujer en casa hace cosas que a mí no me gustan podemos dejar la relación y cada uno por un lado pero si lo hace mi hijo no puedo abandonarle, así que si lo tengo que hacer lo haré. (cuñado)
- Eso lo dices porque contigo lo hicieron y es muy jodido reconocer que nuestros padres nos han hecho daño
- Pues sí y no tengo ningún trauma por ello

Cuando llega el tema del no-trauma (que siempre llega) yo ya desisto, es algo que me saca de mis casillas, como si todo lo que no causa un trauma fuera correcto. Os voy a contar una historia que no cuento nunca porque es bastante personal, pero el anonimato de Internet es lo que tiene...

El abuelo de la bruja (mi padre) es un hombre de 59 años normal, con un trabajo (ya por poco tiempo) normal, con una mujer con la que sólo ha tenido los "típicos" problemas de cualquier pareja, con tres hijos a los que nunca jamás ha puesto la mano encima ni ha amenazado con hacerlo y una salud de hierro, es decir un hombre normal sin ningún trauma. Su padre no era de los que daba unos azotes de vez en cuando, no, era un padre que cuando había que aplicar disciplina entre sus hijos se sacaba el cinturón y hacía uso de él, que venga alguien ahora y que me diga que como eso no supuso ningún trauma no pasa nada por hacerlo, a ver quién se atreve a decirlo!!!

Mi abuelo no era una mala persona, ni mucho menos y no es por defenderle, todo el mundo le consideraba muy buen hombre, él crió más que mi abuela a sus once hijos cosa que en aquel momento no era habitual, pero no sé por qué el creía que eso era lo correcto, supongo que es lo que aplicaron con él y como funcionó no sé planteó si aquello era correcto o no.

Desde que tengo uso de razón recuerdo a mi padre contar la paliza que recibió cuando con 11 ó 12 años llegaron él y su hermano mayor al pueblo donde estaban mis abuelos en aquel momento porque les habían expulsado del colegio, resulta que mi padre había pegado un puñetazo a un profesor que además era sacerdote (más grave todavía), por supuesto que es motivo de castigo, no?? cuando resulta que el puñetazo es porque dicho profesor ha intentado abusar de ti y al no conseguirlo lo intenta con tu hermano que aunque es un año mayor es más débil, la cosa cambia, no?? pues no, resulta que se comete una injusticia hacia ti por defender a tu hermano y la persona que más te tiene que apoyar te pega una paliza. Aún así aunque lo recuerda con mucha rabia y como lo que nunca hay que hacer a un hijo no tiene ningún trauma.

Así que por favor que nadie me toque más los huevos con lo de "mi padre también me pegaba y no me ha pasado nada, no he salido tan mal"

He decidido que cuando vuelva a salir este tema sea con quien sea lo zanjaré rápidamente con un "es que yo no pego a las personas a las que quiero" y pobre del que se le ocurra hacerlo con mi hija...

22 comentarios:

  1. Me parece acertadísima tú postura. Bajo ningún concepto hay que usar la violencia. No hay excusas ni razones para ello. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Es increible que a dia de hoy todavia tengamos que escuchar eso de que los niños han de recibir un castigo fisico para ser educados... mas bien es lamentable. Si lo piensas bien, te das cuenta de que en el fondo esas personas, como tu dices, saben que lo hicieron mal con ellos, pero prefieren defender que "no tienen traumas" precisamente para no reconocer que si los tienen, o sea quizas traumas no, pero buenos recuerdos tampoco.

    Parece que lo habitual de la epoca era lo del cinturón, porque mi abuelo, el padre de mi padre, también lo hacia... en cambio mi padre jamas nos puso una mano encima ni a mi hermana ni a mi, precisamente porque no estaba de acuerdo en como le educaron a el.

    Por desgracia hay gente que no rectifica, perpetúa... una pena.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo... los nenes no merecen bajo ningún concepto k se les ponga la mano encima.
    Si k hay k educar, pero de otras maneras...
    A mí más de una tamb me cayó, y aseguro k te sientes komo una mierda.
    Bss wapa :)

    ResponderEliminar
  4. Ufff, qué fuerte la historia que cuentas... pobre tu padre y que jadhñbweugfcmc el profesor...

    Yo pienso como tú, ciertos temas es inutil discutirlos. Haces bien en cortar esas charlas, total, no hay peor sordo que el que no quiere oir...

    ResponderEliminar
  5. Ostrás! se me ha puesto la carne de gallina con lo de tu padre.

    Es un claro ejemplo de que alguien puede seguir siendo buena persona, pero no "por", sino a "a pesar de ".

    Yo siempre me apoyo en que alguien no puede hacer entender que algo no está bien, como es pegar, precisamente pegando.

    Y yo he sido de las que ha recibido zapatillas voladoras de mi madre, pero es que en mi casa eso nos lo tomabamos a chota.

    Me parece que tu postura es totalmente acertada.

    ResponderEliminar
  6. No se pega!! A mi mi padre me ha pegado en mas de una ocasión, palizas y si no llega a ser por mi madre me hubiera llevado muchas mas. A mi si me creo un trauma eso y le he tenido pánico a mi padre hasta hace relativamente poco tiempo. No se pega a los niños, es un abuso y una forma de maltrato que hace mella, esa es mi opinión y yo se que voy a necesitar mucha paciencia y mucha templanza cuando mis hijos me saquen de quicio pero intentare no soltar la mano. Un besito

    ResponderEliminar
  7. Tienes la invitación en el correo del blog, se te olvidó dejarme el mail!!


    Volveré a leerte porque esta entrada me parece muy muy interesante...

    ResponderEliminar
  8. Me ha parecido increíble lo de tu padre.

    Creo que tu postura es totalmente acertada y te animo a que sigas defendiendo en lo que crees.

    ResponderEliminar
  9. No es motivo que te haya pegado un padre para encontrar normal pegar a un hijo. En otras generaciones era habitual pegar a los hijos como forma de educar y enderezar..pero hoy en día me parece una grave falta de respeto hacia los hijos el ponerles la mano encima, sobretodo a ciertas edades.
    Todavía no he sufrido ninguna situación con mis hijos de fuerte rabieta o crítica, pero cuando esto ocurra intentaré contar hasta 10 antes de "soltar el fatal cachete", pero seguro que no me sentiré orgullosa. Que rabia de cuñados, seguro que van de listos!

    ResponderEliminar
  10. A mí lo de pegar a los niños me da terror. Desde luego el azotillo - caricia en el pañal o nuestras madres amenazando con sacar la zapatilla (que visto ahora era de risa) no creo que nadie pueda interpretarlo como maltrato o haya traumatizado a ningún niño. Pero como todo en esta vida es dificil marcar los límites... ¿Y si un día el azote no es suficiente y pasamos al bofetón? ¿Y de ahí?
    Espero no pegar nunca a un hijo o, a lo sumo, que de mayor recuerde hasta con cariño esa única vez que mama le dió un cachete por algo muy muy gordo, ya que no soy perfecta y esa ocasión puede darse.
    Pero hablar con orgullo de educar a tus hijos pegándoles me parece tremendo.

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo! Los niños no son mini-personas con mini-derechos, y si no pegarías a tu pareja, padre, madre, hermanos, amigos... aunque tuvieras diferencias con ellos, por qué está bien hacerlo con un niño que encima no se puede defender? Me parece fatal, aunque aún hay mucha gente que lo aprueba y también quien piensa que porque no le das un cachete a tu hijo eres una madre permisiva y lo malcrías. Pues qué quieres que te diga, para mí malcriar es otra cosa.

    ResponderEliminar
  12. Estoy muy de acuerdo contigo. Y es una lástima tener que tener conversaciones así tan a menudo...

    ResponderEliminar
  13. Creo que quien justifica los golpes es porque no tiene la paciencia ni el autocontrol suficiente para como para arreglar las cosas dialogando.

    Lo fácil y lo sencillo es dejarse llevar por la rabia y meter un cachetón. Respirar hondo y decidir cómo hacer comprender requiere mucho más esfuerzo, pero la recompensa es mucho mayor: una familia que te quiere y que no te tiene miedo.

    Siento mucho por lo que tuvo que pasar tu padre y tu tío.

    ResponderEliminar
  14. ¿Y no te dan ganas de pegarle una hostia a tu cuñado, para que entienda "en sus carnes" lo humillante que es que recibir un golpe? Y aun así, no sería tan duro como recibirlo de tus padres, que se supone que te quieren. Se requiere autocontrol, como dice Anuda, y no siempre es fácil. Pero no está bien, desde ningún punto de vista, y hay que respirar hondo y buscar otros recursos.
    Hace poco me leí un artículo muy interesante de Casilda Rodrigáñez (estoy "enganchada" con esa mujer). No habla de malos tratos en sí, sino de las jerarquías y las órdenes. Defiende que el niño no está por debajo de sus padres, con argumentos muy convincentes. Creo que te gustará.

    http://sites.google.com/site/casildarodriganez/--poner-limites-o-informar-de-los-limites

    ResponderEliminar
  15. Es muy difícil mantener una conversación de este tipo sin que salga el típico argumento de "pues a mi me pegaban y no tengo ningún trauma". No señor, lo siento, usted sí que está traumatizado porque a pesar de sufrirlo en sus propias carnes encima tiene más posibilidades de convertirse en un maltratador.
    No digo que todos los que hemos recibido cachetes seamos potencialmente maltratadores, pero acostumbrarse a la violencia en el hogar sí que crea traumas. Lamentablemente lo digo por propia experiencia.

    ResponderEliminar
  16. Antes era el pan de cada día, los padres eran mas autoritarios y hacían que les tuvieran respecto a base de autoridad, bien pegando o bien avisando del posible uso del cinturón...por suerte las cosas han cambiado y se puede educar a alguién sin necesidad de pegar continuamente y en una palabra, tener miedo de tu progenitor

    ResponderEliminar
  17. Tienes toda la razón. Es que no hay discusión posible.
    A mí es que ni me sale pegarle a mis hijas, es que no puedo...
    Por cierto, soy superamatxu de superamatxu's blog, pero es que hoy no funcionan comentar de otro modo, así que lo hagoa así

    ResponderEliminar
  18. Este tema de la pegada es pura lógica pero los demás no lo ven así. Esta tan generalizado en nuestra crianza que se ve normal y no lo es. No se si deje traumas o no pero es maltrato. Ahora que soy madre y me acuerdo de las palias que le dieron a mi hermano, me pregunto: será por eso que es tan belicoso y cada vez que se toma unos tragos le pone el ojo verde a alguien? No lo sé, pero seguro tiene que ver. Me hubiera gustado que mis papás se informaran un poco más, el pobre niño solo estaba llamando la atención a gritos, y definitivamente ellos no sabía como manejarlo. En fin, ahora mi hermano está bien y yo sólo tengo claro que no le pegaré a Sara y, igual que tu, pobre del que se le ocurra hacerlo con ella...

    ResponderEliminar
  19. Estoy de acuerdo contigo, a los niños no hay que educarlos a golpes. Mi padre nunca me pegó aunque me amenazaba con hacerlo. Mi madre si que me pegaba,era su manera de arreglar las cosas. Ella siempre pensó que mi padre era cobarde y por eso no me pegaba. Que me pegara no fue nada positivo, no aprendí más, pero si que cada vez cogía más rabia. Tengo clarísimo que no usaré esa forma de educar a mi niña.

    ResponderEliminar
  20. Chicas: me encanta ver que por aquí todas lo tenéis tan claro, es que a veces cuando oigo estas cosas que es más habitualmente de lo que me gustaría me siento un bicho raro!! y por otras cosas puede que lo sea pero por este tema NO
    Gracias por los comentarios, que aunque tarde en contestar os leo a todas...

    ResponderEliminar
  21. Hace poco he hablado también en mi blog sobre este tema. Yo creo que con esa frasecita que has pensado no vas a dejar espacio ni margen a más discusiones. Opino como tú por supuesto.

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates