Ads 468x60px

jueves, 31 de marzo de 2011

Tarritos

Antes de empezar con la alimentación complementaria era de las que decía "yo no voy a dar comida comprada a mi hija, no me cuesta nada hacérsela yo y no me fío mucho de esos tarritos" como en muchos otros aspectos relacionados con la maternidad me he tenido que tragar mis palabras y en este caso no me hace sentir muy satifecha mis actuaciones...

Cuando la bruja cumplió seis meses empecé a darle fruta, al contrario de lo que me habían "recomendado" las enfermeras (esas a las que quiero tanto) se las empecé a dar de una en una trituraditas muy pequeñas o como el plátano aplastadas, había días que se lo comía y otros que no (ay, que lejano me queda esto), pero la cosa iba bien. Dos semanas después de haber empezado con esto nos fuimos de vacaciones y aunque me llevé mi super-picadora (comprada en el Lidl por 10€, la batidora no me servía para triturar sólo una manzana) y la mayoría de las tardes le preparaba yo la fruta en casa, tuve que comprar algún tarrito ya preparado porque había alguna tarde que nos íbamos a dar una vuelta y merendaba en la calle. Seguía sin hacerme mucha gracia pero qué iba a hacer??

Poco a poco los tarritos de frutas se fueron haciendo más habituales, no porque me diera pereza prepararlos ni porque a ella le gustaban más, sino porque a medida que iba creciendo iba negándose cada vez con más fuerza a comer triturados, y claro, yo una tarde preparaba las frutas se comía dos cucharadas y las tenía que tirar (o comerme yo), otras tardes le daba por comérselas pero cómo saberlo a priori?? así que cansada de tirar la comida muchos días opté por los preparados. Ventaja: si un día no los quería a la nevera y para el día siguiente... Ahora mismo ya ni unos ni otros, sólo quiere la fruta entera, y mucho mejor por supuesto!! pero he de reconocer que he abusado de estos productos...

Con la verdura nos ha pasado algo parecido, pero con esto seguimos hoy en día. Al principio se comía el puré de verduras sin ningún problema y yo superorgullosa "mi hija no me va a dar ningún problema con la comida" (jaja, qué ilusa!!), fue cosa de empezar a añadirle pollo o ternera y empezar a escupirlo, volví a hacerlos de verdura sola pero ya no los quería. Ella quería masticar!! Había días que le hacía una "cuchara de pan" para que comiera algo...

Un día que fui a casa de mis padres mi tía (que es un poco histérica para la comida) me había comprado unos potitos de verdura para ver si le gustaban más. Fracaso total y no me extraña porque están malísimos!! Aún así volví a intentarlo con otro diferentes, compré los de "buenas noches" y tócate las narices pero estos se los come sin protestar, he de reconocer que los he probado y están un poco más ricos, excepto el de "verduras con pescadilla a la crema" que a mí no me gusta nada pero ella se lo come. Y qué hago ante esto?? se los doy o no se los doy?? porque por un lado no me parece una opción para la alimentación habitual pero por otro lado si se lo come... vamos que estoy hecha un lío!!

He probado a meterle puré hecho por mí en el bote pero no funciona, papá dice que tienen algo que les hace adictivos como la Coca-cola y a veces no sé que pensar, es que de hecho un día compré otros, "peque cenas" se llamaban, y los escupió. Al mediodía nunca se los pongo, se come las cosas en trocitos aunque coma menos, todos los viernes le hago macarrones y ese día no hay ningún problema (con carne o con atún) y el resto de los días carne, pescado, guisantes,... y su fruta que de momento no falla casi nunca, pero la cena, ay, la cena!! no me queda más remedio que darle 3 ó 4 veces por semana, no me hace mucha gracia pero no he llegado a otra solución.

Así que estoy en un dilema... ¿qué pensais vosotras de estos productos? ¿los usais habitualmente?

26 comentarios:

  1. Yo menos mal que eché mano de eso para que mi hija peqeña comiera algo, no quería pure casero ni fruta, se alimentó hasta los dos años casi todo de tarritos¡¡¡benditos tarritos!! y a las otras dos nada...

    ResponderEliminar
  2. Has probado a darle trocitos también de noche... Quizás funciona. A mi, la verdad, no me gustan mucho...algunos padres los traen para sus hijos y solo el olor me revuelve las tripas (pero ellos se lo comen). De todos modos, si tu hija va comiendo otras cosas no te agobies (otra cosa es que le des comida, merienda y cena de tarritos -que también conozco alguno-).

    ResponderEliminar
  3. Yo los tarritos solo los he usado para emergencias, salidas fuera a comer y cd Julito esta malito ya q es lo q mejor se come. Julito se comía bien los puré de la forma y sabor q fueran, por eso se los daba naturales. Pero si hubiera tenido algún problema con sus comidas y solo comiera potitos, pues bienvenido, nos? Digo yo q mejor q coma tarritos a q no coma.
    Por cierto esos q mencionas los he usado yo tb para Julito, de hecho los únicos q le daba y aun le doy son los Hero Baby.

    ResponderEliminar
  4. Yo le pregunté a la pediatra y me dijo que no me preocupara, que los potitos nutriben (los que yo utilizo, tab a veces, los de hero) están muy bien, incluso a veces, me dijo :/mejor que la comida preparada por nosotras porque tienen el punto de sal, o de azúcar justo. Yo suelo tirar de ellos a veces, sobretodo los fines de semana, entre semana come comida "hecha"

    ResponderEliminar
  5. Pues mis hijas los de pescado se los han comido siempre de bote, ¿por qué? porque soy una paranoica con todas las letras y me daba por pensar que si me dejaba una espina aunque fuera pequeñita y se podían ahogar... me daba un mal rato!! y de los otros siempre tengo en la despensa por si no me da tiempo, por si salimos...

    Estos productos pasan miles de controles de calidad y están super probados (la niñera de mis hijas es dietista y tecnóloga de los alimentos, en paro claro está). Aquí donde yo vivo está la fábrica de Hero y ella y sus compañeros han echo prácticas y visitas allí. Me contó que todo de primera calidad, que pasan muchísimos controles y podía estar tranquila. No creo que una persona que adora a mis hijas y las ha visto crecer me vaya a recomendar algo malo!!

    Está claro que si me dan a elegir primero lo natural, pero si la niña se a acostumbrado a esos sabores... yo se los daría! Mi hija mayor come rematadamente mal, de echo aun aprovecho a su hermana para enchufarle triturados y con 4 añazos y medio aun desayuna bibi.... ¿y que hago si es lo que mejor se come? pues tragar y punto, no creo que el día que se case se tome los 8 cereales con miel en el bibi!!

    Besitos y perdón por el rollazo que te he acabado soltando!

    ResponderEliminar
  6. Yo como sabes aun no he llegado a esa "etapa", jeje pero creo que no pasa nada si come algunos potitos, si solo son para la cena, y el resto consigues que vaya comiendo mi consejo es que no te agobies, mejor eso a que rechazara todo y no quisiera comer.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Yo es que para la comida soy muy relajada, no es un tema que me quite el sueño (que bastante me como ya la cabeza con otros temas!!). Normalmente le preparo yo la comida, la cena, la merienda... pero de vez en cuando sí que recurro a los potitos, bien porque salgo fuera, bien porque no me ha dado tiempo a cocinarle algo, bien porque hay un potito en concreto que me gusta especialmente (los de hipp por ejemplo o alguno que viene ya como un plato, de milupa creo que son...).

    En definitiva, que de vez en cuando no pasa nada, a mi por lo menos no me preocupa jaja

    ResponderEliminar
  8. Yo siempre preparo suus purés pero si tengo que salir, generalmente me llevo potito. Nunca he tenido problema por darselos. Los de Hero baby de verduras con pasta y verduras con carne son sus favoritos. Los de fruta no le van.

    ResponderEliminar
  9. Una maravilla los tarritos de Buenas Noches de guisantes con jamon todavia se los compro y se los comen fenomenal y tienen 3 y 6 años les encantan!!!!!
    He probado yo hacerlos en casa y no les gusta igual....

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado lo de la Coca-cola! que gracioso. Yo personalmente nunca los he comprado así que no puedo opinar. Desconozco si tu hija ya tiene algun diente pero si es así yo provaría con los trocitos. Publiqué un post en mi blog explicandolo pero te lo resumo. Los berrinches con las papillas eran horribles así que con 15 meses le empecé a dar trocitos de lo mismo que le ponía en la papilla y hasta ahora. Desterramos los purés

    ResponderEliminar
  11. Con mis tres tortuguitas he usado potitos. Soy pesima cocinando, no me gusta cocinar y no disfruto comiendo, como por necesidad. En la vida me he puesto a cocinar algo en serio, como para hacer un puré... yo creo que los potitos tienen mala fama innecesaria, todo depende de la situación de cada uno. Yo no sé que hubiera hecho sin ellos...

    ResponderEliminar
  12. Yo no pude darle potitos mucho tiempo porque mi hijo enseguida quiso comer como nosotros. Con doce meses ya comía trocitos como un campeón. La época pures fue cortísima, de los 6-7 meses (hasta entonces tomó leche materna exclusiva) hasta los 15 o así, pero vamos a los 12 ya muchas comidas eran como las nuestras. De todos modos cuando salíamos fuera o en las vacaciones que coincidieron en esa época sí le di potitos. Los de fruta le encantaban y de los salados el que más le gustaba era el de pollo con arroz. Cuando dejó de querer purés, yo estaba feliz porque era muy cómodo y no tenía que preocuparme en pensar dos menús distintos, hacía lo mismo para todos y listo. Hasta hace poco ha comido de maravilla pero ahora con 33 mesecitos lleva un temporada que empieza a hacer el tonto con la comida y ya no come como antes. Imagino que es un fase pero vamos antes las verduras se las comía como nosotros y ahora o se las hago en puré o nada de nada, y así más cosas. En fin que vamos atrás!

    ResponderEliminar
  13. a mi me ha pasado como a London: los de pescado siempre de bote.
    Y los de Buenas Noches le encantan a mi chico: tooodas las variedades. Ahora ya no los quiere más q de vez en cuando pero ha tomado muchos.
    El mayor se alimentó de potitos nutriben: no había forma de que tragara un puré. Y ahora come de todo y fenomenal.

    ResponderEliminar
  14. Yo le di tarritos de frutas ocasionalmente a mi hijo porque le gustaban y para llevar fuera me gustaban más que la fruta que, por mucho que la guardes en recipientes adecuados, parece que se oxida un poco.
    En cambio, la verdura no hubo forma. No le gustaba de ninguna clase ni de ninguna marca así que siempre casera.

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que como lo natural no hay nada por mucho que pasen controles y controles pero... Si no tienes otro remedio que le vamos a hacer. No te sientas mal por eso!

    ResponderEliminar
  16. yo usé los de fruta, los de comida no. Pero escucha, si a ti te resultan , a tu hija le gustan y funciona... tienes que tener este dilema? No te agobies, lo que tu instinto te diga está bien hecho. Los hijos de este mundo que vivimos, se tiran un pedo y lo analizamos (yo la primera, eh?) pues eso. He trabajado con niños del tercer mundo y te aseguro que hubiesen pagado el oro por un potito. Están equilibrados, bien hechos, etc. Yo no los usaba porque me gusta cocinar, pero no estoy para nada en contra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Cartafol: me deja más tranquila saber que después no hubo ningún problema para dejarlos...

    Juliete: por la noche no sé si es porque está cansada o qué que lo de los trozos no va muy bien

    mamadejulio: yo también lo pienso pero a veces me entran las dudas

    siempremama: lo de que están incluso mejor que los hechos en casa no termino de creermelo

    London: pues seguiremos tragando ;)

    mami milka: más que agobio es pensar que estoy haciendo lo que siempre dije que no haría

    mama c.c.: la cosa es comernos la cabeza por algo

    Teta: aquí sólo los dos extremos o entero o perfectamente triturados, como sea un puré con trozos hay arcadas...

    Eva: los de guisantes con jamón son los que más le gustan, qué tendrán...

    Sandra: dientes y muelas, como ya he dicho los trozos por la noche como que no

    irene: me tranquiliza conocer tu caso

    arual: si lo de que coman como nostros es una gozada...

    porfinyomisma: me alegra saber que muchas lo tenemos que hacer

    laky: que suerte!! aquí no hay manera, seré mala cocinera??

    nik neuk: sólo me siento mal a ratos...

    kira: todavía no he analizado un pedo pero todo se andará ;)

    ResponderEliminar
  18. La verdad sk donde esté lo natural que se quite lo artificial, pero con nuestros hijos en muchas cosas no decidimos nosotras... Nos hacemos una idea de yo hare esto o lo otro, o esto sera asi y así y luego las necesidades de cada uno se van dando de una manera o de otra... Mi hija mayor nunca quiso la fruta de casa, jamas, nunca le gusto pero los potitos la encantaban... así que no habia mas discusión... Sin embargo mi hijo nunca le gustaron esos potitos... sin embargo los de la cena (tipo buenas noches, etc...) genial, así que como bien tu dices, tbm es otra forma de ahorrar que yo tbm he tirado muchos pures y al fnal, estos los puedes guardar para otro dia en la nevera, etc... No te sientas mal, si es lo que la gusta, tampoco son nada para echarse las manos a la cabeza... Seamos coherentes, es un alimento especifico para ellos...asi que malo no es.

    Suerte!!!!

    ResponderEliminar
  19. yo pensaba lo mismo que tu cuando iba a empezar con la alimentación complementaria de Paula,hace ya 6 años de esto,y la verdad que con ella,puedo contar con una mano los que le compré,pero con Dennis todo a sido distinto,la comida no le iba mucho al principio que digamos,así que provamos con los potitos y le gustaba! con lo raro que huelen y saben...pero en fin..por lo menos comia algo más a parte de la teta,y ya he perdido la cuenta de cuantos le habré dado,claro está siempre le hago comida casera,pero al contrario de Paula,el a comido más de los tarritos,que se le va a hacer!
    http://kanguret.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Yo era también muy digna con eso de "yo se lo preparo caserito, faltaría más". Pero la realidad llamó a mi puerta allá por los 13 meses cuando dijo "tu puré te lo comes tu si ves que tal". No comía nada, trocitos de comida y purés cero, ni fruta ni ná. Y un día, algo desesperada, compré un potito. Y lo comió!, y el de fruta, también!!. Qué hacer?? pues no me tembló el pulso, comprar más. Eso fue lo que hice, y así estuvimos un largo verano, no comía otra cosa. Pero comía. Ahora me doy cuenta de que fue una fase, que no duró mucho y que no fue preocupante. Hoy come casi de todo y los potitos pasaron a la historia.

    ResponderEliminar
  21. en mis 2 casos jejeje siempre han sido mis purés caseros.

    con Ferran la fruta sí que no funcionó, pero ni la mía, ni la de potito. aunque con la de potito aun podía engañarlo. los purés de verdura con carne, pescado... siempre míos. un día probé un potito de nestlé, el olor lo detesto, pero él ni comió! y tuvimos un problemón porque nos fuimos 9 días de vacaciones y yo no podía llevarme purés. con los naturness tuvimos suerte. pero al volver a casa, los míos y listo!

    con Joel lo mismo. lo que a este le chifla mi fruta! y la verdura también.

    yo mientras pueda, lo haré así. pero vamos, que no estoy en contra, para nada, de los potitos. he sido niña potito! jajaja

    pd: te contesté en mi blog sobre lo del pediasure

    ResponderEliminar
  22. ¡No te culpes! Todas caemos en eso alguna vez. Yo al mío, con 19 meses, le sigo dando potitos de fruta porque le encantan. No hay manera de darle fruta si no es así. No le gusta la fruta natural, ni entera ni triturada así que al menos me aseguro que come fruta, aunque sea envasada.
    Mi pediatra me dijo que no pasaba nada y que hay cosas mucho peores como darles fritos o chucherías.

    ResponderEliminar
  23. Pues mira, a mis hijas no les gustaban los potitos, sólo he recurrido a ellos en caso de necesidad. Bueno, miento, a la segunda le gustan unos pero sólo de frutas, que son de Milupa y se llaman Fruta Pura. El caso es que alguna vez he visto estudios y dicen que no están nada mal, que son equilibrados, nutritivos y en buen estado. Tanto los de farmacia como los del súper. Así que tranquila por eso.

    ResponderEliminar
  24. Igual te sirve de algo pero yo a mi nena de 11 meses, para cenar, le doy un poco de caldo de pollo y verduras o de pescado y verduras, siempre casero, con huevo hervido o sin él y vegetales hervidos chafaditos (unos días con patata, otros con zanahoria, con calabaza, tomate...)además le suelo poner tapioca, fideos o arroz.
    Le encanta y admite muchas variaciones. Yo hago los caldos en grandes cantidades y los congelo. La verdura también la tengo hervida y congelada, menos la patata, que la hago día a día. Así sólo me queda poner la pasta y el huevo, si ese día le toca. A medio día le suelo dar pescado o carne, hervido y cortadito a trocitos muy pequeños con un poco de verdura. Ya verás como poco a poco si insistes irá comiendo más, al menos eso creo yo. Supongo le puedes poner un poco de queso o bechamel o algo que varíe un poco el sabor.

    ResponderEliminar
  25. Hola, leer esto ha sido como ver mi vida reflejada. Ya sé que esta entrada tiene bastante tiempo pero tenía que escribir. Sobre todo por saber si se ha solucionado el tema de las cenas con tu brujilla.
    Mi hijo Hugo tiene 22 meses y medio, a los 6 o 7 meses tuvimos un problema muy raro. Dejó la leche, no consentía tomar leche ni por las mañanas ni por las noches. Probé mil leches, mil cereales, pasé a las papillas de todo tipo, que al principio se tomaba, pero que después empezó a vomitar. Empezó a vomitar desayuno y cena, después la fruta, y por último pasó a vomitar casi todo, aunque lo que menos echaba era el puré del mediodía. Así durante dos semanas enteritas. A partir de ahi empecé a darle dos yogures para desayunar de esos de mi primer yogur que sí que los aceptaba, pero las cenas eran una locura. Así fue como llegué a usar los potitos de buenas noches.
    Al principio cenaba potitos normales pero, con mi obsesión por que tomara leche, le compré éstos que llevaban leche en su composición.
    A partir del año hice lo que me comentó el pediatra, empezar a darle tortillita en las cenas y demás...pero sin resultados. A veces se comía un poquito, otras nada de nada....y hasta el día de hoy.
    Tiene casi dos años y no come sólidos. Al mediodía sigue con los purés y come de todo, pero triturado. Ahora come en la guarde y siempre se come todas las comidas. Por las tardes sigo con papillas de frutas naturales o lácteos, si recurro a los potitos de frutas también se los come (hago bastante uso de estos potitos). Normalmente solo le doy los tarros de frutas cuando vamos a algún sitio o cuando no estoy en casa y el padre es el que le da la merienda.
    Pero las cenas son un horror para mi. Intento casi siempre darle algo sólido, pero o se come dos trozos o directamente dice no y ni lo prueba. Solo le gusta la tortilla y las salchichas, como le pasaba a tu hija jeje. Nada más.
    Sé que le gusta porque en algunas ocasiones se lo ha comido super bien, pero la mayoría de veces nada de nada. Así que ahí es donde entran de nuevo los potitos. Es muy estricto con los sabores, solo le gustan pollo con verduritas, verduras con pescadilla a la crema y guisantes con jamón (aunque menos) de buenas noches, y puré de verduras y pavo de pequecena. Los potitos no los perdona.
    Cuando pasa mucho tiempo cenando potitos pruebo otra vez con las tortillas y demás y se lo come genial, entonces me emociono y digo: ay mi niño ya come normal!! y a los dos días ¡ploff! mi gozo en un pozo... No abre la boca.
    He probado tortilla, tortilla de atún, de queso, con sobrasada..., huevo pasado por agua, jamón york, pechuga de pavo, quesos, quesitos, croquetas, baritas de merluza, nuggets de pollo, patatas (fritas, cocidas, congeladas...), pesacado a la plancha, al horno..., hamburguesas caseras de pollo, guisantes, etc, etc.....NADA
    Solo se come genial sus potitos con su yogur o dos petis de postre.
    ¿Qué paso al final con tu niña?? Yo estoy desesperada, pienso que no va a comer NUNCA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unknown, encantada de que te pases por aquí ;)

      Pocos meses después de escribir esto mi hija decidió que no los quería más, de hecho aún hay alguno por la despensa y tuvimos que pasar directamente a los sólidos también en la cena.

      No es que tenga una gran experiencia pero en mi opinión todo esto va por etapas, ahora mismo hay 5 ó 6 cosas que come bien así que tengo un planning semanal que se va repitiendo, cuando comemos nosotros otra cosa le pregunto si quiere pero suele ser que no, creo que a fuerza de ver otras cosas acabará probándolas.

      De todas formas mi hija come en pequeñas cantidades así que normalmente la cena es un "suplicio" ayer sin ir más lejos cenó simplemente un yogur, y qué voy a hacer?? al fin y al cabo la niña está sana, delgada como su padre pero muy sana.

      No te preocupes (sé que es mucho más fácil decirlo que hacerlo) pero tu hijo no va a estar toda la vida comiendo puré, de repente un día por casualidad probará otras cosas y le gustarán.

      Paciencia y mucho ánimo!!

      Eliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates