Ads 468x60px

miércoles, 27 de abril de 2011

En defensa de las vacunas

A los pocos meses de tener a la peque en casa descubrí a Carlos González, el primer libro suyo que leí fue "Bésame mucho" y para mí fue muy gratificante, no porque me descubriera nada nuevo sino porque dejé de sentirme mal por hacer muchas cosas con mi hija que en otros sectores se les considera muy perjudiciales (tenerla todo el día en brazos, dormir con ella,... ya os imagináis), meses después compré "Mi niño no me come" porque estaba realmente agobiada al pensar en como continuar con la lactancia una vez que me incorporara al trabajo y otra vez no me decepcionó.

Cuando hace unos meses leí que estaba apunto de salir otro libro suyo sobre las vacunas me sorprendió un poco puesto que creía que en este tema había un consenso y nadie ponía en duda su eficacia, pero al verlo hace 15 días en la biblioteca me lo traje para casa, evidentemente una vez leído el libro me queda claro que sí que hay un consenso en este tema, la comunidad científica internacional tiene muy clara su eficacia pero por lo visto hay cuatro majaras por ahí sueltos con muy mala leche soltando infamias sobre las vacunas y los padres en algunos momentos podemos llegar a creernos cualquier cosa.

El libro básicamente se dedica a desmontar una por una todas las mentiras que se dicen sobre las vacunas, principalmente en dos libros: uno de un tal Uriarte y otro de un tal Marín, ambos homeópatas; el simple hecho de que dos tíos hayan cogido un montón de datos sin contrastar y los hayan ido apilando en forma de libro como si se tratara de una verdad absoluta me deja cuanto menos que alucinada, espero que por lo menos se venda en la sección de ficción, porque vamos a ver, hay que tener mala hostia y ser mala persona para jugar con la salud de los demás así. Ha habido momentos, al leer fragmentos de dichos libros que he hecho muy muy mala sangre.

El autor utiliza su sentido del humor e ironía típica de sus anteriores obras para hacernos la lectura más amena a pesar de ser un tema "denso", hay momentos que su lectura puede resultar un poco pesada ya que para rebatir toda la sarta de mentiras de las que acusa a los antivacunas tiene que dar muchos datos, muchos informes,... que dificultan la lectura pero que al mismo tiempo son totalmente necesarios para entender todo esto. Es de agradecer que cada capítulo y cada subcapítulo esté cerrado con una amplia bibliografía con la que poder ampliar más el tema si estamos interesados, mucha de ella se encuentra en la red.

¿Si recomiendo su lectura? No sé que responder. Me da la sensación de que la gran mayoría de sus lectores somos padres y madres que ya estábamos a priori a favor de la vacunación y no necesitamos que nos convenzan de ello, aún así la información nunca sobra, yo he descubierto cosas que me han asombrado como que a pesar de que la mayoría pensamos que el sarampión es una enfermedad leve se calcula que en el año 2000 murieron 700.000 personas a causa de ella y se estima que sin vacunas la cifra podría haber ascendido a 5 millones ( todavía hoy mueren unos 100.000 niños al año) ¿cómo se os queda el cuerpo?, a mí fatal, sobre todo a sabiendas de que todavía hay quien asegura que la vacuna no es necesaria, que es una enfermedad leve que todos pasamos.

Por otro lado cuantos más lleguemos a esta información más posibilidades habrá de que alguno de esos padres que están pensándoselo lleguen también a ella. Como dice C.G. "Los padres que no vacunan a sus hijos suelen estar muy informados. Han leído libros, han visitado páginas y páginas de Internet. Están muy informados, pero muy mal informados"

Así que yo os animo a que si tenéis la posibilidad por lo menos le echéis una ojeada.

17 comentarios:

  1. Es bueno hacer difusión de esto sin duda! Realmente es un tema muy importante y como dice C.G. muchos padres andan mal informados.

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en mi lista de libros a leer!!! En Sevilla se ha adelantado la vacuna de la triple virica (sarampión y 2 cosas mas) de los 15 meses a los 6 porque ha habido una epidemia en determinados centros escolares, algunos niños han estado muy muy malitos, te lo aseguro que los ha tratado Jose en urgencias, todos ellos sin vacunar... Mas peligroso que la no información es la mala información.

    ResponderEliminar
  3. Yo no se como puede haber gente tan irresponsable. Gracias a las vacunas se han erradicado muchas enfermedades que antes eran mortales. Mis hijos están vacunados de todo, incluso de la varicela ( bueno, la peque aun no pero lo estará) y si les pudiese vacunar para que jamás cogiesen un catarro o una gastroenteritis, también lo haría!

    ResponderEliminar
  4. Te iba a decir lo que te ha dicho María, que no hay más que ver lo que está pasando en sitios donde algunos niños no han sido vacunados. Y, como te dice Laky, a mi me parece una irresponsabilidad supina, no sólo con sus hijos sino con los demás que convivimos con ellos.

    ResponderEliminar
  5. Yo no sería capaz ni de plantearme si ponerselas o no...es algo que me parece primordial, prefiero que pasen sin otras cosas, pero las vacunas, con eso no juego, es la salud del niño, prevenir algo que no tiene porque pasar pudiendo poner impedimento.

    ResponderEliminar
  6. Es algo que yo tampoco entiendo ahora a esa gente que le ha dado por pensar que las vacunas no sirven para nada y luego encima ponen a los nuestros en peligro porque sus niños van sin vacunar.

    ResponderEliminar
  7. Da la sensación de que fueran modas, es decir que los que deciden estar "muy informados" y no vacunar a sus hijos se creen muy transgresores o algo, yo desde luego no lo entiendo...porque estamos hablando de la salud de tus hijos...

    ResponderEliminar
  8. Para mi es una de los grandes inventos de la medicina, las vacunas. Todo lo que se evita con ellas, no entiendo como en este siglo aun hay gente que no se las quieren poner a sus hijos... incomprensible.

    ResponderEliminar
  9. Yo se las he puesto todos hasta eso del estómago que luego salió rana porque me la recomendó la pediatra, yo no dormiría tranquila si no pusiera todos los medios para evitar que cayesen enfermos, pero si que conozco a gente que no le ha puesto ninguna a sus hijos, uff :)

    ResponderEliminar
  10. Si aqui en los paises ricos no vacunas a tu hijos "no pasa nada" porque la mayoria de los niños esta vacunada.Asi que estan bastante protegidos! En los paises pobres no tienen polemica porque no se pueden vacunar y es donde mas hace falta!

    ResponderEliminar
  11. Vamos yo ni me lo he planteado.
    Si k he visito el tema ya en un par de ocasiones y la verdad k no lo entiendo, el mundo se está poniendo del revés.
    No nos damos cuenta de lo afornunados k somos, vivimos en un pais "desarrollado", k nos brinda la oportunidad de poder defendernos anta las enfermedades, esas k en tantos otros paises, e incluso el nuestro propio, por falta de ellas, murieron y miren miles de personas... no hace muchos años.

    ResponderEliminar
  12. A veces pienso que les pasa a esos padres por la cabeza cuando deciden no vacunar a sus hijos.
    Es cierto que las farmaceuticas no andan muy finas y muchas veces se les ve el plumero, pero el tema de las vacunas me parece muy serio. Cuando hay tantos estudios que realmente demuestran su eficacia.

    Me resulta muy ameno como escribe Carlos González. Tengo en mente comprarle pero más por curiosidad que porque tenga alguna duda al respecto.

    ResponderEliminar
  13. Me alegra saber que por aquí lo tenéis todas tan claro. Esta moda (porque creo que es una moda unida a esto de que todo sea super-natural) me da miedo y cierta grima. Creo que como se siga con esto las autoridades van a tener que hacer de la vacunación algo obligatorio...

    ResponderEliminar
  14. Qué casualidad!! tengo las noticias puestas y justo están hablando de este tema porque estamos en la semana internacional de la vacunación!! Hablan de que desde la vacunación el sarampión a descendido de 100.000 a 600 casos al año en España, de las demás enfermedades no me he quedado con los datos pero os lo podéis imaginar.

    ResponderEliminar
  15. PUes a mi las modas sobre la salud de las personas, me pone los pelos de punta...
    Yo soy de mente abierta, respeto homeopatas, osteopatas y medicinas alternativas en general. El problema es que los seguidores de estas medicinas son anti medicina tradicional, critican todo, vacunas incluidas. Se vuelven fanáticos y eso asusta. Ojala todos los niños y niñas del mundo tuviesen la oportunidad de vacunarse, pero hay tantos que no pueden elegir...

    ResponderEliminar
  16. Este no lo he leído pero todos los que he tenido el gusto de leer de Carlos González me han encantado. Por cierto, tienes un premio en mi blog

    ResponderEliminar
  17. Me parece flipante lo de esta gente que se niega a poner vacunas a sus hijos! Me parece muy irresponsable por su parte. Sólo espero que algún día no tengan que lamentar esa decisión.

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates