Ads 468x60px

jueves, 16 de junio de 2011

Cultivamos futuro

Hace unos meses trasteando por la web dí con la página de Cultivamos Futuro, en aquel momento estaban recogiendo ideas para inculcar el consumo de frutas y verduras a los más pequeños de la casa, ya que es un tema que me interesa bastante me registré y les he ido siguiendo los pasos…

Cultivamos Futuro es una campaña de  Bouquet, cooperativa de frutas y verduras que cultiva más de 30 tipos en la zona mediterránea, que la puso en marcha porque consideran que su trabajo no acaba en el momento que recogen la cosecha sino que hay mucho más trabajo que hacer con las familias, colegios,.. En estos momentos está funcionando el concurso “Dando ejemplo” en el que diez familias van superando retos cuyo objetivo es aprender a alimentarnos de una manera más sana e incorporar las frutas y verduras como una rutina dentro de nuestra alimentación.

En Dando ejemplo no sólo participan las familias sino que cualquiera de nosotros podemos aportar nuestra idea para los siguientes retos y optamos a ganar una caja con estos productos, por supuesto yo ya lo he hecho, jajaja, no os animáis??

Y diréis, por qué le da hoy a esta tipa por contarnos esto? Porque la alimentación es uno de los temas que más nos preocupa a las madres y padres hoy en día, puede preocuparnos más o menos pero todos en algún momento nos hemos preguntado si lo estamos haciendo bien, si es equilibrada la alimentación de nuestros pequeños, si existe alguna forma de conseguir que coman de todo y mil cosas más; y porque a mí me parece fundamental incorporar buenos hábitos alimentarios desde pequeños, mucho más importante que el que se sienten a la mesa, no coman con las manos o no pongan los codos sobre la mesa (esta última una gran obsesión de mi madre)

Y, por qué me parece importante? Pues dándole vueltas he encontrado tres buenos motivos:

1.- Por nuestra propia salud. Hoy en día la obesidad se considera la mayor pandemia en los países industrializados, es curioso, mientras media humanidad sufre de desnutrición (bueno, creo que son dos tercios) la otra media padecemos las consecuencias de la sobrealimentación. Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte en nuestro país y muchas de ellas son evitables consiguiendo unos buenos hábitos, hábitos que a su vez cuanto antes seamos capaces de adoptarlos más difícil será desprenderse de ellos a lo largo de nuestra vida. 

Acabo de oír las noticias que el próximo curso estará prohibida la venta de chucherías y productos altamente grasos en los colegios e institutos, por un lado me ha parecido estupendo y por otro me ha sorprendido porque nunca pensé que se vendiera nada en estos lugares, claro, yo soy de la generación que llevaba el bocadillo de casa!! Y teniendo en cuenta que somos el segundo país de Europa con mayor índice de obesidad infantil (el 16%) sólo por detrás de Gran Bretaña (como siempre estamos en cabeza en lo peor) no estaría nada mal volver a ver a los niños con la bolsita del almuerzo o la merienda cuando salen de casa.

2.- Por la salud de nuestro bolsillo. Vale, vale, ya sé que la fruta no es precisamente barata, lo digo antes de que nadie me abuchee, pero como siempre los términos caro o barato dependen de con que se comparen. Una cesta de la compra rica en fruta, verdura, cereales y legumbres siempre será más económica que otra en la predominen los productos animales (que en mi opinión deben estar pero en cantidades más bajas de lo que suele ser habitual), precocinados, bollería y demás, sobre todo si nos acostumbramos a consumir productos de temporada, es absurdo querer comer fresas en diciembre cuando unos meses después podremos disfrutarlas con su mejor sabor y a un precio mucho más asequible. Otro tema son los productos ecológicos que sí son algo más caros pero como leí hace poco en un blog amigo, es una cuestión de prioridades, como todo en la vida, aún así en muchas ciudades se pueden comprar productos directamente de los agricultores locales e Internet en este sentido nos deja todo más cerca.

3.- Por la salud de nuestro planeta. ¿Os imagináis que sucedería si los seis mil millones de habitantes del planeta nos alimentáramos como hacemos nosotros? Sería totalmente inviable, no es sostenible, producir un kilo de carne nos cuesta 25 veces más en recursos que producir un kilo de vegetales. Para poder producir la suficiente demanda de carne actual los animales son hormonados e hinchados con su consiguiente repercusión luego sobre nuestra salud, no os habéis fijado como se encogen algunas veces los filetes al echarlos en la sartén?

Y toda esta chapa que os he soltado para qué? Simplemente para que no nos olvidemos del consejo de “5 frutas y verduras al día”, con los niños no siempre es fácil pero recordemos que nosotros somos sus modelos y que todo se enseña dando ejemplo. Si necesitáis truquillos pasaros a ver lo que han hecho estas diez familias y si se os ocurre alguno que nos puede ayudar a las demás mamás no dudéis en dejarlo.

5 comentarios:

  1. En esta casa entra muy poca fruta y muy poca verdura, qué le vamos a hacer... Y el nene se la ha estado comiendo muy bien hasta hace dos días que dijo "ya no más". Reconozco que a mi la alimentación, aunque me preocupa, no es lo que más y no nos cuidamos como deberíamos.

    ResponderEliminar
  2. A mi la alimentación de mis hijas me preocupa bastante, sobretodo la de la mayor que no abre la boca... en determinadas ocasiones he sucumbido a la tentación de darle chuches a cambio de comer comida, menos mal que ni con esas porque me parece muy mal.

    Por mi parte desde que tengo hijas he mejorado mi alimentación. Bueno mejor, mejorar... como mis frutas y verduras y hasta lentejas!!una dieta mas rica en pescado (que me encanta pero cuando me lo dan echo sin tener que limpiarlo con el olor que tiene...) peeeeeeero cuando se acuestan empieza mi festín: cheetos, gominolas, bollas... ahora con la LM materna me corto mas pero reconozco que como fatal!! y como yo sigo el ejemplo de mi madre, intento que mis hijos no sigan el mío el día de mañana.

    Con respecto a las cafeterías del cole... hija mía son el negocio del siglo!! yo soy terapeuta en un cole y te sorprenderías del número de niños que llevan bocatas de casa, yo creo que no llega ni al 5%. Y desde pequeñitos, que mi hija tiene 4 años y es de las pocas que lleva sin zumito y su sandwich de jamón de york... que pena!

    ResponderEliminar
  3. Mi niña a veces parece que me leas el pensamiento! precisamente ayer estaba diciendole a mi marido que deberiamos comer mas fruta y verdura (sobre todo el, que no le gusta nada), por nuestra salud y para dar ejemplo a Gala, porque ahora esta con sus papillas, pero se fija en todo lo que hacemos y la comida no es una excepción. A ver como la convencemos despues de que tiene que comer de todo si nosotros no lo hacemos... Voy a echarle un ojo a esa pagina que me parece de lo mas interesante ^^
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Nosotros tomamos mucha fruta y verdura. El nene se zampa dos platazos de verdura al día, bien como plato único o bien como acompañamiento a otro plato. Me gusta que aprenda a comer verdura desde bien pequeño y su padre y yo predicamos con el ejemplos.
    Nosotros compramos la fruta en un almacén que viene directamente de la huerta, sin intermediarios y la verdad es que la calidad se nota muchísimo.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que yo desde bien pequeñita he comido mucha fruta y verdura y creo que es muy importante una alimentación equilibrada. De momento el peque se lo come muy bien, a ver si sigue igual de más mayor.

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates