Ads 468x60px

miércoles, 22 de junio de 2011

Pasar el día fuera

Aunque soporto mucho mejor el frío que el calor me gusta esta época del año por todas las oportunidades que te da para hacer cosas, pocos días de lluvia, muchas horas de sol,... y siempre me ha encantado la playa, al vivir durante muchos años cerca del mar he disfrutado la típica playa durante el día y las fiestas de los pueblos costeros por la noche, qué recuerdos!!

Desde que me mudé por esta época empezamos a planear muchos domingos pasarlos en la playa, tardamos una hora y media en coche y aunque es un buen rato nos merecía la pena. El año pasado, la bruja tenía cuatro meses y en un par de ocasiones lo hicimos, iba dormida casi todo el camino, como en aquel momento sólo tomaba pecho no tenía que preocuparme de sus comidas, la llevaba en la mochila por allí e iba super-feliz.

Esta mañana en el parque he pensado que podíamos aprovechar este sábado que papá tiene libre y que dicen que va a hacer mucho calor para ir pero pensándolo bien no me ha parecido muy buena idea. Diréis que soy una histérica pero he visto demasiadas pegas a la idea:

En el coche la bruja seguro que iba dormida casi todo el camino, pero en un coche sin aire acondicionado el viaje iba a ser bastante agobiante para ella.

Ahora ella come lo mismo que nosotros pero no es lo mismo en casa que hacemos la comida pensando en los tres que llevárnosla en un tupper, qué llevo que no se estropee y que ella vaya a comer?? no puedo llevar bocatas ni tortilla que es lo típico porque la bruja no lo iba a probar, no le puedo llevar unos macarrones y que se los coma del tiempo porque en la arena iba a ser toda una odisea,... Podríamos ir a comer a algún restaurante de comida rápida pero estos días de playa están a tope y estar esperando una hora con ella puede ser una tortura para al final no comer nada por haberse pasado la hora y estar toda nerviosa.

La siesta podemos descartarla si se duerme durante el viaje, así que qué hacemos a pleno sol (aunque llevemos dos sombrillas) a las 3 de la tarde con ella???

No tiene porque suceder pero basta que haya planeado un bonito día para los tres para que tenga el día torcido y nos tengamos que volver para casa, y sólo de pensar en el mosqueo que me iba a pillar por pasar un día de fiesta en el coche me pongo mala.

Cuando fue mi cumpleaños estuvimos el fin de semana fuera los tres y salió todo muy bien pero había una diferencia que para mí es fundamental: teníamos un "campamento base" es decir la habitación del hotel, donde poder ir a descansar después de comer, donde poder estar un rato tranquilos y que la bruja se echara su siesta, donde prepararle la merienda,... una especie de refugio si algo iba mal.

Con la edad que tiene la bruja en estos momentos me agobia no tener todo planificado al detalle a la hora de pasar un día fuera, cuando era más pequeña me parecía más sencillo y pienso en cuando sea un poco más mayor y también. Igual me estoy agobiando por nada...

Vosotras cómo vivís estas experiencias, cuando habéis empezado a disfrutarlas de verdad? debería darle menos vueltas?

13 comentarios:

  1. Para mi el mejor sitio para estar con mis hijos es claramente la playa, vamos no me cabe duda aunque acabe muertaaaaaaaaaaa.

    Los niños siempre soprenden, no lo olvides mira el día de la barraca. En la playa hay mil cosas que hacer: que si castillos, hoyos, enterrarse, jugar con la regadera y les cansa un montón puede ser que hasta duerma siesta!!

    Nosotros en la playa siempre llevo un taper con fruta fresquita, ensalada de pasta o de arroz, jamón de york... no se lo que coma tu hija. Si necesitas calentarlo seguro que en cualquier chiringuito os lo calientan y si vais a algún sitio a comer, si tu hija come a la misma hora que las mías, la una o así no habrá mucho jaleo.

    Todo es probar, como ves yo te animo!

    ResponderEliminar
  2. Yo me paso el invierno deseando que llegue el verano, pero estos calores así, sin preaviso, me tienen "matá"
    Está claro que un día de playa con una peque tiene que ser una operación logística importante, pero no había caído hasta ahora. Esto de ser novata ....

    Dreamita
    www.buscandoteati.com

    ResponderEliminar
  3. Nosotros tenemos la playa a una media hora en coche, aprovecho siempre para que duerman la siesta despues de comer en el coche y disfrutamos de la tarde!...aunque yo no soporto nada bien el calor!

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo, nuestros peques estan en un limite, estan entre bebe y bebe-nene. A mi me pasa igual, quiero salir a hacer cosas pero al rato me acuerdo de todas esas cosas que nombras.

    Sera cuestion de tomar aire y animarse?

    ResponderEliminar
  5. Hay mil cosas que puedes llevar: fruta, jamón, quesitos, yogures que no necesitan refrigeración...potitos de frutas.
    En los chiringuitos si vas a la 1 y media no hay nadie, la gente suele ir a las 3 a comer.
    ¡vete a la playa y disfruta de ver a la brujilla viviendo sus aventuras!

    ResponderEliminar
  6. Yo no creo que estés exagerando, creo qe con nenes tan pequeños, un "campamento base" es necesario, para las siestas y los descansos de la peque y sobre todo para no estar en la playa en horas de mucho calor, al menos aquí en el sur porque a las 3 de la tarde, hace demasiado calor... Un besito fuerte

    ResponderEliminar
  7. Gracias por los ánimos. Esta tarde hemos ido a comprar un cubo y una pala y una regadera (de Hello Kitty, jeje) y en principio nos vamos a atrever, ya os diré si me arrepiento o no...

    ResponderEliminar
  8. Con una niña como la tuya tiene que ser una maravilla ir a cualquier sitio... cuidala mucho que es una monada!

    Besos... te seguimos!

    www.tacatucazaragozaoutlet.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Soy igual que tu. Y mi hijo no ha puesto nunca las cosas fáciles así que no nos hemos aventurado a hacer muchas cosas con él. Pero poco a poco todo eso cambia, mi hijo lleva dos semanas muy buenas y podremos ir flexibilizando los planes. Seguro que a ti te pasará igual.

    ResponderEliminar
  10. Buuff..depende del ánimo, tienes razón! Hay días que me atrevo con todo, y en cambio otros, lo de desplazarme con los dos bebés, se me hace cuesta arriba. Pero una vez planeado el día y con dosis de ilusión, nos organizamos y lo pasamos estupendamente, eso sí, con la mochila llena de pañales, toallitas, tuppers, fruta, agua, chupetes,...y algún que otro juguete. No lo pienses y a salir a disfrutar!!!

    ResponderEliminar
  11. No puedo ayudarte mucho porque vivo a 10 minutos de la playa y vuelvo a casa a comer y a echar la siesta...

    ResponderEliminar
  12. Pues me temo que soy un poco como tú... Esas cosas me agobian un poco... Así que a mí me vence la comodidad y si no tengo la playa cerca, me quedo en la piscina...

    ResponderEliminar
  13. La nena tiene 7 años, y la bebé 5 meses. Con la nena me pasaba como a ti, le daba vueltas a todo. Incluso nos fuimos de vacaciones a casa de mi suegro en la playa en vez de a un hotel, para que todo fuera conocido ¡no te digo más! hasta los pañales de dodot me llevé de casa, por si hubiera allí...

    En fin, que ahora con la bebé ni te imaginas la poca importancia que tienen las cosas ¡si me vieras duchar a la bebé ahora, gritabas y todo!

    Unas croquetas, unas empanadillas, un zumo natural de naranja en un bar, un sandwich de lo que la guste ¡un día es un día! no pasa nada, por un pienso no se muere el borriquillo!

    Mira, cuando mi nena ya no era bebé, llegamos a un lugar de vacaciones y nos sentamos a cenar en una terraza. Pedimos varias raciones, y para ella sanjacobos que había en la carta.

    Los sanjacobos llegaron los últimos. Para entonces la nena, muerta de hambre, ya se había puesto morada de chopitos, calamares, pimientos y lo que había!!!

    Y en la playa no te preocupes...se puede comer y hacer sobremesa hasta las 4 para dejar pasar el sol más fuerte. Y mucha crema ¡aprovecha tú que tienes la playa tan cerca!

    Besos

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates