Ads 468x60px

jueves, 30 de junio de 2011

Primera fiesta de cumpleaños

El lunes nos invitaron al cumple del hijo de una amiga de papá que hacía ya 4 añazos, lo veo al lado de la bruja y menudo hombretón!! La fiesta se hizo en un Chiqui-park, la mamá del cumpleañero nos dijo que sin ningún compromiso pero que si creíamos que la bruja se lo iba a pasar bien que fuéramos, yo tenía ganas de probar un sitio de estos y me pareció una oportunidad genial, además está cerca de casa por lo que si la cosa no iba muy bien con volvernos listo.

Habían elegido un Chiqui-park que tiene dos zonas separadas por edades, una a partir de 5 años y otra desde que andan hasta los 5, muy bien porque la bruja no era la única bebé invitada. Como ya había leído el post sobre esto de madredemellizos yo iba preparada con el par de calcetines para ella y otro para mí por si acaso, pero a mí no me hizo ninguna falta porque los padres no podíamos entrar, eso sí lo veíamos todo "desde la barrera" y ellos nos veían todo el rato claro, como madre primeriza y un poco histérica me preocupaba un poco dejarla ahí metida sola pero estaba preparado de tal forma que sólo un murito nos separaba a los padres de ellos y podíamos estar interactuando si queríamos (bueno, si ellos querían).

Cuando llegamos lo primero que hicimos fue felicitar al cumpleañero que estaba en una nube y dejar las zapatillas en recepción. Como ya había niños jugando por allí metí a la bruja en la zona de juegos y no veáis como la gozó!! La zona de los peques estaba dividida en tres subzonas: un pequeño castillo hinchable, una zona acolchada con figuras, una casita, escalones y demás todo blandito y la zona de las bolas. Lo que más le gustó a la peque fue la zona acolchada, no paraba de corretear, coger las figuras y lanzarlas, subirse por todos lados, tirarse al suelo y cuando me veía "esconderse", además la monitora de vez en cuando activaba un expulsor de pompas de jabón y todos como locos!! La zona de las bolas no le hizo mucha gracia, antes de meterla la monitora me avisó de que la primera vez no les suele gustar, aún así le dije que lo intentara, cuando sólo había niños de su edad estaba bien pero en cuanto aparecía uno más mayor y ella no se podía levantar (imaginad estar en unas arenas movedizas) se agobiaba y "llamaba" a la monitora para que la sacara de allí... de todas formas como las tres zonas están unidas ella desde lo seguro pedía a los mayores que le tiraran pelotas y todos contentos.

Estuvieron como una hora jugando por allí y llegó el momento de la merienda, como ya me imaginaba la bruja apenas probó nada, tan sólo un trocito del croissant y unos gusanitos (por lo menos se había comido una naranja en casa antes de salir). La merienda no estuvo mal pero era más apropiada para niños más mayores: dos bocatitas, un minicroissant, un batido de chocolate, una bolsita de picoteo y una tarrina de helado que me comí yo, jeje. Para los padres (bueno, mejor dicho madres) a parte de la cervecita que tomamos al entrar habían preparado una tarta así que una vez que la bruja volvió a la zona de juegos y pasaba de mí decidí dejarla un poco e ir con las otras mamás a comer mi trozo, me senté y de repente oigo un "Hola", miro y allí estaba la jefa de papá!! casi se me indigesta el pastel!! (si alguien no sabe porque me cae tan bien esta tipeja puede leerlo aquí) así que en cuanto llegó un padre tardío amablemente le cedí mi silla para irme a ver a mi brujita...

Allí seguía disfrutando como una loca cuando de repente suena "para dormir un elefante..." y yo que creía que por un día me iba a librar de los Cantajuegos!!! ella oía la música y buscaba una pantalla para ver de donde salía eso, así que la saqué de las colchonetas y nos fuimos a una especie de escenario donde estaban las otras niñas del cumple cantando y bailando. En casa tengo los dichosos Cantajuegos puestos todo el día pero mucho rato no les hace ni caso (eso sí, no puedo quitarlos así como así), sin embargo allí con las otras niñas estaba toda emocionada, le dieron un micrófono de juguete que no se sacaba de la boca y se puso a bailar y a intentar imitar a las mayores, estaba para comérsela!! claro, soy su madre no puedo decir otra cosa, pero como era la más pequeña y es super payasita tenía a todos los mayores conquistados, si hubiera estado papá habríamos necesitado una fregona para sus babas...

Finalmente a las 20:30 nos echaron, diez minutos antes la bruja ya me había pedido brazos porque no podía más, yo tampoco, aunque las mamás allí no hagamos nada acabé muerta. Cuando llegamos a casa a cenar la bruja se estaba quedando dormida en la trona pero en cuanto la eché a la cama de la emoción que tenía por todo lo que había vivido esa tarde no se podía dormir...  no paraba de dar palmas y "cantar", por fin el cansancio la venció a las 23:30.

Está claro que salimos muy contentas con la experiencia, yo tenía mis dudas por la edad de la peque pero me gustó mucho (a ella más), me parece una opción muy buena para el invierno, para esos días que no para de llover y que tras cuatro días en casa no sabes que hacer. Así que seguramente este invierno iremos alguna tarde...

13 comentarios:

  1. Me alegro mucho que os gustara la experiencia. Yo también disfruté la primera vez que fuimos y hemos repetido!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy Mamá Nortina:
    Que buena experiencia vivió tu Brujita en aquella fiesta!. Al parecer, el lugar era super adecuado, con éstos castillos inflables y todo blandito, ideal para los más pequeños. Lo de las pompas de jabón, es una locura ¿no?. A mi hija también le encantan cuando salen por montones, se vuelve loca tratando de aplastarlas (y eso que tiene 5 años). No te encuentro nada de histérica, en verdad solo te veo tan preocupada, como yo lo era cuando mi Monita tenía la edad de la tuya y eso que aún, no la he dejado sola en ningún cumpleaños, ¡auque monitoras tenga!. A lo mejor somos igual de histericas... jajaja, bueno, me alegro por la Brujita y es cierto, en los cumpleaños los niños lo menos que hacen es comer...¡es que están tan interesados en seguir jugando!, y las madres, aunque no hacemos "nada" (solo observarlos o interactuar, si te lo piden las monitoras), también quedamos agotadas y nuestros niños hiperventilados, hasta que caen dormidos como troncos!. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Y a mi que no me gustan estos sitios!?? La gorda es aun muy pequeña pero seguro q me toca ir un poquito mas adelant y a ella seguro que le encanta. Me alegro muchisimo de que pasareis una buena tarde!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  4. que manía les tengo a los chiquipark.... cuando hay pocos niños no están mal, pero ¿cuándo hay pocos?
    Yo aún no he llevado a M., porque temo que le gusten tanto como a tu brujilla.
    Al menos echasteis una buena tarde a pesar del encuentro con la tipa (si, me he leido la entrada).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Que lindo, que bueno que a la bruja le gusto tanto! Yo todavia no fui con Elián.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que lo pasarais bien! Jejeje, nosotros los vivimos mucho más agobiados, pero será un espejismo, pues no conozco ningún niño al que no le diviertan los parques de bolas! Pero de momento dejo pasar más tiempo antes de volver.. Muchas gracias por el enlace y por tomar nota de los calcetines!!!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Después de la playa es el mejor sitio para estar con los niños!!! mi hija mayor está asalvajada ya y la meten en la zona de grandes aunque no tenga los 5 años y la peque está como la bruja con cautela descubriendo todo.

    El año pasado los reyes dejaron en casa una cama elástica con una red y una bolsa gigante de bolas!! pq con el precio que tienen los chikipark... ya la he amortizado!

    ResponderEliminar
  8. A mis tortuguitas mayores les encantan, la pequeña aun no lo ha probado... pero supongo que estaria encantada... cuando le toque su primera vez ya te cuento.

    ResponderEliminar
  9. Pues resultó súper bien! Me la imagino cantando y bailando con su micro y todo y tenía que estar tan mona. Si es que esa brujita es un bombón.

    ResponderEliminar
  10. Los niños disfrutan muchísimo en ese tipo de parques, me alegra que la brujilla lo pasara tan bien, jejejeje. Oye he leído la entrada de la jefa de tu marido, no sé si me pasó en su día, qué capulla no??? no me extraña que no la puedas mirar a la cara.

    ResponderEliminar
  11. Suu: es que es algo que a todos les gusta, no??

    Mamá Nortina: seremos dos histéricas entonces!! veo que en todos lados esto es igual...

    María: a ella le encantará seguro!! yo nunca había entrado en ninguno.

    porfinyomisma: pues el lunes estábamos casi sólo los del cumpleaños, supongo que porque es verano, en invierno será una locura!

    Marina: anda que no te queda tiempo para ir!!

    madredemellizos: en cuanto me dieron la invitación me acorde de ti ;) seguro que la siguiente mejor

    London: pues en tres días hemos estado en los mejores sitios, jaja Que no te oigan lo de la cama elástica que aquí no hay donde meterla...

    irene: si las mayores ya van a la peque no le faltará mucho, ya me contarás

    Mousikh: qué te voy a decir yo!! ;P

    Belén: capulla es poco... no puedo ni oir su nombre y lo peor es que encima es super-amiga de mi cuñadísima

    ResponderEliminar
  12. Que buena experiencia no? yo tengo que llevar a mi hijo otra vez a alguno, que la primera vez aunque lo pasó bien no lo disfrutó todo lo que podía y seguro que ahora disfrutaría un montón.

    ResponderEliminar
  13. Qué guay!!
    Al lado de mi casa han montado una peluquería con una gran zona de bolas y toboganes, parecido a lo que describes. Está fenomenal porque mientras esperas los peques están disfrutando o mientras te cortas el pelo el nene está a lo suyo. La primera vez que fui tbn pensaba que no le iba a molar meterse dentro a jugar pero luego no había quien le sacara. ¡Están bien montadas estas cosas!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates