Ads 468x60px

lunes, 13 de junio de 2011

Una tarde en las barracas


El sábado por la tarde aprovechando que estábamos todavía de fiestas decidimos hacer algo diferente y nos fuimos a las barracas, se puede decir que ha sido la primera vez de la bruja ya que cuando estuvimos el pasado año era muy pequeña y estuvo dormida todo el rato.

Antes de ir yo no lo tenía muy claro, pensaba que íbamos a aguantar allí no más de quince minutos por dos motivos:

1.- La bruja apenas aguanta en la silla, hay días que si vamos cerca como al parque o a por el pan ni siquiera la bajamos porque acabamos llevándola de adorno y es un verdadero tostón. Hay quien dice que la culpa de esto es mía porque cada vez que protesta porque quiere salir yo la dejo, pero lo que no voy a hacer es llevarla llorando, no?? El problema es que el recinto ferial no es un sitio para que una niña de quince meses vaya andando con tanta gente a su alrededor y llevarla dos horas a cuestas nosotros no lo íbamos a aguantar

2.- Siempre que hemos estado en algún sitio (tipo mercadillo) con mucha gente alrededor ella lo ha pasado muy mal, sentada en la silla sólo ve piernas a su alrededor, se agobia y se pone a llorar y como en esos sitios hay tanto ruido no la oímos y para cuando me doy cuenta está ya casi desesperada con unos lagrimones que llegan al suelo, y claro luego yo me siento fatal.

Pero a pesar de todo decidimos intentarlo, el recinto ferial está al lado del parque donde solemos ir así que en una mala podíamos ir a los columpios y punto, pero nos llevamos una grata sorpresa.

De casa a las barracas hay como unos quince minutos que fue la bruja en su silla protestando a ratos, pero la convencimos de seguir allí hasta llegar, cuando llegamos lo primero que nos encontramos fue “Los camellos” que me encantan aunque nunca gano nada, cuando estoy practicando meto unas cuantas bolas en el agujero amarillo pero en cuanto suena el silbato y comienza la competición me pongo nerviosa y no doy una, y justo al lado una mega-atracción de esas en las que están todos gritando, y claro la bruja acojonada empezó a llorar, pensé que era el final de nuestra visita pero en cuanto nos movimos un poco se le pasaron todos los males al ver un Bob Esponja gigante, tenía los ojos como platos!!

Estuvimos un rato dando vueltas, la bruja estaba encantada, había muñecos por todos lados y ella con su dedo señalando todos, no daba abasto!! A ratos la veíamos “bailar” porque cada barraca tenía su música (a todo volumen por cierto), vamos sobreestimulación a tope. Habíamos salido antes de merendar para que no se nos hiciera tarde y allí no quiso comer nada de nada, bastante tenía con mirar todo!!

Como a mí me encantan todos los juegos y la veía tan emocionada con los Bob Esponja echamos un binguillo para probar suerte, lo que duró la partida estuvo sentada en su silla tan feliz con unos cartones que habíamos cogido del suelo de las partidas anteriores,  yo no me lo podía creer y como encima tuve la suerte de cantar el bingo… pues un Bob Esponja para nosotros!! Cuando se lo di menuda emoción, agitaba los brazos y las piernas como loca, y le daba unos besos… Ahí lo tenéis en la foto!!

Seguimos dando una vuelta por allí antes de ir a casa y nos encontramos con varios conocidos todos ellos con los peques, la bruja no se montó en ninguna atracción porque todavía es muy pequeña y no creo que hubiera aguantado sentada en ninguna hasta que acabara y aunque las miraba sorprendida no hizo mención de querer acercarse. Aquí sí que me entró la duda de cual es la edad en que se pueden empezar a montar, vosotras cuándo lo habéis hecho?

Ya por fin compramos unos churros y decidimos volvernos a casa (por cierto la bruja se comió uno) en cuanto salimos del recinto y pisamos el parque a la peque le quemaba la silla. Bastante había aguantado!! Y andando para casa… bueno, más que andando llevaba tal emoción que iba corriendo de un lado a otro, y gritando y riéndose, estaba como loca, como si hubiera tenido un subidón, nunca la había visto así, y claro como no quiso soltar a Bob Esponja pues corriendo con él, y como es casi más grande que ella os podéis imaginar la de veces que se cayó, eso sí en blandito porque él iba debajo.

Así que estoy bien contenta de haber superado esta “prueba”, puedo decir aunque no me gusta nada esa expresión que se portó muy bien, de maravilla, disfrutamos los tres mucho. Miro hacia atrás cuando ella no había nacido y pienso “que diferentes las fiestas” pero no cambio esto por nada del mundo!!

17 comentarios:

  1. Pues es sorprendente, hemos tenido de todo, la primera vez tenía unos tres meses y a pesar de la música infernal se quedó dormido nada más llegar. La siguiente vez 1año+3, se montó en los cochecitos con sus primos mayores, y a su papá se le da genial los dardos, así que algún muñeco cayó tambien. Y este verano 2años+3, no quiso montarse en nada, salvo en un castillo de bolas, y papá con los dardos bien también.
    Me alegro que lo pasara tan bien. Qué tendrá el Bob? A mi no me gusta nada!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito!! Y que contenta se pondría pequeña bruja con Bob Esponja!

    ResponderEliminar
  3. Pues al final resultó todo genial. Es increíble la capacidad de adaptación que tienen y cómo nos sorprenden. la brujita está cada día más mayor 

    ResponderEliminar
  4. Los niños son una caja de sorpresas... que linda la bruja con Bob, si es que hace milagros ese bichillo!!

    Cuando vamos a sitios de este tipo que hay tantísima gente o a cabalgatas a papi le toca echar hombros y subir a la nena... ella se lo pasa genial y no protesta nada!!

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que os fuera bien. A veces nos dan sorpresas! jaja

    ResponderEliminar
  6. Los niños tienen una capacidad increíble para sorprendernos, me alegro de que hayas pasado tan buen día.

    ResponderEliminar
  7. si es que los nenes cambian de un día para otro... lo que hoy no les gusta mañana a lo mejor les encanta!!
    Yo a mi peque todavía no la he subido a ninguna atracción, con 2 años y medio me parece muy pequeña y yo en ese sentido soy un poco cagueta!!! jejejje.

    Que guapa está con su Bob!!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  8. Mirala a ella tan feliz con su Bob!!! Me alegro de que pasareis un buen día!! Que linda, la verdad es que los peques muchas veces nos sorprenden! Eiiii yo pensaba que era la única q ha ratos lleva el carro de adorno jejejeje

    ResponderEliminar
  9. Que suerte!!!! lindo el Bob, me recuerda tu bob gay que me regalaste cuando era una primeriza en esto de los blog, jejeje un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. QUE FOTO MÁS LINDA! Felicidades, la maternidad está llena de estas pequeñas pruebas y sobretodo retos... cuando se superan con la felicidad que habeis experimentado, es realmente gratificante!

    ResponderEliminar
  11. Si es que cuando mas piensas que no lo pasaran bien ellos se lo pasan pipa.

    Y en cuanto a lo de las atracciones yo la monte con 20 meses pero me dejaron montarme con ella por si acaso pero resulto que ella se lo pasaba muy bien y luego ya cuando cumplió dos años ya se subio sola. Pero que cada niño es un mundo.

    ResponderEliminar
  12. Nunca dejarán de sorprendernos. Me alegro de que lo pasarais bien, sobre todo la peque!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. mamá de parrulín: a ver qué pasa con 3años+3!! no sé que tendrá, a mí me parece horroroso

    Sandra: no la había visto tan emocionada nunca

    @Mousikh:pues sí!! la próxima vez tendré esta como recuerdo y no se parecerá en nada

    London: el problema de los hombros es cuando va a ser mucho tiempo

    Mamá c.c.:sorpresas te da la vida!! jaja

    unamadreactual: ;)

    Pettro: yo también soy una cagueta (mi madre me lo ha pegado) así que creo que tardaremos

    María: que vas a ser la única!! hoy de hecho paso de bajarlo...

    100%: eso fue hace mucho, cómo te acuerdas eh!

    kira permanyer: estos momentos son los que compensan todos los malos

    Nieves: habrá que buscar una en la que quepa mamá, bueno, no hay prisa! yo les veo disfrutar en las atracciones y se me cae la baba

    Teta Reina: gracias ;)

    ResponderEliminar
  14. Como nos sorprenden estos pekeñajos...cuando vamos copnvencidos de algo, zas!...todo lo contrario!.....es genial la brujita con bob esponja!!...que suerte tuviste!!!!!!.....me alegro que pasara esta prueba satisfactoriamente!!!!!

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué bien lo pasasteis! Y la brujilla está emocionada con Bob Esponja (que tendrá ese bicho que gusta tanto a los niños).
    Lo de la sillita tbn le pasa al mío y hay que tener muuuucha paciencia

    ResponderEliminar
  16. Cuando menos te lo esperas los peques te sorprenden gratamente ^^
    Que mona con el peluche del Bon Esponja! que graciosa debia estar tan emocionada. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Pues yo que tú, si ella ni te lo pide, aguantaría todo lo que pudiera sin montarla, porque una vez que lo prueban les encanta y luego te meten un turre para que les montes... Y como encima son baratas... Pues eso, que no tengas prisa...

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates