Ads 468x60px

viernes, 8 de julio de 2011

Escupir hacia arriba

Cuando una es madre le vienen a la cabeza miles de frases y comentarios que hace mucho tiempo oyó a su propia madre, muchos porque no quieres repetirlos y otros porque descubres que tenían mucha razón. Recuerdo a mi madre diciendo en diversas ocasiones que cuando una tiene hijos tiene que tener mucho cuidado en lo que critica porque probablemente se lo tenga que tragar.

Creo recordar que una de las ocasiones en que lo utilizó fue el típico "a la hija de Menganita le acompaña el novio a casa por la noche y se pegan el lote en el portal y Fulanita va diciendo por ahí que menuda fresca, que que educación ha recibido y bla bla bla, pero dos años después es la hija de Fulanita la que es acompañada a casa y en un calentón no se da el lote en el portal sino que echan un polvete en el ascensor y por supuesto Fulanita tiene que tragarse sus palabras e ir con la cabeza gacha hasta que otro escándalo hace olvidar lo de su hija en el vecindario" Seguro que a todas os suena una historia similar...

¿A qué viene todo esto? A que estoy hasta los mismísimos de mi suegra... qué a bocazas no le gana nadie!! A ella todo todo lo que no siga los esquemas de su estrecho cerebro le parece mal y no duda ni un momento en decirlo abiertamente y claro al igual que Fulanita luego se tiene que comer sus palabras con patatas.

Os voy a contar una anécdota que pasó al poco de conocerla. Por supuesto a ella eso de que una pareja mantenga relaciones sexuales o conviva sin haber pasado por la vicaría no le entra en la cabeza, pues resulta que hace unos ocho años una prima de elpapadeunabruja se iba a casar y yo inocentemente (en aquella época mis preguntas todavía no iban con doble sentido) le pregunté si estaban viviendo juntos, era una pregunta, no era un juicio, hay parejas que viven juntas antes de la boda y otras que no, simplemente pregunté. Tras muchas frases sin sentido por su parte (porque se trataba de su sobrina del alma aunque ya no era tan casta y pura como ella creía) me dijo "se compraron una casa hace tiempo y están viviendo allí pero yo no sé si dormirán juntos, no sé nada de eso" ¿¿¿??? quién ha preguntado dónde duermen??? acaso pensaba que me importaba si su sobrina se casaba virgen o no!! En esa ocasión ya tuvo que tragarse sus palabras...

Pero años después papá y yo decidimos vivir juntos, como no se atrevía a decir lo mal que le parecía eso se dedicó a soltarme otras prendas como que "a ver como hacíamos lo del dinero del piso porque ya se sabe lo que duran las parejas de hoy en día", tras un par de comentarios nada agradables por mi parte el tema se zanjó. Un año después mi cuñadísima decidió hacer lo mismo pero a partir de ahí los comentarios pasaron a ser "que es lo mismo estar casados o no, que si ahora ella volviera atrás probablemente viviría con su marido sin casarse" JA JA y JA, quién puñetas se traga esto??? 

Nuestra vida siguió su curso y me quedé embarazada, cuando ella lo supo su reacción fue como si esta noticia se la hubiera dado un hijo adolescente, la alegría fue nula (en este tema paso de decir cuales fueron sus comentarios porque todavía y creo que por mucho tiempo me duelen), sentía vergüenza, en el pueblo lo ocultó durante meses... ¿qué iba a pensar la gente de que su hijo soltero va a tener un hijo? según ella lo mismo que pensó cuando se enteró de que mi madre se había casado embarazada, qué deshonra para la familia!!! Pero como no, mi cuñadísima ahora está embarazada... y cuál va a ser su reacción?? me imagino que se hará la progre delante de todo el mundo mientras yo me tengo que morder (igual no) la lengua para no repetir las perlas que nos soltó a nosotros.

Supongo que la vida le irá dando más palos, no estaría mal sabiendo lo que piensa de los divorcios que uno de sus hijos en un futuro pase por esto (espero en este caso que no seamos nosotros) o que una de sus nietas le diga que es lesbiana y se tenga que andar escondiendo tras las piedras cuando las vecinas la vean.

Como dice mi madre "quien escupe hacia arriba acaba dándose con su propio escupitajo"

25 comentarios:

  1. No le hagas caso, la gente mayor es asi (no se cuantos años tiene tu suegra pero bueno jeje). mi abuela es igual, le importa mas lo que diga la gente que lo que le decimos los de casa!

    un biico
    Alba :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu entrada, es que realmente graficas de excelente manera como actúan ciertas personas, que no necesariamente tienen que ser mayores..., para criticar y opinar sobre todo el mundo, por "el que dirán", pensando que todo lo que ellas piensan es lo que debe ser... y luego deben tragarse sus propias palabras y hasta dar vuelta las cosas, cuando le atañen a ellas mismas o a su círculo cercano. ¡Bravo!. ¡Me encantó!.
    Un abrazote, que ¡has dado en el clavo!,(ruego a Dios no ser así cuando más viejita, jejejeje...).

    ResponderEliminar
  3. No conozco de nada a tu suegra pero por lo que cuentas es una persona que deja bastante q desear. Entiendo tu indignación y tu dolor porque no os ha tratado como merecéis. Yo te diría q le sueltes una buena fresca pero supongo q por tu pareja aguantaras... Animo guapa, un besazo

    ResponderEliminar
  4. Acabo de llegar a tu blog y me gusto mucho! Desde hoy te sigo!. Por lo de tu suegra, yo creo que en el fondo no debe ser maldad, lo que pasa es que es gente de otra generacion que fue criada de una manera muuuy distinta, A mis papas les costo asimilar la noticia de mi primer embarazo (cuando no estaba ni casada ni cinviviendo ni nada, solo de novia) Nunca hicieron comentarios mala leche, pero se que fue una noticia dificil para ellos, luego lo aceptaron, ya vez que uno se acostumbra a las situaciones que le toca vivir,,,creo que pasa mas por ahi la cosa, aunque no niego que debes pasar tus malos ratos por culpa de sus comentarios... Saludos!!!
    http://amo-ser-mama.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Que buen posteo bruja madre!!!! sé lo que es recibir un comentario o una mirada que te juzga, pero en fin.
    Los dolores van dejando marca y contra eso es poco lo que se puede hacer.
    Lo que si está en las manos de los padres de brujita es formar un criterio más amplio que el de su abuela, que sea capaz de tolerar vidas diferentes a la suya.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues eso, que los que más hablan son los que más tienen que callar....hay gente para todo!!...aún así, rompiendo una lanza a su favor (aunque no comparto nada de nada sus comentarios y pensamientos) se trata de una persona mayor a la que han educado así, pero ¿qué me dices de la gente joven que piensa igual que ella??...esos sí que tienen delito...en fin, que a cada cerdo le llega su san martín!

    ResponderEliminar
  7. Qué bombonazo de suegra tienes mujer! No te podrás quejar!!

    Desde luego, dan ganas de verla con todo el escupitajo en la cara, pero literalmente...

    Pero bueno, al final hay que aprender a sobrellevar a la familia de la manera que se pueda, ¿no?

    Besos y ánimo con la suegra!!

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi en el fondo la señora me da mucha pena porque habrá vivido una educación tan cerrada que ahora mira como piensa, constantemente pensando en el que dirán y en que esto y lo otro es pecado. Eso no es vida.
    En fin, muchas veces pasa eso... dicen que el que alto escupe... Mi abuelo decía que todos los que salían de noche eran drogradictos pero cuando empecé a salir yo dejó de decirlo. O que la gente que vivía junta sin casarse... (te lo puede imaginar) y cuando lo hice yo se limitó a decir "es que es lo que se lleva ahora". Así que fíjate como cambiamos... espero que tu suegra cambie con el tiempo y abra su mente.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta el dicho de tu madre, tu suegra necesita un impermeable.

    Vaya joyita que tienes por suegra, hija, lo siento muchísimo y encima lejos de casa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno el simil del escupitajo...

    Pero por desgracia, la gente que es así, olvida muy pronto. Si tú le recuerdas lo que un día te dijo, te jurará y perjurará que no fue así... y estate segura de que ella ya no se acuerda!! son selectivos para lo que les conviene...

    Te lo digo porque a mí me pasa algo parecido, pero paso Olíiiiimpicamente, que sino...

    Besicos!!!

    ResponderEliminar
  11. Chicas, hoy esto ha sido una especie de desahogo...

    Alba: ¿mayor? tiene 55 años y estas cosas las llevo oyendo hace tiempo.

    Mamá Nortina: como dices tú no es cuestión de edad sino de creer que tenemos la verdad suprema... hasta que nos dan en el morro!

    María: hace unos días lo hice, te dejé una llamada ;) pero realmente me duele por papá...

    Bren: bienvenida por aquí!! pues no sé si será maldad pero cuando dices que algo te duele y se repite bondad precisamente no es

    Mujer y mamá: los niños lo harán si nosotros lo hacemos, o eso creo :P

    Jeza bel: muchos san martines tienen que llegar...

    Carol: yo lo sobrellevo muy bien cuando están a kilómetros de mí ;)

    Nik neuk: más que cambiar creo que no les queda otra que decir eso

    Suu: gracias por todo :)

    Chica de las flores: mira que intento pasar pero... no puedo, es superior a mis fuerzas!! tendré que seguir intentándolo

    ResponderEliminar
  12. ¡Ni caso! ¡Cuánto le gusta opinar a la gente!

    ResponderEliminar
  13. Bruja máter, si es que hay mucha deslenguada suelta; a nosotros nos pasó igual cuando nos fuimos a vivir juntos, ¡qué disgusto agarraron mis suegros!, decían que nos precipitábamos, que éramos demasiado jóvenes... Sí, yo tenía 23 años y su hijo 25; ellos, cuando se casaron, 22 y 26 recién cumplidos, ¡toma ya! Menos mal que se les pasó el mal rollo y ahora mi suegro va de súper progre diciendo que es mejor convivir antes. Ahora mi cuñada se ha ido con su novio y nadie les tose. Pues mira tú qué bien ;)

    Pero tu suegra parece mucho más metiche, se parece a la abuela de mi marido, que mucho criticar a las que se casan embarazadas o con un divorciado y ella tiene de todo entre sus propios desdendientes, jejeje... Y ni aun así escarmienta, oye.

    Besos empáticos,
    Lady Vaga.

    ResponderEliminar
  14. Ella sola se retrata. Siento que haya gente por el mundo tan mezquina, pero piensa que quizá su vida es tan triste que necesita decir esas cosas para sentirse un poco mejor... Obviamente, seguro que tu suegra se lava el pelo sin necesidad de abrir la ducha, de la cantidad de escupitajos que le tienen que caer desde arriba ;-)

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que vaya suegra te ha tocado, te prestaba la mía un rato para compensarte!
    Ánimo guapa y tu a lo tuyo junto con tu pareja y tu niña!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Pues a mi sólo me gustan las "cositas hermosas" como mi blog ...por eso en mi blog no hablo de mi suegra jajajaja

    Que Dios las tenga donde las tenga que tener y les ayude a cogerle ruedo a esa lengua, hay que ver lo que uno se tiene que aguantar a veces verdad? te entiendo, vamos a hacer oídos sordos a personas necias!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado tu reflexión (y tu desahogo). Es cierto que hay que tener cuidadito con lo que se dice, no sea que algún día tengamos que comernos nuestras palabras.

    Pero lamentablemente tengo que añadir algo más, que tengo observado que suele ser tristemente cierto:

    NO ES LO MISMO UNA HIJA QUE UN HIJO NI MUCHO MENOS ES LO MISMO EL HIJO DE UNA HIJA QUE EL HIJO DE UN HIJO.

    O sea, que cuando lo hizo su hijo, le pareció fatal. Cuando su hija hace lo mismo, entonces todo son disculpas y hacerse la progre. Eso es súper habitual...

    ResponderEliminar
  18. y que decirte sin echar mas leña al fuego?? si es que... pero bueno aun no te ha dicho que tu hija no es su nieta como a mi me lo han dicho...

    Me encanta el dicho de tu madre, a ver si un día de estos tu suegra se ahoga

    ResponderEliminar
  19. Tu madre tiene toda la razón... lo que se merece tu suegra es que todo se le vuelva la tortilla, que opina de algo y que con el tiempo se tenga que tragar sus palabras, que mal le debe saber eso... Lo malo es que la gente así no aprende de las situaciones...

    ResponderEliminar
  20. Silvia: no hacer caso a los de la calle es fácil pero a la familia...

    Lady Vaga: que coño van a escarmentar!! bienvenida a esta casita

    Eloísa: me da pena que papá tenga que pasar por esto...

    Cartafol: qué suerte has tenido majita, jaja

    Manuelita: en varias ocasiones me he dicho que no iba a mencionarla pero la carne es débil... jeje

    Mamá c.c: lo peor de todo es que tienes razón, no sé en que momento de la vida de nuestros hijos empezamos a hacer esa distinción pero por todo lo que he oído siempre, es así.

    London: no hace falta que digas nada... con que te pases por aquí vale. besos

    irene: pues no sé que habrá que hacerles para que aprendan de una vez

    ResponderEliminar
  21. Iba a comentarte cuando he leido los comentarios anteriores y he visto que mama cc ya te ha puesto perfectamente lo que yo iba aescribir.
    Lamentablemente es así.
    Luego, también puede ser que pa la calle se haga la progre y en la intimidad a su hija le ponga la cabeza como un bombo, quien sabe...
    Nena, cogete una buena distancia (física y/o emocional con esta señora)que te va avenir bien para tu salud mental.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  22. Ay las suegras! ¿Por qué nadie las enseñará a estarse calladitas?

    ResponderEliminar
  23. Sabes que te digo? que a la que le fastidia es a ella, así es que déjala que se haga mala sangre ella sola y vosotros a vuestro aire y lo que diga que os resbale, que os dice algo pues la dices "yo no tengo problemas, así que si te molesta es cosa tuya" o algo así, verás como en cuanto vea que no puede fastidiar se corta y deja de fastidiaros aunque a las espaldas seguirá diciendo eso es inevitable ya sabes...

    ResponderEliminar
  24. jajajaja es wenisimo me e artado de reir jajaja es una verdad como un templo por eso yo ando siempre bien calladita jeje.

    ResponderEliminar
  25. Cuanto te entiendo!!! Y eso que llego tarde a tu post. Pero es que son tales las similitudes de lo que cuentas con mi propia historia que me encanta no ser la única a la que le ha pasado.

    La unica que no se alegro de nuestra feliz noticia fue la madre de mi chico. Es más, él tuvo un monton de problemas debido a su madre.

    Yo le dirijo la palabra lo mínimo y aunque permanezco callada la mayor parte del tiempo, ya le he tenido que parar los pies en mas de una ocasión.

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates