Ads 468x60px

martes, 27 de septiembre de 2011

Cómo detectar la anorexia nerviosa

Esta mañana ojeando el periódico Qué, me he encontrado con una noticia que decía que las webs "proanorexia" habían crecido un 470% en los últimos cinco años (podéis leer la noticia online aquí). Tanto la anorexia como la bulimia son enfermedades tremendamente graves aunque haga tiempo que dejara de oírse sobre ellas en los medios.

Ambas enfermedades se dan sobre todo en los países occidentales y cada vez su comienzo se da en edades más tempranas, se considera la edad de inicio de la anorexia más frecuente entre los 13 y los 18 años.

Hace unos meses hice un curso a distancia sobre los Trastornos de la conducta alimentaria y me encontré un capítulo que me parece muy interesante, sobre todo para las madres y padres ya que en cualquier momento podemos vernos cerca del problema, quiero compartirlo con vosotras así que lo copio textual:

¿Qué síntomas nos pueden hacer sospechar una anorexia nerviosa?

1.- En general, lo primero que ocurre es que el joven o la joven decide que tiene que ponerse a dieta. Hasta aquí todo es normal ¿Cuántos lo hacemos o hemos hecho no una sino varias veces en nuestra vida?

2.- Se preocupa en exceso por lo que come, cuenta las calorías, elimina prácticamente de su dieta las grasas y los hidratos de carbono, reduce las proteínas. Insiste en comidas "sanas", ligth, lechuguita,... Continuamente lee artículos, revistas o libros sobre dietas.

3.- Cuando tiene comida delante, a las horas de comer, lo hace muy lentamente, cualquier excusa vale para levantarse y dejarlo. Aparta meticulosamente los trocitos de grasa, juguetea con la comida en el plato,...

4.- Además empieza a hacer mucho ejercicio físico: se apunta a un gimnasio, sale a correr, hace aerobic...

5.- Nunca tiene hambre. Bueno, dice que no tiene hambre, pero sí la siente. Al parecer en la AN se tiene una gran satisfacción íntima al soportar la sensación de hambre.

6.- No se encuentra delgado. Le preocupa muchísimo tener un "michelín" o un poquito de grasa aquí o allá, a pesar de que, en fases avanzadas está en los huesos, sigue viéndose gordo/a

7.- Niega estar enfermo/a. La mayoría de las veces, los padres empiezan a preocuparse esta conducta se mantiene y la chica o el chico siguen diciendo que están gordos, aun cuando todos los que les ven, los encuentran muy delgados. La insistencia de los padres o por el contrario su "ceguera" favorece la persistencia y el agravamiento del problema, que ya abarcará otros aspectos de la vida del joven.

8.-  Empieza a aislarse, sale poco con sus amigos, tiene cambios de humor frecuentes, etc. Está triste, depresivo. Puede tener insomnio.

9.- Se viste con ropa muy ancha, que apenas permite ver partes del cuerpo, por lo general con varias prendas superpuestas. Jamás va a la piscina o se pone en bañador.

10.- Compensa o disimula sus síntomas con una gran preocupación por preparar comida a sus familiares.

11.- Continua desarrollando actividad física e intelectual excesivas. Por lo general son alumno/as brillantes, estudiosos, abnegados. Deportistas e hiperactivos pero solitarios. Sin embargo, a la larga, la debilidad física y los trastornos psicológicos acompañantes de la anorexia, suelen llevar al fracaso en los estudios.

12.- Si es mujer y ya había menstruado, se le retira la regla. Esto ya es señal de que se ha llegado a una masa corporal crítica, o sea, que la pérdida de grasa corporal es muy importante.

Como en todas las enfermedades cogerlo a tiempo es fundamental, cuanto antes seamos capaces de detectar el problema menos difícil será su tratamiento.

12 comentarios:

  1. Es increible como esta enfermedad se ha colado en nuestra realidad hasta tal punto que nos parece algo normal... Mientras en unos paises del mundo se mueren de hambre en otros se dejan morir por el culto al cuerpo... ¿hasta donde estamos llegando? Un post muy interesante, precisamente mi prima que ahora va a cumplir 14 años, tuvo una epoca en la que dejó casi de comer, esta super delgada pero controla lo que come... la pediatra que la lleva la amenazó con hacerle analiticas de sangre (le dan miedo las agujas), si seguia bajando de peso y de momento se mantiene pero ya veremos en que termina, no pinta nada bien. Yo con 13 años me hinchaba a "pastelitos" y chuches... como cambian los tiempos. Nosotras que tenemos nenas precisamente tenemos que estar mas alerta ante estas cosas. Gracias por compartir tan valiosa información. Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Bueno yo me hice super fan de un blog proanorexia y estuve un montón de tiempo en contacto con chicas y ayunando unos dias a la semana, el resto comía y vomitaba.. una juerga de vida.

    Y no tenía apenas ningún síntoma de los que describes.. sólo un problema de autoestima que toca muchas variantes.

    Es mas, hoy en dia hay veces que sigo ayunando a días y me siento bien cuando tengo hambre. Como ves estoy totalmente pillada.

    besos

    ResponderEliminar
  3. Mi sobrina siempre está hablando de que tal niña está gorda, que tiene un culo grande, que tiene que hacer deporte sino engorda....me pone mala, verla tan pequeña y ya hablando así....
    Me ha gustado la información que has compartido, gracias

    ResponderEliminar
  4. Pues me tocas la fibra con este tema, porque sufrí anorexia y bulimia desde los 16 a los 20 y tantos años. Estuve ingresada en una unidad de conducta alimentaria en un hospital durante tres meses y conseguí superarlo. Pero fue muy difícil llegar a aceptarme. Has hablado de los síntomas que han de alertar a unos padres. Pero yo te digo que una de las claves para evitar que nuestros hijos sufran estas enfermedades es la crianza respetuosa y con apego, una crianza que yo nunca tuve, y que me generó inseguridad y muy baja autoestima. Esa es la clave.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tengo 15 años y por tener anoxia nerviosa sufro de insomnio

      Eliminar
  5. Pues hasta el punto 7 me atrevería a decir que conozco mucha gente así. De todos modos creo que lo hacen o dicen porque está de moda. El otro día "discutí" con una conocida porque me decía que la Dieta Dukan (que no te deja comer carbohidratos) no es mala para la salud. Como si lo bueno para la salud sería solo adelgazar.
    De todos modos, es una enfermedad muy seria y a tener en cuenta. Cuando cambiará esta sociedad del perfeccionismo?

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la información, aunque creo que es un poco de sentido común.
    No conozco a nadie con esta enfermedad, pero tiene que ser difícil para los padres tratar de ayudar a su hij@ enfermo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Una enfermedad demasiado común en nuestros días, una pena

    ResponderEliminar
  8. Estoy con mamámimosa en que una crianza con apego que potencie la autoestima y la confianza de los niños es clave para erradicar estas enfermedades.
    Gracias por compartir la info.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por los comentarios, como decís me parece super importante el cómo criemos a nuestros hijos y el que les demostremos cada día cuanto les queremos.
    Yo no soy psicóloga ni nada parecido simplemente he compartido este texto porque me parecía interesante, aún así creo que detrás de muchos problemas psicológicos hay un grave problema de autoestima y en eso la crianza de los niños tiene mucho que ver.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Le hablamos desde el instituto;tres chicas, estamos en la asignatura de Cambios Sociales y de Gérero estamos hablando sobre el tema de Bulimia, Anorexia,Vigorexia,Ortorexía son tractornos alimenticios muy graves y hay que tratarlos a tiempo porque pueden provocar la muerte, mucho cuidado con esos temas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates