Ads 468x60px

jueves, 13 de octubre de 2011

Cosas que pasan en el parque

Aunque soy partidaria de meterme lo menos posible en las cosas del parque hay veces que no puedo evitarlo, y os cuento dos cosas que me han pasado este verano...

Caso 1

Es un domingo por la mañana, estamos en la típica casita que hay en todos los parques, la bruja está bajándose por el tobogán cuando empiezo a oír al otro lado de la casita un escándalo diferente al habitual, echo un vistazo a ver que pasa y me encuentro a unos cuatro o cinco niños entre gritando y riéndose mientras otro de unos dos años y medio está en el centro con la colilla al aire meando de un lado a otro. No se le había escapado sino que estaba recreando una escena que ni Ramoncín en sus mejores tiempos.

Me quedo alucinada, a mi alrededor sólo hay dos adultos a medio metro de mí hablando entre ellos y no se han enterado de nada, podría hacerme la loca pero no me sale aunque intento ser lo más suave posible... "Cariño, eso no se hace aquí, si quieres hacer pis y tú solito no puedes nos pides ayuda, vale?" Claro el niño me mira como si la cosa no fuera para él y ninguno de los dos padres que estaban de cháchara se inmuta, y sí, uno de ellos era su padre porque luego les vi irse juntos.

Así que cogemos nuestras cosas y nos vamos al arenero, cualquiera le dice a la bruja que en ese charco no se puede saltar, afortunadamente esa tarde cae un tormetón porque sino al día siguiente estarían todos los pequeños gateando por allí...

Caso 2

El mismo parque y la misma casita. Una tarde entre semana. Llega un chaval de unos ocho años con la PSP y se sienta en la casita justo donde los peques suben para bajarse del tobogán a jugar con ella, poco después llega otro crío un poco más pequeño que él y se sienta a ver como juega, claramente dejan el paso bloqueado. Convenzco a la bruja de no subir al tobogán y estamos jugando a echar piedras por el agujero, pero claro, pronto se cansa y quiere subir, lo intenta, yo no digo nada para ver si se dan por aludidos, consigue subir pero no pasar, ve una pantalla luminosa y quiere cogerla, me hago la loca además han llegado más niños pequeños que quieren subir y están ya armando barullo cuando el mocordo de la PSP me dice:

- Es que esta niña no entiendo que no se la voy a dejar!!!
- Uffff (tranquila mamadeunabruja), y vosotros no veis que este columpio es para los pequeños y que lo que estáis haciendo lo podéis hacer sentaditos en un banco
- Y tú no ves que en un banco nos da el sol en la pantalla y no vemos!!
- Pues os sentáis debajo de un árbol!! (os juro que me estaba mordiendo la lengua para no soltar tacos)

Ya por fin, su madre que estaba sentada en el banco de enfrente fumándose tranquilamente un cigarrito decide aportar su granito de arena para que el resto pueda seguir jugando tranquilamente.

Algunos días cuando llego a casa necesitaría una sesión de yoga o algo así...

18 comentarios:

  1. ay ay, lo que me queda, que no me pase nada

    ResponderEliminar
  2. Los parques son a veces verdaderos espacios sin ley, hay que tener mucho aguante... muchas veces después de venir del parque llego deprimida. Los culpables desde luego son los padres!

    ResponderEliminar
  3. Esto es la guerra!!!
    Yo que tengo poca paciencia con las actitudes incívicas no sé si sería capaz de contenerme...
    Por cierto, no estaba prohibido fumar en los parques infantiles?

    ResponderEliminar
  4. Menudo plan amor, lo del niño meando no tiene ningún tipo de nombre, y el padre al lado, yo alucino... Vaya como esta el panorama... Nosotros hemos cambiado de parque por las tardes y ahora estoy mas contenta. Un besito

    ResponderEliminar
  5. Pues yo que estaba extrañando un parque por estos lares, con lo que he presumido de los parques que hay por allí, etc...
    Los míos pueden jugar en el patio de casa pero yo erre que erre con el famoso parque y sus juegos, casi que es mejor así, no?.

    Yo es que tengo poca paciencia para estas cosas también... y además de no tenerla, tengo mala leche... pequeñita pero matona, oye!!.
    Ainsss... si es que solo de leerte me he puesto de mal humor!!!..

    En fin, paciencia...

    ResponderEliminar
  6. Buf yo es que tengo poca paciencia y ademas no se si tendré valor para decirles algo como tu, no quiero pensarlo

    ResponderEliminar
  7. Menudos expectáculos se observan en los parques!!!.

    En realidad hay que ir preparados para todo y digo TODO jajajaja.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Uf, si es que se ve cada cosa. Yo me habria puesto negra si me hubieran respondido asi, pero d emás mal hunor me pongo cunado veo a los padres y madres pasando del tema olimpicmaente. Es que no me extraña que algunos niños tengan esos comprtamientos, grrrrr.Alguna gente va a los parques a soltar a los niños y ellos a marujear. Nosotros tenemos un vecino que no para d epegarle a todos los niños y su madre ni caso. Esta con su bebe y lo mas que le dice es cariño, ha sido sin querer ¿ verdad ?. Y eso si es que ha llegado a mirar asu hijo mayor, claro, quela mayoria de las veces ni lo ve. Ayy es qu eme enciendoooo
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Paciencia guapa, tú intenta ir a lo tuyo. Gente maleducada hay en todas partes.

    ResponderEliminar
  10. Sesión de yoga??? Yo creo que de boxeo!!! Lo bien que me vendría a mi dar unos cuantos puñetazos al final del día!!!

    ResponderEliminar
  11. Visto lo visto muchos padres van a los parques para dejar alli colocados a los niños mientras ellos descansan... que no se han dado cuenta que la historia no es asi?. Que hay que estar al tanto de los niños... el problema no es de los niños sino de los padres.... eso si el de PSP mira que contestarte... que poca educación. Al final te ves en una situación subrealista... discutiendo con un niño de 8 años....

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo que el problema aqui claramente son los padres, no lo entiendo. Y estos niños como seran después con 12/13 años... madre mía...

    ResponderEliminar
  13. y ya no se puede fumar en los parques infantiles...me pongo de mala leche cada vez que vamos al parque..

    ResponderEliminar
  14. Madre mia! si me he calentado solo de leerte! no se que le pasa a los padres, se creen que llevar al niño al parque es como el que lleva al perro, lo suelta de la correa y que corra hasta que se canse... Desde luego la culpa no es de los niños sino de los padres, pero lo peor es que esos niños se haran adultos y seguiran repitiendo este patron...
    En fin, mucho yoga y animo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Si es que hay veces que los padres necesitan más educación que los propios niños.. y padres que van al parque a "descansar" y pasar de sus retoños

    ResponderEliminar
  16. ¡Ya te digo! ¿Cómo se puede ser tan pasota? ¿Les da igual la educación que le están transmitiendo a sus hijos? Yo también me crispo por estas cosas.

    ResponderEliminar
  17. Antes de ser mamá nunca pude imaginar que a veces el parque fuera tan estrésante, je, je... Un beso para la brujita

    ResponderEliminar
  18. Por cosas como esta yo termino huyendo de los parques o bajando a horas en las que no hay nadie... Asocial que se vuelve una ;-)

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates