Ads 468x60px

lunes, 10 de octubre de 2011

El límite de mi paciencia

Hay momentos en que si me dejara llevar por lo que mi cuerpo me pide me iría de casa y no sé si volvería demasiado pronto. La bruja lleva una temporadita muy difícil, he tenido mucha paciencia desde que nació pero hay días que mi paciencia se desborda, ya sé que es muy pequeña, que no es culpa suya, que no sabe hacerlo de otra forma, bla bla bla pero yo soy una madre humana y hay veces que me desborda, y acabo haciendo cosas de las que luego me arrepiento, gritarla, ignorarla y ponerme a su altura.

Hace un rato ha sido uno de esos momentos críticos. Estaba yo haciendo la comida cuando entran ella y papá por la puerta, la oigo supercontenta, llega hasta donde estoy yo y me da un beso, veo que viene con una estrella en la frente (una pegatina) porque se lo ha pasado muy bien en la guarde, se sienta en el suelo del pasillo en frente mío con la agenda en la mano, hasta ahí todo perfecto. Viene papá y le dice "me dejas ver la agenda para saber lo que habéis hecho hoy?" y ahí ya la hemos liado, se pone a gritar como una loca para no dejársela, cuanto más intentas calmarla peor, en dos minutos estaba rebozándose por el suelo como si estuviera poseída, a mí ya me estaba poniendo de los nervios.

Bueno, bruja hay que quitarse la chamarra para estar en casa y para eso tienes que soltar la agenda un momento, de ahí directos al matadero. La comida estaba ya en la mesa, estoy segura de que tenía un montón de hambre porque apenas ha querido desayunar pero el berrinche ha sido tal que no ha habido forma ni de que mirara la comida. Veinte minutos que a mí me han parecido veinte horas ha estado sentada en la trona a todo gritar "mamá, mamá, mamá", unos lagrimones que hasta le caían por el cuello.

Y, cómo se actúa ante esto? porque en realidad no le ha pasado nada, no le hemos hecho nada para ponerse así. Empiezo por intentar calmarla, si me acerco me llevo un manotazo y eso sí que no lo voy a consentir, si le doy algo que le gusta para que se distraiga y se olvide de lo que dios sabe que le pasa por la cabeza lo lanza, mi vaso de paciencia empieza a llenarse. Decido no hacerla caso para ver si se calma solita, los gritos van en aumento por si acaso en el volumen anterior yo no era capaz de oírlos, mi vaso de la paciencia empieza a colmarse y con el tímpano taladrado acaba desbordándose. Así que no puedo más, me pongo histérica y de la impotencia que siento ante tal situación acabo gritándole para que se calle de una puñetera vez. Craso error!! imposible calmar unos gritos con más gritos!!

La situación está totalmente descontrolada, así que con muy mala leche la saco de la trona, la echo en la cama y me voy, ella se calla, no entiende lo que pasa y sus gritos pasan a ser lamentos, no se atreve a moverse de la cama y yo la oigo "mami, mami, mami", se me parte el alma y voy con ella. Sé que está muerta de cansancio, si ya había venido cansada de la guarde como no va a estarlo después de media hora con semejante disgusto. No quiere ir a la cocina a comer así que no me queda otra que echarme con ella en la cama, me pide teta y se duerme.

Claro, ahora está dormida sin haber comido ni nada, se levantará con un hambre del demonio o de mal genio, todo es posible.

He oído hablar de los "terribles dos" y aún no hemos llegado, que dios nos coja confesados porque no sé que va a ser de nosotros si esto va a más. No voy a decir que esto sea a diario, pero cuatro días a la semana nos sucede y a veces hasta dos veces al día. Y de verdad no sé que hacer, esos momentos me superan y todo lo que pueda pensar en momentos de tranquilidad in situ desaparece de mi mente y sólo quiero evaporarme.

A veces pienso que cuando hable será más fácil, podré entender lo que le pasa pero ni siquiera sé si ella sabe lo que le pasa.

26 comentarios:

  1. me está pasando lo mismo pero imagínate que mi nene tiene 16 meses y medio, no sé que va a dejar para los dos años¡¡ es normal que se nos agote la paciencia, pero más que paciencia creo que es impotencia porque cuando se ponen así no hay dios que los entienda, ni ellos mismos creo que saben lo que quieren. Mucho ánimo¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Pues tengo un post a medias sobre esto... Moflins está así día si y día también desde mediados de verano... está insufrible!!!

    Yo intento no gritar (aunque a veces no lo parezca) y al menos con las mías lo que funciona es prácticamente lo que has echo con la tuya. La dejo en la trona hasta que se calme, en el carro.... mirándolas de reojillo mientras se me cae el alma a los pies.

    Que difícil es!

    ResponderEliminar
  3. Nos pasa a todos, yo grito como una loca pq sino los mataría y cuando m cabrean no les hago ni caso, dios q difícil es ser padres.

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo darte un buen consejo?. Imposible, en verdad es una etapa normal en los niños y solo te animo a no perder las esperanzas de que mejorarán y todo se tranquilizará. Eres una excelente mamá, no lo pongas en dudas jamás. Todos podemos perder la paciencia. Bueno, en verdad, en ésta etapa en donde los niños desafían a los adultos, es crucial que no te pongas a su altura. Es mejor ignorarla y no darle lo que quiere cuando llora, haces bien, porque o si no, refuerzas la actitud negativa. Luego de la "pataleta", habla con ella, conversale y explicale lo que se espera de ella y que hay cosas que no se hacen... Ella comprenderá, pero en cualquier minuto intentará de nuevo desafiar, ya que está en la etapa del egocentrismo y autonomía y piensa que ella manda y domina a los adultos. Ten fe, que etapa etapa pasa, pero debes confiar en que lo haces bien y marcar bien las normas de lo que se espera de ella.
    Un abrazo y mucha suerte!

    ResponderEliminar
  5. Ains, ya se lo que dices.. en esos momentos se llega a sentir una impotencia brutal, a mi me viene a la cabeza "pero por qué c*j*nes me tengo que comer yo esto si no he hecho nadaaa" y el descontrol al que llego a veces me deja una mala malisima sensacion, joder.. pero como dices somos mamas humanas. El caso es que de fuera todo se ve mas facil y te cuento.. esta claro que tu peque venia hecha polvo de la guarde y aunque haya salido con una estrella verde en la frente nadie mas que ella sabe el rato que ha pasado. La verdad es que el ambiente de una guarde es muy competitivo y los niños pueden salir un poco estresados o angustiados y luego con sus papis, en confianza, sacan todo lo acumulado. Con eso en mente es comprensible que tu niña necesite mantener el control ahora con el tema de la agenda.. seguro que ha tenido que dar su brazo a torces varias veces en la guarde.. igual se podia haber probado validando sus sentimientos y mostrandola comprension, en plan.. "ah, vale.. ahora la quieres tener tu.." sin tono de mosqueo ni nada.. y bueno.. mantenerse ahi a ver si necesita algo de nosotros o que la dejemos un ratito sola.. igual nos da pie a que nos enseñe ella la agenda.. o igual necesitaba desahogarse y cualquier cosa la hubiera llevado al berrinche. Si es asi lo ideal es mantenerse a su lado o si le da por dar manotazos como dices.. mantenerte cerca por lo menos diciendola que entiendes que se encuentra mal y que estas ahi esperandola. A que desde fuera se ve todo super facil!! jajaja Es un ejercicio estupendo.. intentar solucionar la papeleta a otra madre y eso que se te ocurre que la puede funcionar jamas se te ocurriria contigo misma! Animo guapa!

    ResponderEliminar
  6. no hay truco infalible para las rabietas, yo intento evitarlas, porque una vez que entran en el circulo vicioso es complicadisimo sacarles...como? pues haceindo que duerman lo maximo posible, que coman, vamos necesidades basicas cubiertas y luego si lo que quiere hacer no es muy descabellado normalmente le dejo hacerlo, prefiero ceder a tener la rabieta...quizas me este equivocando al hacerlo asi...quien sabe con estos niños! animo!

    por cierto, lo que te dice Carol tiene mucha razón! opino lo mismo!

    ResponderEliminar
  7. Ay Bruja madre!!! Tranquila, empatizamos!! quien no ha perdido nunca los nervios ante tal comportamiento? No te preocupes, lo principal es que tu estes tranquila, y para eso, no te sientas culpable! En mi casa los terribles dos tambien empezaron a partir de los 18 meses y hay que pasar por ello (y lo que nos queda!) Mi unico consejo es que tienes que estar siempre tranquila, relativiza, mirate desde fuera, como va a poder una enana asi comerte la moral? Yo lo que hago es "castigar" a mi pocho. Se elije una esquinita donde no haya peligro y a tu vista, y ahi, de cara a la pared (pero sabiendo que tu estas alli) hasta que se calme. Parece una bobada, pero de verdad que funciona bastante bien. A los cinco minutos le vas preguntando si ya esta mas tranquila, y cuando sea que si, pues se hacen las paces. En realidad tu no has hecho nada, pero ellos estan mal, frustrados por vete tu a saber que, y no saben otra forma para comunicarlo! Si se pone asi con vosotros es porque sabe que puede confiar en que la dejareis pasar por sus emociones. De verdad que lo mejor es estar tranquila y relativamente ignorarlo una vez que le has hecho saber que estas ahi. En fin, que no digo que yo tenga la respuesta eh? pero si quieres intentarlo espero que te ayude!!! ANIMO!!!

    ResponderEliminar
  8. Me siento completamente identificada con la situación...con mi hijo mayor (32 meses) me pasa continuamente (sobre todo, cuando vuelve de la guardería a medio día). Son momentos tan difíciles....a veces, no sé qué hacer...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. son temporadas por las que pasan los niños, yo creo ha todas se nos agota la paciencia,es normal. Mmi pequeña también lo ha hecho! en fin, un beso para la brujita!!

    ResponderEliminar
  10. Ay, te entiendo perfectamente. Yo también temo los famosos dos años si ya con un año monta semejantes berrinches.
    Paciencia, y no es que a mi me sobre.
    Sabemos perfectamente lo que les sucede, que es normal, que se desbordan en sus emociones, y nosotras a veces terminamos haciendo lo mismo, pero con eso ya sabemos que no solucionamos nada.
    Como comentaba en el blog de Carol "Con ojos de madre": Quiéreme cuando menos me lo merezca porque será cuando más lo necesite.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. No voy a darte consejos porque sabes muy bien lo que hay que hacer. Todas sabemos la teoría, pero aún así, nos desbordan y se nos escapan los gritos. Desahogarse como acabas de hacer, es lo mejor y ver que somos tantas las que pasamos por eso, te ayuda un poco. A medida que crecen nuestra paciencia se agota más, pero por suerte esa época pasa. Yo estaba desesperada y ahora que ha cumplido 3 años está más calmada, tiene días, pero nada que ver con antes. Ánimos!

    ResponderEliminar
  12. Paciencia querida, y mucho ánimo!! Hay muchas información buena sobre cómo actuar fretnete a ls rabietas en internet... Creo que se pueden evitar en el 90%, por lo menos en un caso de ¡4 días a la semana!

    A mí ya no me pasa, no sé cómo será más adelante pero después de un par de días seguidos de este plan me puse las piles y busqué información y sobre todo, cambién de actitud y de punto de vista. Y ahora apenas las tiene, con casi 18 meses. y si las tiene le duran poco, nos vamos manejando cada vez como podemos, pero nunca ignorándola o dejándola a un lado, siempre muy cerquita, a ser posible en contacto corporal, ofreciéndole comprensión y apoyo... no sé si te servirá de algo pero te comparto este post:

    http://elblogdenoraya.blogspot.com/2011/07/afrontando-la-perdida-del-mundo-celeste.html

    Un abrazo y ¡ánimo comadre!

    ResponderEliminar
  13. Hola,
    he dado con tu blog a través de otros en común q tenemos enlazados.

    la verdad es q leía tu entrada y me estaba stresando... bufff... ha de ser complicadísimo.
    Y encima (no se cómo será tu casa o cómo serás tú en ese sentido) a mí me agobia muchísimo cuando llora la niña por si los vecinos la oye, para q no moleste mucho...

    la verdad es q yo creo q reaccionastes muy bien.
    es completamente normal perder a veces la paciencia, pero yo creo q lo de dejarla en la trona y luego lo de la cama fue lo mejor q pudistes hacer.

    suerte y paciencia;

    Alma

    ResponderEliminar
  14. Entiendo que vaya días en que la paciencia se agote porque a mi me pasa algunas veces... Nuestros berrinches son todavía controlables pero apuntan maneras para los dos!!! No te puedo dar ningún consejo porque lo que funciona un día no lo hace al día siguiente. Mucho animo y lo que si me ayuda mucho es cuando veo que voy a petar pasarle el testigo al papi si esta en casa... Normalmente al ratito vuelvo con otra actitud y la gordi también se ha relajado. Un besito

    ResponderEliminar
  15. Somos humanos y es normal perder la paciencia. Yo creo que lo que le pasa es fruto del cansancio y el estrés de la guarde. Intentad evitad las situaciones que la puedan poner nerviosa y en cuanto llegue a comer, teta y siesta. Ya veras como se levanta de mejor humor. Y piensa que para ella son muchos cambios y de alguna forma tiene que expresarlos. Besos

    ResponderEliminar
  16. Uffff espero que se le pasen esos berrinches. Yo tengo oído que es mejor dejar que se les pase porque en realidad no tienen nada pero con 20 minutos... Tu hija va a ser muy orgullosa.

    ResponderEliminar
  17. Paciencia Bruja Grande!
    Todo pasa, aunque mientras tanto... ¡dan ganas de montarse en la escoba y salir volando!
    Abrazos al límite

    ResponderEliminar
  18. Como no vas a reaccionar así? E totalmente comprensible. Una se sabe la teoría pero en la practica es muy difícil en ocaionesmantener el tipo.
    Y no creo que haya remedio santo. Yo intentaba evitar las casquetas y, cuando no era posible, ajo y agua, no queda otra. Queda la esperanza de que es temporal.
    Animo!

    ResponderEliminar
  19. Como te entiendo, yo hace poco publique un post parecido, he llegado a plantearme si sería mala madre, asi que no te puedo decir nada, unicamente que te comprendo y darte animos porque ni siquiera puedo mandarte paciencia ya que ni yo la tengo para mi.

    ResponderEliminar
  20. Uff, no lo he sufrido en mis carnes, pero sí que he vivido cerca alguna situación como la que describes arriba. ¿Qué madre o padre no pierde los nervios ante una escena similar? Creo que en momentos así los niños están tratando de expresar algo (hambre, cansancio, sueño, dolor de tripa...) y no saben decir lo que les pasa. Si eres capaz de anticipar estas situaciones, igual puedes evitar más de una. Pero simplemente creo que esto es algo por lo que tienen que pasar todas las familias. Mucho ánimo. Vendrán momentos más bonitos, sin duda.

    ResponderEliminar
  21. Con mis dos hijos he pasado por esa situación dia si y dia también. Yo también soy muy gritona y nunca me ha dado resultado (lógicamente) y lo de ignorarlos, tampoco.

    Al final me he dado cuenta de que lo que funciona es el "efecto contrario". Yo puedo sentirme desbordada, agobiada, con ganas de coger la puerta y desaparecer, pero lo que hago es cogerla en brazos (a mi hija, el niño ya es mayor), abrazarla, susurrarle, cantarle, mecerla, besarla. Se calma en cero segundos.

    En un primer momento se puede pensar que con esa actitud se "estan portando mal" y no se merecen ni un beso, pero es precisamente lo contrario, ellos nos reclaman y no saben expresar de otra manera su frustración, su cansancio, la mezcla de estar hambriento, cansado, agobiado, triste por haber pasado parte del día lejos de nosotras, todo eso ellos no lo saben expresar pero nosotras tenemos que ser capaces de entenderlo y de consolarles en vez de castigarles. No te estoy echando la bronca, te comento que yo misma he estallado a gritos mil veces y los he dejado en la alfombra del comedor gritando hasta que se calmen y me he ido a hacer otra cosa, he hecho de todo, lo que pasa que con el tiempo y teniendo dos me he dado cuenta de que lo que funciona es darles calor, darles abrigo, aunque en ese momento sientas que matarías al niño.

    Tranquila, son momentos.
    besos

    ResponderEliminar
  22. Xddd todas pasamos por lo mismo niña, tú desahógate que nosotras empatizamos contigo y te comprendemos. Mucho más de lo que te imaginas!!!

    ResponderEliminar
  23. No te sientas mal a mi me ha pasado varias veces con las mayores, no sé que les pasa por la cabeza, parece como si se les cruzara el cable y la unica forma de calmarse es dejarlos solas, por lo menos en mi caso. Cuando ven que no les haces caso van cayandose... Que podemos hacer? tener mucha paciencia y seguir lo que estabas haciendo en ese momento, para que no vean que se salen con la suya, de conseguir lo que quieren en ese momento. Paciencia.

    ResponderEliminar
  24. Yo es que he vivido muchísimas escenas como las que cuentas, incluso con menos motivos, y con mi hijo teniendo solamente 12-13 meses. Era verdaderamente de miedo. Comprendo tu desesperación y estupor porque yo había veces que no daba crédito a semejante perraque.

    Creo que todos perdemos los papeles en un momento determinado... y luego nos damos cuenta de que no sirve de nada. Yo opté por dejarle en un sitio seguro (lo mejor, el suelo) y acompañarle en silencio, felicitándole cuando se calmaba.

    Pienso que todo se debe a lo frustrante que es para niños con carácter no poder expresar lo que necesitan. Mi hijo desde que se comunica mejor parece otro. Y no sé si vendrá la crisis de los dos años pero de momento estamos muchísimo mejor que como estábamos cuando tenía uno.

    Mucho ánimo y paciencia!.

    ResponderEliminar
  25. De 24 mamás, ninguna se ha librado de los temidos berrinches... y lo "peor" es que ninguna sabe a ciencia cierta el remediio, lo que le funciona a una no le funciona a otra, y así es el maravilloso mundo de la maternidad, no?.
    Sabemos de carrerilla la teoría, no se apaga un incendio con gasolina, pero... somos humanas, nosotras también tenemos nuestros "problemas", trabajo, presión, etc... claro que somos las adultas, las que podemos controlar, pero mirándolo friamente nuestro trabajo al final es 24/7 y llega un día en que pasa factura...
    Creo que nos vendrían bien unas vacaciones o desconectar un poquito... mejor nos vamos a un SPA un fin de semana y volvemos como unas rosas, seguro que así podemos lidiar con berrinches y todo lo que se nos ponga por medio...
    Pero como eso es dificilillo, mejor tratamos de contar hasta 20 y empezamos de nuevo.
    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  26. Como me suena todo lo que cuentas. Què tal un chute de valium a la brujha (yo a veces me dan ganas de bajar a la farmacia a ver si hay algo lparecido) jajaja. Creo que alguien deberia revisar la teoria porque no funciona. En fin, esta claro que solo nos queda esperar a que amaine ka tormenta

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates