Ads 468x60px

jueves, 17 de noviembre de 2011

Pinchazos

Ayer la bruja y yo fuimos a sacarnos sangre, yo por los análisis rutinarios que te hacen al comienzo del embarazo y ella por las pruebas hormonales que le mandó el endocrino, lo mío no tiene nada de especial pero para la bruja fue su primera vez y no creo que le hayan quedado muchas ganas de repetirlo.

Aunque los análisis de la bruja eran hormonales y no creo que fuera necesario acudir en ayunas preferí que lo hiciera así por si acaso ya que no lo había preguntado y no quería tener que repetirlos, pues mira que es una niña que come poco y justo ayer quería desayunar... a las 7:45 se despierta y se tira encima mío, hago que no me entero pero ella se pone a buscar lo que quería... osea la teta. Vais a decir que porque no le di, pues porque al ser un análisis hormonal me daba miedo que le saliera más alto algún valor debido a que en la leche materna también van hormonas, tal vez sea una tontería pero yo estaba pensando en eso y no quería que el endocrino pudiera decirme nada al respecto. Así que primer berrinche de la mañana, "teta, teta" gritaba la pobre, y menudas patadas que me daba, al final se le pasó con el chupe y mamá haciéndole cariñitos.

A las ocho y media nos levantamos porque nos habían dado la última hora de las extracciones y resulta que se enfada conmigo porque quería desayunar (cosa que nunca quiere), consigo vestirla y bajamos al centro de salud. Como siempre iban con retraso... mientras estábamos allí esperando entra una niña de unos seis años y le tumban en la camilla para sacarle sangre, ¡cómo gritaba la pobre! si casi me pongo a llorar yo y todo... "no quiero, no quiero,..." la bruja lo oía y me miraba con una carilla de miedo...

Llega nuestro turno y me sacan a mí primero, la bruja mientras me mira sin enterarse de nada, esperamos que saquen a otras dos señoras y llega su turno, la tumbamos en la camilla, yo sujetándole las piernas y un brazo y dos enfermeras para sacarle sangre, me sorprendió mucho porque se tumbó y se dejó clavar la aguja sin decir ni mú, yo creo que la enfermera más jovencita se le parecía a una de las profesoras de la guarde, pero claro eso no podía durar mucho tiempo y como la petarda de la enfermera que estaba con la aguja tardó casi cinco minutos en encontrarle la vena... os podéis imaginar!! cómo intentaba revolverse y me gritaba "mamáaaa" mirándome para que la sacara de allí, pero claro yo era cómplice de la tortura!!

Por fin terminamos y se me tiró a los brazos, que rato más malo!! ella lo sufrió porque es a ella a quien le dolió y porque claro no entendía a que venía eso pero yo lo pasé fatal porque la veía tan pequeñita pasándolo tan mal... y mientras la enfermera urgaba y no encontraba la vena me estaban dando ganas de decirle "déjalo ya por dios!" lo que respiré cuando vi que se aspiraba la primera gotita de sangre...

Así que toda la mañana de mimitos, sólo quería "aupa" hasta para ir de la sala al baño. Menos mal que habíamos comprado el día anterior un librito con pegatinas y se estuvo media mañana entretenida.

La verdad es que estas cosas para los niños tan pequeños son una verdadera tortura, ya veremos que pasa cuando nos llamen para la ecografía, miedo me da... porque además no sé si podré entrar yo con ella, como se lo van a hacer en radiología y yo estoy embarazada no sé si podré estar por allí, espero que pueda ir papá sino tendré que llamar a la abuela para que venga...

12 comentarios:

  1. A mi hijo le sacaron una vez sangre y orina con un cateter en urgencias y nos hicieron salir. No sé cuántas personas hicieron falta para sujetarle pero los gritos se oían desde la sala de espera, me resultó verdaderamente espantoso. Nunca le había oído llorar y gritar así, tan asustado.

    En fin, yo creo que estas cosas a los niños pequeños cuanto menos mejor porque es un pequeño trauma para ellos. Eso sí, te diré que yo también lo odio y no lo paso nada bien!!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad que es un mal trago increible, este verano le sacaron sangre a la mayor y lo paso fatal y tiene 8 años... imagino la cara de tu peque... la verdad que sales de alli con un mal cuerpo, como dices siendo complice.

    ResponderEliminar
  3. Jo, pobre brujita!!!

    La última vez que me hice yo unos análisis después del embarazo porque me quedó anemia, había a mi lado una niña de unos 4 añitos y la pobre berreaba, que a mí se me encogía el corazón!!!!!

    A ver qué te dicen de la peque...espero que todo salga bienn!!

    Un besazooo

    ResponderEliminar
  4. Chica, que mal, entiendo a la bruja perfectamente. Yo le tengo más pánico a las enfermeras bordes que a las agujas...

    Pobrecita...A ver que le dicen...

    BESITOS

    ResponderEliminar
  5. Pobrecita, que lastimilla da cuando son tan pequeños y les tienen que hacer algo que les hace daño... no pueden entender porque no les ayudas, a mi cuando vacunan a Gala y la tengo que sujetar se me parte el corazón, cuando me mira con esa carita y dice "mama, mama"... ufff que nudo en el estómago... Espero que no sea nada. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Al mio le hicieron un analisis antes del año y no me quito su carita de miedo, angustia, el grito que dio al pincharle, y eso que le pincho un enfermero fenomenal, pero pobrecito, cuando le cogí casi le espachurro de los achuchones tan fuertes que le di

    ResponderEliminar
  7. PObrecilla! con esas cosas lo pasamos mal todos.

    Te miran con cara de no entender y son demasiado pequeños para explicarles nada.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Nunca me ha coincidido sacarle sangre por ahora... menos mal!!! es un mal rato. Pero si le hicieron la eco. de mama. No me dejaron entrar y claro con 15 meses que tenía agarró un berrinche..... pero por estar con desconocidos porque doler no le dolió nada!

    Animo!

    ResponderEliminar
  9. Pobrecita mi niña!!! seguro que hoy ya se le ha pasado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Claro tan pequeña era verá a su madre cooperando para hacerle eso y se verá contrariada. Pobres... podría tener enfermeras con más experiencia para este tipo de casos.
    Saludosss

    ResponderEliminar
  11. nena, te entiendo perfectamente. Yo pasé por lo mismo con la mia. Y aunque tenia 6 años las dos lo pasamos igual de mal... Cuando se abrió la cabeza saltando ni te cuento. Los puntos se cosen en vivo... yo me queria morir!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Vaya mal rato......
    Bueno, ya veras que la eco es menos...lo que ya ira sugestionada a bata banca....
    Ya nos cuentas!!Un besaco guapas!!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates