Ads 468x60px

sábado, 30 de abril de 2011

Recuerdos de película

Esta mañana en un programa de cine han preguntado a unos actores qué películas recordaban de su infancia, cuáles eran sus primeros recuerdos de cine. Y yo también me he puesto a recordar…

Y he recordado la primera vez que fui al cine (o la primera vez que recuerdo), fue con mi padre y fuimos a ver Peter Pan, recuerdo que llegamos 10 minutos tarde y me perdí el principio, como en aquella época existía la función continua al acabar la peli me dijo mi padre que si quería ver el principio que nos habíamos perdido. Yo encantada pero había algo en mi mente que me decía que eso que íbamos a hacer no se podía (no sé de donde habría yo sacado esa idea) así que le dije que vale pero que tenía que ir a hacer pis, y me fui al baño y cuando acabé vigilaba por la puerta esperando a que entrara más gente al cine para que no me pillaran, debía pensar que a mi padre aunque estuviera dentro fumándose un cigarrillo no le iban a decir nada porque era tan alto… si leyéramos la mente de los niños son llevaríamos cada sorpresa!! Así que dos veces seguidas que vi la peli, qué maravilla!! Lo que ahora no entiendo es como mi padre fue capaz de tragársela dos veces seguidas.

Por aquella época también vi Mary Poppins (debió ser algún re-estreno porque acabo de ver en la wikipedia que se estrenó en el año 1964), esta vez no recuerdo estar viéndola pero sí me acuerdo de que un par de semanas después de haberla visto vino un primo mío más mayor y fuimos a verla los dos, recuerdo estar sentados esperando a que empezara cuando él me dijo “Tú ya la has visto, no? Qué tal está?” “Shhhh, que no te oigan” Qué obsesión la mía con pensar que todo lo que hacía estaba prohibido!! Debía pensar que una vez que has ido al cine a ver una peli no puedes volver, como si no hubiera sitio para todos los niños. Aunque ahora que lo pienso… tal vez en algún momento me dijo eso mi madre para no llevarme, no sé no sé, pero sino no tiene mucho sentido, no?? Bueno, pues Mary Poppins he perdido la cuenta de todas las veces que la habré visto, si dijera que quince veces no exageraría, si me sé muchos diálogos de memoria!!

Recuerdo también que cuando yo tendría unos 7 ú 8 años llegó a mi casa un vídeo BETA (os acordáis?) y los viernes mi hermano y yo íbamos al videoclub a coger una peli, el alquiler era de 48 horas y como el domingo estaba cerrado… la teníamos todo el fin de semana!! Qué lujo!! Así que la veíamos todas las veces que nos daba tiempo. Elpapadeunabruja se descojona de mí cuando le cuento esto, no entiende que vea películas que ya he visto, pero a mí me gusta y aún hoy en día sigo haciéndolo, no en el mismo día ni en el mismo mes pero si un día echan en la tele una película que en su momento me gustó la vuelvo a ver las veces que sea, además la veo de otra forma, me fijo en otras cosas, me doy cuenta de detalles que si no supiera el final no notaría, vamos que sigo siendo una niña en este sentido y me gusta hacerlo. Pues guardo muy buenos recuerdos de aquel video BETA, vimos en él tantas cintas antes de que mi hermana pequeña naciera y se lo cargara metiendo pinzas de la ropa y demás historias por la ranura… recuerdo a Colmillo Blanco, Los Goonies, La historia interminable, Karate Kid, Annie,… no me digáis que no os acordáis de estas pelis porque no me lo podría creer.

Anda que no me ha venido la nostalgia recordando esto!! Y vosotras… ¿cuáles son vuestros primeros recuerdos cinematográficos?

miércoles, 27 de abril de 2011

En defensa de las vacunas

A los pocos meses de tener a la peque en casa descubrí a Carlos González, el primer libro suyo que leí fue "Bésame mucho" y para mí fue muy gratificante, no porque me descubriera nada nuevo sino porque dejé de sentirme mal por hacer muchas cosas con mi hija que en otros sectores se les considera muy perjudiciales (tenerla todo el día en brazos, dormir con ella,... ya os imagináis), meses después compré "Mi niño no me come" porque estaba realmente agobiada al pensar en como continuar con la lactancia una vez que me incorporara al trabajo y otra vez no me decepcionó.

Cuando hace unos meses leí que estaba apunto de salir otro libro suyo sobre las vacunas me sorprendió un poco puesto que creía que en este tema había un consenso y nadie ponía en duda su eficacia, pero al verlo hace 15 días en la biblioteca me lo traje para casa, evidentemente una vez leído el libro me queda claro que sí que hay un consenso en este tema, la comunidad científica internacional tiene muy clara su eficacia pero por lo visto hay cuatro majaras por ahí sueltos con muy mala leche soltando infamias sobre las vacunas y los padres en algunos momentos podemos llegar a creernos cualquier cosa.

El libro básicamente se dedica a desmontar una por una todas las mentiras que se dicen sobre las vacunas, principalmente en dos libros: uno de un tal Uriarte y otro de un tal Marín, ambos homeópatas; el simple hecho de que dos tíos hayan cogido un montón de datos sin contrastar y los hayan ido apilando en forma de libro como si se tratara de una verdad absoluta me deja cuanto menos que alucinada, espero que por lo menos se venda en la sección de ficción, porque vamos a ver, hay que tener mala hostia y ser mala persona para jugar con la salud de los demás así. Ha habido momentos, al leer fragmentos de dichos libros que he hecho muy muy mala sangre.

El autor utiliza su sentido del humor e ironía típica de sus anteriores obras para hacernos la lectura más amena a pesar de ser un tema "denso", hay momentos que su lectura puede resultar un poco pesada ya que para rebatir toda la sarta de mentiras de las que acusa a los antivacunas tiene que dar muchos datos, muchos informes,... que dificultan la lectura pero que al mismo tiempo son totalmente necesarios para entender todo esto. Es de agradecer que cada capítulo y cada subcapítulo esté cerrado con una amplia bibliografía con la que poder ampliar más el tema si estamos interesados, mucha de ella se encuentra en la red.

¿Si recomiendo su lectura? No sé que responder. Me da la sensación de que la gran mayoría de sus lectores somos padres y madres que ya estábamos a priori a favor de la vacunación y no necesitamos que nos convenzan de ello, aún así la información nunca sobra, yo he descubierto cosas que me han asombrado como que a pesar de que la mayoría pensamos que el sarampión es una enfermedad leve se calcula que en el año 2000 murieron 700.000 personas a causa de ella y se estima que sin vacunas la cifra podría haber ascendido a 5 millones ( todavía hoy mueren unos 100.000 niños al año) ¿cómo se os queda el cuerpo?, a mí fatal, sobre todo a sabiendas de que todavía hay quien asegura que la vacuna no es necesaria, que es una enfermedad leve que todos pasamos.

Por otro lado cuantos más lleguemos a esta información más posibilidades habrá de que alguno de esos padres que están pensándoselo lleguen también a ella. Como dice C.G. "Los padres que no vacunan a sus hijos suelen estar muy informados. Han leído libros, han visitado páginas y páginas de Internet. Están muy informados, pero muy mal informados"

Así que yo os animo a que si tenéis la posibilidad por lo menos le echéis una ojeada.

lunes, 25 de abril de 2011

Un paseo diferente

No, no hemos ido a ningún sitio de vacaciones ni hemos cambiado de ruta, estos días han sido cuatro días más, papá el sábado tuvo que trabajar y además en doble turno y hoy aunque aquí es fiesta le toca otra vez, aunque viendo el tiempo que ha hecho por ahí no me dan ninguna envidia los que han salido fuera.

Hacía ya días que la silla de paseo era más una molestia que otra cosa, la bruja quiere ir andando de la manita y la mayoría de las tardes volvíamos a casa con la bruja de una mano y la silla de otra, así que el sábado que estábamos las dos solas la dejamos en casa.

El parque donde están los columpios para bebés está a cinco manzanas de nuestro portal, normalmente en menos de 10 minutos estamos allí, pues el sábado tardamos 50!! Con la bruja de una mano, pasito a pasito, hay que pararse en toooooooodos los escaparates: en la agencia de viajes porque tienen un cartel de Eurodisney donde está Mickey, en la ferretería porque tiene la fachada de aluminio y nos vemos reflejadas y nos hacemos pedorretas, en la frutería, en la farmacia porque en los botes de leche salen niños y hay que mirarlos, en la zapatería porque hay zapatillas de Bob Esponja y demás personajes y sobre todo en la tienda de chucherías, estos sí que saben de marketing!!! entre todos los muñequitos del escaparate, los carteles de los helados, el cochecito de las luces (que afortunadamente todavía no sabe que puedes hacer que se mueva) y la lucha para no entrar dentro donde hay una vitrina llena de Hello Kitty nos podemos estar más de veinte minutos.

Por otro lado hay otro nuevo descubrimiento que también nos va entreteniendo: los perros y las palomas, éstas últimas como es imposible acercarse a ellas no hay problema pero los perros son su obsesión y yo todo el rato "cariño que los perritos no se pueden tocar, que se enfadan si les tocas, que nos acercamos a verlos pero sin molestarlos,..." pero claro ¡cómo me va a entender si tiene 14 meses! Pero no quiero dejarla en primer lugar porque supongo que ni al perro ni a su dueño les va a hacer ninguna gracia que les toqueteemos y en segundo lugar porque no sé como puede reaccionar el perro y me da un poco de miedo.

Así que estamos en el comienzo de una nueva etapa, una nueva etapa mucho más cansada físicamente pero que prefiero mil veces a la del capazo. Recuerdo que cuando la bruja tenía uno o dos mesecitos e iba dormida en el capazo más de una vez algún padre me decía "qué bien están así, ya verás cuando crezca", pues cuando estaba así estaba bien pero ahora mucho mejor, ahora se entretiene, sabe jugar con algunas cosas sin que esté todo el rato yo con ella, puedo hacer más cosas aunque me vaya persiguiendo por toda la casa, que cada época tiene lo suyo pero para mí cada mes que pasa es mejor que el anterior!!

Se me nota contenta, no??

viernes, 22 de abril de 2011

Recetas verdes: Shuen Guen o rollitos de primavera


¿¿Quién no conoce los famosos rollitos de primavera?? seguro que todas en algún momento los habéis probado, los venden en tantos sitios tanto frescos como congelados... pero rebuscando en un libro de cocina asiática que hacía tiempo tenía por casa me encontré con la receta y hoy me ha dado por hacerlos, aunque algunos ingredientes los he cambiado un poco ;P


Ingredientes:

Pasta filo (hace tiempo que se puede encontrar en cualquier supermercado)
Col blanca
Cebolla
Zanahoria
Calabacín (en la receta original ponía judías verdes)
Brotes de soja (decía de bambú pero yo no tenía)
Setas shiitake y champiñones (yo he usado una mezcla de setas que venden congeladas)
Salsa de soja
Jengibre (yo no le he puesto porque no he encontrado aunque seguro que le da buen sabor)
Salsa agridulce para acompañar (si te gusta claro)

Paso a paso:

Lo ideal sería hacerlo en un wok, cosa que me tengo que agenciar cuanto antes porque las verduras en él quedan más "al dente" y necesitan menos aceite para cocinarse, pero como de momento no tengo me he tenido que conformar con una sartén.

Es muy muy sencillo de hacer.

1.- Picar todas las verduras en palitos finos.

2.- Añadir aceite en la sartén, en la receta original habla de aceite de cacahuete pero teniendo un buen aceite de oliva mejor usar lo nuestro, no? Agregar la col y la cebolla y cocinar un par de minutos a fuego medio, a continuación añadir el calabacín y la zanahoria y dejar otro par de minutos.

3.- Como los brotes de soja y las setas necesitan menos coción dejarlos en último lugar. Añadir tres cucharadas de salsa de soja y dejarlo en el fuego removiendo hasta que se consuma el líquido y la verdura todavía esté húmeda. Dejar enfriar.

4.- Rellenar las láminas de pasta filo. Para mí esto es lo más difícil, cada uno tendrá su truquillo, lo importante es que no se salga el relleno al freír.

5.- Freír los rollitos a fuego suave hasta que estén tostados por ambos lados.

6.- QUE APROVECHE!!

En el libro de donde he sacado la receta pone que una vez fritos se pueden conservar en el congelador durante cuatro semanas, una vez que los sacas habría que volver a freírlos para que el interior quede bien caliente. Es una buena opción si hemos hecho demasiado relleno.

Lo mismo que yo he cambiado varios ingredientes, se podría hacer con diferentes rellenos, incluso añadiendo carne picada como algunos que venden ya hechos. Si alguna se anima ya me contará... Como siempre las fotos no son demasiado buenas, pero de sabor nos han gustado más que los comprados.

El relleno

El resultado
Hablando de verduras os cuento que la web Cultivamos futuro va a comenzar una nueva iniciativa en la que buscan familias con niños de 4 a 12 años para participar, para que sigan un programa de tres meses poniendo en práctica ideas y hábitos de alimentación saludable, podéis leer la información aquí. Me parece una iniciativa muy interesante pero me fastidia que yo no pueda participar, grrrr con lo que me gustan a mí esas cosas!! Así que si a alguna os interesa ahí lo tenéis, podéis ganar un año de frutas y verduras!!

martes, 19 de abril de 2011

14 meses

Este domingo la bruja hizo 14 meses y poco a poco se van notando un montón de avances. Además este fin de semana hemos estado con los abuelos y me da la sensación que cuando cambia de aires, cuando está con otras personas todo lo aprende más rápido.

Ya casi anda solita, aunque cuando se cansa me suelta la mano y se pone a gatas. El viernes por la tarde nos fuimos con mi madre a dar una vuelta, como siempre no aguantó mucho en la silla, hasta hace poco cuando se ponía así la cogía en brazos y ya está pero ahora se revuelve hasta que la pongo en el suelo porque quiere ir andando, el viernes cuando salimos ya que íbamos con la abuela intentamos que fuera andando agarrándose a una mano de cada una pero imposible, sólo con mamá y sino no andaba, así que toda la Gran Vía nos la recorrimos así, os podéis imaginar cómo acabé, de hecho me dormí al mismo tiempo que ella por la noche. Luego en casa los siguientes días con el abuelo todo el rato de un lado para otro y sólo de una mano, yo creo que cualquier día ya se suelta. Además creo que su abuelo el culpable de que ahora le dé por intentar escalar por el tobogán, ya le preguntaré... pero después de dos días con él vuelve más "salvaje".

Otra cosa que me hace ilusión es que ya empieza a contestar cuando le preguntamos "¿dónde está...?", me tenía un poco mosca que no hiciera ningún gesto cuando le preguntábamos porque sí que me daba la sensación de que nos entendía muchas cosas, ahora señala a mamá, a papá, a los abuelos y la pedorra de J (si decimos la tía J no nos hace ni caso), y a Kitty, aunque en este último caso creo que cualquier camiseta que lleve es Kitty aunque se la cambiemos si le preguntamos por ella se mira la camiseta.

Respecto a la comida aunque sigue teniendo días malos se ha lanzado a probar más cosas, el domingo se comió unas cuantas cucharadas de la paella del abuelo (él babeando claro) y hoy una tajada casi entera de merluza, así que en este sentido estoy muy contenta. Hablando de comida y de Kitty tengo que enseñaros tarta que me hizo mi amiga María este fin de semana, está chula, eh?? pues estaba riquísima, podéis echar un vistazo a las galletas que hace en su perfil de facebook, las de Bob esponja están muy logradas y a los niños les encantan...

Estoy segura de que me dejo cosas en el tintero pero llevo unos cuantos días que me faltan horas, a ver si en estas fiestas me pongo al día de todo... Para las que os vayáis espero que lo disfrutéis, y las que nos quedamos en casa aprovechemos que tenemos la calle vacía para nosotras, jeje. Besos a todas

viernes, 15 de abril de 2011

Viajar con o sin niños

El sábado vino mi madre a pasar el día con nosotras, bueno ella dijo "voy el sábado a ver como está mi nieta y a ver el robot ese que te has comprado", vamos que de mí no dijo nada, en fin!! tendría que estar ya acostumbrada...

Cuando volvíamos por la tarde a la estación de autobuses pasamos por una agencia de viajes:
- Mira el mes del circuito, como cuando lo cogimos nosotros
- Ah, cuando fuisteis a Italia, no? ves que bien hicisteis en aprovechar cuando podíais...
- Bueno, ahora podemos otras cosas
- Claro que sí, yo siempre os he llevado a todas partes, además dentro de unos añitos me podéis dejar a la nena ocho días si queréis ir a algún sitio
- Bueno, eso ya se verá

Ahí quedó la cosa, pero cuando al día siguiente pasamos papá y yo por ahí me acordé y se lo comenté
- Qué te parece lo que me ha dicho mi madre...
- Pues bien
- Yo no lo tengo tan claro
- Hombre a ella le apetece quedarse con la nena pero a mi los viajes ahora me hace ilusión que esté con nosotros
- Ya, a mí también

Esta es una de esas cosas que la maternidad me ha cambiado. Antes de que la bruja naciera saber que una pareja se ha ido de vacaciones sin sus hijos me parecía lo más normal, ahora (por el momento) no me veo capaz de hacerlo.

Desde que supe que estaba embarazada cada vez que hacía algo nuevo me imaginaba haciéndolo con mi niña, desde que nació todo lo que hacemos con ella me lo imagino repitiendo cuando ella lo disfrute de verdad, ya no soy capaz de hacer ningún plan en el que ella no tenga cabida. Y realmente creo que es posible seguir haciendo la mayoría de las cosas, simplemente hay que adaptarlas, no me veo haciendo un tour de 1000km en autobús pero hay otros muchos tipos de viajes y por lo que leo por ahí cada vez son más las opciones para las familias.

El verano pasado un antiguo amigo (íbamos juntos al colegio) que tiene un niño quince días menor con la bruja me decía que debía estar menos encima de ella, que no era bueno ni para la niña ni para mí, yo me defendí como pude diciéndole que él no lo entendía, que aunque él fuera padre no podía entender lo que mi cuerpo me pedía, que tal vez fueran las hormonas pero que yo no podía dejarla ni aún sabiendo que con su padre estaba muy bien. He de decir que la bruja acababa de hacer 6 meses y yo todavía no la había dejado más de dos horas sola con su padre, y confío plenamente en él pero yo aún no estaba preparada, ahora la cosa es distinta, ella es un poco más mayor y si se quedan toda la tarde solos están de maravilla y yo no me preocupo.

Me contestó que no era cosa de las hormonas sino de mí porque su mujer se había ido cinco días con las amigas de viaje y se habían quedado ellos dos estupendamente y a ella le había ido muy bien. Yo no quise seguir hablando del tema pero aluciné porque en esos momentos su hijo tenía menos de medio año, así que probablemente habría sucedido con cuatro meses. Conste que no me parece mal, sino que no lo entiendo.

No entiendo a esos padres que quieren pasar unos días de pareja sin sus hijos, sé (porque lo estoy viviendo en mis propias carnes) que la crianza de los hijos es agotadora, que muchas veces no tienes tiempo para nada, que hay días en los que apenas puedes hablar con tu pareja de algo que no esté relacionado con la niña, hay momentos que necesitas desconectar, de hecho ayer mismo les mandé de paseo por la tarde solos y yo me quedé estudiando, pero estoy segura que yo no disfrutaría una escapada sin ella porque la tendría todo el rato en mi cabeza.

Tal vez en unos pocos años, cuando ella sea algo más mayor no piense así... pero no lo creo, en quince años ella no va a querer ir con nosotros a todos lados y el tiempo pasa tan rápido que tengo que aprovecharlo mientras se deje!!

¿Qué opináis vosotras?

P.D: en un rato la bruja y yo nos vamos a ver a los abuelos, papá irá mañana cuando salga de trabajar, así que el lunes os leo...

miércoles, 13 de abril de 2011

Cuando alguien llora...

Llevo unos días fuera de línea, me meto en demasiadas cosas y no hay tiempo para todo, por eso apenas he pasado por aquí ni he leído vuestras historias, pero hay algo que me ocurrió la semana pasada que quiero dejar escrito antes de que se me vaya diluyendo.

El domingo pasado, cuando volvimos de nuestro fin de semana fuera, mientras deshacía las maletas tuve un momento de bajón, de esos que aparecen de repente sin saber muy bien porqué. Yo creo que en aquel momento se me juntaron varias cosas.

Una, hacía mucho calor y yo deshacía el equipaje lo que me trajo a la mente aquellos momentos en que yo todavía era una cría y volvía de las vacaciones con mis padres a finales de julio, me dio una especie de morriña de los viejos tiempos y al mismo tiempo fui consciente de lo rápido que ha pasado todo. Hay días cuando recuerdo ciertas cosas que no me reconozco en quien soy ahora, como si aquella chica que vivía con sus padres y todavía iba al colegio estuviera soñando que es adulta y ha formado una familia.

A esto se sumó que el día anterior había sido mi cumpleaños, no penséis que me agobia cumplir años ni mucho menos, tengo 32 años soy joven y me siento muy joven, anda que no tengo guerra que dar todavía!! pero esta circunstancia trae consigo algo lógico: si yo voy haciéndome más mayor los que están a mi alrededor también, y esto lo llevo un poco peor, sobre todo en algunos momentos.

Y dos, después de haber estado casi tres días los tres juntos todo el tiempo al día siguiente la bruja y yo íbamos a volver a estar casi todo el día solas, como una mini-depresión postvacacional pero sin empleo ni vacaciones. En algunos momentos esto se me hace cuesta arriba...

Así que juntándose todo en mi cabeza llegó un momento que me saltaron las lágrimas sin poder evitarlo, me senté en el sofá y de repente la bruja me miró, se puso a gatear a toda velocidad hasta llegar a mí, se levantó y me dio un beso!!! Papá y yo nos miramos alucinados. Vino a darme un beso porque me vio llorar, porque me vio triste. Podéis imaginaros que todo lo que llevaba un rato rondándome por la cabeza inmediatamente desapareció.

Muchos días le digo "bruja dame un besito, un besito a mamá" y rara vez lo hace, conste que sus besos son chupetones que besos besos todavía no sabe, alguna vez está inspirada y lo hace riéndose pero no es muy habitual, y al resto de la familia no lo hace nunca.

Lo que vi claro en esos momentos fue un ejemplo de como los niños aprenden de lo que ven, si cada vez que ella llora por lo que sea nosotros vamos con ella, la cogemos y la besamos ella aprenderá que eso es lo que se hace en esos momentos, y así ha sido. Estoy tan contenta!!

jueves, 7 de abril de 2011

Días de parque

Con estos días de calor donde vamos a pasar las tardes si no es en el parque!! así que ando un poco perdida de vuestras cosas...

Esto de los parques, los columpios, los otros niños y las otras mamás es algo nuevo para mí y de momento no me convence demasiado, espero que la cosa cambie. No me entendáis mal, la bruja se lo pasa estupéndamente y yo encantada, no me planteo en ningún momento dejar de ir pero no sé porque me da que va a llegar el día que la tenga con alguien...

La bruja de momento no hace mucho caso a los columpios, sólo le gusta el balancín, pero en el parque más cercano a nuestra casa sólo hay uno para bebés y está solicitadísimo, creo que vamos a tener que poner un contador de tiempo y dar número como en la pescadería. A todos los nenes les encanta y como es lógico no quieren bajarse pero ahí es donde los padres tenemos que actuar, no??

Ayer hablando con otra mamá comentábamos que o somos un poco tontas o todavía no hemos aprendido a movernos por la jungla del parque pero que nos da vergüenza pedir la vez o decir que nos toca a nosotras, supongo que con el tiempo aprenderemos... o no.

Con lo que alucino es con las abuelas, ayer cuando por fin cogimos el balancín se nos acercó una con su nieta repitiendo bien alto "cuando se baje la nena vamos nosotras, cuando se baje la nena vamos nosotras" cada vez más cerca nuestro, casi nos estaba echando!! bueno, que consiguió echarnos! y no llevábamos ni cinco minutos... y esto lo sé porque cada vez que lo cogemos miro el reloj para no pasarme si hay otros niños esperando. Pero es que la pesada de ella una vez que ya bajaron iba donde los demás niños que tenían algún juguete para que se los dejaran a la nieta, de verdad me estaba poniendo...

Por otro lado tengo que tener cuidado con los otros niños más mayores, la bruja está en un momento que quiere acercarse y tocar a todos los niños que ve, y claro con los de su edad no hay problema porque siempre están sus padres con ellos pero cuando llega alguno más mayorcito tengo que estar bien atenta porque los hay con muy mala leche, ayer uno intentó pisarla una mano porque se apoyó en el "barco" donde estaba él, y yo que hago? le reprendo? no creo que eso sea cosa mía, pero los padres están mirando a otro lado...

Esta tarde vamos a otro parque, hemos quedado con una amiga que tiene dos niñas de 4 y 5 años que están tontas con la bruja, la cogen, la dan vueltas, la achuchan,... vamos que me la vuelven loca y ella encantada!! de momento es muy simpática con casi todo el mundo, ya veremos como evoluciona! pero cuando les digo que nos vamos a ir con ellas a su casa, la cosa cambia... jeje quieren un bebé pero sólo a ratos. A ver si no se me olvida llevar la cámara de fotos... Por lo menos hoy al estar con más niñas estará menos ratos andando y yo no acabaré con la espalda tan destrozada, por favor que aprenda a andar ella solita ya!!

martes, 5 de abril de 2011

Comiéndome el tarro...

Ayer intenté escribir lo que habíamos hecho el fin de semana y no lo logré, hoy he vuelto a intentarlo y ha sido imposible. Llevo unos días dando vueltas a mi incorporación al trabajo y me estoy agobiando mucho mucho mucho, y hasta me he despertado en medio de la noche pensando en ello.

Como la mayoría sabéis estoy de excedencia, en principio me incorporo a trabajar el 7 de agosto, ya sé que queda todavía mucho tiempo, pero pasa tan rápido... que para cuando quiera darme cuenta ya está aquí.

No tengo ninguna gana de empezar, pero no es que no tenga ganas de trabajar sino que no tengo ninguna gana de seguir en ese trabajo, son muchas horas, no tengo un horario establecido, paso la mayor parte de los días fuera de la ciudad donde vivo, vamos que lo único que me motiva de este trabajo en estos momentos es la nómina a final de mes.

Como pedí trece meses de excedencia son trece meses sin cobrar y aunque de momento estemos bien porque nos apañamos con lo que había para los gastos, no puedo alargar esta situación eternamente, así que he pensado pedir una reducción de jornada y he aquí el problema!!!

Lo ideal sería poder ir a trabajar 5 horas por la mañana, pero la empresa no me lo va a permitir, por mucho que la ley diga que tengo derecho a ello por la metodología de mi trabajo va a ser casi imposible, yo todos los días salgo con la furgoneta con mis materiales al lugar donde me toque "pasar consulta", si yo por ejemplo me voy a las 14 tendría que ir allí mi sustituta con todos sus bártulos, montar todo de nuevo, etc. no tendría porque ser tan difícil pero sé que la empresa no me lo va a admitir.

Por otro lado está la opción de pedir una reducción y trabajar semanas alternas, de tal forma que la semana que me tocara trabajar papá estuviera de turno de mañana y la bruja en la guardería hasta que él salga. En principio esto suena bien pero me agobio pensando en la guardería, sé que muchos niños incluso más pequeños que ella van y no hay ningún problema, pero soy muy nerviosa y no puedo evitar dejar de dar vueltas a si se adaptará bien y demás.

He decidido mandar la carta con la solicitud esta semana porque en mi empresa trabajan a un ritmo que ya me lo conozco y no quiero que me pille el toro y ya veremos que pasa. La verdad es que necesito saberlo cuanto antes tanto si me aceptan la reducción como si me mandan a la calle (que muchas veces sucede) tengo que saberlo para organizarme con tiempo...

sábado, 2 de abril de 2011

Mi cumple

Hoy es mi cumpleaños, 32 ya!! y nos hemos ido los tres a pasar el fin de semana fuera, me hacía mucha ilusión porque son los primeros días que pasamos fuera de casa los tres solitos. Mañana por la noche vuelvo y el lunes os contaré.
 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates