Ads 468x60px

jueves, 30 de junio de 2011

Primera fiesta de cumpleaños

El lunes nos invitaron al cumple del hijo de una amiga de papá que hacía ya 4 añazos, lo veo al lado de la bruja y menudo hombretón!! La fiesta se hizo en un Chiqui-park, la mamá del cumpleañero nos dijo que sin ningún compromiso pero que si creíamos que la bruja se lo iba a pasar bien que fuéramos, yo tenía ganas de probar un sitio de estos y me pareció una oportunidad genial, además está cerca de casa por lo que si la cosa no iba muy bien con volvernos listo.

Habían elegido un Chiqui-park que tiene dos zonas separadas por edades, una a partir de 5 años y otra desde que andan hasta los 5, muy bien porque la bruja no era la única bebé invitada. Como ya había leído el post sobre esto de madredemellizos yo iba preparada con el par de calcetines para ella y otro para mí por si acaso, pero a mí no me hizo ninguna falta porque los padres no podíamos entrar, eso sí lo veíamos todo "desde la barrera" y ellos nos veían todo el rato claro, como madre primeriza y un poco histérica me preocupaba un poco dejarla ahí metida sola pero estaba preparado de tal forma que sólo un murito nos separaba a los padres de ellos y podíamos estar interactuando si queríamos (bueno, si ellos querían).

Cuando llegamos lo primero que hicimos fue felicitar al cumpleañero que estaba en una nube y dejar las zapatillas en recepción. Como ya había niños jugando por allí metí a la bruja en la zona de juegos y no veáis como la gozó!! La zona de los peques estaba dividida en tres subzonas: un pequeño castillo hinchable, una zona acolchada con figuras, una casita, escalones y demás todo blandito y la zona de las bolas. Lo que más le gustó a la peque fue la zona acolchada, no paraba de corretear, coger las figuras y lanzarlas, subirse por todos lados, tirarse al suelo y cuando me veía "esconderse", además la monitora de vez en cuando activaba un expulsor de pompas de jabón y todos como locos!! La zona de las bolas no le hizo mucha gracia, antes de meterla la monitora me avisó de que la primera vez no les suele gustar, aún así le dije que lo intentara, cuando sólo había niños de su edad estaba bien pero en cuanto aparecía uno más mayor y ella no se podía levantar (imaginad estar en unas arenas movedizas) se agobiaba y "llamaba" a la monitora para que la sacara de allí... de todas formas como las tres zonas están unidas ella desde lo seguro pedía a los mayores que le tiraran pelotas y todos contentos.

Estuvieron como una hora jugando por allí y llegó el momento de la merienda, como ya me imaginaba la bruja apenas probó nada, tan sólo un trocito del croissant y unos gusanitos (por lo menos se había comido una naranja en casa antes de salir). La merienda no estuvo mal pero era más apropiada para niños más mayores: dos bocatitas, un minicroissant, un batido de chocolate, una bolsita de picoteo y una tarrina de helado que me comí yo, jeje. Para los padres (bueno, mejor dicho madres) a parte de la cervecita que tomamos al entrar habían preparado una tarta así que una vez que la bruja volvió a la zona de juegos y pasaba de mí decidí dejarla un poco e ir con las otras mamás a comer mi trozo, me senté y de repente oigo un "Hola", miro y allí estaba la jefa de papá!! casi se me indigesta el pastel!! (si alguien no sabe porque me cae tan bien esta tipeja puede leerlo aquí) así que en cuanto llegó un padre tardío amablemente le cedí mi silla para irme a ver a mi brujita...

Allí seguía disfrutando como una loca cuando de repente suena "para dormir un elefante..." y yo que creía que por un día me iba a librar de los Cantajuegos!!! ella oía la música y buscaba una pantalla para ver de donde salía eso, así que la saqué de las colchonetas y nos fuimos a una especie de escenario donde estaban las otras niñas del cumple cantando y bailando. En casa tengo los dichosos Cantajuegos puestos todo el día pero mucho rato no les hace ni caso (eso sí, no puedo quitarlos así como así), sin embargo allí con las otras niñas estaba toda emocionada, le dieron un micrófono de juguete que no se sacaba de la boca y se puso a bailar y a intentar imitar a las mayores, estaba para comérsela!! claro, soy su madre no puedo decir otra cosa, pero como era la más pequeña y es super payasita tenía a todos los mayores conquistados, si hubiera estado papá habríamos necesitado una fregona para sus babas...

Finalmente a las 20:30 nos echaron, diez minutos antes la bruja ya me había pedido brazos porque no podía más, yo tampoco, aunque las mamás allí no hagamos nada acabé muerta. Cuando llegamos a casa a cenar la bruja se estaba quedando dormida en la trona pero en cuanto la eché a la cama de la emoción que tenía por todo lo que había vivido esa tarde no se podía dormir...  no paraba de dar palmas y "cantar", por fin el cansancio la venció a las 23:30.

Está claro que salimos muy contentas con la experiencia, yo tenía mis dudas por la edad de la peque pero me gustó mucho (a ella más), me parece una opción muy buena para el invierno, para esos días que no para de llover y que tras cuatro días en casa no sabes que hacer. Así que seguramente este invierno iremos alguna tarde...

miércoles, 29 de junio de 2011

Recetas verdes: pizza de espinacas con rulo de cabra

Como de repente se ha ido el calor y esta mañana no había quien aguantara en el parque (menudo viento!!) he estado jugando a las cocinitas, jeje. He pensado que hacía tiempo que no publicaba una receta verde y como tenía una masa de pizza fresca en la nevera me he decidido por esta receta que probé hace tiempo en un restaurante (cuando estábamos solos y podíamos ir los sábados a cenar fuera...)

La pizza es un plato muy socorrido sobre todo cuando hay niños en casa, se hace bastante rápido y a casi todos nos gusta, además va bien con casi todo lo que le eches, tiene una fama inmerecida de "comida rápida" que se asocia comúnmente con "comida basura", pero una buena pizza casera tiene lo mejor de la cocina mediterránea y si no que se lo pregunten a los italianos!!

Ya sabéis que no soy muy buena con las fotos pero aquí tenéis el resultado:

Normalmente las pizzas son redondas pero... a mí me gustan rectangulares, qué se le va a hacer!! he usado una masa fresca de Buitoni que compré porque estaba de oferta ;) pero si queréis un consejo venden en el Lidl un "kit de pizza" cojonudo por 1,99€, viene una masa un poquito más grande que la de la foto con un botecito de salsa de tomate con especias riquísimo, lo malo que a mí me pilla un poco lejos...

La forma de elaboración es la habitual en estos platos: añadir los ingredientes a la masa y al horno a 200º unos 20 minutos, además los que tenéis niños más mayores os pueden ayudar porque no se usa el fuego hasta el momento de la cocción.

Yo le he añadido un poco de tomate frito (sólo para mancharla un poco), cebolla picada, espinacas ya cocidas porque las tenía congeladas si las tenéis frescas supongo que se podrán poner crudas, tiras de bacon, unos "filetitos" de rulo de cabra y un poco de mozzarela.

La bruja tenía un día un poco tonto y no ha querido probarla (tampoco ha querido comer otra cosa) pero tanto a papá como a mí nos ha encantado, si tenéis la oportunidad de hacerla no lo dudéis, estoy segura de que os va a gustar!!

Ahora le voy a echar un poco de morro ;P y aprovecho para deciros que he propuesto esta receta como desafío en Cultivamos Futuro, si os ha gustado y queréis echarme una mano me vendría bien algún voto aquí... Gracias chicas!!

martes, 28 de junio de 2011

Sábado de playa

Al final el sábado nos animamos a pasarlo en la playa y no me arrepiento para nada!! Nos levantamos prontito y cogimos el coche, ya os dije que tenemos hora y media así que mejor ir antes de que el calorazo llegue. Llevábamos media hora de viaje cuando la bruja vomitó, yo pensé que no íbamos a llegar pero en cuanto la cambié de ropa se quedó dormida, menos mal!! la segunda mitad del viaje es por una "autopista de montaña" así que podéis imaginar la de curvas, túneles y cuestas por las que pasamos... eso sí, no creo que en todo el país haya una autopista con esas vistas y para muestra os dejo una foto que saqué desde el mirador.

Foto sacada desde el mirador de la autopista
Llegamos a la playa cargados como si nos fuéramos de vacaciones para una semana, montamos el chiringuito buscando un hueco rodeados de señoras que para los que no sean asiduos a estos sitios tiene muchas ventajas pero la principal es que no se suelen mover de donde están y nos cuidan las cosas mientras nos bañamos, encima si vas con un bebé están más encantadas de hacerlo ;)

En cuanto pisamos la arena la bruja tenía cara de alucine, el año pasado estuvo quince días en la playa pero lógicamente no se acuerda y para ella era todo nuevo, al principio no se atrevía a pisar la arena, la verdad es que es muy fina y no aguanta tener ni una miga en las manos así que pensé que no le iba a hacer mucha gracia estar ahí, hasta que lo probó, vio que yo iba andando tranquilamente así que me dio la mano y hasta la orilla. Cuando vio el mar puso los ojos como platos, no entendía que hubiera tanta agua llegando hasta sus pies, me encantó vivir con ella esa sensación, hay gente que recuerda el primer día que vio el mar, yo no, nací en la costa y para mí siempre ha estado ahí, por eso el sábado cuando vi la cara de la peque pude entender un poquito lo que siente esa gente que lo conoce de mayor. 


El agua estaba helada, y creedme porque yo nunca me quejo de eso, así que la bruja sólo se mojó las piernecillas y el culete cuando se caía, no la metimos entera porque si a nosotros nos costó (bueno, a papá bastante más que a mí) para ella iba a ser demasiado, además corría brisa, todavía no había llegado la ola de calor. Sacamos el Kitty-cubo y la Kitty-pala que compramos unos días antes y como la gozamos haciendo castillos!!! (bueno, en realidad papá los hacía y ella los destrozaba)

¿Playa o montaña? ¿por qué elegir pudiendo tener las dos a la vez?
Llegó la temida para mí hora de la comida, había preparado un montón de tuppers con diferentes cosas y salió mejor de lo que me esperaba. Ay! por qué no empezaré a confiar más en que todo va a salir bien!! La peque picó de todos, no se puede decir que comiera mucho porque nunca lo hace, pero sí más de lo que yo me esperaba. Hasta que cogió un puñado de arena y lo echó directamente al plato, Noooooo!!! le pareció de lo más divertido... como más de un trozo acabó disperso a nuestro alrededor al poco llegaron un par de gaviotas a ver que encontraban por allí, otra cosa nueva!!!

Estuvimos todavía un buen rato más rebozándonos por la arena y llenando el cubo hasta que una ráfaga de viento nos tiró la sombrilla, como no me apetecía volver a clavarla (estaba segura de que se iba a volver a volar como casi todas a nuestro alrededor) decidimos recoger e irnos a dar una vuelta por el paseo marítimo y comernos un heladito. Yo sin sombrilla nunca he aguantado en la playa, no puedo entender a esas que están vuelta y vuelta como si estuvieran en una parrilla, ni siquiera con la brisa que había, así que estando con la bruja mucho menos, además no conseguí que se dejara el sombrero puesto ni diez segundos, tendré que ponerle algo para atárselo, aunque me da que ni con esas... Así que por mucha crema que le echara cuando llegamos a casa tenía el cuello algo rojillo, un montón de crema hidratante y al día siguiente ya estaba bien, pero yo de pequeña tuve unas quemaduras gordas y me da mucho miedo.

En cuanto cogimos el coche de vuelta la bruja se quedó dormida y no se despertó hasta llegar al garaje, por un lado estupendamente porque sino no sé como hubiera aguantado el calorazo (como ya dije no tengo aire acondicionado) pero... y siempre hay un pero andamos con los horarios alterados ya que entre la emoción y la siesta tardía no nos dormimos hasta las 12 de la noche!! Y como ayer tuvimos más emociones (ya os contaré) más de lo mismo... Pero bueno, estamos en verano y es tiempo de disfrutar, no??

viernes, 24 de junio de 2011

Dormir solos

Cuando la bruja tenía diez meses una mañana papá que había tenido una cena la noche anterior le suelta "Bruja, sabes que Laura (nombre ficticio) me ha dicho que ya eres muy mayor para dormir con nosotros" evidentemente me lo estaba diciendo a mí así que mi respuesta fue inmediata "tu amiga Laurita me tiene hasta los huevos, acaso me meto yo en lo que ella hace con su hijo" "No te pongas así que dice que es por nosotros". Ya estamos, siempre que alguien se mete en la forma en la que haces las cosas con tus hijos lo hace por ti, resulta que nunca les has importado una mierda y ahora les preocupa que duermas o no, menos mal que tengo a toda esta gente velando por mi bienestar!!

Yo ya conté hace tiempo mi experiencia con el colecho, hoy en día la bruja que tiene 16 meses sigue durmiendo en nuestro dormitorio, sigue durmiéndose conmigo en la cama, le paso a su cuna ya dormida hasta que se despierta que vuelve con nosotros si todavía es pronto para levantarnos. Hay noches como  ésta  en que no se despierta hasta las ocho de la mañana y nosotros dormimos de maravilla y otras en que pasa gran parte de la noche en nuestra cama y es bastante más incómodo pero me niego a pasar noches de llantos pudiendo solucionar el tema en dos minutos con sólo ponerla entre nosotros.

La cosa es que como Laurita hay mucha gente que piensa que a partir de cierta edad (normalmente meses) lo bueno es que duerman solos y aquí está mi duda: qué significa solos? sin sus padres o sin nadie? Porque la gran mayoría hemos compartido habitación con nuestros hermanos durante mucho tiempo. Yo soy la mayor y dormí durante un par de años sola hasta que mi hermano dejó la cuna pero mi hermana la pequeña no ha tenido su propia habitación hasta que yo me fui de casa y durante muchos años tuvimos las camas pegadas. Y sin embargo en esto nadie ve problema ni futuros traumas... ¿cuál es la diferencia?

Hoy he leído en un blog que el colecho puede producir futuros traumas, la autora hablaba incluso del complejo de Edipo y de Electra, me he quedado alucinada!! No voy a decir que en tal o cual país casi todos los niños lo practican, no hace falta irse tan lejos, esto lo han practicado muchos de nuestros padres y abuelos. Cuando hace algo más de medio siglo se produjo en nuestro país el éxodo de los pueblos a las ciudades muchas familias llegaban a su destino sin una peseta en su bolsillo y no les quedaba otra que alquilar una habitación para toda la familia, una habitación donde dormían los padres, los hijos y hasta el perro, y aunque no es una situación que a nadie le agrade y se hacía porque no quedaba otra no se puede decir que todos esos niños hoy en día tengan traumas y complejos por ello.

Claro que es más cómodo dormir cada uno en su cama, ya quisiera yo que la bruja durmiera siempre en su cuna toda la noche, que no necesitara que me tumbara con ella para dormirse, estaría encantada. Pero sería más cómodo y mejor para mí y para su padre no para ella. Vale ya de inventarnos traumas y problemas futuros para los niños cuando es una simple cuestión de comodidad para nosotros!!

Me da la sensación de que no me he explicado bien, de que me dejo muchas cosas en el tintero pero es que tengo ya la cabeza en la playa y en el día que vamos a pasar mañana ;)

jueves, 23 de junio de 2011

Soy una bocazas

Esta mañana en el parque, la bruja subida a la casita, de repente aparece un niño de su misma edad y una mujer llamándole desde el otro lado

- Nene, te llama tu abuela
- Soy su madre
- Ups... bruja, vámonos a ver la fuente de los chorritos

Mamadeunabruja a veces estás más guapa calladita!!

miércoles, 22 de junio de 2011

Pasar el día fuera

Aunque soporto mucho mejor el frío que el calor me gusta esta época del año por todas las oportunidades que te da para hacer cosas, pocos días de lluvia, muchas horas de sol,... y siempre me ha encantado la playa, al vivir durante muchos años cerca del mar he disfrutado la típica playa durante el día y las fiestas de los pueblos costeros por la noche, qué recuerdos!!

Desde que me mudé por esta época empezamos a planear muchos domingos pasarlos en la playa, tardamos una hora y media en coche y aunque es un buen rato nos merecía la pena. El año pasado, la bruja tenía cuatro meses y en un par de ocasiones lo hicimos, iba dormida casi todo el camino, como en aquel momento sólo tomaba pecho no tenía que preocuparme de sus comidas, la llevaba en la mochila por allí e iba super-feliz.

Esta mañana en el parque he pensado que podíamos aprovechar este sábado que papá tiene libre y que dicen que va a hacer mucho calor para ir pero pensándolo bien no me ha parecido muy buena idea. Diréis que soy una histérica pero he visto demasiadas pegas a la idea:

En el coche la bruja seguro que iba dormida casi todo el camino, pero en un coche sin aire acondicionado el viaje iba a ser bastante agobiante para ella.

Ahora ella come lo mismo que nosotros pero no es lo mismo en casa que hacemos la comida pensando en los tres que llevárnosla en un tupper, qué llevo que no se estropee y que ella vaya a comer?? no puedo llevar bocatas ni tortilla que es lo típico porque la bruja no lo iba a probar, no le puedo llevar unos macarrones y que se los coma del tiempo porque en la arena iba a ser toda una odisea,... Podríamos ir a comer a algún restaurante de comida rápida pero estos días de playa están a tope y estar esperando una hora con ella puede ser una tortura para al final no comer nada por haberse pasado la hora y estar toda nerviosa.

La siesta podemos descartarla si se duerme durante el viaje, así que qué hacemos a pleno sol (aunque llevemos dos sombrillas) a las 3 de la tarde con ella???

No tiene porque suceder pero basta que haya planeado un bonito día para los tres para que tenga el día torcido y nos tengamos que volver para casa, y sólo de pensar en el mosqueo que me iba a pillar por pasar un día de fiesta en el coche me pongo mala.

Cuando fue mi cumpleaños estuvimos el fin de semana fuera los tres y salió todo muy bien pero había una diferencia que para mí es fundamental: teníamos un "campamento base" es decir la habitación del hotel, donde poder ir a descansar después de comer, donde poder estar un rato tranquilos y que la bruja se echara su siesta, donde prepararle la merienda,... una especie de refugio si algo iba mal.

Con la edad que tiene la bruja en estos momentos me agobia no tener todo planificado al detalle a la hora de pasar un día fuera, cuando era más pequeña me parecía más sencillo y pienso en cuando sea un poco más mayor y también. Igual me estoy agobiando por nada...

Vosotras cómo vivís estas experiencias, cuando habéis empezado a disfrutarlas de verdad? debería darle menos vueltas?

martes, 21 de junio de 2011

16 meses


El día 17 mi bruja hizo 16 meses, qué mayor!! Me cuesta tanto reconocerla en aquel bebito de 3,200kg. Mes a mes los avances van siendo mayores y son tantos que seguro que me dejo más de uno.

* En la última revisión hace un mes no llegaba a los 9kg y medía 81cm, en casa es imposible llevarle un seguimiento pero supongo que habrá crecido 1cm más o menos y habrá llegado a los 9kg, vamos que sigue flacucha como su padre que para michelines ya estoy yo, no me preocupa aunque en cada revisión me vuelvan loca con el tema. El problema que le tengo que ajustar todas las cinturillas de los pantalones porque se le caen y si le compro una talla menos le quedan “pesqueros”.

* En la comida va probando cada vez más cosas, eso sí tiene que ser de mi plato, la verdura es lo que menos le gusta o lo que menos prueba, guisantes de vez en cuando y lo que le echo en los macarrones que son un comodín, se los come tengan lo que tengan (carne picada, atún, champiñones,…). Desde que probó las patatas fritas me las pide constantemente, me compré la Actifry (que menudo invento, tengo que hablaros de ella un día de estos) y las hago ahí, así que ella ya lo asocia y cada vez que está funcionando se vuelve loca y claro cuando ve que hay otra cosa ¡menudo chasco!  

Las papillas las hemos tenido que dejar por imposible así que ahora merienda galletitas casi todos los días sobre todo en el parque y pan, pan y pan. Seguimos con la teta, le compré un par de bricks de leche de crecimiento para hacer la papilla y no ha querido ni probarlo, menos mal que hemos descubierto los batidos de fresa con pajita. La fruta sigue gustándole mucho: las fresas, cerezas, nectarinas,… pero todo en trozos y bien maduras, a ver si seguimos así. 

Su cubierto favorito son las manos evidentemente pero vamos haciendo avances con el tenedor y la cuchara, no sabe pinchar con el tenedor pero si se lo pincho yo muchas veces se lo lleva bien a la boca y se lo come otras tantas prefiere despincharlo y comérselo con la mano, la cuchara es más complicado porque la voltea antes de llegar a la boca, así que sólo come algo cuando es de consistencia viscosa tipo petit-suisse. Eso sí no le gusta que le dé yo la comida, parece que no se fiara, y tiene que cogerlo ella.
 
Aunque hace casi dos meses que camina sola, cada día lo hace con más soltura, apenas se cae a no ser que esté muy emocionada y vaya corriendo, todavía no hemos tenido que usar la “barrita mágica”. Las escaleras ya las sube, las de los columpios que son anchas ella solita, bajarlas ya es otro tema, aunque como es bastante prudente si no lo ve muy claro me pide la mano. Como ya he dicho en otras ocasiones la sillita cada día la usamos menos, a veces ni la bajo porque va de adorno, nos gusta más ir al parque con el triciclo evolutivo que le regalaron para su cumpleaños.
 
El parque lo disfruta un montón, por la mañana bajamos a los columpios que sólo hay niños pequeños como ella (cuando lleguen las vacaciones será otro tema), le encanta subirse a la casita con otros niños, su forma de saludo es ir con el dedo al ojo, tengo que tener un cuidado!! De momento se la ve muy sociable, pero con su carácter a veces me tiene un poco mosca: en general tiene muy mala leche y como quiera algo (o no lo quiera) no tenemos nada que hacer pero si en el parque algún niño le pega un manotazo no dice ni mu. 

Ya tiene claro lo que es suyo y no le hace ninguna gracia que se lo coja otro niño, sólo bajamos el triciclo y la Mickey-pelota pero aunque esté haciendo otra cosa si ve que alguno se acerca a sus posesiones vuela para dejar bien claro que es suyo. Nos podemos pasar una hora en la fuente viendo los chorros de agua sobre todo cuando paran y de repente vuelven a salir, lo puede ver veinte veces seguidas que le sigue emocionando igual. 

Este último mes le ha dado por jugar al escondite, en todos lados, en casa, en los columpios,… hasta cuando va en la silla hace que se esconde y se va riendo. Yo la veo perfectamente pero como se pone donde ella no me ve a mí se piensa que es recíproco y se lo pasa pipa, cuando estamos en un sitio donde no puede hacerlo (como la trona) se tapa la cara con las manos y cuando digo “la bruja no está, se habrá ido a buscar a papá” las abre soltando un “aaaaaaah”, para comérsela (claro, que voy a decir yo)

Me tiene frita con los Cantajuegos, si es que me he aprendido el orden de las canciones y todo!! Los tenemos en un disco duro que se engancha a la tele y ella lo sabe, cada vez que llegamos a casa y entramos en la sala, lo señala, te da el mando y ya no hay otra opción. El otro día estaba sentada en el baño y me vino con el mando a distancia, menudo perraque porque no me levanté!!
 
Palabras: sólo dice “mamá” y “papá” pero poco y cuando le da la gana, aunque entiende perfectamente casi todo lo que le decimos. Sabe señalarme la nariz, la boca, la tripa, todos los personajes que le gustan, incluso encuentra a Arguiñano en un librito de cocina en el que sale!! No sé porque me da que le va a costar lanzarse a hablar pero que cuando empiece va a ir todo seguido, además como se hace entender con sus ñiiiiiiiii y el dedito señalador para qué va a tener prisa!!

Bruji, espero que cuando seas mayor y leas todo esto te haga ilusión que mamá lo dejara aquí reflejado ;)
 

lunes, 20 de junio de 2011

Hace unos días que estoy desaparecida, desde que llegó el buen tiempo no tengo tiempo para nada, nos pasamos casi todo el día en la calle, la bruja en casa apenas aguanta y yo tampoco. Os voy leyendo más o menos porque con el Google-reader es muy cómodo pero no me paro a dejaros comentarios, además como todavía ando a vueltas con el tema del curro tampoco tengo muchas ganas de andar por aquí.

Esta tarde estrenaremos la piscina y como la bruja cumplió 16 meses el viernes tengo algo medio escrito, ya os contaré... no penséis que os he olvidado, simplemente que a veces llegar a todo es imposible.

Hasta pronto

jueves, 16 de junio de 2011

Cultivamos futuro

Hace unos meses trasteando por la web dí con la página de Cultivamos Futuro, en aquel momento estaban recogiendo ideas para inculcar el consumo de frutas y verduras a los más pequeños de la casa, ya que es un tema que me interesa bastante me registré y les he ido siguiendo los pasos…

Cultivamos Futuro es una campaña de  Bouquet, cooperativa de frutas y verduras que cultiva más de 30 tipos en la zona mediterránea, que la puso en marcha porque consideran que su trabajo no acaba en el momento que recogen la cosecha sino que hay mucho más trabajo que hacer con las familias, colegios,.. En estos momentos está funcionando el concurso “Dando ejemplo” en el que diez familias van superando retos cuyo objetivo es aprender a alimentarnos de una manera más sana e incorporar las frutas y verduras como una rutina dentro de nuestra alimentación.

En Dando ejemplo no sólo participan las familias sino que cualquiera de nosotros podemos aportar nuestra idea para los siguientes retos y optamos a ganar una caja con estos productos, por supuesto yo ya lo he hecho, jajaja, no os animáis??

Y diréis, por qué le da hoy a esta tipa por contarnos esto? Porque la alimentación es uno de los temas que más nos preocupa a las madres y padres hoy en día, puede preocuparnos más o menos pero todos en algún momento nos hemos preguntado si lo estamos haciendo bien, si es equilibrada la alimentación de nuestros pequeños, si existe alguna forma de conseguir que coman de todo y mil cosas más; y porque a mí me parece fundamental incorporar buenos hábitos alimentarios desde pequeños, mucho más importante que el que se sienten a la mesa, no coman con las manos o no pongan los codos sobre la mesa (esta última una gran obsesión de mi madre)

Y, por qué me parece importante? Pues dándole vueltas he encontrado tres buenos motivos:

1.- Por nuestra propia salud. Hoy en día la obesidad se considera la mayor pandemia en los países industrializados, es curioso, mientras media humanidad sufre de desnutrición (bueno, creo que son dos tercios) la otra media padecemos las consecuencias de la sobrealimentación. Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte en nuestro país y muchas de ellas son evitables consiguiendo unos buenos hábitos, hábitos que a su vez cuanto antes seamos capaces de adoptarlos más difícil será desprenderse de ellos a lo largo de nuestra vida. 

Acabo de oír las noticias que el próximo curso estará prohibida la venta de chucherías y productos altamente grasos en los colegios e institutos, por un lado me ha parecido estupendo y por otro me ha sorprendido porque nunca pensé que se vendiera nada en estos lugares, claro, yo soy de la generación que llevaba el bocadillo de casa!! Y teniendo en cuenta que somos el segundo país de Europa con mayor índice de obesidad infantil (el 16%) sólo por detrás de Gran Bretaña (como siempre estamos en cabeza en lo peor) no estaría nada mal volver a ver a los niños con la bolsita del almuerzo o la merienda cuando salen de casa.

2.- Por la salud de nuestro bolsillo. Vale, vale, ya sé que la fruta no es precisamente barata, lo digo antes de que nadie me abuchee, pero como siempre los términos caro o barato dependen de con que se comparen. Una cesta de la compra rica en fruta, verdura, cereales y legumbres siempre será más económica que otra en la predominen los productos animales (que en mi opinión deben estar pero en cantidades más bajas de lo que suele ser habitual), precocinados, bollería y demás, sobre todo si nos acostumbramos a consumir productos de temporada, es absurdo querer comer fresas en diciembre cuando unos meses después podremos disfrutarlas con su mejor sabor y a un precio mucho más asequible. Otro tema son los productos ecológicos que sí son algo más caros pero como leí hace poco en un blog amigo, es una cuestión de prioridades, como todo en la vida, aún así en muchas ciudades se pueden comprar productos directamente de los agricultores locales e Internet en este sentido nos deja todo más cerca.

3.- Por la salud de nuestro planeta. ¿Os imagináis que sucedería si los seis mil millones de habitantes del planeta nos alimentáramos como hacemos nosotros? Sería totalmente inviable, no es sostenible, producir un kilo de carne nos cuesta 25 veces más en recursos que producir un kilo de vegetales. Para poder producir la suficiente demanda de carne actual los animales son hormonados e hinchados con su consiguiente repercusión luego sobre nuestra salud, no os habéis fijado como se encogen algunas veces los filetes al echarlos en la sartén?

Y toda esta chapa que os he soltado para qué? Simplemente para que no nos olvidemos del consejo de “5 frutas y verduras al día”, con los niños no siempre es fácil pero recordemos que nosotros somos sus modelos y que todo se enseña dando ejemplo. Si necesitáis truquillos pasaros a ver lo que han hecho estas diez familias y si se os ocurre alguno que nos puede ayudar a las demás mamás no dudéis en dejarlo.

miércoles, 15 de junio de 2011

Trampas

Ayer me llamó mi hermana (la tía J) y estaba muy cabreada. Está estudiando en la universidad y había solicitado una beca para irse a estudiar inglés este verano, tenía intención de irse a Malta tres semanas (en Malta creo que iba a haber más fiesta que inglés, pero bueno) y ayer salieron los listados de a quien habían sido concedidas, estaba en lista de espera con otras 500 personas delante. Hasta aquí todo normal, al principio te fastidia un poco porque ya has hecho planes pero si hay otras personas con más méritos y más necesidad es normal. 

La cosa es que por la tarde se encontró con una excompañera de colegio que le contó que se iba a Londres este verano con una beca, cuando la tía J le dijo que a ella se la habían denegado le contestó que a ella se la habían dado porque había hecho trampas, sigue viviendo con sus padres en un piso en el centro pero se ha empadronado con su abuela en otro municipio a 30km y como ésta sólo cobra la pensión de viudedad su nieta puede solicitar lo que quiera porque siempre entra en todos los baremos, por supuesto también solicitó la ayuda de transporte al principio de curso. Hay que tener morro!!

Yo flipo con estas cosas. Cuando me lo contaba me acordaba de todos esos padres que hacen esas trampas para conseguir plaza en el colegio que quieren. Conozco a dos hermanos que han empadronado a toda la familia en casa de los abuelos para conseguirlo, resulta que en un piso de 80m2 según el censo municipal viven 4 niños y 7 adultos, ¿cómo se lo montan? Vale, es cierto que hay familias que tienen que vivir así porque económicamente no se pueden permitir otra cosa pero al solicitar la plaza también piden la declaración de la renta, no?? Alguien puede creerse que esto sea verdad?

Y la cosa puede ser peor. Hay aquí una chica que no quería que su hija fuera al cole de su barrio porque hay muchos gitanos (el padre de la criatura entre otros) y como ella no puede cambiar su empadronamiento porque le tocó un piso de protección oficial ha cambiado el de su hija y el padre a casa de una amiga, pero por otro lado como se le ha acabado el paro está cobrando la ayuda familiar por una hija que según el censo municipal no vive con ella. Claro como una cosa depende del Ayuntamiento y otra de la Comunidad Autónoma y los datos no se contrastan pues no pasa nada…

Pero lo que más me jode de estas cosas es que yo conozco estos casos (y otros muchos) porque ellos los cuentan, se sienten orgullosos de conseguir lo que sea como sea y lo van diciendo, claro luego para quedar bien riñen a sus hijos en el parque por querer saltarse la fila del tobogán… Y en general es algo que no parece mal, no sé cuantas veces habré oído en la tele justificar estas cosas (u otras mucho peores, que de esto no se habla en la tele) con la “picaresca española”, como si fuera una seña de nuestra identidad cultural!!

Hace tiempo leí que en un país de Europa (no recuerdo cual) usaban la expresión “hacer una españolada” para referirse a hacer un chanchullo, conseguir algo por medios dudosos. Y, ¿os extraña? Si esa es la imagen que damos será por algo…

lunes, 13 de junio de 2011

Una tarde en las barracas


El sábado por la tarde aprovechando que estábamos todavía de fiestas decidimos hacer algo diferente y nos fuimos a las barracas, se puede decir que ha sido la primera vez de la bruja ya que cuando estuvimos el pasado año era muy pequeña y estuvo dormida todo el rato.

Antes de ir yo no lo tenía muy claro, pensaba que íbamos a aguantar allí no más de quince minutos por dos motivos:

1.- La bruja apenas aguanta en la silla, hay días que si vamos cerca como al parque o a por el pan ni siquiera la bajamos porque acabamos llevándola de adorno y es un verdadero tostón. Hay quien dice que la culpa de esto es mía porque cada vez que protesta porque quiere salir yo la dejo, pero lo que no voy a hacer es llevarla llorando, no?? El problema es que el recinto ferial no es un sitio para que una niña de quince meses vaya andando con tanta gente a su alrededor y llevarla dos horas a cuestas nosotros no lo íbamos a aguantar

2.- Siempre que hemos estado en algún sitio (tipo mercadillo) con mucha gente alrededor ella lo ha pasado muy mal, sentada en la silla sólo ve piernas a su alrededor, se agobia y se pone a llorar y como en esos sitios hay tanto ruido no la oímos y para cuando me doy cuenta está ya casi desesperada con unos lagrimones que llegan al suelo, y claro luego yo me siento fatal.

Pero a pesar de todo decidimos intentarlo, el recinto ferial está al lado del parque donde solemos ir así que en una mala podíamos ir a los columpios y punto, pero nos llevamos una grata sorpresa.

De casa a las barracas hay como unos quince minutos que fue la bruja en su silla protestando a ratos, pero la convencimos de seguir allí hasta llegar, cuando llegamos lo primero que nos encontramos fue “Los camellos” que me encantan aunque nunca gano nada, cuando estoy practicando meto unas cuantas bolas en el agujero amarillo pero en cuanto suena el silbato y comienza la competición me pongo nerviosa y no doy una, y justo al lado una mega-atracción de esas en las que están todos gritando, y claro la bruja acojonada empezó a llorar, pensé que era el final de nuestra visita pero en cuanto nos movimos un poco se le pasaron todos los males al ver un Bob Esponja gigante, tenía los ojos como platos!!

Estuvimos un rato dando vueltas, la bruja estaba encantada, había muñecos por todos lados y ella con su dedo señalando todos, no daba abasto!! A ratos la veíamos “bailar” porque cada barraca tenía su música (a todo volumen por cierto), vamos sobreestimulación a tope. Habíamos salido antes de merendar para que no se nos hiciera tarde y allí no quiso comer nada de nada, bastante tenía con mirar todo!!

Como a mí me encantan todos los juegos y la veía tan emocionada con los Bob Esponja echamos un binguillo para probar suerte, lo que duró la partida estuvo sentada en su silla tan feliz con unos cartones que habíamos cogido del suelo de las partidas anteriores,  yo no me lo podía creer y como encima tuve la suerte de cantar el bingo… pues un Bob Esponja para nosotros!! Cuando se lo di menuda emoción, agitaba los brazos y las piernas como loca, y le daba unos besos… Ahí lo tenéis en la foto!!

Seguimos dando una vuelta por allí antes de ir a casa y nos encontramos con varios conocidos todos ellos con los peques, la bruja no se montó en ninguna atracción porque todavía es muy pequeña y no creo que hubiera aguantado sentada en ninguna hasta que acabara y aunque las miraba sorprendida no hizo mención de querer acercarse. Aquí sí que me entró la duda de cual es la edad en que se pueden empezar a montar, vosotras cuándo lo habéis hecho?

Ya por fin compramos unos churros y decidimos volvernos a casa (por cierto la bruja se comió uno) en cuanto salimos del recinto y pisamos el parque a la peque le quemaba la silla. Bastante había aguantado!! Y andando para casa… bueno, más que andando llevaba tal emoción que iba corriendo de un lado a otro, y gritando y riéndose, estaba como loca, como si hubiera tenido un subidón, nunca la había visto así, y claro como no quiso soltar a Bob Esponja pues corriendo con él, y como es casi más grande que ella os podéis imaginar la de veces que se cayó, eso sí en blandito porque él iba debajo.

Así que estoy bien contenta de haber superado esta “prueba”, puedo decir aunque no me gusta nada esa expresión que se portó muy bien, de maravilla, disfrutamos los tres mucho. Miro hacia atrás cuando ella no había nacido y pienso “que diferentes las fiestas” pero no cambio esto por nada del mundo!!

sábado, 11 de junio de 2011

Chocolate

Si existiera un grupo de chocolateadictos anónimos ahí estaría yo haciendo terapia en grupo, o tal vez no porque es una adicción de la que no tengo mucha intención de desprenderme por el momento, y no sé porque me da que es una de esas cosas que voy a transmitir a la bruja (pero no adrede, eh)

De verdad, no se me ocurre una cosa más rica, todos los días después de comer tengo que coger un par de onzas, si no lo hago es como si no hubiera comido, como que me falta algo. Hace unos días la bruja me vio y se empeñó en que ella también quería, como insistía e insistía cedí y le di un trozo pensando que como era bastante amargo lo escupiría, pues para mi asombro se lo zampó e incluso se relamió, elpapadeunabruja me echó la bronca porque en la revisión de los doce meses las petardas de las enfermeras nos dijeron que no podía comer ni leche, ni chocolate ni frutos secos.

No le había vuelto a dar pero antes de ayer en el desayuno estaba muy pesada y no quería nada de lo que normalmente le gusta así que le ofrecí un trozo de galleta "digestive con chocolate" y se la comió. Claramente no le ha hecho ningún daño y por eso me pregunto el porqué de aquella recomendación...

No he encontrado nada por la web que diga algo al respecto y me parece muy curioso porque las papillas de cereales con Cola-cao están recomendadas a partir de los 12 meses, pero esto claro no me sirve porque las papillas sin gluten están etiquetadas a partir de los cuatro, las que tienen gluten a partir de los seis y los tarritos de frutas que tienen fresas y melocotón a partir de los ocho... pero por otro lado si con doce meses puede comer lo mismo que nosotros incluso chucherías "con moderación" como me dijeron por qué no chocolate??

No es que esté preocupada, es más una cuestión de curiosidad porque no le encuentro ninguna lógica. He pensado que podía ser por su alto aporte de azúcar pero más tienen las papillas de cereales, no?? y además en ese caso dependería del niño que lo tome y a una flacucha como la bruja no le puede hacer daño, podría ser por las caries pero las chuches no están "prohibidas", podría ser porque es estimulante pero un vaso de leche con cacao todos nos hemos tomado antes de ir a dormir y no hemos notado nada,...

La cosa es que nuestras enfermeras son muy maniáticas, ya os comenté que según ellas le tengo que dar agua Peñaclara y no de otra, y me pregunto si será otra cosa de ellas o es una recomendación "oficial"... por eso os pregunto que recomendación os han dado a vosotras, cuándo lo probaron vuestros peques?

Así que empiezo a esconderme para comerlo o se lo doy sin ningún remordimiento, lo que no puedo hacer es negárselo cuando yo me lo estoy comiendo.

viernes, 10 de junio de 2011

El Mickey-sensor

A la bruja de momento no le gustan los dibujos animados, lo poco que le gusta en la tele son los anuncios (esto más bien le chifla, unas cuantas veces a lo largo del día me dedico a hacer zapping buscándolos), los cantajuegos y los teletubbies que hemos descubierto hace poco en la ETB3, vamos que le gusta lo más horroroso e insufrible...

La cosa es que aunque no vea los dibujos tal vez por las revistas de juguetes de Navidad o los folletos del supermercado reconoce a todos los personajes y con algunos como Mickey o Minnie (que según papa es Mickey con lacito) tiene un verdadero sensor. Ir con ella por la calle andando es todo un ejercicio de paciencia ya que en cada escaparate es capaz de encontrarlo y lo peor de todo que cuando volvemos se acuerda de donde estaban.

Puede parecer que un personaje infantil estará en poco sitios... JA,JA y JA. Es una verdadera pesadilla: las tiendas de chucherias y regalos son evidentes, pero hay que sumarle las agencias de viajes donde anuncian Eurodisney, la pastelería donde tienen la figurita para tartas de novios con la pareja de ratones, las tiendas de sábanas, toallas y demás, en el supermercado los platos y servilletas de cumpleaños, las zapaterías para niños, las tiendas de ropa, la tienda de ultramarinos de enfrente que vende cromos y los pega en la puerta, los chinos como no, las tiendas de fotografía con sus respectivos albumes,... y seguro que me dejo un montón. La cosa es que hay que pararse un rato en cada uno!!

Le he tenido que comprar unas cuantas camisetas con estos personajes (o con Hello Kitty que también es otra locura) porque en el parque se dedicaba a perseguir a todos los niños que tenían alguno en la ropa y aunque sólo fuera para señalarlo con el dedo algún niño más mayor se la ha querido quitar de encima de malas maneras.

Desde ayer y hasta el domingo estamos de fiestas (que vaya tiempito por cierto) y ayer cuando salimos a dar una vuelta grrrrrr cada diez pasos un vendedor de globos!!! Dos horas para recorrer una calle!! En más de un momento soñé con tener unas tijeras de podar para cortarlos todos y que subieran al cielo. Ya sé que viven de eso pero era exagerado, menos mal que la bruja todavía es pequeña y no sabe que eso se puede comprar, yo no paro de repetirle que lo de los escaparates es para mirar, no creo que me entienda pero por si acaso algo le llega se lo repito constantemente. Ay del primero que se le ocurra descubrirle que esas cosas pueden aparecer por casa cambiándolas por una moneda, me lo cargo!!

Viendo ayer algún niño montándola pienso en menuda la que me espera cuando se vaya dando cuenta de las cosas y se emberrinche, creo que tendré que empezar a evitar los "sitios conflictivos", aunque no va a ser tarea fácil. Aunque ahora que lo pienso luego llegará la etapa de princesas que será peor, no??

¡Anda que no hacen buenas campañas de marketing para estos enanos!

miércoles, 8 de junio de 2011

Productos de segunda mano

Me llega un e-mail anunciándome la apertura de la sección de puericultura en la web de venta de artículos de segunda mano PriceMinister, entro a echarle un vistazo y mi primera impresión es bastante buena, básicamente porque me encuentro con una mayoría de productos "nuevos" a buen precio, siempre había pensado que estas tiendas sólo vendían productos usados.

Una sola vez en mi vida he entrado en una tienda de segunda mano, fue hace muchos años cuando empezaron a ponerse de moda, era una tienda de ropa y en el poco tiempo que estuve en ella me di cuenta de que eso no era para mí, no entiendo eso de pagar por una prenda con 60 lavados cuando por poco más tengo una nueva aunque no sea de marca, además desde que descubrí los outlets me he hecho fan.

Poco a poco se han ido abriendo más tiendas de estas en las que venden todo tipo de artículos y aquí sí me encuentro cosas que no me importaría comprar, cosas poco íntimas como libros o discos que sinceramente me da igual el uso anterior que hayan tenido, y claro en estos momentos donde más triunfan estos negocios es en la red de forma que puedes encontrar prácticamente de todo. 

Así que definitivamente para mí es una opción sólo para algunas cosas, respecto al tema de puericultura no me planteo en absoluto comprar nada de segunda mano, así como no me importa usar algo que me ha prestado alguien conocido que me da confianza, como hice con la minicuna que me prestaron, de alguien que no conozco va a ser que no y en ciertas cosas como las sillas de auto que necesitan ciertas medidas de seguridad mucho menos. Yo no soy muy quisquillosa con las cosas de la peque pero la higiene en sus cosas sobre todo cuando era más pequeña me parece muy importante y si yo no uso cosas que no sé de donde han salido para mí misma mucho menos para ella. 

Eso sí tengo muy claro que sólo pondría a la venta cosas que yo misma usaría, es como cuando se dona ropa a algunas asociaciones y hay quien lo usa para deshacerse de la mierda que tienen en casa, no lo soporto!! una cosa es dar las cosas que no usas porque ya no te valen o no las necesitas y otra muy diferente es dar lo que ya no sirve para nada. La mierda al contenedor!!

Pero como sé que sí hay mucha gente que necesita hacer uso de estos productos sí pienso que habría cosas que vendería, muchas cosas de los peques se usan unos pocos meses y se guardan como si estuvieran nuevas y a mí me da una pena tremenda (con lo caras que son!!), aunque como de momento pienso repetir lo tengo todo guardadito para cuando me haga falta. Eso sí me parece una opción estupenda para cuando decida cerrar el chiringuito, a no ser que alguien cercano lo necesite, también es una forma de sacar partido a cosas que me han regalado y no he llegado a usar.

Y vosotras, ¿habéis comprado alguna vez cosas de segunda mano? ¿qué resultado os han dado?

sábado, 4 de junio de 2011

Recetas verdes: Tarta de cerezas

Elpapadeunabruja estuvo hace unos días en la huerta con su padre y vino con un montón de cerezas, este año han podido cogerlas antes de que se las comieran los pájaros, es lo que tiene la agricultura ecológica, lo que no tiene "visitante" hay que cogerlo antes de que lleguen otros...

 

El caso es que tengo en la nevera más cerezas de las que somos capaces de comer antes de que se estropeen, lo cual no está nada mal viendo los precios en las fruterías, así que busqué este recetilla a ver que tal salía. Os la copio tal cual: 

 

Ingredientes:

  • 600 gr de cerezas
  • 200 gr de masa quebrada u hojaldre
  • 1 vaso de leche
  • 1/4 de vaso de nata líquida
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Esencia de vainilla o una rama de ésta
  • Mermelada de cereza

Elaboración:

Forramos un molde para el horno con la masa quebrada u hojaldre, lo metemos en el horno a unos 180ºC durante 15 minutos y, transcurrido ese tiempo, lo sacamos del horno y dejamos enfriar.
Mientras se enfría el molde con la masa, batimos los huevos con la vainilla, añadimos la leche, la nata y el azúcar, y continuamos batiendo.
A continuación vamos colocando las cerezas deshuesadas sobre la masa quebrada que sacamos del horno, añadimos por encima la crema que hemos preparado con los huevos, la vainilla, la leche, la nata y el azúcar, y lo introducimos todo en el horno, a 175ºC, durante unos 35 minutos.
Transcurrido ese tiempo, retiramos el molde y untamos el pastel con la mermelada de cereza en su parte superior. Una vez untado, ya estará listo para servir, aunque podemos dejarlo enfriar unos minutos si no lo queremos servir caliente.

Yo he cambiado alguna cosilla, en primer lugar apenas le he echado leche, como abrí un brick de 200ml de nata se lo eché entero para no desperdiciar la mitad, como no tenía esencia de vainilla compré un azúcar avainillado que está bastante bien, y en vez de mermelada de cereza (que no la he visto nunca) puse de frutas del bosque, eso sí hay que buscar una sin pepitas...

Como hoy han venido los abuelos a pasar el día con nosotras (otra vez ha tenido que doblar turno papá, vaya m) nos la hemos comido de postre y estaba bien buena, os dejo una foto de muestra ;) por si os animáis con ella. La verdad es que es super-sencilla y además se puede hacer con cualquier fruta o esa es mi impresión.

La bruja no ha querido probarla, parece que prefiere comerse las cerezas enteritas que así se puede pringar mejor.

jueves, 2 de junio de 2011

Relación madre-hijo

Ayer por la noche no sé muy bien porqué me acordé de una mujer con la que trabajé hace bastante tiempo, era una mujer mayor a la que varias auxiliares atendíamos en su casa porque no podía valerse por si misma, la recuerdo porque era una de las personas más insoportables que he conocido nunca. 

Recuerdo que vivía sola, su única compañía era la auxiliar que en ese momento estuviera con ella, nunca salía a la calle y la única visita que recibía era a sus dos hijos los domingos. Era una visita podíamos decir que vergonzosa, a las doce llegaban los dos, iban los tres a un salón que sólo se usaba en ese momento, uno de ellos que había llevado el periódico se sentaba en la mesa a leerlo, el otro ponía la tele, de vez en cuando entre ellos se decían algo y pasaban así el rato hasta la una que era cuando se iban, y así hasta el siguiente domingo que se repetía la escena.

Yo en aquel momento que sólo era hija ya flipaba con el tema. Yo he sido la primera que he tenido muchas broncas con mi madre que como toda buena madre que se precie es capaz de sacarme de mis casillas, pero siempre que la he necesitado ha estado ahí aunque no tuviera la respuesta, acompañándome, consolándome y sobre todo nunca juzgándome. Por mucho que lo pienso no sé qué podría pasar, qué tendría que hacerme para que yo la abandonara de esa manera.

Ahora estos recuerdos vuelven a mí, pero ahora ya no soy sólo hija sino que también soy madre y me duele aún más. Yo que me estoy dedicando en cuerpo y alma a mi pequeña, que la quiero como nunca he creído que se podía querer a alguien aunque haya momentos en que me desquicia, aunque sé que a medida que pase el tiempo tendremos nuestros roces, a pesar de todos los pesares ese amor no puede desaparecer. ¿Qué tendría que suceder para que algún día ella pudiera abandonarme? ¿Seré capaz alguna vez de hacerle algo que le duela tanto como para que se olvide de mí, para que sea un estorbo para ella?

Le doy vueltas y me duele tanto!! Sé que con el tiempo ella irá siendo más independiente, llegará un momento en que haga su propia vida, en que probablemente forme su propia familia pero qué es lo que puede destrozar un amor tan puro e incondicional como el que hay entre una madre y un hijo?

Tal vez la clave esté en lo que les damos en sus primeros años de vida, tal vez no todos los niños hayan crecido con el amor con el que crecí yo y con el que intento que crezca mi bruja, tal vez no todas las familias sean así, tal vez haya niños a los que no se respete, a los que no se demuestre el amor cada día, y tal vez esos niños vayan a ser esos adultos que no son capaces de demostrar amor a sus padres.

Lo único que sé es que no quiero que esa sea mi vida, no quiero tener una madre a la que visitar una hora por semana ni una hija a la que suponga un esfuerzo venir a verme...
 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates