Ads 468x60px

lunes, 31 de octubre de 2011

6º semana: haciéndome a la idea

Hoy termina mi sexta semana de embarazo, según mis cuentas y las cuentas de  la matrona que visité el viernes, probablemente en la primera ecografía la cosa cambie.

Si de algo me he dado cuenta en este poco tiempo es de lo diferente que puede ser un embarazo de otro, cuando estaba embarazada de la bruja estaba perfectamente, no tuve ningún síntoma durante el primer trismestre, de hecho si no hubiera sido por la falta de regla y sobre todo la primera ecografía no me hubiera creído que estaba embarazada, sin embargo ahora me encuentro fatal. Por las mañanas me levanto bien y hasta el mediodía todo normal, pero a eso de las cuatro de la tarde empiezo a tener un montón de nauseas y un mal cuerpo tremendo, a parte de muchísimo sueño, todo esto unido a que papá ha estado toda la semana con turno de tarde y la bruja se las ha pasado literalmente encima mío se puede decir que he pasado una semana infernal.

El viernes tuve la cita con la matrona, la recordaba bastante peor de lo que me encontré en esta ocasión, probablemente hayan recibido muchas quejas hacia ella y la hayan pegado un toque de atención, o las demás matronas se hayan cansado de atender a las embarazadas que van a sus centros de salud porque no aguantan a ésta. Por lo menos esta vez no me ha tenido toda la mañana en la sala de espera porque "tú no tienes tanta prisa como estas chicas que tienen niños pequeños a los que atender".

Aún así la visita no dio mucho de sí, me rellenó los datos en el librito de embarazada (que era fotocopiado, tan mal están las cosas?), me pesó dejándome claro que no más de un kilo por mes, me tomó la tensión y me dio cuatro post-it pegados en diferentes hojas para que cogiera en admisión las diferentes citas: análisis, ecografías, ect. No me explicó absolutamente nada y justo justo me preguntó que tal me encontraba aunque no sé ni para que porque cuando le dije que mal me dijo que era normal.

La verdad es que desde que fui a la matrona tengo ya más asumido que es cierto, hasta entonces era algo que estaba ahí pero no demasiado presente, supongo que ahora que vayamos contando la noticia y por lo tanto hablando más de ello será algo más claro. Pero de momento como es algo de lo que sólo hablamos papá y yo cuando estamos solos y la bruja me chupa todas mis energías no me da demasiado tiempo a pensar en nada.

miércoles, 26 de octubre de 2011

¿Ideas para la cena?

Antes de nada quería daros las gracias a todas las que durante el día de ayer me nos distéis la enhorabuena, la verdad es que no esperaba tantos mensajes en el blog, en el Facebook, Twitter y hasta por e-mail, sin ninguna duda sois geniales, muchas muchas gracias tanto de mi parte como de la de papá!!

Hoy vengo a pediros ayuda o consejo con el eterno problema de las comidas...

Como ya he dicho en más de una ocasión la bruja dijo adiós a los purés muy pronto, las papillas de cereales creo que no llegaron al primer cumpleaños, de hecho creo que tengo dos paquetes por la despensa sin empezar a los que tendré que mirar la caducidad para regalarlos, durante una temporada le gustaban los potitos "Buenas noches de Hero baby" y yo aprovechaba para dárselos para cenar, pero hace un par de meses que eso ya no sirve tampoco.

La bruja quiere comer como los mayores, con la mano o diciéndome "pinchaaa" pero como los mayores, lo que estemos comiendo nosotros, al mediodía es más sencillo, intento adaptar la comida de tal forma que siempre haya algo que le guste bien sea el primer o el segundo plato o procuro que le haya sobrado algo del día anterior, pero para las cenas ya me he quedado sin ideas, todas las tardes tengo que pensar que hacer a las 20h.

Y aquí no me sirve lo mismo que cene yo porque la mayoría de las noches o ceno una ensalada, o un sandwich o tiro de las sobras del mediodía, es más las últimas noches a esa hora tengo tan mal cuerpo que me ceno un yogur y sanseacabó.

Como sé que muchas de las que pasáis por aquí sois madres más que curtidas en todas estas historias seguro que podéis darme alguna idea a parte de:

Sopa
Tortillas varias
Calabacines rebozados
Croquetas y similares
Nuggets de pollo
"Salchipapas"
Saltos de verduras
Palitos de merluza
Jamón a la plancha
Guisantes

Porque esto es más o menos lo único que cena, claro le gustan los garbanzos, el arroz, los macarrones, la carne,... pero si lo come al mediodía no le voy a dar otra vez por la noche, no??

Cualquier idea que en vuestra casa funcione será bienvenida!!

martes, 25 de octubre de 2011

Dos rayitas

DOS RAYITAS

Eso es lo que me encontré hace diez días cuando fui al baño por la mañana, creí que nos iba a costar más pero un aprendiz de brujería está ya en camino.

Ayer mi médico me dio la confirmación definitiva (aunque evidentemente no me hacía ninguna falta) y el viernes tendré la primera visita con la matrona, conocida como "La post-it".

Si mis cuentas no fallan estoy ya de seis semanas y para el 20 de Junio seremos uno más en la familia.

Que sepáis que todavía no se lo hemos contado a nadie, así que tenéis la exclusiva ;)

lunes, 24 de octubre de 2011

Papá, papá, papá

Después de veinte meses por fin la bruja tiene un poco de papitis, y digo por fin porque esto para mi salud física y mental me viene de maravilla.

Aunque he de decir que hay momentos en los que sólo sirve mamá, para dormir sólo sirve mamá, ayer no consiguió dormirse hasta las 12 de la noche y yo en la cama con ella desde las nueve y media, viendo como pasaban los minutos y ni podía dormirme (porque me había echado un poco de siesta) ni moverme, ahí agarrándola de la manita!! Si se despierta antes de que nosotros hayamos ido a la cama asustada y va papá a ver que pasa es peor el remedio que la enfermedad aunque yo le digo que tiene que ir él para que ella se vaya acostumbrando, cualquier día voy a tener que trabajar de noche y la vamos a liar, el último día que fue él se llevó una patada en la cara y es que cuando se pone de malas es de muy malas.

Pero a pesar de esto y de alguna otra cosilla cada vez quiere estar más tiempo con papá. Papá la lleva por la mañana a la guarde y ella va tan contenta, yo bajo al mismo tiempo que ellos y les acompaño hasta el semáforo, ella me da un beso y me dice adiós con la manita, y cuando cruzan les veo a los dos bien contentos con su cabecita por encima del hombro de papá, cuando se alejan y dejo de verles me da una penita... podría estarme una hora viéndoles así con cara de tonta.

La semana pasada ha estado papá en turno de mañana así que por las tardes hemos bajado al parque los tres juntos, un día nos encontramos con una amiga de papá y mientras él estaba de charleta fui con la bruja al tobogán, pues no hubo forma de que subiera conmigo, papá, papá y papá, así que fue papá quien tuvo que venir para subirla un millar de veces, yo encantada claro, así me fui yo a rajar, que de vez en cuando no me viene mal.

Ya sabe que cuando estamos todos hay cosas que es mejor pedir a su papá, como que le coja en brazos cuando vamos por la calle, yo siempre la he llevado y sigo haciéndolo cuando vamos las dos solas, pero últimamente tengo algo de flojera y me cuesta mucho, así que si estamos los tres ella ni se lo piensa y siempre (a no ser que tenga pupa o mimitos) se lo pide a su papá, y nada más cogerla la muy bruja le da dos besos y se ríe, anda que no saben estos enanos!!

Pero una escena con la que me quedé babeando un ratito se dio hace un par de semanas, era sábado por la mañana y como estaba papá en casa aproveché para ir a la biblioteca un rato, les dije que fueran sobre las 12 a buscarme y que me esperaran en la biblioteca infantil que a la bruja le encanta (creo que este invierno vamos a pasar unas cuantas tardes ahí), cuando bajé les vi a lo lejos y estuve "espiándoles" desde detrás de unas estanterías, estaban los dos sentados en dos sillones juntos, papá leyendo el periódico y ella "como una mayor" ojeando un cuento, vamos para una foto!! Hasta que me vio y entonces comenzó la revolución y de estar sentadita por supuesto que nada...

Cuando veo a un papá con sus niños así me parece una cosa preciosa, cada vez hay más papás que aprovechan estos momentos con sus hijos y en la cara se les puede ver lo felices que son (aunque acabes el día para el arrastre), sé que todavía hay muchos padres que pasan del tema, que sus hijos son una carga y que no saben disfrutarlos, me dan pena y además ellos se lo pierden!!

jueves, 20 de octubre de 2011

Desconectada

Llevo unos cuantos días desconectada de este mundo blogueril, muchas gracias a todas por los comentarios que me habéis dejado en las anteriores entradas. La bruja ya está bien, el domingo ya salimos a dar un paseo y ya no hubo más vómitos ni nada pero hasta el martes no volvió a ser ella, estuvo especialmente irritante, no quería dormir, no quería comer, no quería nada, supongo que es lo normal después de haber estado malita pero yo llevo una temporada agobiada por otros temas y lo he llevado bastante mal.

El mismo domingo tuvimos una discusión muy gorda con otras personas de la que no me merece la pena ni me apetece hablar pero me hizo estar fatal todo el día y al final lo acabó pagando la pequeña de la casa.

Por otro lado estoy agobiada con el tema laboral, sé que me quedan 14 meses de prestación de desempleo pero no puedo dejar de darle vueltas al tema, desde agosto llevo mirando ofertas por internet y me cabreo todos los días, hace dos meses que diariamente aparecen las mismas ofertas y no lo entiendo, si realmente necesitan a alguien como es posible que no lo hayan encontrado en dos meses?? y si no lo necesitan para qué puñetas colocan la oferta?? El problema es que yo no estoy acostumbrada a que me pase esto, siempre que he querido trabajar lo he conseguido bien pronto pero ahora... y el hecho de tener una niña o sea una responsabilidad, me hace sentirme peor todavía.

Tampoco me he puesto al 100% porque tengo un examen de oposición el 5 de noviembre, y necesito que ese día llegue ya!! Estoy harta de estudiar, hay días que me digo "que bien lo llevas, vas a sacar buena nota seguro" mientras que otros pienso que no lo voy a aprobar ni de coña, estoy en ese momento en que por más vueltas que dé al temario no me entra nada más y sólo consigo liarme. Así que por favor que pasen ya estas dos semanas y media!!!

Así que no sé cuando voy a volver a estar con la cabeza en su sitio para volver a leeros y contaros las historias que nos pasan cada día. Besos a todas por seguir por aquí!!

viernes, 14 de octubre de 2011

La bruja está malita

El miércoles que era fiesta la bruja ya estaba un poco rara, apenas quiso comer en todo el día, estaba algo más mimosona de lo normal, pero como no se quejaba de nada y estaba igual de activa que siempre pensamos que simplemente tenía el día un poco torcido en ese aspecto, vamos que como lo de no querer comer no es algo demasiado raro no le dimos ninguna importancia.

Así que ayer jueves fue por la mañana a la guarde sin ninguna novedad, contenta como siempre, sin desayunar pero bien, claro a la hora de la comida tenía que tener un hambre de muerte y como además le hice arroz "5 delicias" que le encanta se comió un platazo y se quiso ir a echar la siesta. Cuando se despertó hora y cuarto después estaba mimosona y estuvo un buen rato sentada encima mío, ahí estaba cuando de repente empezó a toser como si tuviera una flema que no conseguía sacar, acabó vomitando. La lavé, me lavé y sin más, habíamos estado hacía poco con catarro así que pensé que sería alguna flemilla que le había quedado y con la fuerza de intentar sacarla había echado también parte de lo que había comido. Como no quiso apenas merendar bajamos al parque prontito (con la merienda en el bolso), ahí es cuando vi que realmente algo no iba bien del todo, normalmente es un torbellino que no para quieta ni un momento y sin embargo estaba tan pasiva... apenas quería jugar, ni correr, de hecho había bajado un libro a la calle y estuvimos un rato sentadas en un banco leyéndolo, en casa esto es muy habitual siempre que esté sentada con ella pero en la calle donde hay más niños y puede estar brincando de un lado para otro no!!

A las 19h me pide ir a casa a bañarse con los pulpos, yo estaba extrañada pero allá que nos fuimos. Todo normal, se bañó, pusimos un poco los Cantajuegos y estuvimos tranquilitas, sólo quiso cenar un yogur "de perro" (unos de vainilla que venden en el Mercadona que tienen un perro dibujado) y me pidió ir a dormir, a las 21:15 estaba roque.

Llegó papá y estábamos los dos en la cocina cuando oímos que estaba tosiendo, enseguida se calmó y no dijo nada, ni se quejó, ni nada de nada así que preferí no ir a la habitación por no arriesgarme a despertarla. Una hora después paso por la puerta y noto un olor muy asqueroso y característico, así que enciendo la lámpara y me la encuentro totalmente vomitada, toda la cabeza manchada, el saco, el body, hasta el protector! pero ella seguía dormida encima del vómito, vamos que seguro que lo hizo sin despertarse. Así que a cambiarla entera, afortunadamente estábamos los dos porque para entonces sí que se había despertado y no estaba de muy buenas... y otra vez a dormir con mamá.

En toda la noche no ha vuelto a vomitar aunque ha estado gran parte de ella enganchada a la teta, aún así ha bajado papá a las 8h a pedir cita con el pediatra, no tenía fiebre ni nada pero la niña no estaba bien. Cuando yo estaba desayunando y ella estaba encima mío ha querido un trozo de mi magdalena y de leche y lo ha vuelto a echar todo...

Nos han dado cita para las 10h, el pediatra la ha mirado y dice que seguramente será un virus de garganta que está comenzando, tiene la garganta un poco roja y sí es cierto que si le pregunto a ella dónde tiene pupa me señala el cuello, y que los vómitos se deberán a que está comenzando el proceso vírico, me dice que probablemente este fin de semana tenga fiebre, que no me preocupe, simplemente bajársela con Dalsy y ya está, no nos ha mandado nada, sólo que esté bien hidratada, que le demos líquidos azucarados y que no la obliguemos a comer. Cuando me dicen eso de no obligarla a comer siempre me pregunto como se hace para obligarla, porque o la meto una sonda o lo veo imposible!

Ahora está dormidita aquí a mi lado, me parece que la tarde va a ser así, me da una penita verla con esa carilla triste... Cuando hemos bajado al médico le he dicho "ahora hay que sentarse en la sillita para bajar al médico" y me ha dicho "SI" con su vocecilla de pito y no ha puesto ninguna pega, entonces he pensado "Si que está mal la pobrecilla para que acceda a sentase aquí y vaya tan tranquila"!!

jueves, 13 de octubre de 2011

Cosas que pasan en el parque

Aunque soy partidaria de meterme lo menos posible en las cosas del parque hay veces que no puedo evitarlo, y os cuento dos cosas que me han pasado este verano...

Caso 1

Es un domingo por la mañana, estamos en la típica casita que hay en todos los parques, la bruja está bajándose por el tobogán cuando empiezo a oír al otro lado de la casita un escándalo diferente al habitual, echo un vistazo a ver que pasa y me encuentro a unos cuatro o cinco niños entre gritando y riéndose mientras otro de unos dos años y medio está en el centro con la colilla al aire meando de un lado a otro. No se le había escapado sino que estaba recreando una escena que ni Ramoncín en sus mejores tiempos.

Me quedo alucinada, a mi alrededor sólo hay dos adultos a medio metro de mí hablando entre ellos y no se han enterado de nada, podría hacerme la loca pero no me sale aunque intento ser lo más suave posible... "Cariño, eso no se hace aquí, si quieres hacer pis y tú solito no puedes nos pides ayuda, vale?" Claro el niño me mira como si la cosa no fuera para él y ninguno de los dos padres que estaban de cháchara se inmuta, y sí, uno de ellos era su padre porque luego les vi irse juntos.

Así que cogemos nuestras cosas y nos vamos al arenero, cualquiera le dice a la bruja que en ese charco no se puede saltar, afortunadamente esa tarde cae un tormetón porque sino al día siguiente estarían todos los pequeños gateando por allí...

Caso 2

El mismo parque y la misma casita. Una tarde entre semana. Llega un chaval de unos ocho años con la PSP y se sienta en la casita justo donde los peques suben para bajarse del tobogán a jugar con ella, poco después llega otro crío un poco más pequeño que él y se sienta a ver como juega, claramente dejan el paso bloqueado. Convenzco a la bruja de no subir al tobogán y estamos jugando a echar piedras por el agujero, pero claro, pronto se cansa y quiere subir, lo intenta, yo no digo nada para ver si se dan por aludidos, consigue subir pero no pasar, ve una pantalla luminosa y quiere cogerla, me hago la loca además han llegado más niños pequeños que quieren subir y están ya armando barullo cuando el mocordo de la PSP me dice:

- Es que esta niña no entiendo que no se la voy a dejar!!!
- Uffff (tranquila mamadeunabruja), y vosotros no veis que este columpio es para los pequeños y que lo que estáis haciendo lo podéis hacer sentaditos en un banco
- Y tú no ves que en un banco nos da el sol en la pantalla y no vemos!!
- Pues os sentáis debajo de un árbol!! (os juro que me estaba mordiendo la lengua para no soltar tacos)

Ya por fin, su madre que estaba sentada en el banco de enfrente fumándose tranquilamente un cigarrito decide aportar su granito de arena para que el resto pueda seguir jugando tranquilamente.

Algunos días cuando llego a casa necesitaría una sesión de yoga o algo así...

lunes, 10 de octubre de 2011

El límite de mi paciencia

Hay momentos en que si me dejara llevar por lo que mi cuerpo me pide me iría de casa y no sé si volvería demasiado pronto. La bruja lleva una temporadita muy difícil, he tenido mucha paciencia desde que nació pero hay días que mi paciencia se desborda, ya sé que es muy pequeña, que no es culpa suya, que no sabe hacerlo de otra forma, bla bla bla pero yo soy una madre humana y hay veces que me desborda, y acabo haciendo cosas de las que luego me arrepiento, gritarla, ignorarla y ponerme a su altura.

Hace un rato ha sido uno de esos momentos críticos. Estaba yo haciendo la comida cuando entran ella y papá por la puerta, la oigo supercontenta, llega hasta donde estoy yo y me da un beso, veo que viene con una estrella en la frente (una pegatina) porque se lo ha pasado muy bien en la guarde, se sienta en el suelo del pasillo en frente mío con la agenda en la mano, hasta ahí todo perfecto. Viene papá y le dice "me dejas ver la agenda para saber lo que habéis hecho hoy?" y ahí ya la hemos liado, se pone a gritar como una loca para no dejársela, cuanto más intentas calmarla peor, en dos minutos estaba rebozándose por el suelo como si estuviera poseída, a mí ya me estaba poniendo de los nervios.

Bueno, bruja hay que quitarse la chamarra para estar en casa y para eso tienes que soltar la agenda un momento, de ahí directos al matadero. La comida estaba ya en la mesa, estoy segura de que tenía un montón de hambre porque apenas ha querido desayunar pero el berrinche ha sido tal que no ha habido forma ni de que mirara la comida. Veinte minutos que a mí me han parecido veinte horas ha estado sentada en la trona a todo gritar "mamá, mamá, mamá", unos lagrimones que hasta le caían por el cuello.

Y, cómo se actúa ante esto? porque en realidad no le ha pasado nada, no le hemos hecho nada para ponerse así. Empiezo por intentar calmarla, si me acerco me llevo un manotazo y eso sí que no lo voy a consentir, si le doy algo que le gusta para que se distraiga y se olvide de lo que dios sabe que le pasa por la cabeza lo lanza, mi vaso de paciencia empieza a llenarse. Decido no hacerla caso para ver si se calma solita, los gritos van en aumento por si acaso en el volumen anterior yo no era capaz de oírlos, mi vaso de la paciencia empieza a colmarse y con el tímpano taladrado acaba desbordándose. Así que no puedo más, me pongo histérica y de la impotencia que siento ante tal situación acabo gritándole para que se calle de una puñetera vez. Craso error!! imposible calmar unos gritos con más gritos!!

La situación está totalmente descontrolada, así que con muy mala leche la saco de la trona, la echo en la cama y me voy, ella se calla, no entiende lo que pasa y sus gritos pasan a ser lamentos, no se atreve a moverse de la cama y yo la oigo "mami, mami, mami", se me parte el alma y voy con ella. Sé que está muerta de cansancio, si ya había venido cansada de la guarde como no va a estarlo después de media hora con semejante disgusto. No quiere ir a la cocina a comer así que no me queda otra que echarme con ella en la cama, me pide teta y se duerme.

Claro, ahora está dormida sin haber comido ni nada, se levantará con un hambre del demonio o de mal genio, todo es posible.

He oído hablar de los "terribles dos" y aún no hemos llegado, que dios nos coja confesados porque no sé que va a ser de nosotros si esto va a más. No voy a decir que esto sea a diario, pero cuatro días a la semana nos sucede y a veces hasta dos veces al día. Y de verdad no sé que hacer, esos momentos me superan y todo lo que pueda pensar en momentos de tranquilidad in situ desaparece de mi mente y sólo quiero evaporarme.

A veces pienso que cuando hable será más fácil, podré entender lo que le pasa pero ni siquiera sé si ella sabe lo que le pasa.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Por el interés te quiero Andrés...

Últimamente se está hablando mucho en el bloggosfera de como las mujeres vamos bajando puestos laboralmente en el momento en que somos madres, parece que desde ese momento nuestras aptitudes, nuestra formación, nuestra capacidad de trabajo,... desaparecen, como si hubieran salido por nuestra vagina atadas del tobillo de nuestro bebé. Desde ese momento ya no somos las mismas laboralmente, pero por si esto fuera poco muchas dejamos de ser las mismas también socialmente.

He oído y leído infinitas veces como mujeres que son las primeras en ser madres en su círculo de amistades son apartadas, ya no se cuenta con ellas cuando se hacen planes, poco a poco se las va dejando de llamar por teléfono, se hacen planes en los que ella no tiene cabida,... como si el hecho de tener un hijo te restara puntos en un ficticio nivel de amistad, como si ya no fueras esa persona en la que se puede confiar y con la que se puede hablar. Cuando comentas esto siempre te dice alguien "ya les llegará el momento y entonces volverán", y tú piensas "y por qué voy a querer yo que vuelvan?"

Hace ya un tiempillo que estoy quemada con este tema. Como casi todas las que pasáis de vez en cuando por aquí sabéis, yo en esta ciudad se puede decir que estoy sola, es cierto que en estos casi siete años he conocido gente, compañeras de trabajo, con las que de vez en cuando tomar un café o charlar, pero amigas de verdad no, vamos que en muchas ocasiones estoy más sola que la una (aquí es cuando digo "menos mal que os tengo a vosotras" pero todas sabemos que no es lo mismo).

Cuando estaba embarazada la empresa me obligó a coger la baja al cuarto mes (en cuanto me encontraron sustituta), las primeras semanas las llevé bien, estaba muy ocupada haciendo todo lo que no había podido hacer antes por trabajo, los sábados cuando trabajaba papá me iba a pasar el día a casa de mis padres y quedaba con alguna amiga,... pero a medida que pasaban los meses me agobiaba mucho estar sin hacer nada, mi tripa cada vez era más grande y yo no quería viajar sola por si acaso, llegó diciembre y enero y papá tenía mucho trabajo, mis padres venían de vez en cuando pero ellos también tenían su trabajo y yo no quería agobiarles, vamos que lo pasé muy mal, puede parecer una tontería pero no era mi mejor momento físicamente y había días en que estaba sola en casa hasta las 22:30. Me busqué actividades, iba a pintar, a natación para embarazadas, a las clases de preparación al parto,... pero aún así 24h ociosa era mucho para mí.

Cuando nació la bruja la cosa cambió en el sentido de que yo ya no estaba ociosa sino todo lo contrario, pero sola seguía estando muy sola. Los primeros días es cierto que aparecía mucha gente por casa, sinceramente eran más una molestia que una ayuda, que vengan a cenar a tu casa al día siguiente de salir del hospital no es ninguna ayuda, que aparezcan por tu casa a las 20h cuando lo único que quieres es descansar tampoco,... aún así había quien aparecía, poco a poco la novedad dejó de ser novedad y volvimos a estar los tres solitos. A papá se le acabó el permiso y sólo éramos la bruja y yo.

Como nació en febrero al principio no salíamos demasiado, una horita al día más o menos, cuando llegó la primavera empezamos a salir más, pero papá trabaja muchos días en turno de tarde y salíamos las dos solas, la bruja era muy pequeña, según salíamos ella se quedaba dormida, así que me pasaba las tardes dando vueltas yo sola, os juro que hubo días en que me sentaba en un banco y me daban ganas de ponerme a llorar!!

Ahora ya no necesito a nadie, ahora la bruja es "mayor" y cuando estamos por las tardes solas y bajamos al parque bastante tengo con vigilar que no se caiga de cabeza de los columpios, y como el parque está lleno de mamás y muchas estamos en situaciones parecidas tengo con quien estar de charleta mientras los peques están en la arena.

Pero ahora que he decidido pasar de todo el mundo, una persona muy cercana a papá se empeña en quedar con nosotros todos los fines de semana, una persona de esas que he dicho que aparecía sin avisar los primeros días pero que durante 18 meses hemos visto una hora al mes como mucho porque se empeñaba en venir tarde, porque quedabas con ella al día siguiente y te llamaba diciéndote que no podía ir porque tenía amigos a cenar y tenía que limpiar, o aparecía pasadas las 20h porque había estado toda la tarde en la piscina. Claro, ahora hay que quedar con ellos todos los domingos, y por qué este cambio?? Qué casualidad!! seré mal pensada pero ha sido justo cuando ellos están esperando un bebé... sospechoso,no??

Pues ahora a la que no le da la gana hacer planes es a mí, nosotros ya nos hemos acostumbrado a hacer planes solos porque nadie contaba con nosotros, ahora por lo visto tengo que pensar en planes infantiles para varios, pues va a ser que no!!

Y por qué cuento esto?? porque ya me estoy quemando y cuando se le digo a papá si le parece normal, me dice "claro que es normal, lo que no es normal es lo que hacían antes, ahora ya se han dado cuenta" Me cago en la leche con que se han dado cuenta!! claro, cuando a ellos les interesa, pues a mí no y punto!! Ya veremos que pasa cuando llegue el pequeñín...

Ala, ya me he desahogado!! que me hacía falta.

martes, 4 de octubre de 2011

domingo, 2 de octubre de 2011

La esclavitud del siglo XXI

A estas alturas quien no conoce el grupo que se ha creado en facebook "Conciliación Real Ya"!!, había pensado en escribir mi experiencia en este ámbito para añadir una más a todas las que se pueden leer estos días por la bloggosfera cuando me he dado cuenta de que es un tema que me ha preocupado tanto que ya le había dedicado varias entradas, así que las voy a enlazar por si a alguien le puede interesar:






Leyendo estos días las experiencias sobre cómo otras familias han conseguido conciliar su vida laboral y familiar me he encontrado con que la gran mayoría de las familias han tenido que buscar la ayuda de abuelos, tíos y demás familia. Por un lado me parece estupendo poder contar con esta ayuda que además estoy segura de que hacen encantados, de hecho siempre he dicho que si yo tuviera aquí a mis padres nuestra situación sería muy diferente, para empezar casi seguro que en estos momentos la bruja no iría a la guardería, pero por otro lado me parece que algo está fallando si tenemos que recurrir a diario a esa ayuda.

Algo en esta sociedad está fallando si la mayoría de las familias necesitamos dos sueldos completos para poder vivir, algo está fallando si muchos niños no ven a sus padres más que el fin de semana, eso sí luego nos dicen que si ese tiempo es de calidad ya es suficiente, algo está fallando si montones de madres corren continuamente de un lado a otro para poder llegar a todo, si muchas tenemos casi que suplicar un día libre para poder llevar a nuestros hijos al médico, y muchas veces ni se logra, cuántas veces he visto a los abuelos en la sala de espera del pediatra??

Y lo que sea que esté fallando va a tener sin duda una víctima, y no son otros que nuestros hijos, que sociedad futura nos espera??

Cuando se habla de conciliación generalmente se habla de la madre, pero acaso los padres no tienen derecho a disfrutar de sus hijos?? Cuántos padres tienen horarios laborales en los que salen por la mañana bien pronto de casa y vuelven cuando sus hijos están en la cama, es eso vida?? de verdad es necesario pasar doce horas diarias fuera de casa? quién puñetas nos ha engañado haciéndonos creer que esto es lo normal, que laboralmente no tenemos ningún valor si no pasamos muchas horas calentando la silla, que tenemos que ser los últimos en salir si queremos que nos valoren?

Estamos trabajando para vivir o hemos pasado ya a vivir para trabajar??

sábado, 1 de octubre de 2011

Ensalada de trigo tierno y hojaldre de manzana

El trigo a pesar de ser uno de los cereales más utilizados en nuestra cocina, el trigo tierno es poco conocido e incluso difícil de encontrar. Yo lo descubrí hace unos años de mano de una amiga vegetariana que me invitó a comer en su casa, desde ese momento lo he utilizado mucho para hacer ensaladillas.

Ayer por la noche decidí hacer una muy sencillita para ver si a la bruja le gustaba ya que el arroz tipo "3 delicias" le encanta y aunque para ella no tuvo mucho éxito os dejo la idea por si queréis probar ;P

Yo utilizo el trigo tierno de Nomen, al principio lo comparaba en el Carrefour pero dejaron de venderlo, la última vez que lo encontré no recuerdo donde fue pero compré cuatro paquetes, si no encontráis también se puede hacer con arroz.

Ingredientes:

Trigo tierno
Pechuga de pavo
Aguacate
Aceitunas negras
Cebolleta
Tomate
Queso fresco o un queso muy tierno
Orégano
Aceite de oliva virgen

Fácil-fácil:

Se cuece el trigo en abundante agua con sal según las instrucciones del paquete, se escurre con ayuda de un colador y se deja enfriar.

Se cortan todos los ingredientes al gusto, yo lo hago pequeñito para que se mezclen bien todos los sabores.

Se mezcla todo en una ensaladera y se aliña con un buen aceite de oliva virgen y un poco de orégano.

Muy fácil y muy rico, ayer lo hice con pechuga de pavo para que lo comiera la peque pero otras veces lo he hecho con salmón ahumado y está delicioso...


Como esta receta ha sido demasiado sencilla voy a compartir con vosotras otra igual de sencilla que he hecho estos días porque tengo manzanas de la huerta para dar y tomar, un hojaldre de manzana rico-rico

Ingredientes

Masa de hojaldre
Manzanas de la variedad que os guste
Mantequilla
Mermelada al gusto

Paso a paso

Se puede llenar un molde con el hojaldre o cortar cuadraditos y ponerlos en una placa de horno.

Se pelan las manzanas y se parten en trozos pequeñitos. Se colocan encima del hojaldre y se añaden unos trocitos de mantequilla esparcidos entre la manzana.

Se hornea a fuego fuerte durante unos 20 minutos.

Una vez que se saca se unta con una mermelada que os guste, yo lo suelo hacer con mermelada de melocotón con miel, pero una vez compré una mermelada artesana de ciruela a la menta y quedó exquisito, así que esto al gusto.

Y ahora ya sabéis: a la cocina!! Un plato principal y un postre que tienen los ingredientes necesarios para una buena cenita, en verano mejor pero... como este otoño parece que viene suave aprovechemos!!

Por cierto si alguna sabe como poner una pestaña en el blog que me eche una mano para que pueda tener las recetas ordenadas ;)
 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates