El mejor día de las fiestas

sábado, 7 de enero de 2012
No es que me apasionen las navidades ni mucho menos pero tampoco las tengo manía de por sí, pero sí es cierto que a medida que han ido pasando los años las he ido viviendo de forma muy diferente.

Cuando era niña me encantaban, como a todos los niños, el día de Reyes era tan especial... era el único día del año en el que recibíamos juguetes, en aquella época los juguetes no eran un regalo muy habitual en cumpleaños ni otras fechas por lo menos en mi casa ;) recuerdo que aquella noche con los nervios apenas podía dormir, por un lado tenía que dormirme pronto porque si no lo Reyes no me dejaban nada pero por otro lado quería oírlos llegar, al final caía rendida de puro agotamiento...

En mi casa hasta que no llegó la tía J que fue cuando la cosa cambió los regalos sólo se daban el 6 de enero, eso del 25 de diciembre no se llevaba, más adelante mis padres se dieron cuenta de que era mucho mejor fecha ya que el 7 de enero empezábamos el colegio y apenas teníamos tiempo de disfrutar los juguetes nuevos, de hecho recuerdo que el día 6 mi hermano y yo por la mañana estábamos todo emocionados pero por la tarde había que empezar a preparar la mochila para el día siguiente...

Aunque como digo el de Reyes era el día más especial, la Nochebuena también tenía su encanto, nos juntábamos todos, el ambiente era diferente al del resto de días, nos quedábamos despiertos hasta mucho más tarde, cenábamos tarta, vamos que para una niña pequeña era todo un fiestón!! además solía quedarme a dormir en casa de mi tía que me hacía chocolatito caliente para desayunar ;P

A medida que fueron pasando los años la cosa cambió, las Navidades seguían siendo cojonudas porque había vacaciones y además eran unas fechas en que todos los amigos se quedaban en casa y casi todas las tardes podías quedar para algo, pero ya no era lo mismo, los Reyes ya no hacían ilusión, vamos que yo me pasaba ese día montando los juguetes nuevos de la tía J, la Nochebuena seguía teniendo su cosa pero el día bueno bueno de verdad era Nochevieja, por fin una noche en la que podía salir con mis amigas sin tener hora de llegada!! claro, teniendo en cuenta que era imposible salir antes de la 1 de la madrugada como para que me dijeran que tenía que volver a las 3... Qué bien lo pasábamos!!! nada de cotillones ni cosas de esas, en la calle toda la noche y un chocolate con churros antes de volver a casa!!

Pero claro, esto también fue cambiando, llega un año en que no necesitas que sea un día especial para salir de fiesta y en la Nochevieja lo único que ves es un tumulto de gente y una escusa para que te roben por un cubata, y pruebas un año lo de ir de cotillón y ves que eso no es para ti, y dices que no vuelves pero tampoco hay otro mejor plan al año siguiente... La cosa con tu pareja empieza a ser más "en serio" y os planteáis pasar las fiestas turnandoos con las respectivas familias... y ahí empiezan los malos rollos de las navidades, y por lo menos en mi caso empieza diciembre y ya estás deseando que llegue enero rápidamente.

Entonces llegamos a la siguiente fase y ya no somos sólo dos, sino tres (y medio) y el tema vuelve a cambiar, y yo que nunca había montado un árbol en mi casa voy a comprar uno, y por primera vez voy a una juguetería a comprar regalos, y muchos años después vuelvo a ojear los catálogos de juguetes y a emocionarme el 6 de enero, porque seamos sinceras ver esa mañana la carita de pasmados de nuestros niños cuando ven los regalos junto a sus zapatitos no tiene precio y vuelves a recordar como lo pasabas tú cuando eras una cría y te emocionas, te emocionas mucho y tonta de ti ya estás pensando en como será el próximo año cuando la peque se entere más de las cosas...

15 comentarios:

Suu dijo...

Jejejejeje, me encanta la trayectoria, igualita que la mía.

Es genial la noche de Reyes, a mi me ha encantado. El año que viene será mejor, cuando mi Bichito sea más consciente todavía

Nik neuk dijo...

Algún llegaré a esa última fase, que tiene que ser muy especial, yo lo he visto en otros nenes.
Pero en las demás, pues sí, ya pasé por todas. Pero ahora me quedo en un "me gustan porque hay vacaciones", si es que en ese sentido tengo mucha suerte en mi trabajo!
Espero que a la brujilla le hayan gustado los presentes!

superamatxu dijo...

Es verdad... Yo he ido pasando exactamente por las mismas fases. Ahora estoy en la de que me he reconciliado un poco con la Navidad, porque mis hijas ya se dan cuenta, tienen una ilusión tremenda y yo vuelvo a verlo todo un poco a través de sus ojos. Es bonito volver a ser un niño a través de ellas.

Belén dijo...

Cómo cambiamos..... me alegra ver que este año ha sido sumamente especial para vosotros.

MisMellis dijo...

Creo que he pasado por todas y cada una de las fases que cuentas... aún así siguen sin gustarme estas fechas...

Sesi dijo...

Yo creo que a todos nos pasa más o menos igual... La Navidad es cosa de niños, de eso estoy cada vez más convencida. La disfrutamos nosotras de pequeñas, y las disfrutamos ahora, que somos madres, a través de nuestros hijos.

La Navidad es la ilusión en sus caritas al ver las luces, el ambiente, Papá Noel, Los Reyes Magos, los regalos.... Todos es mágico ante sus tiernos ojitos :)

Pipileta dijo...

La verdad es que yo pienso igual....este año la noche de Reyes ha sido alucinante...Estoy esperando al año que viene.Besosssssss

Princesa Fol dijo...

Con los años se va viviendo de diferente manera estas fechas, tienes razón, pero a mi siempre me han gustado mucho y vivo igual de emocionada estas fechas, sobretodo los días previos y el día de Reyes, soy como una niña! ;D Besos

MamaEncantada dijo...

A mi me ha pasado exactamente igual que a ti, la percepcion que tengo de estas fiestas a lo largo de mi vida es la misma que tu.
Mi peque es muy pequeño todavia asi que supongo que segun sea más consciente a mi tambien me gustaran mas

Sofia dijo...

imagino q es ley de vida !!!
y cada año tendrás más y más ilusión mientras tengas brujit@s por casa

besos

etiKeta dijo...

me pasa lo mismo!! estoy mucho mas ilusionada ahora que hace algunos años..

London dijo...

Te leía y pensaba.. lo podía haber escrito yo!! las caras de ilusión de mis hijas al ver la casa llena de regalos, globos y chuches no ha tenido precio. DOrmirlas juntas super nerviosas, que la mayor se imagine haber visto un rey mago... es que no tiene precio!

Derya (Mamás que miman) dijo...

Aquí otra mamá reenganchada a las navidades... éste año, nuestro primer árbol, muchas sonrisas y nuevas sensaciones... Ni por todos los cotillones del mundo mundial lo cambiaba!!! ^_^

LA TETA REINA dijo...

Que bien lo has plasmado: real como la vida misma.
No hay nada como que llegue un niño a casa para ver las cosas otra vez con la misma ilusión que antes o incluso más.

Besinos

Maria dijo...

Para mi tambien son los mejores dias de la Navidad, me encanta esa ilusion. Un besazo

Publicar un comentario en la entrada