Ads 468x60px

miércoles, 29 de febrero de 2012

Manías

A veces pienso que estoy criando una pequeña neurótica... siempre he oído que los niños tienen manías que con el tiempo se van yendo pero en esta casa a veces son exageradas, o por lo menos eso me parece a mí.

Para empezar la bruja tiene una obsesión con el orden y la limpieza, teniendo en cuenta que tiene dos años, de momento el polvo parece que no le molesta aunque como siga así no me extrañaría nada, que no sé de donde habrá sacado porque tanto su padre como yo somos muy desordenados y no nos matamos por limpiar nada. No puede empezar a comer si en la mesa ha caído una gotita de agua, hay que secarla como sea, por supuesto no puedo darle el tenedor con el que le he servido la comida porque está "susio". La tapa del baño tiene que estar siempre bajada (como acabe con uno de esos hombres que no la bajan nunca va a sufrir mucho) y no me refiero a la tapa donde te sientas que a mí también me da mucho asco que no esté en su sitio sino la que tapa a ésta que a veces se queda abierta mientras te cortas las uñas por ejemplo.

Esta mañana después de hacerle la coleta me he dejado las gomas y orquillas encima del tocador y como teníamos prisa he ido a por su abrigo pues no se lo he podido poner hasta que las he dejado en la balda que les corresponde, "en la mesa de mamá nooooooo, ahíiiiiii". Ayer nos pasó algo parecido con el pegamento que yo había dejado encima de unos papeles para que no se volaran, "mamáaaa ahíiiii noooo" y lo tuvo que dejar encima de la mesa donde suele estar siempre que tampoco es que sea el mejor sitio pero como empezamos a dejarlo ahí ella ha decidido que ahí tiene que estar.

Cada vez que llora tiene que ir al dormitorio para coger un pañuelo de papel y secarse las lágrimas, por supuesto ese papel luego tiene que ir inmediatamente a la basura, aunque esté perfectamente limpio no puedo convencerla de que lo guarde. El pañal lo tiene que tirar ella sí o sí, menos mal que cuando hace cacas lo meto primero en una bolsita para que no tufe toda la casa, por supuesto ya sabe donde se tira la basura, donde se tiran los papeles y donde los vasitos del yogur, jeje, aquí la tengo bien enseñada ;)

Cuando estoy recogiendo la ropa del tendedero ella tiene que guardar sus calcetines en su cajón a los que previamente he tenido que hacer una bolita, si alguna vez los he metido en la lavadora desemparejados no los puede guardar tal cual, también hay que hacerles una bolita aunque sólo haya uno, sus "budis" por supuesto también los tiene que guardar ella. Espero que en unos años siga tan ordenadita con sus cosas...

No puede tener las manos sucias ni un momento, esto sí que lo ha debido heredar de su madre, lo que no entiendo es como puede aguantar una hora en el arenero, eso sí cuando sale tenemos que ir a sentarnos siempre al mismo sitio para que le sacuda la arena de la ropa y le quite las zapatillas por si ha entrado algo de arena dentro, hecho esto tiene que coger una toallita de su mochila y limpiarse bien las manos (y la cara también) y echarla siempre en la misma papelera.

Con la comida es capaz de sacarme de mis casillas, la comida no puede estar "rota" es decir si hay espirales de pasta tienen que seguir siendo espiral, a veces alguna se deshace pues esa ya no le sirve, los cereales de miel tienen que ser bolitas perfectas si alguno viene roto para papá, hoy que hay garbanzos tendré que tener muchísimo cuidado en que no se me rompan en la cazuela al calentarlos porque si no están enteros la señorita no se los come aunque sea su comida favorita. 

Recuerdo el día que tuve que secarle los gajos de una mandarina porque uno se había roto y estaban mojados con su propio zumo. Hemos llegado a un punto en que mira por dentro de los macarrones por si le he metido un trozo de carne o de atún, ahora mismo sólo pueden tener tomate, y como los compro tricolores primero se tiene que comer los verdes, luego los rojos y al final los blancos.

Así que cuando enciendo la luz del pasillo y ella va a apagarla porque la tiene que encender ella pienso "si eso no es nada".

Decidme, vuestros peques ¿son así de petardos? ¿esto desaparece o va a más?

31 comentarios:

  1. Me acabas de dejar alucinada... pero con 2 años como puede hacer todo eso?, estar tan pendiente de tantas cosas? comparada con la mia, que solo se preocupa cuando hay comida por en medio.... para comersela claro, ja,ja...
    Sinceramente espero que estas manias vayan a menos, sino de mayor será una pasada... y le llevarán por la calle de la amargura, porque la vida no facilita tener tantas manias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene, en realidad hacer lo que se dice hacer no son tantas cosas, a parte de sacarme de mis casillas claro ;)

      Eliminar
  2. Puf..madre mía! yo pensaba que mi hijo tenía manías, pero veo que la tuya tampoco se queda corta!jeje. Mi hijo mayor q tiene 22 meses no dice má que cuatro palabras, pero cuando se mancha las manos o el babero o la bandeja de la trona, me lo da como diciendo "toma, límpialo". Me está costando enseñarle que él mismo se puede limpiar las manos sucias en el babero...ánimo con tu peque! para cuándo esperas? ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con M de madre, es increible lo pesaditos que se pueden poner cuando se manchan las manos y luego en otras ocasiones pueden estar de mierda hasta arriba y tan panchos!!
      La aprendiz en principio vendrá a finales de junio.

      Eliminar
  3. jajajajajajaj no puedo más que aplaudir a tu brujita!!! Ole, ole y ole!!! Y creo que la respuesta a la pregunta me la das tú a mi... mi hija es bastante ordenada... y por lo que veo según la edad de la tuya... va a más!!! jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Derya, con lo del orden espero que se le quede aunque no sé porque me da que en unos años tendré que ir detrás suyo para que recoja ;)

      Eliminar
  4. jajajajajajaja.

    todos de peques hemos tenido grandes o pequeñas manías q luego no acaban más q en anéctodas.
    aubnq ojalá siga así con lo de recoger las cosas, q vendrá genial).

    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sofía, sí, supongo que en unos años nos reiremos de esto

      Eliminar
  5. El mio tenía algunas manías, no se comía una galleta rota ni de coña, me decía que rota no, claro él pensaría que tenía menos cantidad que una entera, pero al punto de la tuya nunca. Esa manía se le ha ido, le da igual que esté rota o entera pero nos ha costado, y tp cogía algo que tenga juga con las manos, tipo fruta o jamón, y el peque es igual, el jamon pinchado en el tenedor sí pero dárselo en la mano ni de coña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mamá de dos canijillos, qué tíos!! de donde sacarán esas cosas??

      Eliminar
  6. jjajjaa que curioso¡¡mi nene como vea que se le cae una gota de agua, leche o zumo al suelo se apresura a restregarla con el dedito jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eviki, dentro de poco te pedirá un trapo y te acordarás de mí, jeje

      Eliminar
  7. Hola! Los míos también tenían sus manías, pero las fui extienguiendo de a poco. Igual me gusta que sean ordenados (ya no lo son mucho, jajaja), pero eso de "cada cosa en su lugar" empezó a interferir en nuestras vidas. Así es que les fui mostrando que no pasaba nada si cambiábamos una cosa de lugar o si una galleta estaba rota. Todo lo hice mostrándoles con mi ejemplo ejemplo.

    Yo no tengo esas "manías", así es que les iba mostrando cómo hacía las cosas yo y ellos se iban convenciendo de a poco.

    Creo que es lo mejor, para que después no se vuelva un karma el asunto de las rutinas y el orden.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Natalia, me imagino que lo de cada cosa en su sitio será una etapa, pero mientras dura hay momentos que grrrrr

      Eliminar
  8. Me acabas de dejar ojiplática y sin saber muy bien que decirte... los míos son muy pequeños y todavía creo que no tienen manías... tu bruja es muy exigente, espero que se relaje y si no consulta con algún especialista que te asesore de como actuar... aunque igual con el tiempo se va relajando que aun es muy peque...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mismellis, yo también espero que se relaje pero un especialista me parece un poco exagerado, no voy a ir al psicologo para decirle que mi hija no se come los garbanzos si se me han roto, no? cada cosa que hace por separado es una bobada lo que pasa que cuando juntas todas te desesperas...

      Eliminar
  9. jajajaja mis hijas también tienen sus manías.... Moflins no sale a la calle si no es con un lazo rosa en la cabeza, cuando la bañamos saca los muñecos en orden, se come primero la carne y luego las verduras y cosas así. La princesa por su parte también tiene lo suyo.... se come el pan lo último en la comida, le da un beso a todos y cada uno de sus muñecos antes de dormir y al llegar a casa, los coloca en línea, sólo bebe de un vaso y come siempre con el mismo plato y los mismos cubiertos... y así podría seguir!

    Ahora que lo de la bruja es IMPRESIONANTE!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. London, pues como para que quedaran las tres un fin de semana!!! de locos!!

      Eliminar
  10. ¡Jajajajajajajajaja! ¡Que risa! Es alucinante lo que sabe tu brujilla! Si es muchisimo mas ordenada que yo!
    Por mi, que no cambiara!

    ResponderEliminar
  11. Siempre he escuchado que a los niños la rutina les da seguridad, y las manías no son más que rutina muy extendida. Es curioso lo de tu hija, pero probablemente se le vaya pasando poco a poco (lo primero que se le va a pasar va a ser lo del orden, seguro jajajajaja)
    Mi primo, al que cuidé siendo un bebé, era el niño más maniático del mundo. Tu hija me lo ha recordado un montón. Literalmente 'ordenaba' la comida en el plato antes de comérsela, si probaba algo demasiado caliente decía que 'picaba' y se negaba a probar nada más, cada vez que tocaba el suelo con las manos aparecía para que se las lavara. Si se mojaba un poco bebiendo agua (y hablo de media gota) había que cambiarlo de ropa entero, calcetines y zapatos incluidos... Durante un año y medio, entre los dos y los cuatro años, vi la misma cinta de los telettubies, en el mismo orden, desde el mismo punto al mismo punto (me hacía pasarla hacia delante, veíamos las mismas escenas, y después me obligaba a quitarla antes del final, siempre en el mismo punto). Lo de la comida 'rota' también es un clásico. Son cosas que al final se pasan y quedan como simples anécdotas, la mayoría graciosas, aunque entiendo que en el día a día, entre la prisa y el agobio general, pueden llegar a ser un poco frustrante. Mucho ánimo y dale mil besos a tu niña, que tiene pinta de ser una ricura con mucha personalidad! jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cm_watermelon, me alegra leer lo que cuentas, ya sabes mal de muchos... a veces yo también pienso que es porque en su día empezamos a hacer las cosas de una manera y se le ha quedado grabado a fuego, espero que como tu sobrino la cosa vaya relajándose un poco.
      Encantada de verte por aquí ;)

      Eliminar
  12. Jajajajajaja, qué linda. Bueno no creo que te debas preocupar, a esas edades las rutinas rígidas son habituales, e incluso la hacen sentirse más segura. Luego irás viendo si su carácter es así, o se vuelve más flexible. Mi hijo, con 5 años, también es mucho de dejar las cosas en el mismo sitio, tirar a la basura, etc. Pero ya no parece algo maniático, sino ordenado. Así que tranquila, que yo creo que estás haciendo una nena la mar de educadita y ordenada. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, me alegro un montón leer tu comentario ;) Ya te contaré si con cinco años la cosa sigue así o da un vuelco radical, jaja

      Eliminar
  13. date cuenta que ve venir muchos cambios en su vida ahora mismo!! intenta mantener el control (digo yo ). Se le pasara y dentro de unos años te acordaras de esa niña tan ordenada y la echaras de menos!

    ResponderEliminar
  14. jajaja jajaja ay guapa!!! mira, hoy me estreno en tu blog...sí que he tardado, no?
    bueno, el caso es que ya estoy aquí y me ha hecho mucha gracia leer esto porque la mia es algo parecida, pero no tan tan exagerada como la tuya jajaja, que te reconozco que me he estresado al leerte...comida rota no?'jajajaay dios, la que te espera!!
    la mia es en la limpieza, manos sucias y cosas así, pero si empieza como la tuya...lo tiene claro! o alo mejor lo tenemos claro nosotros? no sé, para el caso esperoq ue no le pase lo mismo, y espero, por el bien de la tuya(y el vuestro) que se le pase esta fase de maniatica.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  15. Perpleja...me quedo perpleja...no por las manías...si no por lo pequeña...Debes de intentar por todos los medios acostumbrarla a que no todo esté ordenado...Yo era igual...y los años me han enseñado que no todo debe de ser perfecto...pero lo he pasado mal...y en mi casa todo tiene su sitio, todo tiene un orden, no puedes cambiar nada sin que yo me de cuenta...pero lo peor es el agobio que tengo hasta que no lo coloco en su sitio...No siempre es así...con el enano estoy aprendiendo mucho...pero soy inaguantable...y reconozco que es un gravisimo problema...

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Vaya tela tiene tu niña... Esperemos que vaya a menos porque no es por desanimar pero normalmente, cuando más mayores nos hacemos más manías tenemos...

    Te he dejado un premio: http://plagiandoamialterego.blogspot.com/2012_03_01_archive.html

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Jajajaj pues Abril no tiene ninguna mania aparente tan solo que le encanta estard esnuda y vestirla es un suplicio a veces jaja

    ResponderEliminar
  18. Madre mía, me has dejado así O_O

    La brujita tiene carácter y encima sabe lo que quiere....es hipermegaultrasúperordenada....esperemos que siga así en la adolescencia, de ordenada digo, porque de manías no...que sino, como tú dices, como dé con un maromen que no baje la tapa, va a llevarse más de un disgusto innecesario!!

    Besos

    ResponderEliminar
  19. jajajaja! Me parto! Te ha salido con carácter la nena!
    Mi hijo no es maniático. La única manía que le he notado (un tanto rara, la verdad) es que cuando se hace caca no quiere que le cambies el pañal y te monta un pollo de campeonato. Todo lo contrario a lo que suele ser habitual. ¡En fin!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates