Ads 468x60px

jueves, 22 de marzo de 2012

De berrinches y responsabilidades

La bruja lleva unos días insoportable, siempre ha tenido temporadas malas pero ahora se ha juntado con mi no mejor momento y hay días que acabo rompiendo a llorar...

Hay berrinches por todo y para todo y por supuesto la que se los chupa toditos es la menda. Hay cosas que sé que van a desembocar así y ya estoy preparada (como en el caso del baño) o intento evitarlos (entrar por la puerta pequeña del supermercado para no pasar por los "cochecitos") pero aún así de 3 berrinches diarios no nos libra nadie y os aseguro que la mayoría de las veces son por tonterías tan tontas que ni nos acordamos de porque han empezado... y cansan, cansan mucho.

Desde el domingo le ha dado por no comer (ni cenar, ni desayunar,...), intento tomármelo con calma "ya comerás, ya" es lo que pienso en esos momentos pero cuando es la tercera comida en ese plan del día ya no hay paciencia ni buenas formas y luego me arrepiento pensando si no será eso lo quería conseguir.

Como digo lleva tres días yéndose a la cama sin cenar, las dos enfadadas y con el estómago vacío, y encima cuando llega su padre y le digo que no ha cenado nada lo único que me dice es que "así no se puede seguir". Claro, menudos cojones! y acaso propones algo? Porque la que se lleva los malos ratos soy yo, la que se come la cabeza pensando como mejorar la situación soy yo.

Esta mañana la bruja se ha despertado antes de tiempo y quería levantarse a toda costa para lavarse las manos y desayunar (por supuesto berrinche al canto porque he abierto la persiana y le molestaba la luz), me dice que quiere un croisan, se lo preparo y se come dos mordiscos, así que he decidido que yo no quería saber nada del tema, que se ocupara su padre del desayuno, de vestirla y de llevarla a la guarde. Por supuesto su padre no se ha dado ninguna prisa, como siempre estoy yo para prepararla y vestirla él desayunando a su ritmo... luego me pregunta que qué la tiene que poner, "¿cómo que qué la tienes que poner? ¿no sabes donde está su ropa? ¿acaso no va siempre en chandal a la guarde? ¿tan difícil es coger un puñetero chandal y una camiseta del cajón?" Pues sí señores, debe ser muy complicado porque después de verla disfrazada de payasa con cosas sueltas que ha encontrado yo que sé donde he tenido que desvestirla y volverla a vestir yo, así que la oía decir "papá eso noooooo"

Y he pasado toda una mañana muy mala, muy mala porque estoy cansada, estoy cansada de tener el 100% de la responsabilidad sobre todo lo que concierne a la bruja. Soy yo la que tengo que pensar todo lo relacionado con su alimentación, qué va a comer, cuando lo voy a preparar e incluso si queda de esto o de lo otro en la nevera. Soy yo la que tiene que estar pendiente de si quedan pañales, cremas o champú. Soy yo la que tiene que estar pendiente de que tenga ropa limpia y planchada para el día siguiente e incluso de si las zapatillas se le están quedando pequeñas y hay que comprar otras. Y esto cansa, porque son 24 horas. Y no se trata de poner o no una lavadora o de bajar al supermercado sino estar pendiente continuamente de que las cosas funcionen.

Hay días en que me gustaría irme a trabajar y olvidarme un rato de todo, decir "ala, ahí os quedáis los dos, ya os las apañaréis" pero luego lo pienso y estoy segura de que si me fuera a trabajar antes tendría que dejar todo organizado y no sé que sería peor...

¡¡No me digáis que no hay días en que os gustaría desaparecer un rato!!

19 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente.... en mi caso mi marido ayuda y está pendiente de muchas cosas, pero al final la responsabilidad es mía: yo preparo la ropa del día, yo preparo las cosas de la guardería, yo decido las comidas, yo decido las cenas, yo me ocupo de cosas que hacen falta... y hay días que estoy agotada y le dejo a él la responsabilidad de "entretenerlos" mientras yo me ocupo de cuatro tareas domésticas y al cabo de un rato tengo a los dos niños al lado y su padre despistado con algo, o preguntándome que les pone o que crema hay que usar para tal cosa....
    Es cierto que prepara biberones, es cierto que los baña, cambia pañales y se levanta por la noche, pero los días que le pregunto ¿que les hago a los nenes de cena? y me suelta un ¿que tienes pensado? me dan ganas de atizarle y decirle que si tubiera algo pensado no estaría preguntándole...
    En mi caso no hemos llegado a las rabietas, pero sí a mucho cansancio acumulado con dos bebés.
    Estoy deseando volver a trabajar pero soy consciente (hasta hace poco trabajaba) de que si me voy a trabajar me va a tocar previamente dejar todo organizado y eso me agota aún más...

    ResponderEliminar
  2. Yo he descubierto que las mujeres somos unas organizadoras natas, sabemos que es lo mejor les convina, ellos pueden mezclar flores con rayas sin problema, o ponerle un pantalon que está cascadillo para ir a una boda, vamos que lo llevamos en la sangre. Si no les preparas todo tú el dia antes olvidate, yo he tenido que hasta mirar si los zapatos están al derecho o no, en eso de cambiarlos de pie es un experto, bueno y el otro me reí muy mucho viendo un zapato diferente en cada pie, oye y tan contento él.

    Mimellis, eso de ¿que le hago de cenar? y obtener un ¿tú que tenias pensado? lo vivo día sí, día también, ya no pregunto,ya lo pienso yo solita que con ayudas así mejor me quedo como estoy.

    ResponderEliminar
  3. Uf uf !!!!!' como te entiendo hasta creo q he escrito unos cuantos post así mismo! Claro también pienso q seria buenísimo mandarme a cambiar a trabajar, pero te puedo asegurar que tendría que llegar a casa en las tardes a trabajar en los quehaceres de la casa!
    Animo, aunque te entiendo y se que los ánimos no sirven de nada, pero no estas sola y me he sentido igual que tu varios días! Relee mis post! Mi hija es igual con el asunto de la luz! Que cosa mas desagradable!

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que es una etapa, quizás porque esté nerviosa por la llegada de la hermanita, o porque está en la época de los revinches, mucha paciencia hija, no es fácil, te comprendo...Besos

    ResponderEliminar
  5. ser mama full time es muy estresante,pero trabajar y ser mama también, pues debes hacer lo de full pero en poco time, jejeje no sé si me entiendes. pero sí reconozco que cuando te vas al curro desconectas un poco aunque te estresas por otras cosas, pero al llegar a casa estás un poco más "fresca" para aguantar berrinches y lo que venga, animo¡¡

    ResponderEliminar
  6. Ommmmmmm
    relájate... Es muy difícil, lo sé.
    Espero que pase esa mala racha y que el papadelabruja se involucre más, estoy segura que es falta de práctica y que fácilmente podrá adaptarse.
    Ánimos

    ResponderEliminar
  7. Te veo muy angustiada. Creo que deberías pedir a tu marido más implicación a la hora de llevar la casa y de ocuparos de la bruja (pronto serán dos). Pero hazlo de verdad, repartid tareas y responsabilidades, que es cosa de dos. Creo que necesitas un kit kat, y la bruja encima no lo está poniendo fácil. Los berrinches son muy angustiosos, así que comprendo que estés harta. Mucho ánimo guapa.

    ResponderEliminar
  8. ains...que a gustico te habrás quedao...pue si hija mía sí...pero tu lo has dicho, salir a trabajar no lo mejora mucho más. Doy fé, como el Luisma.

    Delega algo en su padre. Mejor el tema ropa no..te lo aconsejo....
    Pero si tiene la oprtunidad de darle él alguna comida..que lo haga...a lo mejor hasta a la bruja le viene bien...

    ResponderEliminar
  9. Pues yo he sentido esa sensación muuuuuchas veces, y lo de los berrinches también.
    Pero bueno con el padre, al final le he dejado hacer, que necesito mi tiempo desaparezco literalmente porque sino llega un momento que no puedes más, y sabes que pasa? que el padre acaba aprendiendo a hacer las cosas y preocupándose más por el peque, se implica más en su vida, aunque siga siendo yo quien se ocupa de darle de desayunar, vestirle a diario y darle de comer, lavar y planchar su ropa, etc etc él se ocupa de darle la cena, bañarle y ponerle el pijama y si al principio eran preguntas constantes, por ejemplo con la cena al final le dije dale de cenar lo que quieras, ha comida tal, porque si se lo damos todo mascado no intentan hacer las cosas por si solos.

    ResponderEliminar
  10. Así son los hombres, tienen ritmos distintos. A veces yo tambien me pongo cardiaca. No me digas que no se pueden dar cuenta de cuando ya no le cabe una camiseta o un pijama. Ainssss, inspira, respira... Omsssssss

    ResponderEliminar
  11. Hoy es uno de esos!!!!,mi par están insoportables, no puedo más y su padre como tu dices a su ritmo y sin ocuparse de nada de lo que has dicho.
    sólo nos queda paciencia, y acostarlos como yo hoy casi una hora antes.

    ResponderEliminar
  12. Te entiendo, yo he tenido rachas así.
    Ahora te digo, que si tu no estás, ellos se tendrían que apañar, y el papá lo haría te lo aseguro.
    Ánimo, a ver si vienen días mejores.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Yo estoy en la misma situación, pero lo tengo asumido, porque él se encarga de trabajar fuera de casa, y yo me encargo de trabajar dentro de casa.....cuando yo trabaje también fuera de casa, otro gallo cantará...

    Yo creo que son etapas...no nos olvidemos, que los peques se dan cuenta más de lo que creemos de las cosas....

    Un besazo y ánimo!

    ResponderEliminar
  14. aummmmmmmmmmm paciencia, porque me parece que somos unas pocas las que no sentimos así. yo vivo lo mismito que tú. por las mañanas no me queda otra que ocuparme totalmente de los nenes porque mi marido a las 6.30h sale por la puerta. mi padre es un gran apoyo por eso. pero me cargo con todo, comidas, limpieza, mudas, plancha, duchas... TODO!!!

    pero da igual que sea fin de semana que vacaciones, soy yo la chacha 24h 365 días

    ResponderEliminar
  15. Ayyy como te entiendo, bueno creo que te entendemos todas.
    En el fondo a todas nos pasa lo mismo, yo sé que si yo no estoy el papi se apaña perfectamente, pero tambien entono el mea culpa, si no lo superviso todo no me quedo tranquila. Quizá deberíamos aprender a delegar un poco, pero, yo al menos, soy incapaz.
    Respira y continua que no queda otra

    ResponderEliminar
  16. Pues a cambiar las cosas! Sientate con Papadeunabruja y hablale del tema. sed¡guro que lo entiende y te echa una mano! Animo1

    ResponderEliminar
  17. Me he visto totalmente reflejada, pero a todo lo que tu cuentas, añadele dos niñas mas y ademas trabajando en una oficina de 9 a 13h... Pero estate tranquila, estas pasando una mala racha y lo ves todo negro... Ya sabemos que los hombres son asi, no lo pueden evitar. Mi mayor problema es que no sé delegar... cuanto tenemos que aprender!!!

    ResponderEliminar
  18. Cuando la segunda tenía seis meses, me planté, estaba igual que tú. Y ahora conciliamos entre semana, dos tardes los niños para él, dos tardes para mí y una juntos. Los fines de semana improvisamos.
    Eso me da un respiro, para leer, ir al cine, tomar café con las amigas, comprar tranquilamente, y estoy mejor, pero te aviso:
    Yo sigo haciendo todas las cosas que tú haces (ropa, comida, compra, etc) la única diferencia es que las hago más relajada.
    Y por último, nosotras ya no lo podemos cambiar con nuestras parejas, el cambio está en nuestros hijos varones, y ahí si que no nos podemos despistar.
    Buen día.

    ResponderEliminar
  19. No se si mal de muchos será consuelo de tontos pero en esta casa es así.... y es que mamá es un ordenador andante que siempre se acuerda de hacer la compra, siempre se acuerda de sacar los tapers del congelador (y de cocinarlos antes que no llegan por ciencia infusa), es mama la que sabe donde hay y que hay de cada cosa, las actividades de los niños, las tutorias, si hay que pagarle a la chica.... y así un largo etcétera.

    Papá es el guay que llega cuando salimos del cole, que nos columpia, nos baña y nos ayuda a cenar. AHh y por supuesto es ese abogado del diablo que siempre nos intenta salvar de las riñas de mamá....

    Te diría que hables con el papá de la bruja y que aunque sea dificil por su horario, seguún los turnos que tenga se erncargue de x cosa cada semana... por ejemplo yo para que mi marido vista a los niños no le digo vístelos y ya no... sería demasiado para el!! le digo ponle a los niños la ropa que tienes encima de la cama, así me evito conjunciones extrañas.

    Besitos

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates