Los primeros días, las primeras semanas

viernes, 9 de marzo de 2012
Como ya os conté hace quince días nació el primo de la bruja, los 3-4 primeros días como casi todos los bebés el niño estaba prácticamente todo el día durmiendo pero pasados estos días (como en casi todos los bebés) la cosa cambia, y aunque en ese momento no lo veamos así es bueno que la cosa cambie, y también pasa unas cuantas horas al día llorando.

Hablando hace unos días con su madre me contaba que lo estaba pasando mal, que se sentía impotente, supongo que la situación la estaba desbordando, que le daba por ponerse a llorar y que no entendía que su pareja no hiciera nada cuando el niño se pasaba dos horas seguidas sin parar de llorar. Seguro que esta situación os suena a más de una y es que los primeros días (por no decir semanas o meses) son jodidos.

Y son jodidos no sólo porque físicamente estemos mal y nos enfrentemos a una situación totalmente nueva, sino que además esta situación no tiene nada que ver con la idea que nosotras teníamos en nuestra cabeza sobre lo que nos iba a suponer tener un bebé.

La gran mayoría no hemos tenido bebés cercanos, tal vez sobrinos a los que veíamos como mucho una horita al día pero no hemos convivido con bebés ya de adultas y la idea que se nos vende de la maternidad es más que almibarada. Tú estás embarazada y te imaginas a un bebé risueño que como se suele decir, falsamente por cierto, no hace otra cosa que comer y dormir, te imaginas poniéndole guapo para salir a la calle, además los primeros días recibes tantas visitas y tantos regalos que estás como en una especie de nube, te imaginas que te lo pones al pecho y el niño se engancha a la perfección, vamos que te podrían hacer un reportaje para el Hola. 

Pero, pasan esos primeros días en los que estás siempre acompañada, en los que el recién nacido de puro cansancio apenas abre el ojo y cuando lo hace tiene mil brazos dispuestos a acogerle, a tu pareja se le acaba el permiso,... y de repente se encuentras sola con un bebé de quince días que además de comer y dormir, llora y a veces llora mucho, y lo paseas, y lo coges, y te lo pones al pecho y haces todo lo que se te ocurre pero no se calma, oyes mil veces que el bebé tiene hambre, que no tienes leche suficiente, que tienes que ayudarle con un biberón, que si tiene gases y tienes que sacárselos, de repente te sientes una inútil, la peor madre del mundo. 

Nadie, nadie te ha dicho que esto es normal, no sé cual es el motivo, puedo pensar que para un recién nacido esta nueva vida le supone un estrés que no sabe liberar de otra forma pero es una teoría más, sea cual sea los bebés lloran y lógicamente las madres nos preocupamos y lo pasamos mal. Pero a veces pienso que si de antemano lo supiéramos lo pasaríamos un poquito menos mal.

Cada vez que me encuentro a alguna conocida con su recién nacido por la calle le pregunto qué tal, y la respuesta es siempre la misma "muy bien, este niño es buenísimo, nos deja dormir sin problema", ja, ja y ja, en algunos casos será verdad, claro que habrá niños así (en algún blog leí hace tiempo que los denominaban cariñosamente niños seta) pero para mí son como las meigas "que haberlas haylas" pero yo no me he encontrado ninguna (sólo a la mía, jeje), así que casualmente tooodas las mamás que me encuentro por la calle tengan uno así me da mucho que pensar, luego entras en foros en internet y bajo el anonimato la cosa cambia mucho.

Recuerdo las primeras semanas de la bruja, según se hacía de noche yo me ponía a llorar (y en febrero anochece muy pronto), no sé porqué pero a mí la noche me agustiaba, me daba miedo, durante el día yo me veía capaz de que pasara lo que pasara lo iba a poder solucionar pero en cuanto oscurecía no podía soportarlo y eso que la bruja nunca nos ha dado malas noches, básicamente porque se las pasaba pegada a mi teta y así yo podía dormir, ahora cuando pienso en la aprendiz me digo a mí misma que como nacerá para San Juan las noches serán muy cortas, ya veis que tontería pero para mí es una especie de consuelo...

Como leyendo esto parece que hoy estoy un poco negativa quiero decir y que qude claro que todo pasa y se olvida, creedme que si no lo hubiera olvidado no estaría metida otra vez en esta historia, y si no se olvida se diluye porque los buenos momentos ganan. Aunque en el momento cueste verlo pensad que cada día de lloros, de cólicos,... es uno menos para que pase.

Y sobre todo que no nos dé vergüenza pedir ayuda, hay veces que necesitamos unos brazos extra para nuestro bebé y meternos a la ducha o dar una vuelta a la manzana, nos hemos autoconvencido de que debemos ser capaces de hacerlo todo solas y si lo pensamos bien las madres siempre han tenido a otras madres alrededor para echarles una mano.

13 comentarios:

MamaEncantada dijo...

Que razon tienes. No me puedo quejar de mi nene pero los primeros dias fueron duros, como tu el dia mas o menos bien pero las noches me daban pánico, fue tanta la desesperacion que alguna noche su padre lo montaba en el coche y se iba a dar una vueltecita con él, en el coche se calmaba pero era apagar el coche y ponerse de nuevo a llorar. Pero es verdad que eso se olvida.

Babieca dijo...

me has sacado una sonrisa porque yo también odiaba que se hiciera de noche. Era ver la oscuridad y pensar "eso de comer y dormir en este caso no pasa". Le daban unos llantos por la noche que no me quiero ni acordar.

Y eso que el mío era también como la tuya, que dormía toda la noche porque mamaba tooooda la noche

Que recuerdos.

Sofia dijo...

jejejeje.

la mía lloró durante 2 meses sin parar.
a partir de ahí la cosa cambió.

en los foros yo leía algunas historias parecidas.
pero en la vida real... en el cara a cara... cuando yo decía q lloraba NINGUNA DE LOS BEBÉS DEL RESTO DE AMIGAS HA LLORADO.

todos super buenos, super comilones super dormilones super tranquilos super risueños...

anda q...

London dijo...

Yo he tenido la niña del exorcista en primer lugar, la segunda casi seta y mi niño que es un setón, setón, pero setón!!

A mi jamás se me olvidará las horas muertas que mi hija se pegaba llorando, jamás se me olvidará que se ponía toda morada y se quedaba sin respirar del berrinche que se pegaba, y jamás se me olvidará que la muy puñetera lloraba hasta dormida.... Al igual que jamás se me olvidará que por muy setón que sea mi hijo comen cada x horas dentro de un margen de entre 2-4 y entre medias hay que darle de comer, sacar gases y cambiar pañal como poco... y eso señoras y señores es JODIDO QUE TE CAGAS!! por muy bueno y estupendísimo que sea tu niño necesita atención una media de cada 3 horas de día y de NOCHE!

Y si es jodido, es cansado y crees morirte del sueño y del cansancio. Pero es tan maravilloso y mis hijos me hacen tan sumamemnte feliz que pasaría por aquella fase mil veces mas si fuera necesario.

Mi álter ego dijo...

Yo no he sido mami pero una de mis mejores amigas lo fue hace hace cosa de dos años y otra hace poquito. Y sí, lo han pasado mal. Besos.

Montse dijo...

Jaja yo hubiera sido una madre de esas porque la verdad esque mi primer hijo fue un santo dormía y comía no me lo podía creer y apenas lloraba, tuve suerte no se puso enfermo y no tubo cólicos y eso que se crió con biberón.
Pero loca de mi, fui por el segundo y hay madre que guerra me dio solo dormía 2 horas y claro entre que le dabas el biberón la cambiabas y la dormías ya estaba despierta!!!! Fue horrible y como tenía al mayor que ya iba al colé pues eso que estaba hecha un trapo todo el día y mi marido no me podía ayudar porque empieza a trabajar a las 4h de la mañana y no vuelve a casa hasta las 6 o 7 de la tarde así que nada de nada,solo digo que si hubiera sido la primera ahora solo tendría un hijo jjjj.
Que tengas suerte.
Un abrazo
@moncatasa

amarantaenmacondo dijo...

veo que el "miedo a la noche", es general, de hecho ni nena tiene 2 años y cuatro meses y aún la noche....me angustia un poco, para que me voy a engañar, soy una madre miedosa, vivo con miedo las 24 horas...tengo esperanzas en que a medida que crezca un poco, se me vaya pasando...aunque cuando crezca más, tendré miedo a otras cosas...mejor no pensar.

lo de los bebes "setas", pues de acuerdo estoy, es una leyanda urbana, yo, que soy muy muy realista y práctica, cuando nació mi ñiña, solo puedo relatarlo como una "tortura china", horrible, prefiero olvidar la mayoria de esa etapa. pero en la calle, cuando hablaba con otras mamas, sobre todo lo que que los "otros bebes" duermen toda la noche, al intentar profundizar, yo preguntaba ¿de qué hora a qué hora? y la respuesta era
" le doy leche a las 12 y pico y duerme del tiron hasta las6 " ESO NO ES TODA LA NOCHE, NO ME *ODAS". para mi toda la noche es de 8 a 8..........y siguo sin conseguirlo, jajaja.
Lamentablemante, a mí no se me ha olvidado, sigo siendo del club "otro nene ni loca", qué le vamos a hacer...

May dijo...

Aquí me manda una mamá que te lee, para que abra los ojos. Voy a ser mamá en Septiembre, primeriza y, por lo que veo, de las que tiene los ojos cerrados. Como bien dices, si ya vas con la idea hecha...lo llevas mejor.
así que muuchas gracias, me quedaré por aquí. Saludos desde Sevilla.

Laura dijo...

Lo describes todo perfectamente como lo vivencié yo (mi hija tiene 3 meses y medio), sobre todo lo del tema de la noche, cuando anochecía durante un mes he llorado cada noche...

etiKeta dijo...

jaja! no son niños setas! son madres mentirosas!!! yo confio en que el 2º te lo tomas con mas calma, con mas experiencia...

Princesa Fol dijo...

Yo soy la madre de tres niñas que fueron muy buenas, tomaban teta y se quedaban en su cuco calladitas hasta la siguiente, según fueron creciendo fueron cambiando, pero siempre han sido muy buenas, y no han llorado.Nunca me he levantado de noche para nada, (excluyendo cuando estan malitas), no han mamado cada tres horas de noche, no han llorado y han dormido toda la noche.
Sé que es algo raro y una suerte, he tenido esa suerte, no sé si por mi paciencia, mi calma que se trasmite en la leche o porque...
Creo que es una situación nueva para las madres que acaban de ser madres, deberiamos estar más apoyadas por todos, es cambiar de vida de un momento a otro, de un minuto a otro, todo es lo mismo y nada es igual.
Mucho ánimo.

porfinyomisma dijo...

Los mios no han sido malos para dormir...pero como han dicho por ahí arriba por buenos que sean tienes que darles pecho, cambiarles,... y las noches son muuuy laaargas... y te pones de una mala leche que más vale que tu pareja no abra la boca que lo mandas a freir espárragos...
A veces reconocer que estamos desbordadas viene muy bien.

Bebes dijo...

Más allá que algunos bebes si son muy tranquilos y no lloran casi nada y no hacen otra cosa que dormir y comer, generalmente eso no es así... Pero si es lo que las madres esperan al pensar en tener un hijo.
Esto no mejora la situación ya que la madre no estaba preparada para todo eso, sería bueno que todas las madres compartieran de verdad sus experiencias en lo bueno y lo malo, ya que algunas piensan que solo les pasa a ellas que se sienten agotadas o superadas por la situación pero de seguro que no es así

Publicar un comentario en la entrada