Ads 468x60px

miércoles, 7 de marzo de 2012

Merendando y cenando by the face

Este fin de semana hemos ido a casa de los abuelos, la bruja llegó en pijama porque tuvimos un par de vomitonas por el camino. Yo estaba un poco cabreada, no por el hecho de que vomitara porque a mí siempre me ha pasado y realmente se pasa muy mal sino porque sabía que iba a suceder, y me explico...

Mi idea era levantarnos el viernes a la hora de siempre y salir de aquí sobre las 12h de tal forma que la bruja se quedara dormida en el coche pero... yo ya le había dicho el día anterior que íbamos a ir a donde los abuelos y según se despertó ya empezó "a vestirnos, a vestirnos, a casa de lo abuelos, a a casa de los abuelos" y por mucho que intenté entretenerla (incluso metió cosas en la maleta) a las 10h ya estábamos en el coche, cuando le dije "ahora habrá que dormir un poquito, no?" y me contestó "no quierooooo" ya sabía la que nos esperaba.

Independientemente de esta historia nuestro plan para el viernes era ir a buscar a la tía J al trabajo e irnos a cenar. La tía J trabaja los fines de semana de promotora, así que tengo la casa llena de muestras de chocolatinas, cereales, detergente, perfumes, regalos de fiestas de bebidas que se hacen por la noche... Era la primera vez que íbamos a buscarla al supermercado donde le tocaba estar ese día y me quedé alucinada: podría haber merendado a costa de las promotoras que había ese día en el supermercado!! sólo estuvimos en la zona donde se encontraba la tía J y probamos la pizza, los cereales, la mermelada con galletas, y hasta había un tío repartiendo comida para perros!! Vamos, que en estos tiempos que corren ya sabéis como ahorraros la merienda del viernes y del sábado ;) de hecho se veía que a algunos padres les daba vergüenza acercarse y mandaban a los niños, jeje.

El plan en un principio era ir al "el kin" que como ya os conté a la bruja le encanta pero la tía J tenía unas invitaciones para ir a un chino-buffet-wok nuevo que habían abierto así que le dijimos a la bruja que íbamos a "el chin", total llevaba toda la tarde comiendo chuches y sabía de sobra que no iba a cenar... Y, por qué teníamos invitaciones?? Esto es lo más curioso de esta historia...

Resulta que en la ciudad donde vive mi familia unos chinos han abierto una tienda de alimentación (una más debería decir) enorme y siguiendo sus costumbres se han dedicado a hacer las obras encerrados y preferiblemente por la noche, por dios!! cómo van a sacar la licencia de obras?? de hecho "eso qué es" te dirán!! Como tardaron tanto tiempo para que los vecinos no protestaran ni les denunciaran se dedicaron a regalarles cestas de navidad, botellas de licor e invitaciones para uno de sus restaurantes, increíble pero cierto!!

Pues uno de estos vecinos es compañero de clase de la tía J y le cambió una invitación para ir toda la familia a cenar por un portaCDs o alguna otra mierdilla de esas que regalaba en alguna fiesta de ron o whisky que hace los sábados por la noche. Así que allí nos presentamos las cuatro, la abuela, la tía J, la bruja y yo a cenar by the face, no pagamos ni un céntimo!!

Yo ya había estado varias veces en buffets chinos pero cada día alucino más con ellos... si es que le pegan a todo!! Como ahora por lo visto el típico chino de farolillo rojo y buda gigante ya no llena han puesto de moda los wok, para la que no haya estado consiste más o menos en que tú vas al buffet de cosas crudas, te sirves y ellos te lo cocinan en el momento en un wok con la salsa que tú elijas, la verdad es que a mí me gusta porque con este sistema la verdura queda "al dente" que es como mejor me sabe. 

Pero lo que más me flipó no fue que tuvieran una zona de sushi (chinos haciendo comida japonesa es lo más) que dejaba bastante que desear si has probado el de verdad, ni que en la zona de las ensaladas pudieras encontrar ensaladilla rusa, ensalada de pasta, etc sino que había una zona en la que podías servirte tortilla de patata, pizza y kebab!!! me quedé con la boca abierta... Esto es montar un negocio y lo demás son tonterías! si que encima cuando nos íbamos vi que en el piso de arriba tenían un chiquipark gratuito, pero ya no eran horas...

Vamos, que como podéis comprobar nos pasamos la tarde y noche zampando acorde con los tiempos que nos ha tocado vivir ;)

7 comentarios:

  1. Jajajajaja, le pegan a todo estos chinos, jajajajajajaja.

    ResponderEliminar
  2. A veces pienso que tenemos que aprender alguna cosa de los chinos... aunque tienen otras que mejor no verlas... y lo bien que lo pasasteis???

    ResponderEliminar
  3. A mi la verdad es que me gusta ir al wok una vez cada tres semanas más o menos, sobre todo el viernes a la hora de la comida, que te pones hasta arriba por 9.95 por persona...Nosotros vamos a uno que tiene hasta una fuente de chocolate con chuches....

    Aunque cuando voy a que me preparen la verdura siempre me quedo con la pelusa cuando me lo prepara el chino de la uña larga...

    BESOS

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que jartá!! jajaja Y que suerte la vuestra. Llevo siglos queriendo ir a un wok que desde verano no voy. Oye dime donde estaba por Dios que nunca he visto un wok con tantas cosas!!

    ResponderEliminar
  5. jajajajaja en el wok donde yo voy tienen hasta una pata de jamón en un estremo de la mesa del buffet!! loca me quedé cuando lo vi...

    A mi lo del chino de toda la vida me da un poquito de asco (por aquel mito del gato...) pero lo del wok in situ, calentito y vigilado ME ENCANTA!

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo la teoría de que los chinos, pongan el negocio que pongan, lo van ampliando según lo que les vaya pidiendo la gente. Si un día va un iluminado pidiendo pizza, al día siguiente ten por seguro que habrá pizza, y al otro y al otro...

    ResponderEliminar
  7. Aqui me han dicho que han cogido unos antiguos cines y hecho un centro comercial!!!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates