Ads 468x60px

miércoles, 4 de abril de 2012

Semana 27 y 28: "si no se te nota"

En estas últimas semanas se ha ido enterando de mi embarazo bastante gente, no me refiero a amigos ni familiares sino a esa gente con la que normalmente tienes contacto pero no hablas de nada importante como las madres de la guarde o del parque e incluso los vecinos y la frase estrella ha sido "Pero, de cuanto estás? si no se te nota nada!!!" y yo que me veo con un barrigón tremendo...

Ya os conté que yo noté la tripa antes que en el primer embarazo, empecé a ponerme los pantalones de premamá mucho antes pero si es cierto que en conjunto he adelgazado, entre los primeros meses que lo pasé tan mal y la tralla que me mete últimamente la bruja y eso que el ginecólogo me dijo que nada de esfuerzos creo que en casi 7 meses habré engordado 1 kilo.

Recuerdo que cuando di a luz a la bruja salí del hospital más delgada que antes de estar embarazada, dicen que con la lactancia materna enseguida recuperas tu peso habitual, pues a mí me pasó, yo volví a mi peso anterior, es decir unos cuantos kilos más ;) ya veremos ahora lo que pasa... aunque me da que con dos mi actividad física va a ser mucho mayor.

No sé exactamente en que semana empieza el tercer trimestre pero yo ya estoy empezando a notar algunas de las molestias típicas de él, hay días que acabo con la espalda fatal y no sé ni como ponerme, si no descanso mal pero como me acueste más de lo habitual casi que peor, un verdadero rollo, menos mal que todavía no tengo problemas para dormir por la noche, bueno, algunas noches sí pero no por nada físico sino porque no paro de dar vueltas a algunos temas que me tienen preocupada.

Es cierto que no tiene nada que ver el primer embarazo con otro embarazo con una niña ya en casa, últimamente la bruja está más tranquilita, los días que nos quedamos en casa se entretiene pintando y con los cuentos pero cuando bajamos al parque... eso ya es otra historia. El lunes le dio porque quería ir al parque donde pasan los trenes (está al lado de la vía) que está un poco más lejos, no mucho pero lo suficiente para que yo lo notara, y no veáis como eché de menos que papá no estaba!! en el parque al que vamos todos los días hay un arenero y ella se entretiene ahí un buen rato con lo que yo me puedo sentar en un banco a su lado y los columpios son más para su edad y no tengo que estar subiéndola pero en el de los trenes mamá no puede parar, así que me eché con ella a dormir y caí yo la primera...

Estos días de fiesta no vamos a ir a ningún lado porque papá trabaja el sábado y domingo y porque la patria está jodida (como dice mi madre) para qué vamos a engañarnos, pero como estaremos los tres en casa será todo un poquito más relajado, además por lo que he oído no va a hacer muy bueno así que mejor aquí. Espero que vosotras también paséis unos buenos días hagáis lo que hagáis, un beso para todas!!!

6 comentarios:

  1. ¡¡que tengas buena Semana Santa¡¡ tienes razón, no tiene nada que ver el primer embarazo con el segundo, pero nada vamos...¿solo un kilo? uf yo llevo en cuatro meses cuatro kilos y medio, no me quejo, creo que está bastante bien ejeje besos¡

    ResponderEliminar
  2. Un kilo es genial, hay que cuidarse. Yo creo que también me ocurrió lo mismo que ati, nada que ver un segundo embarazo con un bebé en casa, verdad?

    Mucho ánimo, ya cada vez queda menos!!!

    ResponderEliminar
  3. Los embarazos cuando ya se tienen hijos se viven muy distintos, pero obviamente cada caso es distinto, al igual que el tema del peso luego del parto...

    ResponderEliminar
  4. Como te entiendo. Hasta el 7 mes o así, casi no se me notaba. Sólo la gente que me conocía y lo sabía. Así que cuando empezó a notarse me hizo muchisima ilusión.

    No te agobies, la gente nunca sabe que decir ;) Enhorabuena por tu aprendiz.

    ResponderEliminar
  5. Que manía tiene la gente con las barrigas pequeñas.
    En realidad es mejor, menos molestia para ti y mejor te recuperarás después del parto.
    Y digan lo que digan, he visto salir niños de 3,500 Kg de barrigas diminutas.


    Es cierto, que todas dicen que el segundo embarazo es diferente. Supongo que debe ser verdad, aunque aun me queda para comrpobarlo, jajajaja.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. Qué suerte que hayas engordado tan poco!! Eso es estupendo para la recuperación después. Yo cogí 19 kilazos con mi hijo y salí del hospital con 13 así que inagínate, estaba que no me reconocía ni yo misma. Me costó muchisimo recuperar mi peso norma aunque en cuanto comenzó a caminar y yo detras de el como una loca adelgazé de golpe en pocas semanas, jajaja.

    Mucho animo con este tercer trimestre. Ya queda menos para ver la carita de tu bebe

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates