Ads 468x60px

jueves, 3 de mayo de 2012

Semanas 31 y 32: necesito dormir

Si en algo se han caracterizado estas dos últimas semanas es en que estoy cansadísima.

Cada día tengo menos fuelle y claro ahora cada día pasamos más tiempo en la calle y haciendo juegos movidos, así que llego a la noche destrozada, pero lo peor de todo es que duermo fatal. Doy mil vueltas en la cama porque no encuentro postura, no sé ya cuantas almohadas he metido en la cama, casi que voy a tener que echar a papá para poder caber. Me acuesto con un dolor de espalda horrible así que me tengo que poner un almohadón debajo, esto me calma un rato pero no puedo dormir con la espalda hiperextendida así que un rollo.

Por otro lado me levanto al baño mil veces, así que cuando por fin consigo cerrar los ojos me tengo que levantar y estamos otra vez igual, lo peor de todo esto es que luego me paso el día como alma en pena y con muy mal humor, porque no dormir es una M.

Afortunadamente la bruja duerme como una ceporra y en toda la noche no da señales de vida... excepto esta noche!! A las 2 de la mañana empiezo a oír "mami, mami", voy a su habitación y menudo susto!! no estaba en la cama!! me pongo a mirar por la habitación para ver si se había levantado y no la veo, así que enciendo la luz y me encuentro con que se había bajado de cabeza por un huequito entre la almohada y la mesilla, justo el único trocito donde no hay barrera. Cómo es posible que haya dado tantas vueltas para acabar así!!! Lo peor de todo es que aunque se ha vuelto a dormir inmediatamente debía tener miedo y no ha dejado que me fuera de su cama en toda la noche, así que si de normal duermo mal imaginad así...

Todos los días digo que no voy a echarme la siesta con ella para poder dormir mejor a la noche pero es superior a mis fuerzas, sobre todo las semanas que papá trabaja de tarde y sé que estando yo sola con la bruja no me queda otra que estar lo más descansada posible.

Hay noches que pienso en levantarme y aprovechar para hacer algo pero luego lo pienso y me digo que mejor intentar dormir, aunque todas sabemos que cuanto más se intenta peor.

Vamos que eso de disfrutar del embarazo no sé muy bien como se hace, sólo quiero que este mes y medio pase ya y tener a mi peque con nosotros porque hay días en que no me aguanto ni yo misma...

5 comentarios:

  1. ¡Uf! yo tuve insomnio desde el cuarto mes y pa la semana que estas directamente dormía en el sofa cuasisentada por que era como podía---ánimo falta menos y no dejes la siesta si caes profundo al menos ahí es en donde recuperas- un besote

    ResponderEliminar
  2. Pues yo estoy igual y estamos en la semana 21... no me puedo menear!!

    ResponderEliminar
  3. ¿no te pasó con tu brujilla que ya no te acuerdas de esos malos tiempos? Todo pasará y estas noches de mierda serán sustituidas por otras también de mierda entre tomas, pañales, eructos...
    ¡vaya ánimo te estoy dando!
    Disfrútalo lo mejor que puedas
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Ya veras como luego ni te acuerdas de esto, disfruta de lo que te queda de embarazo que luego lo vas a echar de menos

    ResponderEliminar
  5. la recta final, que dura es verdad, está una deseando parir jeje así tb estoy yo al igual que london con 21 semanas, no sé que vamos a dejar para cuando estemos en la 30 como tú, animo¡¡¡¡

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates