Ads 468x60px

jueves, 14 de junio de 2012

Situaciones que me incomodan y mucho

Si ya de por si cuando bajas al parque presencias situaciones que no te gustan nada, que estas situaciones las protagonicen personas con las que has quedado te dejan muy muy mal cuerpo.

Hace unos días quedamos en el parque con una "amiga" que tiene dos peques, la mayor tiene casi cuatro años y el otro cinco meses, según ella la mayor no ha tenido celos pero después de ver como se abalanza sobre su hermano si te acercas a verle y los berrinches que monta agarrando a su madre como si no hubiera mañana, pues no termino de creérmelo y es que tener celos en esta situación es lo normal por mucho que haya quien intente convencernos de lo contrario, es más si en unas semanas la bruja no tiene celos me preocuparía...

Bueno, el tema es que hay cosas que no entiendo, yo soy la primera que a veces pierdo los nervios, últimamente además más de lo que quisiera porque no me encuentro bien, y grito a la bruja y me enfado y le amenazo con castigos absurdos que encima nunca cumplo y sé que no es lo correcto, pero hace tiempo que me dije a mí misma que la violencia (azotes incluidos) no llevan a ningún sitio y aunque a veces reconozco que he tenido que contenerme puedo decir que no he necesitado levantar la mano en ninguna situación.

Pero, por lo visto esto en nuestra sociedad no todos lo tenemos claro, y es que la mayoría de nosotros hemos recibido de niños y no es fácil reconocer los errores que cometieron nuestros padres con nosotros (aunque he de decir que mi padre recibió tanto en su infancia que jamás nos ha puesto la mano encima a sus hijos, ni falta que ha hecho) y los azotes y collejas se ven demasiado a nuestro alrededor.

A lo que iba, cuando quedamos con mi amiga, en una hora más o menos que estuve con ella no sé cuantos azotes recibió la hija y yo lo estaba pasando realmente mal, porque qué haces en esa situación, qué le dices a la madre con la que se supone que tienes confianza, no es fácil. Pero es que encima pienso que si eso sucede cuando estamos en la calle y hay más gente delante, que no sucederá en casa?? Todos tenemos malos momentos pero pegar a tu hija porque pasa delante de un columpio y puede golpearse me parece que se va un poco de madre, no?

Me ha dicho de quedar algún otro día pero creo que me buscaré alguna escusa porque la verdad es que para estar así de incómoda... y eso sin tener en cuenta que la bruja me miraba con cara de no entender nada.

15 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente, en lo de que a veces perdemos los nervios y en esas situaciones desagradables que vivimos juntos a personas con las que tenemos ciertas confianza.
    Es difícil, porque además a mi me preocupa que mi hija lo vea. ¿Qué pensará? ¿Qué sacará de todo eso?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pufff pues q situación tan incomoda, yo tampoco quedaría mas, lo siento pero estamos hablando de pegar y parece q de manera habitual. Siento q hayáis tenido q ver eso y lo siento mucho por esa nena. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. uff que situación, sí. Yo tambien estoy en contra del azote, intento antes la negociacion, el castigo...que eso. Pero reconozco que alguna vez he perdido los nervios...y es que el coctel hormonas-embarazo-rabieta de niño puede ser mortal.

    ResponderEliminar
  4. Para quedar y estar a disgusto no vale la pena que quedes, la verdad. Creo, al igual que tú, que la niña está teniendo unos celos terribles que su madre no quiere admitir. Además, que es normal!! Lo raro sería que no los tuviera!

    También coincido contigo en que si la bruja no los tiene algo falla.... yo pensé lo mismo cuando nacieron las minibrujis (encima 2 para rematar) y brujimayor empezó a mostrarlos (tardó un par de semanitas).

    En serio, busca alguna excusa, al menos durante un tiempo (es mi opinión meramente personal, que conste)

    ResponderEliminar
  5. Hombre supongo y espero que sería cachetillos en el culete porque... La verdad es que yo he visto de todo, igual pegar no tanto pero llamarle de todo al niño sí y me choca mucho.
    Por un lado si tendría confianza debería ser capaz de decírselo, aunque claro probablemente se ofenda, y por otro si estas a disgusto pues a otra cosa, no se queda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo ya me siento FATAL cuando pierdo los papeles y grito, no me puedo ni imaginar empezar a dar azotes! Ademas para advertirle de que se puede hacer dagno??? Ridículo! Y claro que la nigna tiene celos y es de lo mas normal, no se de que sirve negarlo... Hala! Animo y a lo mejor quedas con otras amigas no? ;-)

    ResponderEliminar
  7. Son situaciones complicadas sin duda.La verdad es que según sea la situación cuesta morderse la lengua. Y la brujita si no está acostumbrada alucinando claro!. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Igual es algo puntual, o está atravesando por una etapa que la estresa. A veces actuamos de forma que no queremos y no lo vemos hasta que nos damos cuenta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Yo tampoco lo entiendo, pero creo que le diría que si no cree que se está pasando. De hecho, alguna vez he estado a punto de decírselo a un desconocido, creo que a una "amiga" se lo diría abiertamente.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Menuda situación mas incomoda... y no podrias decirle nada a tu amiga?, sobretodo por su hija, que no se merece esas broncas...

    ResponderEliminar
  11. ostras lo debiste pasar fatal no? pues yo le hubiese dicho algo, es nuestra obligación. Por los niños que no tienen voz. Piensalo así. Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que lo de los celos es normal. Hay gente que se empeña en no admitir que sus hijos los sufren, como si fuera una lacra, y no sé, tampoco pasa nada ¿no?
    Mi hija mayor los tuvo cuando nació su hermanita, y me lo hizo pasar mal una temporadita, pero eso pasó. Y aún así, hoy es el día el que hay frecuentes episodios de celos tanto de la una, como de la otra...
    Y sí, realmente es incómodo ver esas cosas. Pero también lo es ver cómo hay gente que se pasa un montón con sus hijos gritándoles muchísimo, aunque no les llegue a pegar, puede ser casi peor. O al contrario, gente que pasa en moto de decirles absolutamente nada y los deja campar a sus anchas en entrenamiento de un futuro delincuente juvenil.

    ResponderEliminar
  13. ups! qué situación más incómoda. A mi tampoco me gusta, y menos aún cuando encima le dicen a los mios: "verás qué azote te va a dar mamá por lo mal que te has portado"¿cuantas veces tienes que decir que en casa no pegamos para que la gente se lo crea?

    ResponderEliminar
  14. perdonad , pero creo que un azote a tiempo es una victoria, prefiero que llore mi hijo por un azote que llorar yo por que le pase algo , siles dejamos pasar con todo ¿que seran el dia de mañana? y tampoco exagereis con lo que ha visto la bruja , por dios , que no han descuartizado a nadie delante suyo, una cosa es un azote u otra un maltrato ,no confundamos.

    ResponderEliminar
  15. Vaya papeleta, imagino lo incómoda que estabas.. Yo procuro no criticar la manera de educar de los demás porque se que todos somos diferentes, así como nuestra situación, nuestros hijos, nuestras parejas, no se puede comparar porque todo es diferente, pero también me pongo mala cuando veo a padres que no hacen más que gritar a sus hijos, todo el tiempo, y después se quejan de que los niños sean unos energúmenos. Nunca me he visto delante de ninguno que levantara la mano pero lo pasaría horrible. Puedo decir orgullosa que jamás he sentido el impulso de pegar a mi hija, si en cambio he tirado fuerte de su brazo algunas veces para llevarla castigada por ejemplo, es complicado al menos para mí no perder los papeles en alguna ocasión, pero debemos controlarnos porque la fuerza física no es la herramienta para educar en mi opinión. Muy chulo tu blog, felicidades!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates