Período de adaptación

jueves, 5 de julio de 2012
Adaptación, eso es lo que estamos viviendo en estos momentos, cuando ya estaba todo más o menos organizado con la bruja mayor, cuando estábamos viviendo una etapa sin mayores problemas, aparece otra bruja y nos descoloca todo lo que habíamos conseguido.

Y para que voy a decir lo contrario... hay momentos en los que no está resultando nada fácil. La bruja pequeña al igual que su hermana no es precisamente una de esas niñas que "comen y duermen", vamos que come cada dos por tres y dormir duerme siempre y cuando esté en brazos de alguien, estamos volviendo a vivir eso de la cuna con pinchos y claro esa demanda hay que adaptarla a que en casa hay otra niña de dos años que también tiene sus necesidades.

Supongo que al igual que pasó con la mayor a medida que vayan pasando los meses la cosa mejorará, bueno es que tiene que mejorar, y la pequeña irá cogiendo unos horarios y la mayor tendrá menos momentos chungos porque aunque lo está llevando bastante bien momentos de estos hay y yo no los llevo nada bien, tener a dos niñas gritando a pleno pulmón al mismo tiempo es para salir por la puerta y pensar en no volver.

Hoy ha sido una de esas noches, la mayor medio dormida a mi lado cuando la pequeña ha empezado a berrear y por mucho que hiciera papá seguía y seguía, así la mayor para que yo no me fuera ha empezado ella también, casi me arranco los pelos, me han dado ganas de ponerme a llorar a mí también de pura impotencia, vamos un momento de crisis en toda regla... y sé que va a haber bastantes más!

7 comentarios:

Rut dijo...

Ains, si, de esos habrá mucho y palabras como: "shhhh, shhhh, que vas a despertar a tu hermana..." pero luego todo pasa, ya verás! los primeros meses son durillos y más que la bruja pequeña solo tiene dos semanillas no? Mucho ánimo!
Besos

Madre desesperada dijo...

Las primeras veces que me topé con esas situaciones pensaba que me daba algo, pero la cosa va a mejor. Te lo aseguro. Eso sí: ólvidate de dormir bien en mucho tiempo. ¡Viva el café!
Ahora es el momento en el que el padre tiene que dar todo de él mismo porque tú sólo tienes dos manos. Tranquila. Atiende primero a una mientras la otra berrea y luego a la otra. Intenta explicarle las cosas a la mayor de forma sencilla. Y dale mucha importancia por haberse convertido en hermana mayor. Ánimo. Dentro de poco se te caerá la babá viéndolas jugar juntas.

yo misma dijo...

Con lo de dormir, aquí seguimos más o menos igual, mamá de noctámbula durmiendo al pequeño en cualquier sitio para que no despierte a su hermano. Mis hijos también son los dos muy demandantes y hay momentos de estrés supremo, pero se lleva. También los primeros meses son duros porque te tienes que adaptar tú, el pequeño hacerse su hueco y el mayor re-ubicarse, después aunque haya momentos de crisis parece que como todos ya sabeis lo que hay se lleva mejor.
Un besazo y mucho ánimo.

Teresa dijo...

¡Ánimo, guapa, PODEMOS!

Zulema Acosta dijo...

Ánimo guapa!! y mucha paciencia, ya sabes que todo eso es pasajero. Un besote enorme!!

Un saltamontes en mi cama dijo...

Yo he tenido también momentos de crisis con el mío, con dos tiene que ser cono el cambio de tele de blanco y negro a color... Mucho ánimo que irás encontrando la forma. No te agobies! Un beso

Sofia dijo...

tiene q ser difícil. ante todo paciencia. no queda otra !!!


besos

Publicar un comentario en la entrada