Ads 468x60px

viernes, 13 de julio de 2012

Qué ilusión!!

Las mujeres hacemos cosas raras, sí sí, cosas de esas que cuando lo pensamos fríamente nos damos cuenta de lo absurdas que son...

Hace unos años, creo que el verano anterior a estar embarazada de la bruja mayor, me fui a las rebajas de verano y me compré unos pantalones blancos super chulos a mitad de precio, hasta aquí todo normal, el tema es que me los compré pequeños porque quería ponerme a dieta (cosa que ningún hombre entendería nunca, de eso estoy segura), nunca me los pude poner...

El tema es que después de dos embarazos antes de ayer los encontré en la misma bolsa donde los había guardado en su día y TACHÁN!! resulta que ahora me valen!!

Sí, sí, yo que soy espíritu de la contradicción en vez de quedarme con unos kilos de más después de las dos niñas resulta que me quedo con unos cuantos de menos... claro, entre un primer trimestre de nauseas y vómitos y la gastroenteritis del fin de semana pasado resulta que tengo dos tallas menos que antes del embarazo.

Qué ilusión! ahora sólo necesito mantenerme, aunque de momento creo que tengo organizada una barabacoa para este domingo... pero creo que como el ritmo con las dos siga así no me va a costar mucho, que hay días que no me dejan ni hacerme la cena!!

Escribiendo esto me acabo de acordar de que no soy la única a la que le pasa esto, os acordáis de Miranda la de Sexo en Nueva York?? pues ella también se quedó estupenda después del estrés que tenía que su pequeñín, jeje.

Sé que soy lo peor pero... tenía que compartirlo!!

19 comentarios:

  1. Jajaja, pues que alegría pa el cuerpo! Yo que tú lo celebraba en la barbacoa ;) Besos a todas tus brujas.

    ResponderEliminar
  2. Pues mala mala más que mala!!!! ;)
    disfruta tus pantalones blancos y que los puedas usar mucho tiempo. buena señal

    ResponderEliminar
  3. Ajjajaja por fin me reengancho y me encuenyro con tu buen humpr!!!!

    ResponderEliminar
  4. una amiga ha tenido un nene hace 3 semanas y con la lactancia se está quedando que ni en sus mejores tiempos, puede pasar!

    ResponderEliminar
  5. Pues si que hace ilusion, lo unico malo es que yo me engorde en la lactancia pues despues del parto se me quedo la tripina planita

    ResponderEliminar
  6. Pues sí que es cierto, esto son cosas que solo nos puede pasar a nosotras pero ¿Y esa felicidad que te invade ahora que por fin puedes ponértelo? ¡Eso no tiene precio! jajajaja. Besotes y disfruta de tu pantalón!

    ResponderEliminar
  7. Hola me acabo de hacer seguidora de tu blog, me encanta!! te invito al mío! http://elblogdedulcespatitos.blogspot.com GRACIAS

    ResponderEliminar
  8. Jajaja como te entiendo... tengo unos pantalones marrones en mi armario desde hace cuatro años, de vez en cuando me los pruebo pero nada, no se estiran...
    Y claro que tienes que compartirlo, es genial!!

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, disfruta esos pantalones y la barbacoa, que como mamás nos merecemos esos detalles. Dos tallas menos, guau! Yo, con dos, también adelgacé pero me ha quedado algo de tripa. Algún consejo? Quitarme el chocolate no vale. ;)

    ResponderEliminar
  10. jejejejeje, yo también me he comprado ropa una talla menos para cuando pudiera embutirme, jejejeje. Ale, disfruta de tus pantalones nuevos :)

    ResponderEliminar
  11. Hola!!! yo también me enfundé en unos vaqueritos que tenía guardados cuando tuve a mi segundo bebé...perdí kilos en vez de cogerlos...vamos, que me veía yo estupenda!!! es lo que tiene lidiar con dos...un besote

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena! A mí me pasó algo así pero después de unos cuantos meses!
    Pues a lucir tipín este verano!

    ResponderEliminar
  13. jejejejejejejej a mi tb me pasó!! y es que mi primogénita desde el primer día apuntaba maneras....

    ResponderEliminar
  14. jajajajajaja.

    pues aquí la enana no para quieta y yo sigo echando barriga... pffff

    ResponderEliminar
  15. FELICIDADES!!!!!!!!!!! Hace muchisima ilusión eso de ponerte alguna tallita de menos...
    Yo recuperé mi figura, algun quilillo queda pero lo que nunca volví a tener es mi barriga plana como una mesa... snif...

    ResponderEliminar
  16. No hay mal que por bien no venga.
    Ahora intenta aprovecharlo y cuidarte.
    Besitosss

    ResponderEliminar
  17. Jooo qué envidia me das! ;) Yo yo con dos tallas más! Disfruta de esos pantalones blancos tu que puedes! Besos

    ResponderEliminar
  18. jooooder!!! pues Q biien, xQ una ya un año y medio despues si sigo con mis kilos demás ¬¬

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates