Ads 468x60px

lunes, 29 de octubre de 2012

Fin de semana pocho y revisión de los cuatro meses

La bruja mayor este fin de semana ha estado algo pachucha. Todo empezó el viernes cuando al venir de la guarde me dijo que no quería comer que quería dormir, me quedé alucinada y no por lo de no querer comer que es muy habitual sino porque como ya conté la semana pasada llevaba meses sin querer echar la siesta.

Al principio pensamos que simplemente estaba agotada, así que después de merendar (a regañadientes) nos fuimos al centro comercial a hacer unos recados y sobre todo porque hacía un frío que no apetecía estar en otro lado, además entramos en la juguetería para ver que es lo que vamos a escribir en la carta a los Reyes, que si por la bruja fuera media tienda, bueno, media para ella y otra media para su hermana.

Volvimos a casa sobre las nueve pensando que no iba a querer ir a dormir después de la siesta pero me volvió a decir que no quería cenar sino ir a la cama conmigo, como recalcó tanto lo de conmigo y yo la acababa de reñir en el ascensor por meter el dedo en el ojo a la pequeña pensé que sería un ataque de pelusilla, pero en diez minutos estaba dormida.

El sábado no salimos de casa en todo el día, por la mañana que aún se podía estar un poco al sol me decía que le dolía la tripa, y la verdad es que yo ya no sabía que pensar porque le dio por decírmelo en el momento en que me llamó la abuela por teléfono y quería que le hiciera caso a ella, además me pedía que le echara crema (la crema hidratante efecto placebo que sirve para todo) pero por otro lado llevaba desde el viernes con algo de diarrea, así que algo de virus también podía ser.

Así aprovechando que hoy teníamos la revisión de los cuatro meses con la pequeña el médico la ha mirado y en principio no la ve nada aunque hoy ha seguido sin comer...

Respecto a la revisión de la peque, todo correcto. Las enfermeras petardas están bastante más agradables que cuando iba con la mayor, eso o que yo voy en modo "me la pela todo" y no se molestan en soltarme tonterías, bueno hoy me han dicho que mis ratos libres podría ganarme unas perras como ama de cría y es que la peque es una niña bolita bolita, 67,5cm y 7,400kg (vamos que pesa lo mismo que su hermana con nueve meses). Aún así ya veremos si en la próxima revisión no me rallan con que le tengo que dar papilla sí o sí.

Le tocaba también vacuna. A estas edades es mucho más sencillo porque no saben lo que va a suceder y aunque es cierto que les duele igualmente no hay que luchar para que se dejen pinchar, mientras la pobre estaba tumbada en la camilla para que le pincharan la mayor le daba besos y le decía "peque, no llores que esa pupa es sin querer", así que se ha ganado un palito por buena hermana.

Ahora a esperar al próximo mes, espero no pasar por allí antes...

2 comentarios:

  1. Bueno, espero que la nena ya se encuentre mejor, y bravo por la bolita que estás criando. La verdad es que yo me llevo bien con mi enfermera porque voy en plan paso un poco de todo, muy bien, muy bien. Así todo es más fácil y no nos complicamos, jajaja.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo también voy en plan "lo q tu digas" y todo va bien. Espero q la mayor s ponga bien pronto, q cuando están pochillos dan penica...
    M alegro d q la peke sea tan grande....

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates