Ads 468x60px

viernes, 14 de diciembre de 2012

Quiero jugar con papá

Quiero jugar con papá. Esa es la frase que llevo oyendo todas las tardes desde hace ya unos cuantos días, y la respuesta siempre es la misma "cariño, papá está trabajando, va a llegar cuando ya estemos dormidas, estos días tiene que trabajar mucho"

Y es que papá trabaja en el comercio y parece ser que en esta época todos nos volvemos locos y no encontramos un plan mejor que ir al centro comercial, y como parece ser que las 72 horas semanales que los comercios están abiertos normalmente son pocas y a alguno todavía no le da tiempo a comprar lo que necesita hay que abrir también los días festivos. El día 8 tuvo fiesta, no va a volver a tenerla hasta el 25.

A mí las navidades por decirlo de alguna forma siempre me la han sudado, quitando cuando estudiaba que suponían dos semanas de vacaciones el resto del tiempo me han dado igual, pero desde que soy madre casi que me apetecen y sobre todo este año que la mayor ya es consciente de todo. Ahora me apetece poner el árbol con ella, hacer adornos, descubrir cada día la sorpresa del calendario de adviento, escribir la carta a los Reyes, ver las luces en la calle,... todo eso que hacen las familias estos días pero que yo tengo que hacer sola con ellas.

Porque es muy curioso que en estos tiempos que se habla de conciliación de algunos trabajadores nos olvidamos, nos olvidamos de que para que las fiestas salgan como nos gusta algunos tienen que sacrificarlas. Y ya sé que hay quien piensa que esto o genera empleo o gratifica al trabajador que dobla turnos todo un mes, y desde aquí digo que una mierda!! en primer lugar porque si trabajas en una empresa pequeña no se pueden permitir contratar a nadie extra y se tira del personal que hay, y si es grande te pagan una minucia por joderte un domingo y luego te devuelven las horas el resto del año, lo mismo luego tienes un miércoles libre en marzo y te tiene que compensar por no poder haber ido a ver la función de navidad de tus hijos.

Yo estoy acostumbrada a que las cenas de Nochebuena y Nochevieja en mi casa empiecen a las tantas porque mi madre y mi tío primero tuvieran que cerrar el bar, y por supuesto abrirlo de nuevo al día siguiente por la mañana, estoy acostumbrada a que mi padre no estuviera en alguna de las dos cenas o de las dos comidas porque tenía turno e incluso sé que yo cuando me reincorpore al trabajo voy a tener que hacerlo porque en algunos sectores tiene que haber alguien las 24 horas del día los 365 días del año, pero creo que nunca me acostumbraré a que mis hijas no vean a su padre en casi un mes, porque esta historia no termina hasta el 5 de Enero.

Yo sé que algún año no podré cenar con ellas en Nochebuena, o tal vez no pueda comer las uvas, pero habré podido adornar la casa y montar el Belén con ellas, sé que tal vez no pueda llevarlas a ver la llegada en helicóptero de los Reyes Magos pero entonces esa tarde podré llevarlas a la Cabalgata. Su padre sólo verá el momento en que abren los regalos (que no es poco) pero nunca podrá disfrutar de los días previos, a no ser que tengamos suerte con el Euromillón que intentarlo lo intentamos.

Este año he pedido a mis padres que vengan el día 5 para poder bajar más tranquilas al tumulto de gente que se formará cuando pasen los Reyes, porque ese día su padre se irá a las 9 de la mañana y llegará a la 1 de la madrugada después de abrir, cerrar y preparar las rebajas para dos días después.

Así que este post hoy se lo dedico a todos esos trabajadores que estos días están renunciando a muchas cosas para que podamos presentarnos con un regalo en estas fiestas, a esos trabajadores que están aguantando gente nerviosa y maleducada que llega con exigencias porque se le ha echado el tiempo encima y aún así tienen que sonreír a pesar de estar hasta los huevos.

Pero aunque esté un poco ploff con este tema os dejo dos vídeos que nos felicitan las fiestas de una manera que me ha parecido muy bonita, merece la pena que los veáis...



7 comentarios:

  1. Yo siempre he curado en Navidad y noche vieja hasta que tuve a Nora, tiene qu ser muy duro para vosotros. Ánimo y felices fiestas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madi, si yo también en currado en Navidad, el problema es trabajar tooooodos los días del mes!!
      Felices fiestas también para ti. Un beso

      Eliminar
  2. Tienes razón. Y encima seguro que tenéis que oír constantemente "que suerte que al menos tenga trabajo" y que seguro que dais gracias pero un poco de moderación.
    Saludosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nik neuk, sí, esa frase toca un poco las narices...

      Eliminar
  3. Mi marido trabaja en un comercio asi que creo que con eso te lo digo todo. Menos mal que con los enanos la cosa cambia :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saltamontes en mi cama, así que otros que estáis jodidos como nosotros.
      Un beso solidario ;-)

      Eliminar
  4. Pues yo estoy contigo. No hace falta tener todo abierto mil hora para comprar. No hace falta .En Alemania, los comercios cierran a las 15h el sabado. Eso si, a las 7 de la mañana están abiertos. Pero entiendo perfectamente que no es de recibo que un trabajador esté más de 2 semanas sin fiesta. No señor, es una petición muy egoista por parte de los consumidores. Y que conste que yo no tengo a nadie que trabaje en el comercio...

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates