Ads 468x60px

jueves, 29 de marzo de 2012

El primer castigo

Ayer por la tarde la bruja por primera vez no se libró de un castigo. Bueno, ya sé que lo políticamente correcto en estos lares es decir consecuencias así que como la lió en el parque como consecuencia nos fuimos para casita.

Como todas sabréis ayer hacía una tarde estupenda así que bajamos los tres al parque cargados con los cubos, palas, la carretilla, la pelota, la merienda,... el primer sitio al que suele querer ir la bruja es al arenero y yo encantada aunque salga llena de mierda porque mientras está ahí yo me puedo sentar en un banco al lado, estaba tan feliz jugando cuando de repente no sé que hizo que se le encajó el culete entre la repisa del arenero y la valla, fue papá a ayudarle a salir y entonces es cuando empezó todo. Berrinche al canto, pegar a papá, patalear,... y todo porque no fui yo, yo con esta pedazo de tripa no me puedo agachar por encima de la valla porque me la clavo y encima no llego a donde está ella, y aunque pudiera no lo pedí a un desconocido que lo hiciera sino que fue su padre pero... como el día había ido tranquilito había que liar alguna.

Cuando se le medio pasó le dí un pañuelo para que se limpiara la cara llena de mocos, lágrimas, babas y demás, pues volvió a cabrearse y a liarla porque quería una toallita. Cuando salgamos de la arena te doy una toallita porque se te va a pringar y se te meterá la arena en los ojos, pues nada que toallita, toallita y toallita. Recoge las cosas y te doy la toallita, no quieroooooo. Que si sigues así nos vamos para casa... pataleta en el suelo y encima mirándome se pone a hacer lo que más odio (y ella lo sabe) que haga: echar babas. Así que para casa.

Hicimos el camino de vuelta en tiempo record mientras iba gritándome que a casa no, que al parque. En mi cabeza yo no estaba muy convencida y pensé en más de una ocasión dar la vuelta pero hasta ayer nunca había cumplido esas "amenazas" y creo que ya llegó el momento. Cuando llegamos a casa era yo la que me sentía fatal porque por un lado sé que es muy pequeña pero por otro sé que hay cosas que las entiende perfectamente y no puedo permitir que siempre se salga con la suya para que no monte un pollo (bastantes veces lo consigue ya).

Cuando vio que la cosa iba en serio y que no había marcha atrás vino a "hacerme mimos" (ya veis si sabe o no) y estuvimos manteniendo una conversación (de esas que me ha dicho la tía J que dice supernanny que no se deben tener con niños de dos años) y le dije que si iba papá a ayudarla iba papá, que papá la quiere mucho y que va seguir haciéndolo y que por eso no se monta un espectáculo ni se llora. Me dio unos besos y me dijo que hoy se iba a portar "mu ben", ya veremos porque incluso se lo dijo al abuelo por teléfono...

Al final estuvimos en casa jugando tranquilamente a las comiditas y lo pasó bien pero me fastidió desperdiciar una tarde tan buena en casa.

Hay situaciones que me desbordan sobre todo en esta temporada en que estoy muy cansada y creo que ayer mi reacción tal vez fuera un poco exagerada y por eso no me sentía muy bien con lo que había pasado, espero por lo menos que haya servido para algo...

martes, 27 de marzo de 2012

La parejita

Cuando he leído en más de una ocasión que a Mamá (contra) corriente le daban el pésame por estar embarazada por segunda vez de un niño, por un lado no terminaba de creérmelo y por otro me indignaba, ahora ya no sólo siento eso sino que además me lo creo y bien creído porque en cierta medida a veces yo también lo siento.

Cuando en mi primer embarazo todo el mundo me daba la enhorabuena porque iba a tener una niña llegué a la conclusión de que en general se prefería a las niñas pero con los comentarios que recibo ahora al repetir sexo ya no lo tengo tan claro, mi sensación es que todo el mundo da por hecho que lo bonito, lo que nosotros queríamos, lo que te hace sentir completos como padres es la PAREJITA.

No he recibido un sólo comentario sincero de "qué bien otra niña!" sino que más bien ha sido siempre algo así como "no lo sientas que ya verás que bien se lo van a pasar juntas" o mirando a su padre "a la tercera va la vencida" cuando nosotros en ningún momento hemos dicho que queríamos que fuera un niño, de hecho yo siempre he dicho que quería repetir sexo.

En general, hay una idea muy clara de lo que es "lo ideal", por supuesto dos hijos, si te quedas sólo con uno eres una egoista pero si tienes tres he llegado a oír que si eres una "coneja", el primero tiene que ser una niña por si no puedes tener más no te quedes sola en tu vejez y luego ya el niño para tener uno de cada. Todo lo que se salga de ahí ya no es tan bueno, pero como no se atreven a decirlo claramente te intentan compensar con cosas como "que acompañada vas a estar" o "ya verás que amigas son".

Aunque yo estaba convencida de que traía un niño y lo que me importaba realmente era que estuviera bien (aunque suene a tópico es totalmente cierto) siempre he dicho que si fuera algo que se pudiera elegir yo hubiera elegido otra niña (si la bruja hubiera sido un niño hubiera elegido otro niño) por la simple razón de que yo soy muy práctica y logísticamente me parece más sencillo.

Ya no es sólo que se vayan a llevar mejor, vayan a ser amigas y bla bla bla, porque quién me asegura que no se vayan a llevar a muerte, eh? Pero si tiene una ventaja clara: y es que me va a salir más económico, con la de vestidos que tengo sin casi usar!!! y por supuesto montar una sola habitación para las dos que dure mucho más tiempo, ya sé que un niño y una niña pueden compartir habitación pero en la preadolescencia eso no lo veo tan claro...

Así que por si alguien lo duda, estoy encantada con mi segunda niña!!

viernes, 23 de marzo de 2012

Si nosotras estamos bien, ellos también

Como dije ayer llevo unos días un poco malos, no quiero repetirme pero la responsabilidad pesa mucho. Leyendo vuestros comentarios y algún que otro post por la blogosfera maternal me doy cuenta de que no estoy sola en esto, ya sabéis "mal de muchos, consuelo de tontos" y yo como debo ser la más tonta... os quiero dar las gracias a todas por vuestros comentarios y ánimos por las diferentes redes sociales.

Me ha hecho gracia en estos momentos encontrar un vídeo comercial en el que los peques nos dicen que se dan cuenta de todo y aquí os lo dejo, aunque no sé si debería porque la marca no me paga nada por ello... ;) pero me ha gustado.


Un beso a todos y todas y pasad buen fin de semana!

jueves, 22 de marzo de 2012

De berrinches y responsabilidades

La bruja lleva unos días insoportable, siempre ha tenido temporadas malas pero ahora se ha juntado con mi no mejor momento y hay días que acabo rompiendo a llorar...

Hay berrinches por todo y para todo y por supuesto la que se los chupa toditos es la menda. Hay cosas que sé que van a desembocar así y ya estoy preparada (como en el caso del baño) o intento evitarlos (entrar por la puerta pequeña del supermercado para no pasar por los "cochecitos") pero aún así de 3 berrinches diarios no nos libra nadie y os aseguro que la mayoría de las veces son por tonterías tan tontas que ni nos acordamos de porque han empezado... y cansan, cansan mucho.

Desde el domingo le ha dado por no comer (ni cenar, ni desayunar,...), intento tomármelo con calma "ya comerás, ya" es lo que pienso en esos momentos pero cuando es la tercera comida en ese plan del día ya no hay paciencia ni buenas formas y luego me arrepiento pensando si no será eso lo quería conseguir.

Como digo lleva tres días yéndose a la cama sin cenar, las dos enfadadas y con el estómago vacío, y encima cuando llega su padre y le digo que no ha cenado nada lo único que me dice es que "así no se puede seguir". Claro, menudos cojones! y acaso propones algo? Porque la que se lleva los malos ratos soy yo, la que se come la cabeza pensando como mejorar la situación soy yo.

Esta mañana la bruja se ha despertado antes de tiempo y quería levantarse a toda costa para lavarse las manos y desayunar (por supuesto berrinche al canto porque he abierto la persiana y le molestaba la luz), me dice que quiere un croisan, se lo preparo y se come dos mordiscos, así que he decidido que yo no quería saber nada del tema, que se ocupara su padre del desayuno, de vestirla y de llevarla a la guarde. Por supuesto su padre no se ha dado ninguna prisa, como siempre estoy yo para prepararla y vestirla él desayunando a su ritmo... luego me pregunta que qué la tiene que poner, "¿cómo que qué la tienes que poner? ¿no sabes donde está su ropa? ¿acaso no va siempre en chandal a la guarde? ¿tan difícil es coger un puñetero chandal y una camiseta del cajón?" Pues sí señores, debe ser muy complicado porque después de verla disfrazada de payasa con cosas sueltas que ha encontrado yo que sé donde he tenido que desvestirla y volverla a vestir yo, así que la oía decir "papá eso noooooo"

Y he pasado toda una mañana muy mala, muy mala porque estoy cansada, estoy cansada de tener el 100% de la responsabilidad sobre todo lo que concierne a la bruja. Soy yo la que tengo que pensar todo lo relacionado con su alimentación, qué va a comer, cuando lo voy a preparar e incluso si queda de esto o de lo otro en la nevera. Soy yo la que tiene que estar pendiente de si quedan pañales, cremas o champú. Soy yo la que tiene que estar pendiente de que tenga ropa limpia y planchada para el día siguiente e incluso de si las zapatillas se le están quedando pequeñas y hay que comprar otras. Y esto cansa, porque son 24 horas. Y no se trata de poner o no una lavadora o de bajar al supermercado sino estar pendiente continuamente de que las cosas funcionen.

Hay días en que me gustaría irme a trabajar y olvidarme un rato de todo, decir "ala, ahí os quedáis los dos, ya os las apañaréis" pero luego lo pienso y estoy segura de que si me fuera a trabajar antes tendría que dejar todo organizado y no sé que sería peor...

¡¡No me digáis que no hay días en que os gustaría desaparecer un rato!!

martes, 20 de marzo de 2012

Semana 26: ¿síndrome del nido?

La semana pasada quería haber escrito unas cuantas cosas por aquí pero no he tenido ni un momentín, además de haber pasado dos mañanas en la sala de espera me ha dado por empezar a organizar cosas.

En mi primer embarazo oí por primera vez hablar del síndrome del nido y yo pensaba que con lo desastrosa que soy yo para las tareas domésticas era imposible que me diera por ponerme a limpiar y recoger y efectivamente por limpiar no es que me haya dado por lo menos en el sentido estricto de la palabra pero me he puesto a organizar las cosas para la aprendiz y para ello he tenido que sacar, mover y tirar unas cuantas cosas.

Quedan tres meses, y aunque recuerdo que en mi primer embarazo ese trimestre se me hizo bastante largo pensándolo bien tres meses no es nada y cuanto más lo deje pasar más me va a costar ponerme a preparar cosas. 

Aprovechando que la semana pasada estuvo mi madre un par de días aquí saqué la ropa del primer año de la bruja para ver que se podía aprovechar... ¡cómo se puede acumular tanto en un sólo año! Lo que me dice mucha gente es que al ser otra niña me valdrá casi todo pero la bruja nació en febrero mientras que su hermana lo hará en junio así que no son tantas las cosas que sirven. El otro día en twitter ya comentaba que estoy bastante perdida con la ropa que se pone a un recién nacido en pleno verano pero de momento le he comprado cuatro trajecitos de verano y creo que será más que suficiente, los bodies y pijamitas como me los va a regalar mi tía iré el mes que viene con ella. Eso sí esta vez tengo claro que voy a comprar lo justo que luego se guardan cosas sin haber usado...

Claro, una vez que me puse a guardar las cosas que creo que le servirán tuve que hacer sitio y para ello no dudé en empezar a tirar cosas, y que a gusto me quedé!! creo que tengo el síndrome de Diógenes inverso, si es que no entiendo como hay quien acumula miles de cosas en estas casas tan pequeñas... yo bajo al contenedor dos bolsones de cosas y es como si hubiera adelgazado y todo!! Tal vez sea porque no tengo trastero pero sinceramente creo que en muchos trasteros no se guarda nada que se vaya a volver a usar nunca y se transforman en "mierderos"...

Así que como ya estaba en ese plan me dio también por ponerme a ordenar las cosas de la cocina, os podéis creer que tiré cosas caducadas de hace tres años??? cosas que se van acumulando al final de las estanterías y ni te acuerdas de que están ahí...

Esos dos días acabe muerta!! no quiero ni pensar si habría podido dentro de un par de meses.

El viernes como os dije fui a hacerme la prueba de la curva de 3 horas de la glucosa (espero que salga todo bien, es decir que ni me llamen) y fue bastante mejor de lo que me esperaba. Después de lo mal que lo pasé en la primera prueba cuando vi que el vaso de glucosa que me tenía que tomar esta vez era doble empecé a pensar lo peor... pero lo malo fue la primera hora que me encontraba con el estómago revuelto y a veces la cabeza se me iba un poquillo, pero después del segundo pinchazo como que el estómago se me asentó y ya estaba bastante mejor, lo único que se hace muy largo. Afortunadamente una amiga me llamó por teléfono y me tuvo entretenida media hora ;) aproveche un poquito para leer y a las 11:30 para casa a comer algo y a recoger a la bruja.

En principio hasta mayo no tengo más visitas médicas aunque en abril empiezan las clases pre-parto que todavía no tengo claro si iré o no, así que me he organizado para empezar otra vez a estudiar más seguido porque a medida que se vaya acercando la fecha estaré más cansada, así que chicas no penséis que os he abandonado porque esté una temporadilla sin dejaros ningún comentario, os leo con el google reader que es muy cómodo pero no siempre me da tiempo a entrar a los blogs ;) Esta tarde estoy aprovechando que la bruja está tranquilita y que no hemos bajado al parque porque menudo viento!!

martes, 13 de marzo de 2012

Semana 25: visita al ginecólogo

Ayer tuve la segunda visita rutinaria al ginecólogo y nos dio una noticia buena y otra menos buena...

Empecemos por la buena, después de que la doctora cardo que me hizo la segunda eco me dijera que tenía placenta previa me quedé un poco preocupada, porque además no me explicó nada al respecto y tuve que buscar yo la información por mi cuenta, ayer me hicieron dos ecografías una vaginal y otra abdominal y se vio que la placenta se había desplazado 3,5cm del cuello del útero y según me dijo el médico lo más probable es que siga moviéndose, aunque ya no se moviera más ha salvado el canal de parto y me he librado de la cesárea obligatoria. Bien es cierto que por otros muchos motivos el parto puede acabar en cesárea pero ya no es 100% seguro como yo ya me estaba haciendo a la idea.

Como ya me tenía tumbada aprovechó para hacerme una ecografía abdominal (que según él no tocaba) y pudimos ver otra vez a la aprendiz, sigue siendo una sensación muy bonita pero sinceramente a medida que el bebé va creciendo yo veo todo peor porque al verlo por partes si no te dicen lo que es no te enteras de nada, bueno, nos sacó una foto de un pie y de algo que intuimos que es la cabeza ;) Por lo que dice el ecógrafo la peque pesa 950gr, según él es un valor tirando a alto pero teniendo en cuenta que no es una medida muy exacta mientras la niña esté bien me da igual el peso. Además tengo el presentimiento de que va a ser del estilo de su hermana, es decir una niña palito, teniendo en cuenta que su padre lo es y que su madre de niña también era bastante flaquita (no se puede decir lo mismo de ahora) va a ser difícil que pese demasiado...

Todo lo demás que se vio en las ecos bien, el cuello del útero está perfecto, lo cual también miró porque últimamente por la noches se me pone la tripa dura-dura y me molesta mucho, yo creo que son contracciones, no como las del parto que duelen a morir, pero como si tuviera en el vientre una pelota que se va hinchando hasta explotar. A veces pienso que se deben a que acabo los días baldada, más de una noche me acuesto con la bruja y acabo dormida yo antes que ella, y lo que me espera... porque ahora que ha empezado a hacer un poco de mejor tiempo nos pasamos las tardes en el parque y es agotador, y como encima le dé a la bruja por no moverse si no le llevo en brazos os podéis imaginar, menos mal que esta semana está papá por las tardes en casa!!

La noticia menos buena es que la prueba de la diabetes gestacional de la semana pasada me ha dado en el límite por lo que hay que hacer la curva de tres horas, con lo mal que lo pasé!! La tengo este viernes y creo que voy a pedir la camilla desde el primer pinchazo. Además me conozco y sé que me voy a pasar la noche dando vueltas al tema y llegaré allí a las 8h de la mañana medio dormida. Este viernes me gustaría además poder ir acompañada pero no va a poder ser, a esas horas papá no puede ir conmigo porque tiene que quedarse con la bruja y luego ir a trabajar y mi madre ya estuvo ayer aquí así que no le voy a pedir que vuelva a hacer otro viaje el viernes. Así que ya os contaré.

Si esta prueba sale bien y todo sigue su curso normal no tengo más visitas médicas hasta el 14 de mayo, dos meses libre de pruebas, bien!! hay que aprovechar porque ya no nos queda nada y el último mes entre los test basales y demás es un no parar...

viernes, 9 de marzo de 2012

Los primeros días, las primeras semanas

Como ya os conté hace quince días nació el primo de la bruja, los 3-4 primeros días como casi todos los bebés el niño estaba prácticamente todo el día durmiendo pero pasados estos días (como en casi todos los bebés) la cosa cambia, y aunque en ese momento no lo veamos así es bueno que la cosa cambie, y también pasa unas cuantas horas al día llorando.

Hablando hace unos días con su madre me contaba que lo estaba pasando mal, que se sentía impotente, supongo que la situación la estaba desbordando, que le daba por ponerse a llorar y que no entendía que su pareja no hiciera nada cuando el niño se pasaba dos horas seguidas sin parar de llorar. Seguro que esta situación os suena a más de una y es que los primeros días (por no decir semanas o meses) son jodidos.

Y son jodidos no sólo porque físicamente estemos mal y nos enfrentemos a una situación totalmente nueva, sino que además esta situación no tiene nada que ver con la idea que nosotras teníamos en nuestra cabeza sobre lo que nos iba a suponer tener un bebé.

La gran mayoría no hemos tenido bebés cercanos, tal vez sobrinos a los que veíamos como mucho una horita al día pero no hemos convivido con bebés ya de adultas y la idea que se nos vende de la maternidad es más que almibarada. Tú estás embarazada y te imaginas a un bebé risueño que como se suele decir, falsamente por cierto, no hace otra cosa que comer y dormir, te imaginas poniéndole guapo para salir a la calle, además los primeros días recibes tantas visitas y tantos regalos que estás como en una especie de nube, te imaginas que te lo pones al pecho y el niño se engancha a la perfección, vamos que te podrían hacer un reportaje para el Hola. 

Pero, pasan esos primeros días en los que estás siempre acompañada, en los que el recién nacido de puro cansancio apenas abre el ojo y cuando lo hace tiene mil brazos dispuestos a acogerle, a tu pareja se le acaba el permiso,... y de repente se encuentras sola con un bebé de quince días que además de comer y dormir, llora y a veces llora mucho, y lo paseas, y lo coges, y te lo pones al pecho y haces todo lo que se te ocurre pero no se calma, oyes mil veces que el bebé tiene hambre, que no tienes leche suficiente, que tienes que ayudarle con un biberón, que si tiene gases y tienes que sacárselos, de repente te sientes una inútil, la peor madre del mundo. 

Nadie, nadie te ha dicho que esto es normal, no sé cual es el motivo, puedo pensar que para un recién nacido esta nueva vida le supone un estrés que no sabe liberar de otra forma pero es una teoría más, sea cual sea los bebés lloran y lógicamente las madres nos preocupamos y lo pasamos mal. Pero a veces pienso que si de antemano lo supiéramos lo pasaríamos un poquito menos mal.

Cada vez que me encuentro a alguna conocida con su recién nacido por la calle le pregunto qué tal, y la respuesta es siempre la misma "muy bien, este niño es buenísimo, nos deja dormir sin problema", ja, ja y ja, en algunos casos será verdad, claro que habrá niños así (en algún blog leí hace tiempo que los denominaban cariñosamente niños seta) pero para mí son como las meigas "que haberlas haylas" pero yo no me he encontrado ninguna (sólo a la mía, jeje), así que casualmente tooodas las mamás que me encuentro por la calle tengan uno así me da mucho que pensar, luego entras en foros en internet y bajo el anonimato la cosa cambia mucho.

Recuerdo las primeras semanas de la bruja, según se hacía de noche yo me ponía a llorar (y en febrero anochece muy pronto), no sé porqué pero a mí la noche me agustiaba, me daba miedo, durante el día yo me veía capaz de que pasara lo que pasara lo iba a poder solucionar pero en cuanto oscurecía no podía soportarlo y eso que la bruja nunca nos ha dado malas noches, básicamente porque se las pasaba pegada a mi teta y así yo podía dormir, ahora cuando pienso en la aprendiz me digo a mí misma que como nacerá para San Juan las noches serán muy cortas, ya veis que tontería pero para mí es una especie de consuelo...

Como leyendo esto parece que hoy estoy un poco negativa quiero decir y que qude claro que todo pasa y se olvida, creedme que si no lo hubiera olvidado no estaría metida otra vez en esta historia, y si no se olvida se diluye porque los buenos momentos ganan. Aunque en el momento cueste verlo pensad que cada día de lloros, de cólicos,... es uno menos para que pase.

Y sobre todo que no nos dé vergüenza pedir ayuda, hay veces que necesitamos unos brazos extra para nuestro bebé y meternos a la ducha o dar una vuelta a la manzana, nos hemos autoconvencido de que debemos ser capaces de hacerlo todo solas y si lo pensamos bien las madres siempre han tenido a otras madres alrededor para echarles una mano.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Merendando y cenando by the face

Este fin de semana hemos ido a casa de los abuelos, la bruja llegó en pijama porque tuvimos un par de vomitonas por el camino. Yo estaba un poco cabreada, no por el hecho de que vomitara porque a mí siempre me ha pasado y realmente se pasa muy mal sino porque sabía que iba a suceder, y me explico...

Mi idea era levantarnos el viernes a la hora de siempre y salir de aquí sobre las 12h de tal forma que la bruja se quedara dormida en el coche pero... yo ya le había dicho el día anterior que íbamos a ir a donde los abuelos y según se despertó ya empezó "a vestirnos, a vestirnos, a casa de lo abuelos, a a casa de los abuelos" y por mucho que intenté entretenerla (incluso metió cosas en la maleta) a las 10h ya estábamos en el coche, cuando le dije "ahora habrá que dormir un poquito, no?" y me contestó "no quierooooo" ya sabía la que nos esperaba.

Independientemente de esta historia nuestro plan para el viernes era ir a buscar a la tía J al trabajo e irnos a cenar. La tía J trabaja los fines de semana de promotora, así que tengo la casa llena de muestras de chocolatinas, cereales, detergente, perfumes, regalos de fiestas de bebidas que se hacen por la noche... Era la primera vez que íbamos a buscarla al supermercado donde le tocaba estar ese día y me quedé alucinada: podría haber merendado a costa de las promotoras que había ese día en el supermercado!! sólo estuvimos en la zona donde se encontraba la tía J y probamos la pizza, los cereales, la mermelada con galletas, y hasta había un tío repartiendo comida para perros!! Vamos, que en estos tiempos que corren ya sabéis como ahorraros la merienda del viernes y del sábado ;) de hecho se veía que a algunos padres les daba vergüenza acercarse y mandaban a los niños, jeje.

El plan en un principio era ir al "el kin" que como ya os conté a la bruja le encanta pero la tía J tenía unas invitaciones para ir a un chino-buffet-wok nuevo que habían abierto así que le dijimos a la bruja que íbamos a "el chin", total llevaba toda la tarde comiendo chuches y sabía de sobra que no iba a cenar... Y, por qué teníamos invitaciones?? Esto es lo más curioso de esta historia...

Resulta que en la ciudad donde vive mi familia unos chinos han abierto una tienda de alimentación (una más debería decir) enorme y siguiendo sus costumbres se han dedicado a hacer las obras encerrados y preferiblemente por la noche, por dios!! cómo van a sacar la licencia de obras?? de hecho "eso qué es" te dirán!! Como tardaron tanto tiempo para que los vecinos no protestaran ni les denunciaran se dedicaron a regalarles cestas de navidad, botellas de licor e invitaciones para uno de sus restaurantes, increíble pero cierto!!

Pues uno de estos vecinos es compañero de clase de la tía J y le cambió una invitación para ir toda la familia a cenar por un portaCDs o alguna otra mierdilla de esas que regalaba en alguna fiesta de ron o whisky que hace los sábados por la noche. Así que allí nos presentamos las cuatro, la abuela, la tía J, la bruja y yo a cenar by the face, no pagamos ni un céntimo!!

Yo ya había estado varias veces en buffets chinos pero cada día alucino más con ellos... si es que le pegan a todo!! Como ahora por lo visto el típico chino de farolillo rojo y buda gigante ya no llena han puesto de moda los wok, para la que no haya estado consiste más o menos en que tú vas al buffet de cosas crudas, te sirves y ellos te lo cocinan en el momento en un wok con la salsa que tú elijas, la verdad es que a mí me gusta porque con este sistema la verdura queda "al dente" que es como mejor me sabe. 

Pero lo que más me flipó no fue que tuvieran una zona de sushi (chinos haciendo comida japonesa es lo más) que dejaba bastante que desear si has probado el de verdad, ni que en la zona de las ensaladas pudieras encontrar ensaladilla rusa, ensalada de pasta, etc sino que había una zona en la que podías servirte tortilla de patata, pizza y kebab!!! me quedé con la boca abierta... Esto es montar un negocio y lo demás son tonterías! si que encima cuando nos íbamos vi que en el piso de arriba tenían un chiquipark gratuito, pero ya no eran horas...

Vamos, que como podéis comprobar nos pasamos la tarde y noche zampando acorde con los tiempos que nos ha tocado vivir ;)

lunes, 5 de marzo de 2012

Semana 24: curva de glucosa

Esta mañana he ido a hacerme la prueba de la glucosa, esa que se hace para comprobar si tengo diabetes gestacional, y al igual que hace dos años ha sido horroroso.

Me diréis "si es una tontería, son dos pinchazos solamente", pues a mí lo que me mata no son los pinchazos, de hecho cuando estudiaba nos sacábamos sangre casi todas las semanas y nunca tuve ningún problema, lo que me deja K.O. es el rato entre pinchazo y pinchazo y eso que de momento no he tenido que hacerme la prueba larga de tres horas.

Yo los domingos no suelo cenar y menos cuando vengo de casa de mis padres que a mediodía mi mami me pone comidita rica como ha sido este fin de semana pero ayer me obligué para poder aguantar en ayunas, en realidad me comí unas fresas con azúcar que no es demasiado pero no me entraba más, así que esta mañana después de ir hasta el hospital (que digo yo que porqué no podré sacarme la sangre en el centro de salud de mi calle) en ayunas, sacarme la primera muestra y tomarme ese jarabe asqueroso para esperar una hora para que me volvieran a pinchar no he sido capaz de soportarlo sin estar pidiendo a los 20 minutos una camilla porque me iba a caer redonda.

Ha sido esa sensación de que se te empieza a nublar la vista, el estómago se te encoge y llegan las nauseas, la cabeza se te empieza a ir y de repente aparece un sudor frío. He de decir que en cuanto he dicho a una de las enfermeras que me encontraba mal me ha acompañado a la camilla y ha estado bien pendiente de mí, si otras veces he tenido quejas del personal sanitario hoy he de decir que todas las trabajadoras del servicio de extracciones han sido un encanto, ojalá aprendieran todos los que tienen que trabajar a diario con pacientes...

El segundo pinchazo me lo han dado tumbada, he esperado un ratito y me he ido a desayunar, ahora a esperar a la consulta con la ginecóloga el próximo lunes. Tengo ganas de esa visita para ver como va el tema de la placenta previa y hacerle mil preguntas al respecto.

Últimamente acabo los días muy cansada, se acabó eso de dormir como las mantas, ya no consigo echarme la siesta con la bruja, me suelo tumbar a su lado a leer mientras ella duerme pero yo no lo consigo y por las noches me levanto un montón de veces al baño y me cuesta mucho volver a dormirme, además sumado a que la semana pasada hizo tan bueno y aprovechamos para bajar todas las tardes al parque llega cierta hora de la noche y no puedo ni con mi alma. En esos momentos además se me pone la tripa durísima y es hasta molesto.

Eso sí, cuando la bruja se duerme es cuando yo soy consciente totalmente del embarazo, cuando puedo relajarme y notar los movimientos de la aprendiz, yo creo que ella también nota el silencio que deja su hermana y aprovecha para saltar y recordarme que está ahí ;) Papá la semana pasada la notó por primera vez, a mí eso me hace mucha ilusión (parezco tonta) porque me gusta compartir esa sensación, además tranquiliza mucho el sentirla todos los días en algún momento.

He vuelto a sacar el tema con la bruja y parece que estos días se lo toma a bien (aunque no sé muy bien que es lo que entiende) y me dice que le va a dar besitos y le va a enseñar a pintar, ya veremos... de momento la intención es buena ;)
 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates