Ads 468x60px

jueves, 31 de mayo de 2012

Con el agua al cuello

Resulta que casi sin darme cuenta he llegado a la semana 37 y cuando parecía que tenía casi todo preparado empiezo a agobiarme porque de preparado nada... ayer le digo a papá "te das cuenta de que me faltan 20 días para dar a luz y no tenemos ni un pañal de la talla 1?"

Pues así estamos, mientras que con la bruja mayor a los siete meses de embarazo ya estaba todo listo (hasta la bolsa del hospital) con la pequeña nos va a pillar el toro pero bien.

Esta mañana he ido al preoperatorio no sin antes dejar el coche en el taller para la revisión anual y luego ya a comprar pañales, toallitas, cremas, esponjas, discos de lactancia y todas esas cosas que vas dejando y que no es plan de mandar comprar a nadie mientras estás en el hospital. Así que a toda leche a buscar a la bruja...

Lo peor de todo es que tengo mil cosas por hacer pero en estos momentos estoy tan cansada que no soy capaz, y luego llega la tarde y con estos días tan buenos no soy capaz de no bajar al parque con la bruja y papá, además pienso que tengo que disfrutar de sus últimos días como hija única y no quedarme en casa.

Llevo cuatro días tirando cosas, empecé a sacar la ropa de verano aunque en estos momentos no me entra y llené cuatro bolsas de basura, papá se enfadó conmigo porque dice que le he tirado cosas que estaban nuevas, pero vamos, estarían nuevísimas pero si llevaba cuatro años sin ponérselas no las voy a guardar por si acaso... porque es increíble la de mierdas que se guardan en una casa!! y claro todo eso no puedo hacerlo con un recién nacido así que tengo que acabar la labor este fin de semana.

El próximo martes tengo el primer test basal, así que toda la mañana en el hospital, intentaré ir bien pronto para estar de las primeras pero aún así seguro que hasta las 12h me estoy allí, luego tengo que perder otra mañana en el supermercado porque tengo intención de hacer un megapedido como hice en mi anterior embarazo unos días antes de salir de cuentas porque luego no quiero tener que ir a comprar los cuatro juntos por lo menos en unos meses.

Tengo ya toda la ropita de la aprendiz comprada pero como soy un poco maniática tengo que lavarla toda antes de ponérsela, así que otra mañana para eso y otra para ir a comprarme unos sujetadores de lactancia que todavía no tengo y preparar la bolsa para el hospital, porque como me ponga mañana de parto me veo buscando todo a todo correr...

Así que como para seguir estudiando para los exámenes que tengo el 16 y 17 de junio!! Iré con lo que ya me sé y que sea lo que tenga que ser pero ahora tengo la cabeza en otro sitio.

Por supuesto me gustaría estar más al día con todas vosotras pero no me da la vida para más, os voy leyendo en momentos de relajación en el sofá pero muy por encima.

Y luego me dicen que disfrute de mis últimas semanas de embarazo... y cómo se hace eso??

lunes, 28 de mayo de 2012

Iniciándome en el porteo

El sábado estuve en un taller de portabebés y salí encantada.

Cuando la bruja nació me regalaron una mochila portabebés, una Babybjorn, la típica mochila que se ve por ahí (bueno, mucho mucho tampoco es que se vea), yo la usé bastante pero en casa, no me resultaba cómoda para llevarla mucho tiempo así que a la calle sólo la bajaba si tenía que hacer algún recado cortito o estaba lloviendo (empujar un carro y llevar un paraguas a la vez es una tarea complicadita), eso sí en casa era la única manera de poder hacer algo...

Claro luego con el tiempo como en otros tantos temas, informándome un poco me di cuenta de que ese no era el portabebés más adecuado y decidí que si volvía a tener un bebé tenía que buscar otra cosa.

Siempre me llamaron mucho la atención los fulares aunque se ven tan poco... pero me parecían muy difíciles de usar, mi único contacto anterior con algo similar fue cuando hace años en Bolivia las niñas me intentaron enseñar a usar un "awayo" (una de esas telas multicolores donde llevan a los bebés en la espalda, bueno, los bebés, las patatas, la ropa y lo que haga falta) y la piedra que usaba a modo de niño se me cayó infinitas veces, así que como comprenderéis este tema me daba un poco de miedo.

Recuerdo que el día que la bruja se me cayó del cuco en la calle, cinco minutillos antes había visto a una mujer negra llevando a su hijo colgado de "una tela" mientras el niño tomaba teta y yo me dije a mí misma "por qué no seré capaz de hacer eso yo?", según mi amiga María porque genéticamente hemos perdido esa capacidad, aunque yo lo que creo es que la hemos perdido sólo culturalmente.

Así que siempre he tenido ahí esa espinita...

La cosa es que ahora esperando a la aprendiz no sólo quiero quitármela (la espinita, se entiende) sino que me parece que no voy a tener otra opción cuando esté yo sola con las dos, porque cómo si no voy a poder vigilar que la mayor no se rompa la crisma en los columpios si tengo a la pequeña en un capazo mientras montones de balones sobrevuelan nuestras cabezas, vamos que de momento es la única opción que se me ocurre.

Pues he pedido un fular, me he decidido por uno elástico porque de momento me parece más sencillo poder hacer el preanudado y meter al bebé que hacer todos los nudos mientras le sujeto, hay muchas opciones así que tampoco descarto que un poco más adelante me haga con otro sistema porque por ejemplo las bandoleras que nos enseñaron en el taller también me gustaron mucho.

Vamos, que estoy deseando tenerlo en mis manos para poder ir ensayando antes de que llegue la bruja pequeña y para ir mentalizándome de que durante una temporadita seré el centro de las miradas del barrio, no?? Sin contar con lo que me dirá mi madre cuando se entere o me vea, pero no te preocupes abuela porque cuando no vaya sola llevaremos el cuco para que la niña pueda lucir sus trajecitos que para eso he comprado también un patinete para la bruja mayor.

Sé que muchas de las que pasáis por aquí sois unas expertas en esto del porteo, algún consejo o recomendación?? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia?

viernes, 25 de mayo de 2012

Lo que cantábamos de niñas

Ayer en el parque vi a lo lejos unas niñas saltando a la cuerda y de repente me vinieron a la cabeza las canciones que cantábamos de pequeñas cuando lo hacíamos nosotras y me puse a pensar en lo que dicen esas canciones, canciones sin ninguna duda inocentes pero que al igual que los cuentos o las películas infantiles retenemos en nuestro subconsciente y probablemente algo influyan en nuestra educación.

Estuve además pensando que estas cancioncillas suelen ir unidas a los juegos de mayoría femenina porque a partir de cierta edad los chicos prefieren jugar al fútbol o cosas más movidas.

En el juego de la cuerda me vienen a la cabeza tres canciones, las dos primeras hablan de bodas y emparejamientos, lo que más debe preocupar a una niña...

"Al pimiento colorado azul y verde, la señorita X casarse quiere, y no quiere decirnos quien es su novio..."

"Papá, mamá, de cuántos añitos me voy a casar? 1,2,3,..."

Y la tercera el mítico: "Al pasar la barca me dijo el barquero las niñas bonitas no pagan dinero...". Aquí hay dos cosas que me llaman la atención, en primer lugar la importancia que se da a la belleza de las niñas y luego qué puñetas significa "las niñas bonitas no pagan dinero" ¿debo pensar que pagan de otra manera? Igual soy un poco tiquismiquis pero si nos paramos a pensarlo...

Luego recuerdo un juego en el que nos poníamos en dos filas y una iba pasando por medio bailando y eligiendo a la siguiente en bailar (este juego no sé como se llama pero en cuanto os diga la letra de la canción estoy segura de que vais a saber de que os estoy hablando) cuyas letras también son de traca...

"Soy capitán, soy capitán, de un barco inglés y en cada puerto tengo una mujer, la rubia es fenomenal y la morena tampoco está mal, ¿con cuál me quedaré?" Típica historia, a un hombre le gustan varias mujeres y todas como gilipollas esperando a que se decida por una, esto me recuerda a los programas tipo El diario de Patricia en que encima luego se pegan entre ellas para ver quien se lo queda...

Y qué me decís del "Yo soy la cantinerita niña bonita del regimiento, y a todos los soldaditos tengo contentos..." Aquí pasa un poco como con el barquero que no entiendo muy bien que significa tener contentos a los soldaditos, quiero ser bien pensada y creer que se trata de que en esa cantina se preparan unos cubatas fabulosos pero me cuesta bastante ir por ese lado...

Y ya rizando el rizo, en una semana en la que se ha hablado tanto sobre el parto respetado nos encontramos con lo siguiente (del juego de la goma) "Estaba una cerdita a punto de parir, doctores y doctores con su bisturí..." Aquí prefiero no decir nada.

Espero que en estos años las cancioncillas que acompañan estos juegos hayan ido cambiando pero no las tengo todas conmigo porque probablemente a nosotras nos llegaron después de muchos años en que las niñas las cantaban una y otra vez.

Sé que nos hemos criado con ellas y que como en otras cosas habrá quien me diga que no nos ha creado ningún "trauma" y personalmente a mí no me lo han creado, pero hasta que punto es coherente con la educación en igualdad que queremos dar a nuestros hijos que en los parques y patios de los colegios se canten estas cosas??


P.D: acaba de venirme a la cabeza una canción que no recuerdo muy bien y no sé en que juego se utilizaba pero que decía algo así como "al pasar por el cuartel se me cayó un botón y vino el coronel a pegarme un bofetón" ¡¡100% educación para la paz!!

miércoles, 23 de mayo de 2012

Outlets por internet

Desde que conocí el concepto de outlet estoy encantada con el mismo, eso de poder comprar productos de marcas buenas y que me gustan mucho más barato sólo porque sean de la temporada anterior me tiene maravillada.

Donde yo vivo hay muy poquitos, vamos que yo sólo conozco el de Mango y el de Charanga, pero 3 ó 4 veces al año suelo ir a Park Avenue y salgo de allí encantada, de hecho cuando no encuentro nada de ropa que se ajuste a mi presupuesto y a mi gusto me paso por la tienda de Lint en la que siempre puedo picar con algo... La verdad es que allí a la bruja le he comprado siempre muchas cosas: ropa, zapatos,... y a mí personalmente que unos zapatos sean del año anterior me la trae al pairo si los voy a comprar a mitad de precio.

Hace ya unos años que descubrí que estas tiendas existen también por internet y ha sido mi perdición, aunque he de decir que desde que somos una más en casa me controlo bastante, pero como esta misma mañana me he comprado unas sandalias he pensado en contaros mi experiencia y así me la podéis contar vosotras también a mí, jeje, que seguro que conocéis alguno que yo no tengo localizado.

Estar apuntada la verdad es que estoy apuntada a un montón pero últimamente sólo visito tres de ellos:

* Privalia: este es el primero que conocí y en el primero que compré, al principio me daba un poco de miedo por ser la novedad pero desde la primera compra (que fue el reloj que sigo llevando puesto hoy en día) quedé encantada, hace mucho que no compro nada en este outlet porque ahora mis preferencias han cambiado y me inclino más hacia marcas de niños y menos de bolsos pero tiene cosas muy interesantes. Lo bueno de este es que puedes hacer compras de varias marcas en un sólo pedido con lo que te cobran sólo unos gastos de envío, o por lo menos eso creo recordar de un mail que me mandaron hace tiempo.

* Vente-privee: sin duda el que más uso actualmente, de hecho estoy esperando una funda nórdica y unas sábanas de Hello Kitty para la bruja por las que pagué la mitad del precio que me dieron en diferentes tiendas de ropa de casa. Casi todas las semanas tienen alguna marca infantil tanto de ropa como de calzado, hace cosa de un mes le compré ahí a la aprendiz cuatro trajecitos (dos de 0 meses y dos de 1 mes) para este verano por 60€ y son preciosos. A mí me tientan casi todas las mañanas cuando enciendo el ordenador y me salta la alerta, el tema es que como los gastos de envío son los mismos compres la cantidad que compres muchas veces para un sólo producto no merece la pena pero luego teniendo las dos niñas va a ser un problema para mí ;) Os dejo el enlace por si queréis apuntaros siendo mis "ahijadas" aquí

* Boutique secret: éste seguro que lo conocéis todas. Es como los anteriores pero centrado en cosas para niños y mamás, no sólo es ropa y zapatos sino que puedes encontrar artículos de puericultura, cosmética para los peques, alimentación infantil, e incluso pañales!! Yo todavía no he comprado nada aquí porque siempre que he visto algo que me gustaba no quedaba nuestra talla pero para las que estéis preparando las cosas para un bebé que esté en camino viene muy bien porque más de una vez he visto ropa de cuna y de baño (por ejemplo) a muy buen precio. Aquí no puedo poneros enlace de amadrinamiento pero si alguna quiere se lo puedo mandar por mail ;P hay que echarle un poco de morro, no??

Seguro que vosotras conocéis algún otro que me podáis recomendar porque como digo para mí esto es un pique pero también os digo que me he ahorrado mucho dinero comprando así ;)

martes, 22 de mayo de 2012

Volviendo a las andadas

Hace tiempo que no hablaba de la bruja y la comida y me gustaría no tener que hacerlo pero es que lleva una temporadita que me está poniendo de los nervios.

Sé que no hay que forzar a comer a nadie y no lo hago, sé que seguramente coma la cantidad que necesite,... pero lo que me estresa no es una cuestión de cantidad, sé que en comparación con otros niños come una minucia pero ahí no me meto, si sólo quiere seis macarrones que se coma sólo seis macarrones, lo que me está agobiando sobre manera es que ya no sé ni que hacer para comer porque no quiere de nada. Estoy del "no quiero mamá, no" hasta los mismísimos...

La cosa es que hace un año era una niña que probaba de todo, comía poco pero cosa que había en la mesa ella la probaba, pero ahora no hay manera, y lo que me fastidia es que se niega a probar cosas que estoy segura de que le gustarían, conocéis a algún niño que no le gusten los bocatas de nocilla o las croquetas?? pues ella dice que no le gusta cuando en realidad no le da la gana de probarlo, lo único que prueba y come sin problema es la fruta que vale... está muy bien, pero sólo de eso no se puede vivir, no?

Cosas que hace medio año comía sin problema como la sopa o las varitas de pescado ahora no hay tu tía, son cinco cosas contadas las que quiere comer y no sale de ahí y ya le puedes decir lo que sea que le da lo mismo, si dice que no es que no y si se va a la cama sin cenar nada no tiene ningún problema. Y yo, aunque sé que está sana, que nunca ha estado enferma más de un día, que simplemente es una niña delgada aunque alta (se le caen las bragas y todo) hay veces que no puedo evitar comerme la cabeza y pensar que esto puede traerle algún problema.

Hace unas semanas fuimos a unas charlas que organizaban en la guardería y mientras yo estaba escuchándolas ella estaba jugando y merendando con sus amigos y un par de profes, cuando voy a por ella me dicen que se ha comido varios bocatas de jamón y de chorizo y ella me dice que estaban "mu benos", así que pienso que ya lo ha probado y que una cosa más para merendar, pues lo tengo claro, un día en casa se lo come (porque le gusta) pero otro me dice que no, que "en la guarde sí pero en casa no" la muy cabrita, ¿es o no es para cabrearse?

Espero que sea una fase, porque mi cabeza en este tema ya no da para más y sé que cualquier día voy a explotar y no quiero.

domingo, 20 de mayo de 2012

No sin mis abuelos

Como ya he comentado alguna vez mis padres viven a 150km de nosotros, o yo de ellos como queramos verlo que al fin y al cabo he sido yo la que me he ido..., la cosa es que aunque no es demasiado lejos (hora y media de autopista) la bruja no les ve tanto como quisiera y como quisieran ellos pero aún así no sé como lo han hecho pero ella está tonta perdida con "la buela y el buelo"

El jueves pasado vinieron a pasar el día con nosotras ya que yo ahora mismo no estoy con muchas ganas de coger el coche y hacer un viaje aunque sea corto, vais a decir que es una tontería pero con los mareos que me han dado alguna vez me da algo de miedo ir conduciendo yo sola con la bruja, así que vinieron ellos, cuando por la mañana la bruja se despertó para animarla le dije que iban a ir los abuelos a buscarla a la guarde, os imagináis que desayunó a todo meter y no puso ninguna pega para vestirse ni para ir andando hasta la guarde pero... por el camino se lo debió pensar mejor y cuando llegamos me miraba con ojillos de "no quiero quedarme mami" y la tuve incluso que acompañar hasta la puerta de su clase (cuando normalmente entra a todo correr sin casi despedirse) y dejarla en brazos de la profe que le daba besos y es que claro debió pensar que mientras ella se quedaba ahí yo me iba con los abuelos...

Fuimos a buscarla un ratito antes que el resto de los días y la cara de la bruja era de satisfacción total, por supuesto ni me molesté en llevar la silla porque sabía que no iba a querer ir en otro sitio que no fuera a hombros del abuelo "mira que alto, mamá!!!", vamos ni se despidió de la profe...

Y es que claro, no sólo vienen a verla y a estar con ella todo el día sino que ya de paso vienen cargados (por supuesto esto es bueno para mí también) de arroz amarillo del abuelo (paella) que es el único que la señorita se come, de garbanzos de la "tía Tati" y de las pastitas que a ella le gustan, y esta vez como ya llega el verano pues algo de ropita nueva: un vestido, dos camisetas de Minnie, un pijama de Minnie que tuvo que estrenar en el momento y dos pares de zapatillas, vamos que yo también quiero unos abuelos así!!! Pero es que además el martes en la guarde habían celebrado el día de los abuelos y les tenía preparado un regalo, así que la fiesta!!

Toda la tarde en el parque todos juntos pero ella sólo quería jugar y que la columpiara su abuelo, así que yo tranquilamente sentada en un banco, qué placer!! ya podíamos vivir más cerca porque esto se agradece y mucho.

Desde hace ya tiempo cuando vamos a ir a su casa no puedo avisarle con antelación porque las últimas veces me la ha liado, como se marea en el coche yo procuro salir de viaje cuando sé que se va a dormir: o después de comer o un poco antes pero nunca recién levantada de la cama, pues como sepa ella que nos vamos eso es imposible. Si se levanta sabiéndolo empieza a meterme prisa "a vestirnos, a vestirnos, a vestirnos,..." o "Bilbao, Bilbao, Bilbao,..." y acabo cediendo sólo por no oirla con la consiguiente vomitona casi antes de llegar al peaje. Y es que hasta "me ayuda" a hacer la maleta!!! es que es para verlo, una mona de dos años cogiendo cosas de sus cajones y trayéndomelas para  meterlas en la bolsa, o escogiendo los juguetes que se quiere llevar...

Por supuesto, cuando llegamos allí mamá ya no existe hasta la hora de ir a dormir... y es que es una maravilla tener una relación así con los abuelos que le dan todo, que la columpian, la leen cuentos y hacen lo que ella quiera, por lo menos para mí que no he tenido ninguna. Claro, así que no puedo dejar de pensar lo diferente que sería nuestra vida diaria si viviéramos en la misma ciudad :(

miércoles, 16 de mayo de 2012

Operación pañal: una luz al final del tunel

Reconozco que estoy siendo muy pesada con este tema pero he de decir que después de unos primeros días horribles en que pensé que tendríamos que dar marcha atrás ahora va estupendamente, parece increible pero fue cosa de un día para otro, de repente una mañana la bruja se levantó me dijo que quería ir al orinal y en todo el día yo no tuve que llevarla sin que ella me dijera que sí.

No soy muy partidaria de los juegos de recompensa tipo "regalo por buenas notas" pero decidí motivarla un poquito con un juego de pegatinas, así que hice un dibujo que unía una niña en el orinal con un regalo y había que ir pegando una pegatina cada vez que la bruja hiciera pis en el orinal hasta completarlo con un total de 25 pegatinas, cuando llegara al final mamá le regalaría un cuento de Peppa Pig, lo de ese regalo en concreto lo decidí porque ya se lo había comprado y me daba igual dárselo unos días antes o después ;) La cosa es que a la bruja le gustó la idea y cada vez que hacía pis me decía antes incluso de subirse las bragas que quería la pegatina, en cinco días el juego estaba acabado y ella tenía su cuento.

Los últimos días apenas hemos tenido un escape diario que suele suceder cuando está viendo los dibus y se olvida de todo (concretamente Peppa Pig que no sé que tendrá que la tiene atontada), de momento el problemilla sigue con las cacas, y es que ella nota que quiere hacer pero claro, para eso hay que estar algo más de rato sentada y eso para un culo inquieto como éste es tarea difícil, así que cuando cada cinco minutos me pide ir al orinal pero no hace nada ya sé lo que va a pasar... que se lo va a acabar haciendo encima cuando esté sentada en el sofá o por el pasillo. Pero, esto no me agobia, sé que pasará tarde o temprano, al principio me daba un poco de miedo que por no sentarse a hacerlo acabara estreñida pero veo que no.

De momento es un poco más complicado el tema de la calle, ya sé que lo habitual es que los niños hagan pis en cualquier esquina pero, a mí no me gusta demasiado aunque sé que habrá que hacerlo porque a veces no queda otra, intento acostumbrarla a que se siente en el orinal justo antes de salir de casa para que aguante un poquito más pero aún así casi siempre me pide en la calle, los primeros días se negaba a hacer en el parque y la tenía que meter de estrangis en el baño del centro de salud pero el sábado que estaba cerrado ella me dijo que quería hacer en un árbol, no sé si habría visto a alguna otra niña o que pero ahí que lo hizo, y aunque no me gusta mucho me da cierta tranquilidad a la hora de salir de paseo.

Aún así, respecto a lo de la calle sigo teniendo mis reservas, para mí no es lo mismo que lo haga en el parque donde bajamos todos los días y en cuyos árboles mean todos los perros del barrio y en cuya hierba se juega o que vayamos por la Gran Vía y la ponga en cualquier esquina, esto último como que no. El domingo de hecho tuvimos que sentarnos a tomar algo en una terraza para entrar al baño (tres veces) con ella (caro pis me salió) porque estábamos en un parque ajardinado donde nadie pisa la hierba.

Supongo que poco a poco este tema estará superado definitivamente, pero como en otras ocasiones tengo que decir que la bruja me ha sorprendido positivamente y que muchas veces las cosas las veo mucho más difíciles de lo que luego son. Eso sí, una primera semana de lavadora diaria no me la ha quitado nadie, claro, ya he aprovechado y tengo las fundas de los sofás limpísimas ;) si es que no hay mal que por bien no venga, jeje.

lunes, 14 de mayo de 2012

Semanas 33 y 34: última visita al ginecólogo

Esta mañana he tenido la última visita al ginecólogo, han sido en total tres visitas y tres ginecólogos diferentes, no entiendo muy bien por qué.

Ha sido una visita muy cortita, me han tomado la muestra para el cultivo de estreptococos y me han hecho una ecografía, todo correcto, mi niña pesa ya 2.200 gr!! Lo único destacable es el sustillo que me ha dado la ginecóloga diciéndome que veía algo que no sabía lo que era y que tendría que mandarme a hacer otra ecografía, pero antes quería asegurarse y ha llamado a otra ginecóloga para que lo viera, según ésta eso era la vejiga de la niña que estaba muy llena, yo me he quedado tranquila pero lo de "esto no sé lo que es" se lo podía haber callado...

Cuando han empezado a darme las citas para las pruebas que faltan (pruebas preoperatoias el 31 de mayo y test basal el 4 de junio) es cuando he sido consciente de que ya no queda nada, y es que en menos de mes y medio (que con la bruja en casa a todo gas se pasará volando) la aprendiz ya estará con nosotros, me parece que voy a tener que empezar a pensar en ir comprando minipañales ;)

Y es que en este embarazo aunque ha sido mucho peor que el anterior a nivel físico no he tenido apenas tiempo de pensar en él, ayer mismo le decía a papá que a estas alturas del embarazo de la bruja yo ya estaba comiéndome la cabeza de si todo saldría bien, de como sería mi niña,... y ahora sin embargo todo eso de momento no me preocupa o no tengo tiempo de preocuparme, de hecho no me he parado a pensar en cómo será la peque simplemente la visualizo igualita a su hermana y por supuesto luego no tiene porqué ser así...

Estas dos últimas semanas he estado mucho mejor, una vez que los mareos han desaparecido yo estoy mucho más relajada y haciendo una vida más normal, aunque la bruja ya sabe que no estoy para muchos trotes y en la calle sólo pide que le coja en brazos su papá.

He recibido ya las últimas felicitaciones de parte de algunas mamás del parque y es que con esto de que ha empezado el buen tiempo y dejamos el abrigo en casa es como si hubiera salido del armario y ya voy marcando triporra, eso sí un poco más y me felicitan ya con la niña en brazos ;)

Así que, ahora ya sólo a seguir restando días al calendario y a esperar!!

viernes, 11 de mayo de 2012

Los celos y la preferida

Hay un tema al que hace tiempo vengo dando vueltas pero ayer cuando leí las entradas de Teta reina y de Suu pensé en ello más y por eso lo he querido escribir, y es el tema de los celos cuando llegue la aprendiz.

Que la bruja va a tener celos lo tengo claro y no me preocupa en exceso, cuando llegue capearemos el temporal como se pueda y listo, lo que me preocupa es todo el ambiente en que nos movemos y los comentarios que hace tiempo han empezado y que generalmente van dirigidos a ella.

La bruja sabe que va a tener una hermanita que llegará en verano, sabe como se llama y que va a ser pequeñita, no sé hasta que punto lo que hay en su cabeza se corresponderá con la realidad pero ella te habla de ello con toda la naturalidad del mundo, de hecho ayer cuando estábamos recogiendo ropa que ya le queda pequeña me dijo que como era pequeño eso para la nena, y yo le dije que claro sin darle la mayor importancia, lo mismo que desde que duerme en su cama me dice que la cuna es para la nena que es pequeña.

Así que en nuestra casa de momento no tenemos ningún problema con ello, lógicamente luego el tiempo habrá que dividirlo entre las dos pero sé que nos amoldaremos, lo que me preocupa es esa obsesión que tienen algunos por prevenirme y decirme lo que tengo que hacer.

Lo más habitual es "aconsejarme" que luego voy a tener que hacer mucho más caso a la mayor para que no se sienta desplazada y que al fin y al cabo la pequeña no se va a enterar, en primer lugar eso de hacerla más caso no sé como va a ser posible si los únicos momentos en que no la hago caso es cuando está dormida y en segundo lugar eso de que la pequeña no se entera... hombre, no va a notar diferencia porque es la que acaba de llegar pero creo que tiene el mismo derecho al tiempo y a los mimos de sus papás que tuvo y tiene la mayor, no?

Es que he llegado a oír que no es conveniente que la bruja me vea dando el pecho a su hermana porque lo va a pasar mal, resulta que me tendré que esconder...

Pues como todo el mundo está tan convencido de que lo va a pasar mal y de que hay que hacerla más caso a ella ya empiezan a agobiar dándole el coñazo. Si lo que queremos es que ella note las menores diferencias lo que no podemos hacer es que personas que no le han dedicado más de veinte minutos semanales ahora aparezcan cada dos por tres, porque la niña tonta no es y sabe que algo está pasando.

Resulta que ahora si compro algo para la pequeña tengo que hacerlo también para la mayor aunque no le haga falta para que no se sienta menos, pues va a ser que no, lo mismo que si es la mayor la que lo necesita no se lo voy a comprar a la pequeña.

Pero de todo lo que he oído lo que más me ha molestado y encima no pude contestar fue: "como tú eres la mayor vas a ser la favorita de mamá" ¿perdón? ¿eso es ayudar a que se sienta mejor? Que ella es la mayor no hay quien lo dude y que haya cosas que pueda hacer con ella y no con su hermana también, pero que vaya a ser la favorita o que la vaya a querer más... de eso nada, lo mismo que no pienso aguantar comentarios como tu hermana es pequeñaja o es tonta y sólo saber llorar y cosas así que he oído por el parque más de una vez. Lo siento pero no, para que alguien se sienta bien no hace falta hacer de menos a otro y mucho menos si se trata de tu hermana.

Lo peor de todo es que todos estos comentarios se hacen pensando que te ayudan a que tu hija no se sienta desplazada o que ha perdido privilegios, pero por lo menos a mí no me ayudan en absoluto porque lo mismo que no quiero que se sienta menos no quiero que se sienta más. Habrá momentos difíciles, pues sí, yo también soy la mayor y estoy segura de que pasé por ellos pero en el momento que vea que su hermana ha venido para quedarse estoy segura de que la querrá con locura sin necesidad de ninguna de estas "ayudas".

¿Cómo lo veis vosotras? ¿Habéis tenido algún problema así cuando llegó el segundo o el tercero?

martes, 8 de mayo de 2012

Tres días sin pañal

Como dije en el post anterior el sábado fue el día elegido para decir adiós a los pañales diurnos y aunque no ha ido mal del todo no pensé que iba a ser tan complicado...

El sábado cuando la bruja se levantó eligió las braguitas que quería, se puso un pijama de dos piezas y se fue a estrenar el orinal, al principio muy ilusionada pero como es un culo inquieto se sentaba en el orinal quince segundos y ya no aguantaba más, con lo que se meaba encima al de dos minutos de levantarse. Esa primera mañana de vez en cuando venía donde mí diciéndome "mamáaaa piiiiis" se sentaba de nuevo y nada de nada. Siete bragas con sus correspondientes pantalones lavé ese día!! Por la tarde que estuvimos solas por lo menos hizo pis una vez en el orinal y por supuesto fue la fiesta, tuvimos suerte de que hubo tormentas toda la tarde y así no nos dio rabia quedarnos en casa.

El domingo pensamos que iba a ir un poco mejor la cosa, pero no es que hubiera mucha diferencia... Como ya no era novedad lo de sentarse en el orinal ya no le hacía tanta gracia, así que cada vez que iba ahí estábamos con un montón de cuentos para que aguantara un poquito, y claro a costa de estarnos quince o veinte minutos ahí sentadas pues algo acababa saliendo.

Esa mañana bajamos un poquito al parque y en media hora tuvimos que volvernos porque ya había habido un escape, sé que podía haberme bajado una muda pero viviendo en frente prefería subirme para casa, por la tarde como hizo en el orinal (y su papá le había prometido una chuche) estuvimos en el parque casi hora y media y bien, pero yo un poco nerviosa porque sabía que en cualquier momento iba a haber un accidente. Esta vez fueron seis bragas.

Y ya por fin ayer lunes es cuando hubo una gran mejoría, nada más despertarla fuimos al baño con el cuento de Mickey, creo que esta niña va a acabar como su tío que no puede ir sin su periódico, y todo bien, otra vez fiesta y beso en la nariz (como en el cuento de Alex cuando deja el pañal) y nos vestimos para ir a la guarde. Ahí fuimos, con una bolsa con un montón de ropa de repuesto, pues os podéis creer que no le hizo falta nada!!! Me dicen las profes que la llevaban cada media hora y que hizo unas cuantas veces, la cabrita de ella allí es un amor, por lo visto se desquita en cuanto llega a casa...

Y tanto que lo hizo además, porque creo que en estos 26 meses nunca me había enfadado con ella como lo hice ayer al mediodía, de verdad que tuve que contenerme... Llegamos a casa, ella supercontenta con su estrella en la mano por no haberse hecho pis en toda la mañana, le quito la chaqueta y en cuanto le digo que vamos a hacer pis se tira al suelo y empieza a montar la de dios, pataleando, llorando,... vamos todo un espectáculo, me enfado con ella y la dejo a solas, en cinco minutos viene donde mí con la cara llena de babas, lágrimas y mocos a decirme que se ha mojado. Me dieron ganas de estrujarla, estás montando un pollo porque no quieres hacer pis y te meas encima!!! Creo que le quedó bien clarito lo enfadada que estaba mamá porque en todo el mediodía ni rechistó, comió todo sin decir ni mu y se fue a echar la siesta bien tranquilita.

Por la tarde por supuesto se quedó sin parque, así que en casita yendo al baño cada ratito, por fin la cosa mejoró... sólo dos bragas en todo el día tuve que echar a lavar!!!

Esta mañana hemos vuelto a empezar otra vez de bronca, ya veremos esta tarde que quiero ir al centro comercial porque le tengo que comprar ropa para el verano (que parece que va a llegar ya), miedo me da, iremos con varias mudas, pero tendremos que empezar a hacer una vida normal poco a poco, no??

Espero que la cosa no vaya para atrás, porque como digo la cosa no nos está resultando muy fácil, no. Y ya veremos en verano, a mí que no me gusta nada eso de ponerle a hacer pis en la calle...

viernes, 4 de mayo de 2012

Fuera pañal

Mañana es el día elegido para decir adiós a los pañales, de momento de forma diurna, y sinceramente me da más pereza que otra cosa pero... lo hagamos cuando lo hagamos la pereza va a ser la misma y quiero que para cuando llegue la aprendiz este tema esté ya superado.

La verdad si está o no preparada no lo puedo decir con certeza pero me ha sorprendido positivamente en tantas cosas que creo que hay que intentarlo, hace ya un tiempillo que ella ya me habla del orinal y de hacer pis-cacas en él, de hecho hace unas semanas me pidió que le sacara las braguitas de flores que le habíamos comprado para cuando llegara el momento porque quería volver a verlas, además el sábado pasado le compramos unas de Kitty y de Dora y está toda emocionada, lo mismo con las toallitas "de la rana" que tiene en el baño para limpiarse "cuando haga pis-cacas en el orinal".

Hace tres semanas estuvimos hablando con la pedagoga de la guarde sobre este tema y nos dio unas pautas, nos dijo que eligiéramos un fin de semana en el que no tuviéramos ningún plan porque los primeros días tendríamos que estar cada media hora en el baño, que por supuesto el orinal siempre en el baño (los adultos no hacemos pis en cualquier habitación de la casa, no?), que al principio dejemos puesto el pañal en la siesta y por la noche "porque el culete está dormido" y que si en diez o quince días vemos que sale con él seco se lo quitemos porque es el momento adecuado.

Así parece todo muy sencillo pero no sé yo... lo que más "miedo" me da es que no es tan sencillo llevarla al baño o a cualquier otro sitio cuando está entretenida y no sé si lo llevara muy bien, aunque por otro lado con lo finolis que es no me extrañaría que en cuanto se mojara un par de veces ella misma lo pidiera, pero... eso este fin de semana lo veremos.

Le he comprado el libro de Caillou en que empieza a usar el orinal pero todavía no me ha llegado, qué rabia!! lo cogí en la casa del libro on-line junto con otros dos (uno de ellos en el que llega la hermanita) y por lo visto uno lo tienen que pedir a la editorial y va a tardar, y digo yo que si no me lo podían haber avisado en el momento de hacer el pedido, no? pero bueno, espero que la próxima semana me lleguen.

Así que me he pasado la mañana guardando bodies y pijamas de cuerpo entero para su hermana y etiquetando braguitas y camisetas interiores, bueno poniendo nombres y cortando etiquetas porque cómo es posible que una cosa tan pequeña tenga una etiqueta tan grande!!! bueno, con los tangas pasa igual ;) y ahora tendré que asumir que me pasaré unos cuantos días lavando pantalones y pijamas.

Me tengo que releer lo que habéis escrito sobre este tema todas vosotras para darme ánimos, jeje, entre colada y colada me pondré a ello ;)

jueves, 3 de mayo de 2012

Semanas 31 y 32: necesito dormir

Si en algo se han caracterizado estas dos últimas semanas es en que estoy cansadísima.

Cada día tengo menos fuelle y claro ahora cada día pasamos más tiempo en la calle y haciendo juegos movidos, así que llego a la noche destrozada, pero lo peor de todo es que duermo fatal. Doy mil vueltas en la cama porque no encuentro postura, no sé ya cuantas almohadas he metido en la cama, casi que voy a tener que echar a papá para poder caber. Me acuesto con un dolor de espalda horrible así que me tengo que poner un almohadón debajo, esto me calma un rato pero no puedo dormir con la espalda hiperextendida así que un rollo.

Por otro lado me levanto al baño mil veces, así que cuando por fin consigo cerrar los ojos me tengo que levantar y estamos otra vez igual, lo peor de todo esto es que luego me paso el día como alma en pena y con muy mal humor, porque no dormir es una M.

Afortunadamente la bruja duerme como una ceporra y en toda la noche no da señales de vida... excepto esta noche!! A las 2 de la mañana empiezo a oír "mami, mami", voy a su habitación y menudo susto!! no estaba en la cama!! me pongo a mirar por la habitación para ver si se había levantado y no la veo, así que enciendo la luz y me encuentro con que se había bajado de cabeza por un huequito entre la almohada y la mesilla, justo el único trocito donde no hay barrera. Cómo es posible que haya dado tantas vueltas para acabar así!!! Lo peor de todo es que aunque se ha vuelto a dormir inmediatamente debía tener miedo y no ha dejado que me fuera de su cama en toda la noche, así que si de normal duermo mal imaginad así...

Todos los días digo que no voy a echarme la siesta con ella para poder dormir mejor a la noche pero es superior a mis fuerzas, sobre todo las semanas que papá trabaja de tarde y sé que estando yo sola con la bruja no me queda otra que estar lo más descansada posible.

Hay noches que pienso en levantarme y aprovechar para hacer algo pero luego lo pienso y me digo que mejor intentar dormir, aunque todas sabemos que cuanto más se intenta peor.

Vamos que eso de disfrutar del embarazo no sé muy bien como se hace, sólo quiero que este mes y medio pase ya y tener a mi peque con nosotros porque hay días en que no me aguanto ni yo misma...

martes, 1 de mayo de 2012

Prisas

Cada etapa de un bebé o un niño tiene lo suyo, eso todas lo sabemos, unas tendrán unas cosas buenas y otras malas y éstas irán cambiando a medida que vaya creciendo, pero viendo y oyendo ciertas cosas me da la sensación de que no siempre aprovechamos esos momentos sino que parece que tenemos prisa para que pasen y lleguen al siguiente.

Soy consciente de que a medida que la bruja ha ido creciendo muchas cosas se han ido facilitando, cuando ya empezó a andar sola note mucho la diferencia y que decir desde que se ha lanzado a hablar, desde que la comunicación es más sencilla casi todo es más sencillo. Los primeros meses se podría decir que son de adaptación, que hay momentos muy complicados pero que es una etapa muy bonita que luego sin duda echamos de menos pero que como digo a veces parece que nos empeñamos en que pase rápido.

Bien es cierto que un bebé pequeñito puede resultar más aburrido, que es cuando más nos preocupa que le pase algo, que esté enfermo, que no sepamos porque llora,... pero para mí esta etapa tiene una ventaja a nivel práctico indudable, y es que la alimentación está en su momento más sencillo (sin tener en cuenta problemas con la lactancia), y es que aunque tengamos el niño más tragón del mundo siempre será más fácil alimentarle única y exclusivamente de leche aunque tengamos que preparar un biberón a las tres de la mañana que estar pensando a diario lo que haremos para comer, no?

Pues parece ser que lo sencillo a los padres nos aburre y tenemos mucha prisa por ir quemando etapas, recuerdo las broncas que tuve en su día con mis suegros porque se empeñaban en querer dar a la bruja pan con cuatro meses porque es muy bueno para romper las encías y que no le duelan los dientes (según ellos también era muy bueno que royera un trozo de jamón serrano) o natillas con nueve meses cuando la peque todavía no tomaba ni leche ni huevo... Recuerdo que me cabreaba mucho, no sólo porque esas cosas le podían hacer daño sino porque no entendía esa obsesión por que la niña hiciera cosas de "mayor"

Hoy me he acordado de todo esto porque nos hemos encontrado a una conocida en el parque que sin más ni más nos ha dicho que ha empezado a dar a su niña cereales por la noche porque según ella se ha aburrido de la leche, cuando le he preguntado la edad me dice que tiene cuatro meses!!! ya sé que hay pediatras y enfermeras que aconsejan las papillas a esta edad, lo cual no deja de sorprenderme porque la OMS es clara en este asunto y dice que nada de nada hasta los seis, pero por qué pensamos que nuestros niños necesitan ya esas papillas, no será que somos nosotros los que necesitamos hacer algo más que un "simple" biberón???

También puede ser que esa obsesión de postguerra de cebar a los niños cual lechones no lo hemos superado ni de lejos, puesto que esta mamá nos decía muy orgullosa que la niña estaba tremenda de grande pero que ya no quería leche, y digo yo... qué quiere una niña de cuatro meses si no ha probado otra cosa?? no será que necesita menos cantidad?? pero la abuela que por allí andaba ha dejado muy clarito que la niña se había aburrido ya de la leche, y claro ya sabemos que muchas abuelas para esto de la comida mejor dejarlas a un lado porque en primer lugar nos pueden volver locas y en segundo siempre siempre tienen razón y siempre siempre damos poco de comer a los niños.

Y es curioso como de integrado tenemos este tema en la cabeza porque pocos padres conozco que se agobien porque su hijo tarde dos meses más en hablar que otro pero como a los seis meses y un día no coma el puré de verduras (y por supuesto en unas cantidades más grandes que su estómago) ya estamos ante un problema familiar.

De verdad, ya tendremos tiempo de agobiarnos por lo que come o no come, por qué no nos dejamos llevar y aprovechamos cada etapa sin prisas, el tiempo pasa muy rápido y para cuando queramos darnos cuenta nuestro bebé ya no es un bebé.
 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates