Ads 468x60px

miércoles, 31 de octubre de 2012

Yo también quiero

Yo como casi todas las que estaréis leyéndome (eso supongo) en la vida he celebrado Halloween, por celebrar no he celebrado ni Todos los Santos, si algo he celebrado estos días es el cumple de mi madre que para eso es mañana, jeje, pero he de reconocer que aunque sea una "yankilada" la fiesta me gusta, me gustan los disfraces y me gusta hacer el payaso, así que tener la oportunidad de hacerlo una vez más al año (quiero decir hacerlo sin dar el cante) me gusta.

La bruja mayor anda con mucha tos y medio afónica, pero como no calla esto último no va a mejorar fácilmente, pero aún así ha ido a la guarde esta mañana, ayer se levantó con unas décimas y se quedó en casa y resulta que estuvo toda la mañana como una moto, así que hoy ha ido porque además hacían fiesta y se iban a disfrazar de "una palabra que no se puede decir a los papás y a las mamás", jamás pensé que iba a poder guardar un secreto pero ya veis...

Cuando hemos ido esta mañana estaba todo chuísimo, desde la entrada decorada con globos de Halloween, los pasillos con brujas y calabazas,... vamos que me ha encantado, pero sobre todo me ha dado una envidia terrible, me hubiera gustado tanto estar con ella en la fiesta!!

Y vais a decir que soy una petarda, que me quejo de estar con ella todo el día y luego cuando no está quiero estar yo, pero es que es así, sé que se lo estará pasando genial y luego lo veré en fotos, pero no es lo mismo, lo que daría por verla aunque fuera por una ventanita!! y ya no digo nada de poder estar allí yo también.

Me tendré que conformar con verla salir disfrazada con sus demás compis con una cara de emoción que no cabrá en ella, qué remedio!!

lunes, 29 de octubre de 2012

Fin de semana pocho y revisión de los cuatro meses

La bruja mayor este fin de semana ha estado algo pachucha. Todo empezó el viernes cuando al venir de la guarde me dijo que no quería comer que quería dormir, me quedé alucinada y no por lo de no querer comer que es muy habitual sino porque como ya conté la semana pasada llevaba meses sin querer echar la siesta.

Al principio pensamos que simplemente estaba agotada, así que después de merendar (a regañadientes) nos fuimos al centro comercial a hacer unos recados y sobre todo porque hacía un frío que no apetecía estar en otro lado, además entramos en la juguetería para ver que es lo que vamos a escribir en la carta a los Reyes, que si por la bruja fuera media tienda, bueno, media para ella y otra media para su hermana.

Volvimos a casa sobre las nueve pensando que no iba a querer ir a dormir después de la siesta pero me volvió a decir que no quería cenar sino ir a la cama conmigo, como recalcó tanto lo de conmigo y yo la acababa de reñir en el ascensor por meter el dedo en el ojo a la pequeña pensé que sería un ataque de pelusilla, pero en diez minutos estaba dormida.

El sábado no salimos de casa en todo el día, por la mañana que aún se podía estar un poco al sol me decía que le dolía la tripa, y la verdad es que yo ya no sabía que pensar porque le dio por decírmelo en el momento en que me llamó la abuela por teléfono y quería que le hiciera caso a ella, además me pedía que le echara crema (la crema hidratante efecto placebo que sirve para todo) pero por otro lado llevaba desde el viernes con algo de diarrea, así que algo de virus también podía ser.

Así aprovechando que hoy teníamos la revisión de los cuatro meses con la pequeña el médico la ha mirado y en principio no la ve nada aunque hoy ha seguido sin comer...

Respecto a la revisión de la peque, todo correcto. Las enfermeras petardas están bastante más agradables que cuando iba con la mayor, eso o que yo voy en modo "me la pela todo" y no se molestan en soltarme tonterías, bueno hoy me han dicho que mis ratos libres podría ganarme unas perras como ama de cría y es que la peque es una niña bolita bolita, 67,5cm y 7,400kg (vamos que pesa lo mismo que su hermana con nueve meses). Aún así ya veremos si en la próxima revisión no me rallan con que le tengo que dar papilla sí o sí.

Le tocaba también vacuna. A estas edades es mucho más sencillo porque no saben lo que va a suceder y aunque es cierto que les duele igualmente no hay que luchar para que se dejen pinchar, mientras la pobre estaba tumbada en la camilla para que le pincharan la mayor le daba besos y le decía "peque, no llores que esa pupa es sin querer", así que se ha ganado un palito por buena hermana.

Ahora a esperar al próximo mes, espero no pasar por allí antes...

viernes, 26 de octubre de 2012

Aprovechando todo: empanadillas de salmón

Hace unas semanas compré un salmón de 4kg, así a lo bestia, que en mi familia somos así ;) De hecho dos días después empezó a convivir en el segundo cajón del congelador con una merluza y medio bonito que me compró mi madre, aunque ya poco queda, jeje, que comer en esta casa se come.

La cosa es que con tanta cantidad pues hay que idear recetas y ayer después de usar la espina y la cabeza para un caldito de pescado me di cuenta de que ahí había mucha chicha y como estoy en la fase "aquí no se tira nada" empecé a pensar que hacer con ello: unas croquetas, un revuelto,... mejor unas empanadillas que me encantan!!!

Busqué por la red y todas las recetas que encontraba eran con salmón ahumado que también me gusta mucho pero no era lo que yo necesitaba, así que pensé ¿con qué te gusta a ti el salmón? con champiñones y con espinacas, pues ahí está la respuesta, vamos a probar...

Ingredientes

Obleas para empanadillas
Salmón
Espinacas
Champiñones
Cebolla
Ajo

Paso a paso (de cajón)

1.- Picar la cebolla y el ajo y ponerlo a pochar en aceite de oliva
2.- Añadir los champiñones en laminas, picarlos pequeños que luego tienen que entrar en las obleas
3.- Añadir las espinacas, como yo las compro congeladas, añadí varios "cuadraditos" así tal cual
4.- Añadir el salmón desmigado, cuidado con las espinas!!!
5.- Rellenar las obleas y pintar la superficie con huevo batido (esto último es sólo para que quede bonito)
6.- Meter al horno, yo lo meto a 200ºC pero porque yo meto todo a esa temperatura hasta que veáis que están doradas (también se pueden hacer fritas pero hay que cuidar la línea, no?)
7.- Ahí está el resultado, ahora a la mesa!!


Ya véis, más fácil imposible, hasta un tróspido podría hacerlo, y de verdad ricas ricas.

Por supuesto si alguien quiere cantidades concretas y tiempos medidos que se busque otro blog porque eso no es lo mío ;)

Pasad buen fin de semana, aunque con el tiempo que nos espera me da que más de una lo aprovecharéis para andar por la cocina.






miércoles, 24 de octubre de 2012

La casa encima

Llevo una temporada un poco mala, con muy poca paciencia y enfadándome continuamente, bien es cierto que la bruja mayor está en un momento difícil pero tengo que reconocer que también es cosa mía.

Creo que he llegado a ese momento en que se me cae la casa encima. La bruja pequeña es muy pequeña, ayer hizo los cuatro meses, pero yo no llevo tan sólo cuatro meses en casa sino tres años entre la baja durante el embarazo, la baja de maternidad, la excedencia,... y esos tres años creo que empiezan a pesar.

Cuando yo decidí cogerme la excedencia de un año con la bruja mayor yo estaba muy a gusto, disfrutando del día a día con ella, pero en el mismo momento en que quise reincorporarme y me echaron algo cambió, y es que aunque la situación parezca igual es muy diferente, es muy diferente estar en casa porque tú lo has decidido que porque no te queda más remedio. Y que conste que no me arrepiento para nada de haber dedicado ese tiempo en exclusiva a mis hijas, de hecho lo volvería a hacer, ningún trabajo me va a dar la gratificacion que me ha dado verlas crecer pero a veces se me hace cuesta arriba.

Si ahora tuviera que reincorporarme a trabajar cuarenta horas a la semana con la bruja tan pequeña lo pasaría muy mal, creo que buscaría la forma de no hacerlo, pero entre esa opción y el 24 horas en casa tiene que haber algo y tengo que encontrarlo.

Cuando hace algo más de año y medio decidí prepararme las oposiciones dedicando unas horas al día a ello y dejando a la bruja mayor al cuidado de su padre me noté mucho mejor, unas horas al día en el que dejar de un lado todo lo relacionado con las niñas me ayudó a "sanear" un poco mi mente, pero eso ya acabó (por el momento), hice mis exámenes, me salieron más o menos bien y ahora a esperar.

Pero yo soy una mujer que siempre ha estado haciendo planes, que siempre ha tenido algo en mente y ahora me encuentro atorada, esta vida de estar en casa no es lo mío, lo peor de todo es que siempre lo he sabido.

Necesito hacer algo, el problema ahora es económico porque mucha gente me dirá "pues vete unas horas a hacer un curso, a pintar como hacías antes,..." sí, claro, claro que me gustaría, pero estoy en el paro, la prestación se me acaba en abril, lo último en lo que puedo pensar es en actividades que me cuesten dinero, necesito una actividad que lo genere!!

La tía J me está ayudando, ha hablado con la empresa para la que trabaja haciendo promociones para que me avisen para trabajar los fines de semana, espero que empiecen a hacerlo pronto (a ella le llaman de contínuo) porque sería estar dos días con la cabeza un poco en otra cosa, mis niñas con los abuelos o con papá también lo iban a disfrutar, y yo iba a volver con ellas con muchas más ganas y no con el cansancio que da la rutina.

Admiro a esas mujeres que han hecho de su casa y su familia su gran proyecto pero yo en estos momentos no sé si puedo...

lunes, 22 de octubre de 2012

Adiós a la siesta

Desde que la bruja pequeña nació la mayor ha dicho que de la siesta no quiere saber nada.

Al principio como acababa de llegar la peque yo entendía que ella no se quería ir a dormir dejando a sus padres "con otra" así que nunca le insistí aún viendo que se le cerraban los ojos, como al de poco de esto empezaron las vacaciones y se levantaba tarde ya ni siquiera se le veía con sueño, así que durante todo el verano no hubo siesta, y no era ningún problema porque como digo se levantaba tarde y en el caso de haberla habido por la tarde no nos habríamos puesto en marcha casi hasta la hora de cenar, eso sí, más de un día se quedaba dormida camino de la piscina o cuando volvíamos.

Yo pensé que en cuanto llegara septiembre y la rutina, en cuanto empezara a madrugar para ir a la guarde la siesta volvería también, pero ahora me dice que sólo se duerme de noche y aunque ahora sólo le veo la parte positiva que es que para las 21h ya está sobada nos ha costado bastante coger esta nueva rutina.

Y diréis pues que tontería!! Pues no, porque durante el mes de septiembre y hasta hace poco entre una cosa y otra no éramos capaces de bajar al parque antes de las 18h, cuando no era más tarde claro, y quién le dice entonces a las 19:30 que hay que ir para casa? bronca un día sí y otro también! y es que claro, era llegar a casa y la pobre no podía ni con su alma así que ni cena ni nada...

Lo malo que sus siestas que nunca duraban más de hora y media era el tiempo que yo utilizaba para ponerme al día con vuestros blogs, para leer tranquila o para echarme yo también la siesta cosa que ahora más de un día agradecería (de hecho durante todo el embarazo me imaginaba echando la siesta con las dos) pero de eso nada, más bien lo paso viendo a Mickey o a Manny manitas que es lo que le gusta ahora.

Así que a reorganizar el día a día, salir prontito de casa o no salir y para las ocho y media como muy tarde cenando, aún así no creáis, que todavía hay quien no lo entiende y aparece a las ocho por casa a tocar las narices. 

Y vuestros peques, dejaron de echarse la siesta tan pronto?

viernes, 19 de octubre de 2012

De sorteo con Juguetea

Si sois tan impacientes como yo seguro que ya estáis pensando en los regalos de Navidad, y es que al final o nos adelantamos demasiado o se nos echa el tiempo encima, así que para que esto último no nos pase Juguetea nos lo quiere poner fácil con su tienda on-line. 

Ellos se definen así: 

Juguetea es una tienda online que pone a vuestra disposición juguetes ecológicos, que ayudarán al desarrollo físico, mental y emocional de los pequeños. Nuestras principales marcas son: Yookidoo, Plantoys, Fem, Krooom, Greentoys, Villa Carton, Crea Lign y Mindz. 

La calidad de nuestros juguetes es excelente; sus tejidos, maderas, plásticos,… todo tiene un tacto muy especial y son 100% seguros. 

Buscamos siempre que tengan la doble función de divertir a los niños jugando, mientras que estimulan sus sentidos. 

Y para que les podamos conocer un poco mejor han decidido sortear entre los seguidores de este blog un juguete superchulo ideal para los más pequeños de la casa: El espejo de paseo y actividades de Yookidoo


Yookidoo es una línea de juguetes nueva pero con un equipo con amplia experiencia detrás, su diseño está basado en una amplia observación de bebés y niños pequeños mientras juegan, sus palabras para describirlo son: ” Observamos y aprendemos lo que hacen, lo que quieren y cómo juegan. Es entonces cuando creamos. Nuestros juguetes están diseñados en el suelo, bajamos ahí para poder mirar el mundo a través de los ojos de un bebé. De esta manera obtenemos una profunda comprensión de su mundo único, es cómo aprendemos a hablar bebé, y sabemos cómo dirigir las necesidades y habilidades físicas, sociales e intectuales de los bebés “


Las características de el Espejo de paseo y actividades de Yookidoo que podéis ver en las fotografías son las siguientes: 

*Gran espejo (17 cm) en la parte delantera de la manejable y resistente bolsa perfecto para llevar fuera y guardar otros juguetes y necesidades. 

*Las amigables caras se iluminan una detrás de otra al ritmo de la música, animando al bebé a seguir las luces y a levantar la cabeza y los hombros. 

*Incluye correas en la parte posterior para poder colgar el bolso a la cuna y bonitos agarres en la parte delantera para poder colgar juguetes, chupetes y mucho más. 

*Para su uso en cunas o en mantas – perfecto para el tiempo que el bebé está boca abajo. Fácil manejo, puede ser activado tanto por los padres como por los niños. 

*Dos modos de juego: uno dura 10 minutos hasta que se apaga automáticamente y el otro es activado por el bebé y tiene una corta duración para animarle a jugar de nuevo. 

Podéis ver un vídeo aquí:


Y qué es lo que hay que hacer para poder llevárselo?? Muy sencillito... 

1.- Ser seguidor de este blog bien sea desde blogger o desde facebook 

2.- Ser fan de la página de facebook de Juguetea 

3.- Dejar un comentario en esta entrada diciendo que queréis participar y dejándome un mail de contacto, esto es fundamental porque sino en el caso de ser la ganadora no podría ponerme en contacto para el envío 

4.- Esto no es un requisito obligatorio pero si compartís este sorteo en las redes sociales estaría bien ;)

El sorteo está limitado para la península.


El plazo para apuntarse empieza hoy 19 de Octubre y finaliza el 7 de Noviembre, al día siguiente publicaré el listado de participantes y el viernes 9 de Noviembre realizaré el sorteo mediante la web Sortea2.

Suerte a todas y a apuntarse!!

miércoles, 17 de octubre de 2012

Así lavaba así, así, así lavaba que yo la vi

Mi lavadora lleva un tiempo haciendo ruídos raros, pero teniendo en cuenta que es una lavadora de marca blanca que no sé cuantos años tiene porque estaba aquí cuando comparmos el piso no le puedo pedir mucho más.

Y es que si hay un electrodéstico en esta casa que haya notado el día que dejamos de ser dos es sin ninguna duda ella, y es que cómo es posible que dos niñas tan pequeñas puedan guarrear tanto??

Cuando éramos dos ninguna semana la usaba más de dos veces, ahora no hay semana en que no la tenga que poner cuatro, ayer mismo dos veces, porque después de ponerla por la mañana la peque me echó la regurgitación del siglo en la frutería, manchando su ropa, su saco, mi ropa, mi bolso, y por supuesto el suelo.

Así que el día que se rompa me dará un pasmo, de hecho tengo una amiga que lleva unas semanas lavando a mano y no sé ni como se lo monta.

Pero es curioso, porque hasta en este tema ha habido una diferencia notable de la primera hija a la segunda. Recuerdo que los primeros meses de la bruja mayor, lavaba toda su ropita a mano y con detergente especial para la ropita de bebés, ahora con la bruja pequeña desde el primer día todo a la lavadora mezclado con el resto de la ropa, cuando se le sale algo del pañal froto primero con el jabón que hago yo y para adentro, ahora no hay tiempo para andarme con historias...

Y es que he llegado a leer por ahí que meter toda la ropa junta es una guarrería, pero una guarrería por parte de quién? porque mi ropa entra sólo usada, es la de ellas la que va meada, cagada, babeada y regurgitada, cuando no es llena de mierda del arenero, las tizas o de retozar por el suelo del parque.

Alguna vez he pensado en usar las ecobolas esas para por lo menos ahorrar un poco en detergente pero no me termino de creer que funcionen bien, ¿alguna las habéis probado?

Y como a veces parece que los publicistas me leen el pensamiento, justo ayer me llega este vídeo



Y dice: Nuestras lavadoras tratan sus prendas con suavidad y hacen que duren más. El sistema Optisense ajusta automáticamente el ciclo del lavado, el tambor suave ProTex XXL proporciona un tratamiento delicado de las prendas y el certificado Woolmark Oro garantiza el cuidado de tus prendas de lana 

No sé, cómo lo véis? ¿cómo os organizáis con esta tarea? porque hay veces que con las miniropas no me llegan ni las pinzas para el tendedero... y no me vale que me digáis que os organizáis llamando a la Mari para que os lo haga, qué os conozco!! ;)

lunes, 15 de octubre de 2012

¿Hasta dónde debo ceder?

Cuando oía hablar de los terribles dos nunca pensé que habría días en que serían tan terribles... y es que llevamos una racha de berrinches y broncas que no sé hasta que punto es normal.

Cuando leo algo sobre como tratarlas siempre hablan de evitarlas, pero claro, esto no es siempre posible, y otras veces si es posible pero ¿a costa de qué? Y me explico...

Hay veces que las puedo evitar y las evito, por ejemplo cuando vamos al Eroski siempre en el momento de salir se sube un rato en la moto que hay en la puerta, ya me he encaragado de que todavía no sepa que eso se mueve si le echas una moneda ;) , y no hay mayor poblema, si un día voy con prisa para evitar bronca entramos y salimos pr la puerta trasera y punto, aunque tenga que dar más vuelta para ir a casa. Ahí es un berrinche evitable.

Pero otras veces podría ser evitable pero no me da la gana que lo sea. Y estoy pensando en la que tuvimos ayer antes del baño.

Resulta que como estuvo lloviendo toda la tarde, toda la tarde estuvimos en casa por lo que llegó un momento que la sala no era una sala sino una leonera, no sé si había algún juguete que estuviera en su sitio, así que llegó el momento de recoger, por supuesto ella lo había tirado ella tenía que recogerlo, aún así su padre empezó a ayudarla (todos sabemos que eso de ayudar generalmente es recogerlo casi todo) pero en un momento determinado ella dijo que no iba a recoger más y le dije que vale que iba a por la bolsa de basura para tirarlo todo, pero a ella esto le da igual, así que cogió el peine de su hermana y lo tiró (con muy muy mala hostia por cierto), diez veces le dije que lo recogiera y diez veces pasó de mí (encima con chulería) así que le dije que si no lo recogía tiraba su peine de Kitty a la basura y así sucedió.

Pues aquí se armó buena, tuve que cerrar la puerta de la sala para que no fuera a por él y poner un sillón tapando la puerta para que no la abriera, ahí la veis con sus doce kilos y medio moviendo el sillón y llorando como una descosida, "Cuando recojas el peine de tu hermana puedes ir a por el tuyo" "Noooooooo, mi peine de Kityyyyyyy, noooooo" Así media hora hasta que le dije que no le iba a dar tiempo a bañarse y que si no se bañaba hoy no había guarde, pues al final cogió el peine, no lo llevó a su sitio pero me lo dio a la mano y pudo ir a recoger el suyo.

Por supuesto, esta bronca la podía haber evitado, podía haber recogido yo todo y podía haberla ignorado cuando tiró el peine, pero ¿debía hacerlo? Porque al final fue una cuestión de cabezonería, a ver quien tenía más fuerza si ella o yo y ahora lo pienso y me resulta súper infantil, pero también pienso que no puedo dejar que haga lo que le salga de los huevos sólo por no oirla.

Y es que ella ya sabe que lo que hace tiene unas consecuencias, sin ir más lejos el viernes por la mañana se quedó sin bajar al parque por morder a su hermana y luego la oía jugar con las muñecas castigando a la muñeca grande "por morder en el papote a la pequeña", así que saber sabe.

Sabe de sobra que si no se porta bien habrá un castigo, y no penséis que pretendo que esté quietita y aparbada, no, en esta casa portarse bien significa básicamente recoger sus cosas y no pegar a su hermana, no es tan difícil.

Pues así estamos, espero que esto no dure mucho porque me desespera y llego a plantearme hasta si darle un guantazo, aunque claro también me han dicho que después de los terribles dos llegan los terribles tres...

viernes, 12 de octubre de 2012

16 semanas

Mañana la bruja pequeña cumple 16 semanas, fecha que no tendría nada de particular si no fuera porque hoy es mi último día de baja de maternidad, no tiene ni cuatro meses y si yo tuviera trabajo ahí tendría que estar el lunes.

Si algo tiene de positivo mi situación actual es que no voy a tener que comerme la cabeza con la vuelta al curro como después de la baja con la bruja mayor, ahora echo la vista atrás y estoy segura de que gran parte de la culpa de que yo no disfrutara los primeros meses de la mayor fue el estar desde el primer día agobiada pensando en como lo íbamos a hacer, de hecho el día que al fin decidí coger una excedencia pude empezar a descansar.

Así que ahora un problema menos, eso sí, la próxima semana me pasaré dos mañanitas en las oficinas del INEM para reanudar la prestación de desempleo.

Y entonces será cuando empiece a comerme la cabeza... porque se me acaba en abril, y aunque parece que queda mucho el tiempo pasa volando, y como me conozco no podré esperar a que llegue el momento para empezar a pensar en ello.

Pero, ¿qué hago? ¿empiezo a buscar trabajo ya? tengo una bebé de menos de cuatro meses, sólo de pensar en dejarla con otra persona la mayor parte del día me pongo mala, pero... ¿puedo esperar tal y como están las cosas?

No sé, la verdad es que esto me agobia porque aunque sé que cuando se me acabe el paro todavía podremos "tirar" unos cuantos meses no puedo olvidar que estamos solos aquí y que no puedo decir de un momento para otro que sí a cualquier cosa.

Por si acaso seguimos echando el euromillón, cuántos quebraderos de cabeza me quitaría!!

martes, 9 de octubre de 2012

De viaje con las dos

Cada vez que me voy un fin de semana juro que no vuelvo a hacerlo, eso sí, dos semanas después estoy haciendo de nuevo las maletas...

Mi familia vive a 150km así que una o dos veces al mes nos vamos a pasar un fin de semana allí y por mucho que diga que no vuelvo eso no va a suceder ya que es la única forma de ver a algunas personas y quedar con mis amigas.

Cuando estaba sólo la bruja mayor aunque los viajes no eran lo mismo que yendo yo sola eran más o menos llevables, la suerte que teníamos con ella es que era pisar el coche y se quedaba dormida inmediatamente, hasta que cambiamos de sillita, en el momento que empezó a viajar mirando hacia adelante empezaron los mareos. Pronto tuve que pillarle el truquillo que era ni más ni menos que salir a una hora en la que fuera fácil que se durmiera, o antes de comer o después pero nunca recién levantados de la cama, ahora con dos años y medio es más difícil encontrar el momento pero aún así lo intento.

Pero... ahora ya no es sólo ella, sino que tengo que contar también con la bruja pequeña, que desgraciadamente no se parece en nada a su hermana y en cuanto la ponemos en el coche empieza a llorar como si no hubiera mañana, y no es que vaya mal en su silla porque es la misma que usa en la calle, a ella no la movemos sino que movemos el cuco pero no hay tu tía, no le gusta el coche y punto.

Hace mes y medio más o menos fue la primera vez que me fui con las dos yo sola y fue un viaje horrible, si normalmente es un viaje de hora y media no sé cuanto tardé en esa ocasión, sólo sé que me tuve que parar cuatro veces para cambiar de ropa y limpiar dos veces a cada una, pero es que ni llegar a la autopista me dejaron, a cinco minutos de casa "mamáaaaa, la bruja pequeña ha vomitado", menos mal que la mayor me avisó porque si no yo no me hubiera enterado, y es que la pequeña regurgita muchísimo así que si encima lleva un berrinche de aupa más todavía. Lo bueno es que como ya me lo sé, ya no me pillan desprevenida y llevo una bolsa enorme de ropa de repuesto y un montón de toallas que la abuela lava nada más llegar, y por supuesto la pequeña baja al coche en pijama y la mayor se libra porque tenemos el garage a dos manzanas que si no...

Porque esa es otra, voy para dos días cargada como si nos fuéramos para un mes, así que el día antes empiezo a bajar cosas al coche, y es que ya me llevé un buen susto por burra. Una semana antes de que naciera la pequeña tuve que hacer un viaje con la mayor para hacer unos exámenes y por no hacer dos viajes iba cargada como una mula, ahí con mi tripa de nueve meses, la bruja mayor en su silla de la que colgaban dos bolsas a ambos lados y una mochila en la espalda, cuando al bajar la rampa del portal acabamos las dos en el suelo porque tanto peso pudo conmigo, así que una y no más.

Este fin de semana hemos ido de nuevo a casa de los abuelos, afortunadamente la ida (que estaba yo sola) fue perfecta, salimos antes de comer y se quedaron dormiditas rápido con lo cual no hubo paradas, pero la vuelta... la mayor estaba tan cansada que se durmió antes de llegar al peaje pero la pequeña no. ¿Sabéis lo horrible que puede llegar a ser estar conduciendo con un bebé llorando como si lo mataran en el asiento de atrás? y, ¿qué se puede hacer? Porque yo sabía que de hambre no era ya que acababa de comer, en el coche no hacía ni frío ni calor y su silla era la de siempre, lloraba porque no quería estar ahí pero no le quedaba más remedio que estar ahí y es en esos momentos cuando pasa por tu cabeza eso de "no se debe dejar llorar nunca a un bebé" y no sabes si ponerte a llorar o poner el coche a 200 para que la pesadilla termine cuanto antes, pero ni una ni otra puede ser.

Así que después de una hora de gritos y lágrimas y de "peque no llores" que iba cantando la mayor llegamos a nuestro portal, pero no acaba ahí mi momento de estrés al límite, no. Mientras sube papá a por el carro de la compra para poder subir a casa todas las bolsas llenas de comida que nos han preparado mi madre y mi tía voy a coger a la peque para que se tranquilice y me encuentro con que va vomitada (o regurgitada que para el caso es lo mismo) de los pies a la cabeza, así que papá sube a limpiarla mientras yo voy a aparcar el coche.

Intentamos organizarnos, tú bañas a la mayor mientras doy teta a la pequeña, pues no, la mayor quiere que justo ese día la bañe mamá y como mamá no quiere bronca (que bastante ha tenido ya) acepta con la condición de que la seque el pelo su padre y de que el baño sea cortito sin nada de jugar. Como la tía le ha comprado galletas de Dora no tengo que preparar la cena, así que mientras se come su leche con galletas voy jugando al tetris en el congelador (que no sé como no revienta) y me dice que se quiere ir a la cama porque es de noche "No quieres jugar un poco mientras termino de recoger?" Nooooo. Y yo a sabiendas de que no se va a dormir ni de coña porque ha dormido en el coche una hora me echo con ella en la cama, y ahí estoy, hora y media tumbada mirando el techo mientras en mi cabeza la lista de cosas que todavía tengo que hacer gira y gira. Por suerte la peque se ha quedado dormida en brazos de papi.

Cuando por fin a las 12 consigo sentarme en el sofá (sin cenar, of course) vuelvo a jurarme a mi misma no volver ningún fin de semana. Eso sí mientras espero a que acabe la lavadora para colgarlo todo pienso en lo que tengo que hacer el siguiente fin de semana que nos vayamos.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Una cajita sorpresa

Me encanta recibir paquetes en casa, de hecho yo creo que compro tanto por internet por el simple hecho de que me lo lleven a casa y poder abrir el paquete como si no supiera lo que hay dentro, lo mejor de todo es que a la bruja mayor también le gusta, cada vez que oye el timbre... "Mamá, qué nos traen? ¿qué será?" y empieza con la retaila de lo último que nos ha ido llegando... ¿Será una crema? ¿Será unos zapatos para mí?, es supergracioso oirla.

Pero el viernes recibí uno especial, uno que de verdad no tenía ni idea de lo que contenía, y es que me llegó mi Nonabox!!! Que no sabéis lo que es?? A ver... pues nonabox son unas cajitas que te llegan mensualmente en las que se puede encontrar diversos productos pensados para el embarazo y los dos primeros años de tu bebé, la caja que me llegó a mí es un estándar para bloggers pero las cajitas están personalizadas según la etapa en la que te encuentres, pero para que os hagáis una idea podéis encontrar ropita, juguetes, chupetes, cosmética,...

Yo os voy a contar lo que me encontré yo, a ver que os parece...

Un paquete de toallitas Moltex, es un paquete de 24 unidades ideal para llevar en el bolso, algo que siempre viene bien independientemente de la edad del churumbel.

Un chupete grabado de Tutete, viene grabado con la frase "Tengo la mejor mamá del mundo", es muy bonito pero como la peque no usa chupete lo he metido en la cesta que he preparado para mi ahijada... Son chupetes con la tetina anatómica de látex, están fabricados en tritán y no contienen BPA.

Una chapa Supermamá de Studio Cuatro. Ésta también está en la cesta de mi ahijada, es que quedan sólo cinco semanitas para que nazca y me hace tanta ilusión... La chapa está muy chula, yo creo que la hubiera colgado en el bolso que llevamos en el cuco, bueno, en el fular tampoco quedaría mal...

Crema de manos de pomelo de Pilogen. Ayer mismo la probé, tiene un olor genial y a mis manos le va muy bien, si es que entre pises y baños necesito usarla ;) Es una crema enriquecida con vitamina C natural proveniente del Extracto Biológico de Rosa Canina, y viene en un tubo de 40ml.

Un body de Petit Oh! Está confeccionado con algodón Pima, conocido como el mejor algodón del mundo. Yo no sé si será o no el mejor del mundo pero tiene un tacto muy muy agradable y además es de talla 3-6 meses justo lo que necesita mi peque!!!

Unos calcetines Tumpette. Están chulísimos, imitan unos zapatos con calcetín, estoy deseando encontrar el momento de estrenarlos...

Pasta al agua Babe. A que mamá con un bebé con pañales no le viene bien esto?? Todavía no la he empezado porque quiero gastar primero la que estábamos utilizando, pero la primera impresión es muy buena, viene también con una muestra de gel de baño que gastará la bruja mayor, una crema facial y un sobrecito de crema antiestrías (esto último a estas alturas no sé si me será muy efectivo, jeje)

1€ para donar al proyecto de microdonaciones de nonabox que elijas.

¿Qué os ha parecido? ¿Las conocíais? A mí me perecen un regalo genial ¿Con qué productos haríais vuestra nonabox ideal?


 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates