Ads 468x60px

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Lo que quiero (laboralmente hablando)

Esta mañana he ido a entregar los papeles para la fase de concurso de las oposiones que hice una semana antes de que naciera la bruja pequeña, a pesar de haber quedado en buena posición en el examen no espero gran cosa, sé que ahora en la fase de concurso me van a adelantar muchas personas porque lo que más vale son las horas trabajadas en el servicio público y en mi caso son cero patatero. Pero no me importa lo que yo quiero es estar en un buen puesto en la bolsa de empleo y que me vayan llamando.

Sé que lo normal sería decir que con 33 años y dos niñas a mi cargo quiero una estabilidad laboral, un trabajo y un sueldo fijo, pero no, precisamente por tener dos niñas a mi cargo es por lo que quiero trabajar en lo que vaya saliendo, sin compromisos, como cuando era estudiante.

Afortunadamente el papá de las brujas tiene un trabajo fijo y aunque es mileurista yo no necesito trabajar a jornada completa para poder hacer una vida normal, claro que hay cosas que me gustaría poder permitirme y no podemos pero en estos momentos mi prioridad es poder ocuparme de mis niñas.

Si yo tuviera un trabajo fijo no me habría quedado más remedio que cogerme una reducción de jornada (que ya lo intenté), por lo que para trabajar 20 horas semanales y tener que andar agobiada prefiero trabajar la mitad de los meses del año y agobiarme sólo ese tiempo.

Y es que como podéis ver soy muy poco ambiciosa en lo laboral y profesional, entiendo que haya personas a las que su trabajo les realice personalmente, a mí no, a estas alturas de mi vida lo que me realiza, lo que me hace sentir bien, feliz y plena es mi familia, evidentemente me gustaría trabajar en mi profesión que me gusta y se me da bien pero eso de "realizarme" como que no, supongo que si me dedicara a la investigación otro gallo cantaría pero pasarme unas horas metiendo tiras reactivas en botes de orina tiene su importancia para el paciente pero las que lo hacemos (entre otras muchas cosas, no os vayáis a pensar...) no matamos por ello.

También es que soy un culo inquieto y siempre lo he sido, y me siento "encerrada" enseguida en todo, como he dicho al principio mientras estudiaba trabajaba en mil cosas, algunas muy raras como contar los coches que pasaban por una carretera toda la noche, pero yo andaba feliz con mis historias y mis cuentas, y al final de mes me sacaba mi sueldo. Lógicamente ahora no voy a estar haciendo eso pero yo sólo quiero que me vayan llamando, trabajar a temporadas, con eso puedo vivir y hacerme cargo de mis peques y tan feliz, pero claro, en estos momentos hasta eso está difícil...

lunes, 26 de noviembre de 2012

Cuando uno más uno es mucho más de dos

Cuando una está embarazada de su primer hijo ni de lejos se imagina lo que le va a suponer, mil veces hemos hablado de que normalmente nos imaginamos una maternidad idílica que pocas veces (por no decir nunca) es real, pero sea como sea, independientemente de nuestro carácter y del de nuestro hijo nos amoldamos. Cuando estamos embararazadas por segunda vez ya no nos creemos las milongas que nos cuentan, ya sabemos que un hijo requiere un esfuerzo o un trabajo X, pero volvemos a cagarla en el momento que nos creemos que con dos el trabajo será 2X.

Y es que con dos niños en casa por mucho que el pequeño sea mucho más tranquilo que su predecesor, por mucho que nosotras ya estemos más relajadas, por mucho que haya cosas que ya nos den igual, el trabajo es X al cuadrado.

Si calculas que en bañar por ejemplo a cada una por separado te puede llevar diez minutos por niña, cuando tú estás sola en casa con las dos jamás son veinte. Para llevar a la mayor a la bañera tengo que ir también con la pequeña y mientras baño a una entretener a la otra, antes de sacarla tengo que llevar a la peque a la habitación y que nos espere mientras vamos nosotras, y otra vez con la peque a cuestas para secar el pelo a la mayor.

Llega el turno de la pequeña, normalmente  intento hacerlo cuando la mayor está en la guarde pero no siempre es posible, así que preparo la bañerita y llega la mayor porque quiere "ayudarme", eso sí, va al baño a por el escalón y me trae el champú, no puedo decirle que no porque me encanta ver como lava la cabecita a su hermana, es uno de esos momentos para no olvidar, pero claro, cuando terminamos hay que sumar el tiempo que tardo en recoger todo el agua que se ha extendido por el suelo y que no habría si lo hubiera hecho yo sola.

Y esto que digo de los baños sucede con todo. Yo tenía nuestra rutina ya controlada y a la nueva todavía no le he cogido el punto. Hay días de esos para no levantarse de la cama en los que cuando no está llorando una está llorando la otra cuando no las dos a la vez.

Llevo un mes que no doy a basto, se han juntado dos momentos malos de las dos y a veces me dan ganas de ponerme a llorar a mí también.

La peque hizo cinco meses el viernes, está en una fase en que tiene que estar encima continuamente, no está agusto de ninguna forma, si estamos comiendo ella en mis rodillas, si estoy jugando con la mayor ella encima de mí, si voy al baño me la tengo que llevar,... al igual que su hermana las siestas no son lo suyo, se duerme tres veces al día durante media hora pero dos de ellas es en la calle, así que tengo treinta minutos al día que puedo dedicar en exclusiva a la mayor, cuando puedo claro, porque esta tarde no me ha quedado otra que aprovecharlos para terminar de hacer la tortilla para la cena, afortunadamente la mayor estaba de buenas y se ha venido a la cocina con las pinturas y los cuentos.

La mayor está en una época de celos insoportable, pero no sólo celos hacia su hermana (que los llevamos más o menos bien), sino celos a cualquiera que se ponga a hablar conmigo ya sea su padre, su abuela o cualquiera en la calle. Estamos comiendo todos juntos y si su padre y yo estamos hablando de algo que no va con ella ya empieza, que si no quiero comer, que si me duele la boca, que si quiero caca,... cualquier escusa es buena para que dejemos la conversación. Estamos en casa de mis padres, ella tranquilamente jugando a lo que sea, me pongo a hablar con mi hermana y de repente se pone a llorar dios sabe porqué. Hasta en el parque, si me ve que me pongo a hablar con cualquier otra madre tengo que ir por narices a ver como se tira por el tobogán. Y esta situación realmente me agota, me agota y me cabrea.

Así que si juntamos las dos cosas que ya de por sí tienen lo suyo hay días que no puedo hacer nada que no sea dedicarme a ellas. Afortunadamente tengo el congelador lleno de tuppers de la abuela, menos mal...

Eso sí, no quiero asustar a las que estéis embarazadas por segunda vez, las cosas buenas, las satisfacciones también siguen un crecimiento exponencial, a los logros de una y otra hay que sumar los momentos tiernos que tienen juntas, el ver como interactúan y como se quieren, la pequeña se ríe muchísimo con la mayor, y la mayor no puede dejar de estar pendiente de la pequeña y aunque más de un mordisco ha habido el oírle decir "peque, eres mi hermana y vas conmigo a todas partes" o "peque eres la mejor del mundo" hace que a pesar de todo no me arrepienta de nada.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Los amigos se eligen, la familia no

Este fin de semana hemos estado en Madrid con "las chicas", ha sido un fin de semana genial aunque agotador. La bruja pequeña no se ha enterado de nada pero la mayor estaba como una moto, disfrutó tanto que cuando llegamos el domingo a la noche a casa no conseguía dormirse pensando en todo lo que había hecho esos dos días.

Fue un fin de semana agotador porque fue un fin de semana pensado para los peques, por supuesto yo tenía muchas ganas de ver a mis amigas y poder habalr con ellas en persona y no por wasap, pero lo que más ganas tenía era de que las brujas disfrutaran con los niños de mis amigas porque como hablamos papá y yo a la vuelta nosotros no tenemos amigos con hijos y por lo tanto no tenemos con quien hacer estos planes.

Tengo la gran suerte de haber encontrado en la red un grupo de amigas genial a las que quiero un montón y que está ahí día a día y el poder quedar con ellas aunque sea una vez al año es un subidón de energía.

Pero claro, todo no podía ser perfecto, y el haber ido a Madrid también me ha supuesto un desencuentro, una bronca con una parte de mi familia de la que hacía tiempo que no sabía nada. Y es que cada vez que me topo con una parte de mi familia me doy cuenta de la suerte que tengo con la otra parte (y que quede claro que ambas partes son de mi familia y no de la de elpapadelasbrujas), porque la bronca con una supone que la otra se una con más fuerza para defenderme, para estar a mi lado.

Y es que como digo en el título la familia no se elige, y a veces tenemos suerte y otras no.

Pero yo soy una mujer afortunada, porque aparte de una familia maravillosa que aunque de vez en cuando nos estemos tirando de los pelos somos más piña que los Corleone y unas amigas 2.0 geniales que están siempre para lo bueno y lo malo tengo también unas amigas 1.0 a las que quiero un montón (sí, me refiero también a ti si lo estás leyendo) y creo que se merecen que se lo diga aquí públicamente, porque yo siempre he dicho que los amigos de verdad se cuentan con los dedos de una mano pero cuando son de verdad son de verdad! Una de ellas fue mamá antesdeayer y desde aquí te digo también "enhorabuena" por ese bomboncito de chocolate que has traído.

Y como es esa gente la que hace que yo sea feliz, la que sea lo que soy, hoy quería dedicar a mi gente un ratito "por escrito", porque se lo merecen (esto y mucho más).

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Un regalo para futuras y recientes mamás

Supongo que a todas nos han hecho regalos durante nuestros embarazos y los primeros meses de vida de nuestros bebés que ya podrían haber venido con posibilidad de cambio, unas veces porque nos regalan cosas que no van en absoluto con nosotras y otras porque hay veces que les da a todos por regalar lo mismo. Quién no se ha encontrado de golpe con veinte bodis de la misma talla?? 

Así que cuando hace unos días me llegó la cajita Nonabox de octubre me pareció una idea de regalo genial. En primer lugar porque su contenido es sorpresa lo cual me encanta, en segundo lugar porque es variado y una oportunidad para probar cosas que ni sabíamos que existían y por último porque están preparadas según la etapa en la que nos encontramos por lo que prácticamente todo nos vendrá bien.

Así que os voy a enseñar lo que encontré en mi Nonabox, aunque la mía no es personalizada sino la general para bloggers

1.- Reloj puzzle de Vertbaudet. Éste ha sido el artículo estrella porque la bruja mayor está en plena época de “¿Qué hora es?”, así que nos hemos encontrado con el regalo ideal para empezar a aprender las horas, encima puzzle!! ella está encantada. De hecho íbamos a regalarle uno para Navidad, así que una cosa menos que comprar ;)


2.-Termómetro de Chicco. Esto también me ha encantado y me parece súper útil, ya sé que todas tenemos uno en casa pero nunca está de más tener otro para cuando salimos de viaje, todavía recuerdo que la primera vez que la bruja mayor tuvo fiebre estábamos en casa de los abuelos y el termómetro que tenían ellos hacía tanto tiempo que no era usado que estaba sin pila y tuvo que bajar mi padre a las tres de la madrugada a la farmacia de guardia a por uno. Así que a partir de ahora, éste siempre en la maleta.

3.- Biberón de agua de Nuk. Las tetinas anatómicas anticólico Nuk se adaptan a la boca del bebé y reducen el riesgo de cólico del bebé causados por la ingestión de aire gracias al sistema de ventilación NUK Air System. Bueno, ellos lo llaman biberón de agua pero para mí es el típico vaso de aprendizaje con tetina y dos asas que también me viene genial porque en un par de meses la bruja pequeña empezará a usarlo y otra cosa que ya no voy a tener que comprar y por cierto, me ha venido en un color que me encanta :-D


4.- Baberos desechables de Moltex. Impermeables y muy absorbentes debido a sus múltiples capas protectoras, incorporan un práctico bolsillo que evitará que los restos de comida ensucien la ropita del bebé y cualquier superficie. Práctico es un rato o no? Ecológico no demasiado pero está muy bien para usarlo en algunas ocasiones, en mi caso cuando tengamos que merendar fuera de casa, todavía no los he probado porque estamos con la lactancia materna exclusiva pero ya no queda mucho para empezar con otras cosas. Vienen diez, ya veremos lo que me duran en cuanto la mayor vea que son de Pocoyó...

5.- Calcetines de Punto Blanco. Otra de esas cosas que siempre vienen bien, por qué todo el mundo se empeña en regalarte bodis pero nadie regala calcetines?? La verdad es que son unos calcetines muy monos en color blanco así que son fáciles de poner, me han llegado en talla 0 dice que menos de 6 meses pero con esto no estoy muy de acuerdo, mi hija tiene casi cinco, es una niña muy grande y todavía le queda para poder ponérselos pero este problema está siempre en lo referente al calzado por lo menos para nosotras. Eso sí este invierno o primavera lo usaremos seguro.


6.- Cacao de guayaba de Liposan. Bien!! Algo para las mamás, que siempre somos las olvidadas cuando se trata de regalos postparto. Hidratación de larga duración con un ligero color, para que las mamás den a sus labios un toque de color y una hidratación duradera. Perfecto si tendéis a que se os resequen los labios con el frío como a mí y sobre todo si es el típico producto que compras mil veces porque se te pierde constantemente como a mí también. Tiene un olor muy rico, nunca he probado una guayaba pero si huele como este cacao me dan ganas desde luego. Ya está en el bolso ;)

7.- Aceite de masaje de Weleda. El masaje regular en la zona perineal mejora la elasticidad de la piel y es recomendable desde el octavo mes del embarazo. Esto me llega un poco tarde pero este fin de semana voy a estar con tres amigas embarazadas a las que seguro que le viene bien, si lo leéis id pensado quién lo quiere, jeje


8.- Gel expectorante de Pranarôm. Para descongestionar las vías respiratorias obstruidas. A partir de 3 meses. Con aceites esenciales de acción antiviral, antibacteriana y estimulante del sistema inmunitario. Sin mentol, eucalipto, alcanfor ni eugeniol, parabenos, PEG ni polisorbatos. Según leo en el envase se aplica 1ó 2 veces al día sobre el pecho y espalda, como aquel famoso botecito verde y azul de "mamá no puedo respirar". Mira que hemos tenido oportunidad de probarlo esta semana con la bruja pequeña que no ha dejado de toser todas las noches pero... me parecía todavía demasiado pequeña, pero este invierno volveremos a tener la oportunidad y espero que funcione de verdad ;)

9.- Un euro para donar al proyecto de microdonaciones de Nonabox que quieras.

Si la caja de septiembre me gustó ésta me ha encantado, tal vez porque los productos se adaptan mejor a lo que necesitamos en estos momentos pero se ha superado.

¿A vosotras qué os parece? ¿Hay algo que os gustaría que añadieran? ¿Os gustaría como regalo durante el embarazo o los primeros meses?

lunes, 12 de noviembre de 2012

Comparaciones

Todas las madres tienen (o tenemos) frases que repiten tantas veces que casi se nos marcan a fuego y en el caso de mi madre hay una que no sé cuantas veces habré oído "las comparaciones son odiosas", y tanto que lo son!!!

Cuando yo era cría era una buena estudiante, no voy a decir que de sobresaliente pero siempre sacaba buenas notas, todo lo desordenada y desastrosa que soy para mi casa lo he tenido siempre de ordenadita y meticulosa para las cosas del trabajo y los estudios y no me costaba ponerme con las tareas, sin embrago mi hermano era... no sé como definirlo pero pencaba todas porque no daba palo al agua, y como encima era tan pasota siempre la tenía con algún profesor que le daba por un caso perdido. Vamos, que no parecíamos hermanos. 

Pues más de una vez tuve que oír como le decían (mis padres nunca) "mira tu hermana que bien hace las cosas" "tu hermana esto, tu hermana lo otro" y os aseguro que esto no hace ninguna gracia ni al que pierde en la comparación ni al que sale ganando, yo no sé qué pasaba por su cabeza pero por la mía nada bueno, a veces me daban ganas hasta de hacer las cosas mal adrede para que no me pusieran como ejemplo, no quería parecer Doña Perfecta.

Ahora resulta que la bruja mayor tiene en la guarde una compañera con la que nos encontramos algunas mañanas cuando llegamos y cuya madre tiene la magnífica manía de decir cada vez que nos ve "Mira la bruja que bien viene sin chupete y no como tú que no hay quien te lo quite" "Mira la bruja que viene andando,a ver cuando lo haces tú..." Y sinceramente me quema. Su hija, no sé si porque siempre que la veo llega medio dormida o porque ya está acostumbrada a las tonterías de su madre, pasa olímpicamente del tema, pero la mía inmediatamente le da la espalda y me mira casi pidiéndome que la saque de ese lío en el que ella no se ha metido. Y no me gusta.

Sé que todos los padres en alguna ocasión tendemos a comparar a nuestros hijos con otros, sobre todo el primer año y sobre todo cuando es el primero, yo creo que básicamente porque estamos perdidísimos y nos gusta preguntar cuando han empezado a gatear, a andar o a masticar para "hacernos una idea", e incluso muchas veces porque tampoco tenemos mucho más tema de conversación con otros padres, pero de ahí a usar a otro niño para dejar a la altura del barro al nuestro como que no!

En este tema como en otros mil se nos olvida (o creemos que no es necesario porque son niños y no importa) ponernos en su lugar. ¿Os imagináis que la compañera de la bruja le contestara a su madre "mira la mamá de María que bien peinada va y no como tú que llevas el pelo a dos colores" o "mira como juega la mamá de María con ella, a ver si me haces tú también más caso"? A qué no? Sería una falta de respeto tremendo decirlo delante de otras personas, y por supuesto la mamá de María estaría pensando "tierra trágame, qué he hecho yo para que me metan en este lío?"

Y es que como en tantas ocasiones hacemos las cosas llevados por la inercia, por lo que es habitual y no nos paramos a pensar que los niños no sólo se enteran de todo sino que (y lo que es más grave) lo pasan mal, muy mal.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Recetas verdes: Quiché de calabacín


Últimamente en esta casa entran un montón de calabacines, una vecina de mi madre que tiene una huerta le regala alguno casi cada día que la ve, y como ya estoy harta del pisto (que tengo hasta en el congelador) y del puré paso he estado mirando recetillas por ahí, eso sí que no sean demasiado laboriosas porque si no está dándome el turre una lo está haciendo la otra.

Así que hoy he probado a hacer un quiché de calabacín adaptándolo a las cosas que había por la nevera, a ver que os parece...

Ingredientes:

Calabacín
Cebolla
Pechuga de pavo adobada (podría ser bacon o salchichas o lo que tengáis)
Hojaldre
Huevos
Nata
Queso

Paso a paso

1.- Se pela y se pica el calabacín y la cebolla y se cocina en la sarten hasta que quede blandito

2.- Se coloca el hojaldre en un molde para el horno, hay quien usa masa quebrada pero a mí me gusta menos, se recubre de garbanzos o cualquier otra legumbre que haga peso y se hornea durante unos diez minutos

3.- En otro recipiente se mezclan tres huevos y un brick pequeño de nata líquida, cuando esté mezclado se añade la verdura pochada, la pechuga bacon o lo que hayáis elegido (o lo que tengáis a mano como suele ser mi caso) en trocitos y un poco de queso o rallado o en cuadraditos y se mezcla bien.

4.- Se retiran los garbanzos del hojaldre (y se guardan para la próxima vez, que no estamos para tirar nada) y se rellena con la mezcla anterior.

5.- Se hornea una media hora a 200ºC o hasta que veáis que ha cuajado

6.- A disfrutar!! Por supuesto esto como plato único queda genial, nosotros lo hemos acompañado de una ensalada de escarola y brotes tiernos riquísima ;-)

Ahí está la foto que ya sabéis que no es lo mío



Otra forma de que los peques coman verdura

viernes, 9 de noviembre de 2012

And the winner is... (Resultado sorteo Juguetea)

  • 18.- Mis chicos y yo
Enhorabuena, te mando un mail para que se pongan en contacto contigo.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Participantes sorteo Juguetea

Creí que no me iba a dar tiempo porque llevo una semana como las motos, pero ahí está la lista de participantes del Sorteo con Juguetea, si hay algún error no dudéis en decírmelo. Mañana sabremos el resultado, suerte a todas y gracias por participar, nunca creí que fueráis a apuntaros tanta gente. Besos

1.- Lara
2.- mamadejulio
3.- baby chloe
4.- Anna Martínez
5.- Solomillito de rana
6.- Suu
7.- Sofía
8.- Yeya
9.- MamaEncantada
10.- sonia.bcn.__@hotmail.com
11.- Noemí
12.- JiNuVelas
13.- María Ángeles
14.- matilde
15.- Cositas de mi Martina
16.- Un saltamontes en mi cama
17.- Mariaglez
18.- Mis chicos y yo
19.- La sonrisa de mama
20.- María
21.- Isabel Gragera
22.- Jose Luis González
23.- Carmen Rosa
24.- Antonio García
25.- Maribel R
26.- myr
27.- Marta Cardoso
28.- Beatriz
29.- María Luz Cortés
30.- mamá (contra) corriente
31.- cyn
32.- marte mendez
33.- kelika
34.- Gloria Bes
35.- Eva García
36.- chicha
37.- lunara
38.- MamáLowCost
39.- moni torres mariscal
40.- Lidia Aguilar
41.- Mónica Lestón
42.- Rebk
43.- barbara.llana@gmail.com
44.- sofiaesther

viernes, 2 de noviembre de 2012

Calabapizzas


Esta semana de Halloween si algo hemos visto por ahí son calabazas, y yo que soy un poco tragona me he dicho “¿para qué voy a decorar una calabaza pudiendo comérmela?” Así que recordando algo parecido que hizo Arguiñano en una ocasión, he reinventado la “Calabapizza”, y qué es esto? os preguntaréis… Pues no es más que una especie de pizza pero con la base de calabaza, y aunque suene raro estaba buenísima. Os explico un poco…

Ingredientes:

Los típicos de cualquier pizza: tomate, orégano, queso, cebolla, aceitunas, bacon,… al gusto de cada uno

Paso a paso:

1.- Cortar rodajas finitas de calabaza, claro, para esto no sirven las típicas calabazas de Halloween sino que necesitaríamos de las alargadas, pero por otro lado son las que yo veo en todas las  fruterías.

2.- Colocamos los ingredientes encima de la calabaza como si de una pizza se tratara (primero el tomate, luego los demás ingredientes, y luego el queso, mozzarella preferentemente)

3.- Metemos al horno, a 200ºC (como podéis comprobar yo meto todo a esta temperatura) hasta que veamos que el queso está fundido, los ingredientes asados y la calabaza blandita, ya sabéis que lo de los tiempos no es lo mío, pero sí os digo que tarda menos que la masa de pizza tradicional.

Ahora es cuando os debería enseñar una foto… pues lo siento mucho pero mi cámara no anda muy bien y para enseñaros la chapuza que salió mejor no os enseño nada, pero sí os digo que lo probéis, si vuestros hijos son de probar las cosas (no como la bruja mayor) es una forma ideal para añadir un poco de verdura a su dieta.

Si he sido capaz de programar bien esta entrada cuando estéis leyéndome estaremos de viaje, ayer fue el cumple de mi mami e iremos a pasar el fin de semana a su casa, esperemos que haya comprado tarta de chocolate, jeje, porque ni para la bruja mayor ni para mí un cumpleaños es un cumpleaños si no tiene tarta de chocolate, y ya que nos ha dicho que en navidades nos hará unos huevos porque le han quitado la paga extra qué menos que una tartita, no??

Nos quedaremos hasta el lunes porque papá tiene unos días de vacaciones y quiero aprovechar a hacerme un tratamiento en el cutis que me compré en letsbonus y que ya estaba viendo que me iba a caducar, y es que después de los dos partos se me quedó la piel fatal y en este último después del verano peor todavía, así que ya veremos como salgo de allí…

Así que el martes os veo, como creo que va a hacer un fin de semana pasado por agua y tendréis que pasar bastante tiempo en casa animaros a probar mi receta y me contáis, eh!

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates