Ads 468x60px

lunes, 28 de enero de 2013

Sonámbula

Cuando le cuento a alguien que yo soy sonámbula se imagina que en plena noche me doy paseos por el pasillo con los brazos estirados cual zombi y aunque eso pudiera ser gracioso no es real.

Cuando era niña me levantaba de la cama e iba a donde estaban mis padres a decirles algo estando totalmente dormida, mi padre me daba la mano y me acompañaba a la cama donde me tumbaba y me quedaba durmiendo como si nunca me hubiera levantado, por supuesto al día siguiente yo no me acordaba de nada.

También hablo mientras estoy dormida, esto es algo más común, pero en mi casa se daba una situación un poco peculiar... La tía J también habla dormida (en realidad ella habla todo el día) y como dormíamos juntas me cuenta mi madre que había noches que manteníamos conversaciones estando dormidas las dos!! Supongo que serían conversaciones sin ninguna coherencia pero ahí estábamos dándole al palique, jeje

Creo que la bruja mayor va por el mismo camino.

Todos los días se duerme sobre las nueve y media y su hermana un poco después, cuando las dos están dormidas es cuando aprovecho para estar un poco en la sala haciendo mis cosas y es entonces cuando empiezo a oírla gritar, al principio me asustaba pensando que le pasaba algo ahora sé que está dormida y si le pasa algo es en sueños. Más de una vez me la he encontrardo sentada en la cama hablando cuando he ido a comprobar que todo está bien, la verdad es que la primera vez te asustas pero luego simplemente la vuelves a acostar y sigue dormida como si nada.

Pero ha sido estas últimas noches cuando ha sido un poco más raro...  Ella siempre se despierta y o bien me pide que vaya a su cama o viene ella a la mía, así que cuando estos días la he oído llamarme pensaba que se había despertado pero no!! He ido a su habitación y estaba plácidamente dormida, pero lo que me sorprende es que cuando me ha llamado no ha sido ni alterada ni asustada como cuando está soñando sino en un tono de lo más normal, como cuando me llama desde la habitación de al lado en cualquier momento del día.

Así que supongo que éste es el principio y cualquier noche de estas aparecerá dormida por mi habitación como hacía su madre hace muchos años.

9 comentarios:

  1. Yo hablo un montón dormida (y despierta jajaja) y de pequeña alguna vez me levantaba también pero de eso hace muchos años ya.

    Mi madre cuenta que un verano me dio por cantar una canción de un oso blanco que no saben ni estando yo despierta de donde salió....

    Mi princesa también sigue mis pasos, será genético?

    ResponderEliminar
  2. Jamás me quedaré en tu casa a dormir, me da un patatús!!!!!

    Besittos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. opino igualmente... solo de imaginarmelo me he puesto los pelos de punta xD

      Eliminar
  3. Yo de pequeña era sonámbula y una cuñada de mi madre y sus hijas se dedicaron a descojonarse y a contárselo a todo el mundo.

    ResponderEliminar
  4. A mi el sonámbulismo siempre me ha dado miedo, supongo porque es algo desconocido para mi, y siempre te cuentas esas historias raras de "mi amiga se despertó al borde de la ventana.." jajaj luego es todo mentira claro, mi peque tambien habla muchísimo cuando esta dormido y me encanta escucharlo, sin ir mas lejos esta noche estaba ¡diciendo el abecedario¡ jaja

    ResponderEliminar
  5. A mi me pasaba lo mismo que tu cuando era pequeña, me levantaba e incluso paseaba por encima de la cama sin caerme... impresionante! Incluso los primeros años de casada, mi marido alucinaba jajajaa!

    ResponderEliminar
  6. el mayor mio desde hace un año y algo es sonámbulo, desde llamarnos, a levantarse y correr por la casa, curiosamente hemos cambiado la posición de las camas porque teníamos literas y no nos atrevíamos a que él durmiera arriba con su sonambulismo, pues desde ese día ya no se levanta. El peque sí nos ha llamado como dices, que vas y está placidamente durmiendo.

    ResponderEliminar
  7. Tanto mi marido como yo hemos sido sonámbulos de niños, y como todo se pega, mi hijo mayor tuvo rachas sonámbulas intermitentes entre los 18 meses y los 4 años (la peque parece haberse librado).
    En su caso, se ponía a deambular por casa, decía que iba al super a comprar galletas o se desnudaba y se metía en la bañera vacía.
    Me asusté más de una vez, pasé varias noches en vela acompañándole de un lado a otro intentando convencerle a ir a la cama, y finalmente se le pasó.
    Si te sirve el consejo, los episodios son más frecuentes cuando se acuestan muy cansados físicamente, y es buena idea intentar alargar o atrasar la siesta para que no ocurra. Además de limitar el acceso a puertas, ventanas y terrazas, claro.

    ResponderEliminar
  8. No sé si será hereditario o no.. pero parece que la peque va por tu mismo camino...

    Otra cosilla, este domingo voy a publicar un post que seguro te va a interesar... pásate a verlo cuando puedas, ¿vale?

    Un saludo

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates