Ads 468x60px

viernes, 4 de enero de 2013

Vuelta parcial al trabajo

La primera semana del año y ya he imcumplido uno de los propósitos que me marqué hace una semana, el de actualizar el blog, y es que estoy estos días trabajando y no doy a basto.

Cuando pensé que no sería posible trabajar ni un día antes de que se me acabará la prestación por desempleo me llamaron para trabajar el fin de semana antes de Nochebuena y por supuesto dije que sí, fue de un día para otro y aunque al principio me supuso un estrés un tanto elevado estoy contenta de haberlo hecho.

No estoy trabajando en la ciudad donde vivo sino en la ciudad de mis padres, y es que aunque me gustaría poderlo hacer en mi casa para cosas puntuales me resulta más complicado encontrar a alguien que me eche una mano quedándose con las brujas, así que de momento para los fines de semana tendré que hacerlo así.

Los primeros días  que trabajé fueron el 21 y 22 de diciembre, la peque cumplía seis meses el 23 y todavía apenas comía nada que no fuera teta, así que el mismo día que me llamaron ahí me puse con el sacaleches, pero claro, hacía tanto que no lo usaba que apenas saqué para un biberón. Pero bueno, me lo traje y como yo trabajaba cuatro horas seguidas mi madre le daba un poco de bibe que ella no quería y unas pocas frutas que conmigo no las come pero con ella sí, así que hambre no pasó, cuando yo llegaba se me agarraba y no me soltaba pero estuvo bien, tranquila y contenta así que cuando esta semana me llamaron para volver a trabajar estos cuatro días en el turno de la mañana no lo dudé.

La mayor se lo ha pasado genial, todas las mañanas con su abuelo de un lado para otro, todos los días cuando llego a las 16:30 tiene mil cosas que contarme, una mañana se fueron "en un tren verde" es decir en el funicular a "una montaña muy grande", otro día estuvieron viendo los barcos de la ría, ayer fueron al parque a dar de comer a los patos y a "un castillo muy grande" y hoy ha sido lo más espectacular, mi padre tenía que subir al aeropuerto a arreglar unos papeles ya que trabaja allí y han estado viendo los aviones "que van a casa de Mickey" y no sé muy bien lo que habrán hecho pero ella me dice que se ha montado en uno pequeñito que tenía cocina, una habitación para ella y otra para su hermana, así que como va a querer volver mañana a casa conmigo!!

La verdad es que después de tres años sin trabajar no me ha costado, tal vez porque sé que es algo puntual pero el primer día fue como si hubiera estado trabajando la semana anterior, y es que hasta en esto noto una diferencia tremenda de la primera a la segunda, mientras que con la mayor no hubiera sido capaz de irme cuatro horas seguidas a trabajar dejándola con seis meses ahora me ha costado pero lo he hecho, y es que a la mayor no la dejé sola ni un momento hasta más adelante y con la pequeña no he tenido más remedio que hacerlo porque muchas veces la mayor me absorbía y necesitaba y la pequeña se tenía que quedar con su padre en alguna ocasión.

Me he dado cuenta de que ahora no me agobia el empezar a trabajar "en serio" siempre y cuando yo tenga todo organizado para cuando yo no esté, cuando yo sepa que salgo a una hora y se cumpla, lo que realmente me agobiaría es andar mal o muy justa para ir a recogerlas, pero mientras estén con alguien de confianza no tengo problema, la etapa de madre megaobsesionada e inseparable creo que ya ha pasado, no me arrepiento ni me avergüenzo de ella pero ya ha pasado.

Estos días de trabajo no es que me hayan supuesto muchísimo económicamente hablando, lógicamente he cobrado algo más que en el paro pero sobre todo son seis días más que se me alarga la prestación que hasta ahora se me acababa el 30 de marzo y aunque ahora parezca una tontería cuando llegue el día se notará... Ahora espero que me vaya saliendo algo otros fines de semana, que creo que sí porque les llamaré de vez en cuando a ver que tienen...

7 comentarios:

  1. Enhorabuena! No sabía que estabas trabajando . Oye y por algo se empieza no? Poco a poco.
    Por cierto, feliz año. Me da muchas veces problemas al intentar comentarte pero esta vez me deja así que aprovecho a felicitarte el año que en el anterior post no me dejo.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Sé que compaginar blog, familia y trabajo se hace un poco cuesta arriba, y eso que yo solo tengo una hija... ¡Me alegra leer que las cosas marchan y estas contenta! Que el 2013 siga igual de bien y sea un año de salud y alegrías. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Genial que te hayan llamado, ojalá que a partir de ahora lo hagan a menudo.
    Es estupendo leer buenas noticias :)

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por lo del trabajo!!.. Uff, tras tres años sin trabajar, tiene que ser durísimo, yo sólo llevo 8 meses y cuando se me de el caso me da miedo, creo que tengo clarísimamente el síndrome de la madre arraigada!!..

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. feliz año primero,llevo tiempo sin comentar pero te voy leyendo.
    Me alegro de que hayas dado el paso y lo lleves tan bien...en el fondo es bueno porque te ayuda a cambiar de registro.
    Yo de ésta vuelta no sé como lo haré...de peluchin empecé a trabajar cuando tenia casi 8 meses pero solo por las tardes media jornada....éste segundo embarazo ya veremos,sobre la marcha que las cosas cambian de un dia para otro.
    besiñoss

    ResponderEliminar
  6. Despues de los dias estresantes que habras tenido en casa con las dos brujitas, seguro que te ha venido genial ir a trabajar algunas horas, yo realmente es cuando "descanso", en la oficina, je,je....

    ResponderEliminar
  7. me alegro d q esta vuelta haya sido tan positiva y buena.
    y las brujitas están genial con los abus.

    ahora a por la siguiente racha de currele.

    besos

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates