Ads 468x60px

miércoles, 20 de febrero de 2013

Fin de semana de celebración

El cumpleaños de la bruja mayor ha sido como una boda gitana pero en versión cumpleaños.

Aunque el cumpleaños era el domingo el sábado ya estábamos de pre-cumpleaños, como hicimos la historia de la cuenta atrás ella ya estaba nerviosa desde hacía días, aunque he de decir que esos nervios la hicieron hacer cosas por las que tuvimos bronca y a puntito estuvimos de que el cumpleaños fuera una cosa muy distinta.

Papá se cogió libre el sábado y el lunes, así que hemos podido estar los cuatro durante tres días que para nosotros es mucho. El sábado le habíamos prometido que iríamos a merendar donde ella quisiera y a la librería a comprar un cuento y como lo prometido es deuda eso hicimos. En la librería estuvimos más de media hora para elegirlo, al principio le gustaban todos y luego no le convencía ninguno, al final nos ayudó la dependienta, le enseñó un cuento musical y ese eligió. La verdad es que está bastante bien porque aunque hace música también cuenta una historia, y es que no sé si es por su edad o qué pero a mí me resulta ahora muy difícil elegirle un cuento que ya no tenga, los de muchos dibujos y pocas palabras se le quedan pequeños y los de historias muy largas se aburre, los clásicos a parte de que ya tiene algunos la mayoría no me gustan un pelo, los de sus personajes favoritos (Dora, Mickey, Peppa Pig,...) son los ideales pero ya tiene tantos...

Fuimos a merendar a un local de zumos que le gusta mucho y nos tomamos unos zumos de naranja-fresa y naranja-limón-zanahoria muy muy ricos y ellá eligió un bollo de chocolate y nosotros unos rollitos vegetales que nos encantan pero ya había empezado la dinámica de todo el fin de semana y en cuanto ella decidió que ya había terminado estuvo dando guerra para que nos fuéramos a casa, y todo porque quería leer su cuento nuevo!!

La noche del sábado con los nervios se durmió tardísimo, así que el domingo la tuve que despertar, al principio no quería levantarse pero en cuanto fue consciente de que era su cumpleaños saltó de la cama, le dimos sus regalos antes de desayunar, un puzzle de Dora, un "memory" de Mickey y un patinete y un casco "de princesas", así que después de jugar con los dos primeros mientras yo montaba el patinete ya estaba impaciente por bajar al parque con el patín. Afortunadamente la pude convencer de que se tenía que bañar antes de bajar porque el desayuno ya os podéis imaginar donde se quedó...

Cuando bajábamos llegaron mis padres y mis hermanos que también le dieron su regalo al que no hizo ni caso porque ella tenía su objetivo bien claro: estrenar el patinete y algo que yo no recordaba... En el parque al que vamos normalmente han puesto una ataracción de esas de coches que dan vueltas para placer de los pequeños y cabreo de los padres, el viernes cuando estuvimos allí jugando e insistió en que quería montarse le dije que el domingo cuando vinieran sus abuelos se montaría una vez, y ella se acordaba, claro que se acordaba!!

Se montó en el tren (ya lo tenía elegido desde el viernes), estuvimos cinco minutos por allí y cuando dijimos de ir a tomar algo ella se empeñó en que quería ir a casa cuando siempre quiere ir con sus tíos a comer rabas!! pero claro, ya me di cuenta, ahora quería ir a casa a jugar con la muñeca que le habían traído sus tíos, así que yo me fui con las dos para casa mientras llegaba la hora de ir a comer a donde sus otros abuelos.

Fuimos todos a comer para allá, un rollo que a mí no me gusta para nada pero que acepto por no discutir, a mí me apetecería más preparar una merienda en casa pero como digo no quiero discutir con mi pareja ese día, por supuesto la bruja mayor no comió nada (unas doce aceitunas rellenas) porque sólo quería que sacáramos de una vez la tarta para soplar las velas, la pequeña afortunadamente estuvo tranquila de brazos de unos a brazos de otro.

Mi amiga @o_MaRY_o nos había hecho una tarta de Dora que la bruja le había pedido y estaba buenísima!! (Gracias guapa y ya sabes que en junio toca otra, jajaja) Así que sopló su vela con el número 3, comió un trozo, abrió el regalo de su otra tía y ya se quería ir!!

La convencí de estar un rato en unos columpios cercanos porque era demasiado pronto para ir a casa (yo también me hubiera ido pero...) y así pasamos la tarde hasta que fuimos a casa y pudo sacar todo de nuevo para enseñárselo a mi hermana.

Intenté que se fuera pronto a la cama pero fue imposible, además a la 1 se despertó soñando a saber qué y se vino a nuestra cama, pero no le costó levantarse porque iba a celebrar su cumple en la guarde, llevaba a sus compañeros el regalito que había elegido ella, le iban a poner la corona, cantarle cumpleaños feliz y comer chuches... ¿Qué más podía pedir? Salió exultante!! Y menos mal que todavía no hacemos fiesta de cumpleaños con amigos!!

Ha estado todo el fin de semana nerviosa y contenta aunque para nosotros ha sido agotador en el sentido de que no aguantaba ni un minuto tranquila pensando en lo que venía después, yo creo que es ahora cuando está asimilando todo y disfrutando de sus regalos. Pero la verdad es que merece la pena, para qué luego me digan que no importa que dos hermanos o dos primos cumplan los años el mismo día!!

Cada niño necesita su día especial y eso nadie me lo puede negar!!

Ahora ya está pensando en mi cumpleaños que es el próximo "cuando sea primaver, mamá" y en el de su hermana porque le va a hacer una sorpresa...

5 comentarios:

  1. La verdad es que son unos días tan especiales para ellos que nosotras los disfrutamos un montón, verdad?
    Que bien lo paso, no hay duda.
    Totalmente de acuerdo en que cada niño tiene que tener su día..mi hijo y mi sobrino cumplen años el 20 y el 21 de Agosto respectivamente y mi hermana y yo nos negamos a celebrarlo juntos, cada uno en
    su día para que sean los protagonistas cada uno de su fiesta, como tiene que ser...y eso que yo cumplo los años el mismo día que mi hijo pero ahí no hay duda quien es el rey absoluto de la fiesta!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que lo hayais pasado tan bien, aunque haya sido tan agotador... Ahora estan en la edad de que se dan cuenta de todo y por ello lo saborean mucho mas.

    ResponderEliminar
  3. Qué agotamiento y qué niña más rica!

    ResponderEliminar
  4. Es que los peques lo celebran como si fuera la única vez que cumplieran en la vida y quieren aprovecharlo al máximo.
    Felicidades a tu brujilla

    ResponderEliminar
  5. Una mega celebración la verdad! Lo importante es que ella lo pasara bien aunque sí, menudo estrés jejeje
    besos y muchas felicidades

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates