Ads 468x60px

jueves, 14 de marzo de 2013

La loba

Todas las madres hemos sentido la loba que llevamos dentro cuando se trata de nuestros hijos, algo así como "por mí hija mato" pero menos folklórico y mediático. Desde que sabemos que estamos embarazadas un instinto de protección nos invade, pero en el momento que damos a luz es cuando se hace mucho más palpable.

Yo con la bruja mayor era (y sigo siendo) una loba en toda regla, nunca he sido muy sobreproteccionista en el sentido de no dejarla a su aire para que no se pudiera dar ni un mínimo golpe, nunca la he abrigado demasiado y al pediatra hemos ido lo justo y necesario, pero cuando se ha tratado de que otras personas se ocuparan de ella, o la dijeran cosas había algo dentro de mí que no me dejaba estar tranquila ni mucho menos cómoda. Incluso me sentía mal cuando siendo un bebé sus abuelas la cogían en brazos, no quería soltarla!! y cuando encima me encontraba con esa gente que literalmente te la quita de los brazos ya podéis imaginar como me ponía...

Si en lo cotidiano era así de loba imaginad cuando alguien la hacía daño, he sacado las garras en muchas ocasiones, físicamente nunca la ha hecho daño quitando algún otro niño en el parque, pero cuando alguien la ofendía diciéndole que era mala por no hacer lo que un adulto quisiera, cuando alguien la ha amenazado con un azote, cuando alguien la ha obligado a besar a otra persona a la que se supone que por cortesía debía besar,... ahí las he sacado, y por supuesto nunca jamás ha estado bien visto.

Con la pequeña ha sido algo parecido, la loba ha estado presente en todo momento pero no me ha quedado más remedio que delegar, sigue costándome muchísimo ver a mi pequeña en brazos de alguien que no sea yo o su papá pero como la mayor ha necesitado muchos momentos a solas con mamá yo he aprendido a no sufrir por dejar a la pequeña con papá. Por supuesto sigo sacando las garras como con la mayor, más si cabe, porque si algo me ha enseñado la maternidad es que no tengo que quedar bien ante nadie cuando se trata de las personas a las que quiero.

Pero... hay algo que me resulta tremendamente difícil. Si con la mayor nunca hubo momentos en que pudiera sufrir daños físicos con la pequeña sí los hay y cómo controlas a tu loba interior si la persona que está haciendo daño a tu pequeña es tu otra pequeña???

La bruja mayor ha tenido y tiene celos y aunque en su mayor parte han sido leves y llevaderos no hemos estado exentos de momentos duros, de momentos en que la mayor pagaba su frustración con la pequeña con empujones y mordiscos, momentos en que ha intentado agredir a su hermana para que yo dejara de ignorarla en una rabieta, momentos en que los achuchones y los besos mutaban en algo más fuerte,... y en todos esos momentos en mi interior se libraba una lucha entre dos madres: la madre del agresor y la madre del agredido.

Me he sentido tan mal cuando he reaccionado con violencia al apartar bruscamente a la mayor de encima de la pequeña cuando la estaba haciendo daño, cuando la he mirado con unos ojos que pasaban del simple enfado a la ira cuando seguía pellizcándola a pesar de mis advertencias, me he sentido tan tan mal cuando la he cogido en volandas y la he arrojado a su habitación para apartarla, y he llorado tanto a solas por haber tratado así a mi mayor que seguía siendo mi pequeña niña a pesar de haber otra más pequeña.

Me da tantísima rabia que los gritos y las malas formas hayan aparecido en nuestra casa, todo lo que durante casi dos años y medio siempre dije que no sucedería ha sucedido cuando ha llegado la pequeña y mi yo animal ha salido en su defensa.

Y me duele tanto.

No sé si algún día mis niñas leerán esto pero quiero que sepan que lo siento, que siento los gritos y las amenazas, que siento en el alma el azote que se llevó ayer la mayor, que siento no saber como actuar en estas situaciones, pero que a pesar de no estar haciéndolo como debiera hacerlo sois lo que más quiero, las dos, indistintamente.

17 comentarios:

  1. No te tortures... Ellas lo saben. Saben q las quieres... A veces nos sobrepasan las situaciones... Pero lo importante es q tu te das cuenta de q no es lo correcto, simplemente ha pasado sin querelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, sí ha pasado sin quererlo pero eso no hace que me sienta menos mal.

      Eliminar
  2. Uff, qué difícil!! Por eso estoy tan asustada pensando en cómo va a pasar el mayor que nazca su hermanita en junio. Se llevarán 2 años y 3 meses, y el otro día pedía consejo sobre ello en mi blog. Espero que nos sigas contando, por saber qué cosas pueden pasar.
    No te preocupes, ellas saben que las quieres un montón. Y todo el mundo coincidía en decirme que con el tiempo se les pasa, ánimo.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amagic mother, éstas se llevan 2 años y 4 meses y hay momentos difíciles no lo puedo negar, seguramente se pasará con el tiempo pero de momento los malos ratos me los llevo.

      Besos

      Eliminar
  3. Me he sentido identificada en cada palabra que has escrito...
    Estando embarazada no creia que me fuera a pasar, pero en cuanto me pusieron a mi hija encima mi vida y mi forma de pensar cambió por completo. Siempre digo que me convertí en leona, y sentia una necesidad tremenda de cuidar y proteger a mi pequeña. Cada vez que la cogia alguien en brazos me sentia mal...solo queria que me la devolvieran, que volviera con su mama.
    Y tambien he tenido y tengo muchas veces que protegerla de ataques que no me gustan nada, hoy mismo, estaba llorando en la calle y tres personas han venido "a intentar ayudarla" diciendole lo fea, pequeña y mala que se estaba haciendo al llorar.... no entiendo esta forma de ridiculizar a los niños!!! Me pongo enferma!
    Y ahora con el pequeño, tambien he vivido algun momento como el tuyo, en el que mi hija ha hecho daño a su hermano y yo he sentido ira hacia ella, sintiendome despues fatal, y llorando desconsoladamente a su lado. No es que este teniendo muchos celos de el pequeño, pero tiene sus momentos, y otras veces no logra controlar su fuerza... Justo hace dos dias estabamos los tres jugando en la cama, y yo alternando las cosquillas de uno a otro, y entre juegos y risas mi hija "apartó" a mi pequeño porque le tocaba a ella y le tiró al suelo..... No te imaginas la furia que me entró por el cuerpo, pero supe contenerme, me fui de la habitacion a intentar tranquilizarme con mi pequeño. Y mi hija la pobre se fue super asustada a esconderse...
    Entiendo tu pena, pero somos conscientes de nuestros fallos y eso nos hace más fuertes! ;)

    Muchos besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, creo que seguiremos viviendo situaciones parecidas!! Espero que yo la próxima también sepa contenerme porque no quiero que estas cosas se repitan.

      Besos

      Eliminar
  4. Ellas saben que las adoras, que las quieres... pero no te martirices tanto. Supongo que hay que controlarse y no saltar a la primera, seguro que le puedes decir lo mismo pero sin gritos ni azotes, prueba. Intenta involucrarla en el dia a dia de la pequeña, que te ayude a hacer cosas, y asi no la verá como el enemigo... Pero sobretodo acuerdate de una cosa, de los errores aprendemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene, no me martirizo pero me duele mucho cuando pasan esas cosas, los azotes sólo me han sucedido una vez, lo justo para saber que no es lo que quiero, y seguro que se puede decir lo mismo de otra manera pero hay situaciones que me sobrepasan.

      Besos

      Eliminar
  5. Ese es uno de los miedos que tengo cuando me planteo tener otro hijo, traicionar a mi niño. No puedo imaginar querer a alguien tanto como a él, pero sospecho que ocurrirá. Y tampoco estaré tranquila delegando con ninguno de los dos. A mi también me pasaba lo de las abuelas o los tíos, y ya cuando se lo llevaban a otra habitación... Me encendía!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lady Aliena, ese miedo va a estar ahí hasta que tengas al pequeño en tus brazos y veas que es posible quererlos infinito a los dos, pero te aseguro que los momentos buenos hacen que merezca la pena.

      Lo de delegar no te creas, he aprendido a hacerlo pero sólo con el papá de las brujas...

      Besos y bienvenida por aquí!

      Eliminar
  6. Se me han caído las lágrimas leyendote...me ha pasado tantas veces lo mismo...cuantas veces he llorado de rabia o de impotencia por no saber resolver una situacion con el mayor, cuando le dices 20 veces que no se tire encima de la pequeña porque le hace daño y al final la pobre cita acaba llorando...y no quiero tener que llegar a decirle que no se acerque a su hermana, porque me parece tan cruel, pero es lo que me nace en ese momento...veo que no soy la única que esta viviendo esta situación que se me hace tan cuesta arriba. Yo también ruego que el día de mañana no me tengan en cuenta estos enfados, la perdida de paciencia y los gritos cuando la situación se desborda...Ay que difícil es esto..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marieta, es que lo dices una y otra vez y al final es imposible mantener la calma. Si no he prohibido a la mayor acercarse a la pequeña no es porque no me haya pasado por la cabeza sino porque ni me parecía justo ni adecuado pero ganas más de una vez me dan dado!!

      Eliminar
  7. Niña eso es lo que más miedo me da de tener dos, yo soy muy "loba" como tú, y de momento el mayor cuida mucho al pequeño porque éste es muy bebé, pero más adelante sé que pasará, todo lo que tu cuentas pasará porque siempre pasa y tengo miedo a la situación, mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arual, yo creo que si te sucede cuando el pequeño es menos pequeño se lleva menos mal porque de alguna manera sabe defenderse pero con un bebé de meses... puffff
      Parte del problema en nuestra casa es que la mayor cuando nació su hermana seguía siendo muy pequeña aunque en ese momento dejara de parecérnoslo.

      Eliminar
  8. Ánimo preciosa!! Es inevitable vivir momentos como esos. Pasa página y sigue haciendo felices a tus niñas, no te preocupes!

    Esos momentos loba yo los tengo también, y con la peque, como tú dices, tengo que delegar más... y me da pena y un poco de rabia... Pero ya verás dentro de un par de años cómo se divierten juntos nuestros hijos y cómo se quieren!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bichilla, ya estoy viviendo esos momentos en que las veo juntas y se me cae la baba pero como de los otros también hay... no puedo evitar sentirme mal.

      Un beso

      Eliminar
  9. ¿Habéis visto la promoción de Gol Televisión para el Día del Padre? Me parece muy acertada. Un cojín con el himno del equipo del papá. BabyGol lo llaman, es genial. Mirar os dejo dos ejemplos: bit.ly/13NzYne y bit.ly/14GN5m9

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates