Ads 468x60px

domingo, 31 de marzo de 2013

Pintando galletas

Yo antes veía las series americanas donde las madres hacían pasteles, comidas estupendas, cosían disfraces y hacían mil actividades para sus hijos y flipaba, me preguntaba si eso era lo normal, y en caso afirmativo mis cualidades maternales iban a ser nefastas. Sin embargo aquí estoy haciendo mil historias de éstas al más puro estilo Nora Walker.

Así que con cinco días de fiesta en los que hemos tenido un tiempo asqueroso que nos ha obligado a pasar muchas horas en casa ha habido que pensar actividades alternativas.

Mi amiga #Mary# es una artista de las tartas y las galletas decoradas así que le pedimos la receta para hacer y pintar galletas, la receta que como ella me dice es de su abuela, otra artista de la cocina a la que espero ver este verano cuando vayamos un fin de semana al "pueblo del castillo"

Así que aquí está la prueba del delito...

1.- Lo primero es hacer la masa de las galletas, la receta que me pasó Mary fue a ojo, así que a ojo lo hicimos...

Un platito de harina
3 ó 4 cucharadas de azúcar
Un huevo
Un cuarto de barra de mantequilla

Se mezcla todo hasta que quede una masa homogénea. Yo la hice el día anterior y la guardé en la nevera para ahorrar tiempo y porque estaba usando harina para otra cosa y ya que me ponía a manchar...


2.- Como la masa la había dejado hecha un churro lo que hice fue partir tajadas para hacer las galletas, al principio las aplané con el rodillo pero como se me pegaba y se me rompían decidí hacerlo con el puño y me quedaron bastante mejor.


Se meten al horno siete minutos a 180ºC

3.- Mientras las galletas se asan preparamos la "pintura". Aquí mi recomendación es preparar poca y si hace falta más volver a hacer, nosotras lo hicimos en vasos de chupito y fue suficiente.

Azúcar glacé
Unas gotitas de colorante alimenticio
Unas gotitas de agua
Unas gotitas de clara de huevo


Como son todo gotitas yo lo hice con una jeringuilla para no pasarme, luego también depende de la consistencia que queramos, pero como íbamos a pintarlo con pincel buscamos una textura de témpera.

4.- Se sacan las galletas del horno y se deja volar la imaginación...


Se pueden pintar tanto recién sacadas del horno como en frío, la ventaja de hacerlo cuando están las galletas todavía calientes es que la pintura se seca mucho más rápido y el resultado se ve casi inmediatamente.

5.- Aquí el resultado...

He de decir que para ser la primera vez estaban buenas y todo!! y eso que la repostería no es lo mío, jajaja.

Pero lo más importante, lo bien que la bruja mayor lo pasó, en primer lugar porque le dejé pintar con pinceles en casa (cosa que todavía no habíamos hecho porque no me fío de su hermana), porque lo hizo a su libre albedrío y pudo "probar" el resultado, porque no impotaba lo que mancháramos al fin y al cabo era azúcar y porque era una actividad para nosotras dos.

Como veis en la foto hicimos sólo tres colores (los primarios) que salieron super brillantes y bonitos (por eso el resultado tan psicodélico) y al principio ella intentaba pintar con los tres haciendo "cuadros abstractos" pero enseguida le gustó más lo de "convertir", es decir descubrió que juntando colores los convertía en otros, así convirtió en verde, convirtió en morado,... como si se tratara de magia, otra prueba de que con cualquier actividad podemos aprender. Y al final me pidió que pusiera los nombres de los cuatro para tener una galleta para cada uno.

Ahora sólo falta el momento para repetir!!


19 comentarios:

  1. Son muy divertidas. Por lo menos seguro que os lo habéis pasado muy bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Camelia, ella lo disfrutó mucho y ese era el objetivo!

      Eliminar
  2. QUE RICASSSS!!!!!! Lo mejor el ratito que pasasteis juntas y lo divertido que resultó para ella!!

    ResponderEliminar
  3. Puff... yo reconozco que soy muy perezosa para meterme en la cocina y mucho más para hacer comidas con el peque delante y ayudándome en todo.
    Te han quedado muy chulas, ¡me alegro que estuviera ricas y disfrutárais!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, pues el rubiales seguro que estaría encantado! a ver si encuentro una receta sin leche y te la paso!

      Eliminar
    2. Silvia, bueno, cambiando la mantequilla por margarina??

      Eliminar
  4. Menuda idea mas buena... lo has explicado estupendamente... Ahora solo falta que me anime... pero con tanta ayudante que tengo en casa... no sé como acabaremos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene, entre las cuatro mucho más divertido!!

      Eliminar
  5. qué chulas!! A mí me mola cocinar, pero no sé si me atreveré a entrar en la cocina con la peque sin estresarme :-P

    Muy buena idea lo de los colores primarios...con una cosa la enseñaste otra :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeza bel, que tu peque ya es mayor, seguro que lo pasa genial!!

      Eliminar
  6. Tienen una pinta estupenda además. Me parece muy buena idea.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nik neuk, espero que la próxima me queden más ricas...

      Eliminar
  7. Estais hechas unas artiztazas!

    Creo que nosotros esperaremos a que PequeñoJedi crezca un poco mas

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates