Ads 468x60px

domingo, 21 de abril de 2013

Accidentes de tráfico


En el momento en que una se convierte en madre el mundo se convierte en un lugar maravilloso lleno de posibilidades de hacer mil cosas pero también se convierte en un lugar terriblemente peligroso. Las cosas que antes pasaban desapercibidas ahora son posibles peligros para tus pequeños y lo que ya antes te daba miedo ahora te da pánico.

Una de esas cosas que cada vez me ponen la piel más de gallina son los accidentes de tráfico, desde que el verano anterior a quedarme embarzada muriera una amiga en un accidente de coche es algo que siempre está ahí, a mí nunca me ha gustado coger el coche en exceso en mi vida personal (lo laboral es harina de otro costal), lo cojo lo justo para los viajes y poco más pero ahora con dos pequeñas a mi cargo estoy en una encrucijada en este sentido…

Por un lado lo cojo para cosas que antes no hubiera hecho en coche pero es que moverme con dos niñas pequeñas en autobús o andando a veces puede ser de locos y por otro lado no me gusta nada cogerlo… y es que tener un accidente de tráfico es una de esas cosas que no dependen sólo de lo que tú hagas, ni mucho menos.

Cuando yo trabajaba antes de nacer la mayor yo hacía muchos kilómetros en coche diariamente y en todo ese tiempo vi tantas actitudes y comportamientos al volante que de verdad me daban mucho miedo, imaginad ahora…

En realidad no soy una miedosa, ni tengo a mis hijas amarradas para que no les suceda nada, a veces y en opinión de algunas puedo parecer más temeraria que otra cosa dejando que las peques se suban y estén por todos lados.

Cuando cojo el coche no pienso que pueda pasarnos nada ni mucho menos, sino no lo cogería nunca, pero a veces por la noche cuando estoy esperando que las peques se duerman mi mente no deja de pensar cosas y a veces esos pensamientos no son positivos.

A veces pienso en qué pasaría si a mí me sucediera algo, si falleciera y no pudiera disfrutar del resto de la vida de mis hijas, si no pudiera verlas crecer ni disfrutar de sus logros ni su crecimiento, y qué sería de ellas sin una madre que las acompañe y las apoye, sé que no les faltaría amor ni nada material porque su padre está y estará siempre ahí pero me pongo a llorar sólo de pensar en no estar yo con ellas.

Y ya sólo de pensar en estar todos en caso de un posible accidente de coche… no puedo ni imaginarme lo que puede suponer que suceda algo tan terrible estando las peques en el asiento de atrás, que les pase algo por mi culpa o por culpa de alguien que nos hemos encontrado por azar en la carretera.

Y es que las cosas han mejorado mucho en materia de seguridad, sobre todo con las sillitas de auto para los niños, pero se siguen oyendo historias tan dramáticas… y no vamos a pensar en que vayamos a ser los siguientes pero tampoco podemos pensar en que eso no va con nosotros o que a nosotros nunca nos sucederá porque nunca se sabe.

Yo sólo puedo deciros desde aquí que seamos prudentes, que cuando hacemos ciertas cosas no somos nosotros los únicos que podemos vernos perjudicados, que a veces por el mal comportamiento de una persona pueden verse destrozadas familias enteras.

16 comentarios:

  1. Yo tambien le doy muchas vueltas al asunto. Me da terror solo de pensarlo.

    ResponderEliminar
  2. A mí me dan pánico. Hace tres años tuve uno espantoso y desde entonces aún les tengo más miedo. Si algún día tengo un niño, ya ni sé como haré...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opiniones incorrectas, y te paso algo grave? qué susto, no?

      Eliminar
  3. Es un tema que a mi también me pasa por la cabeza cada X. Mi madre perdió a su hermano a los 20 años en un accidente de coche y desde entonces se le quedo marcado el tema y siempre tuvo mucho miedo con el tema del coche y nosotros. Y creo que parte de esos miedos se han trasladado a mi. Estoy contigo en que la prudencia es importante, no solo nuestra vida esta en juego y ademas hay muchas cosas fuera de nuestro control a las que tenemos que estar también atentos al conducir. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mamá práctica, menudo palo para tu madre y para tus abuelos!! A mí no se me ocurre nada más terrible que perder un hijo. El problema con los accidentes de coche es que no estamos suficientemente concienciados.
      Un beso

      Eliminar
  4. Te entiendo perfectamente, además he de añadir que desde que tuve a los peques tengo un miedo atroz a conducir con ellos, tanto que puedo decir que llevo 28 meses sin coger el coche... (conduciendo yo claro) ahora poco a poco voy intentando cogerlo y demás y no pensar mucho en ello...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mismellis, pues fíjate que a mí me pasa al revés, voy más tranquila si conduzco yo que con cualquier otra persona.

      Eliminar
  5. A mi me da pánico!!! También me pongo muchas veces a pensar que pasaría si...supongo que al ser madres siempre va a ser así..
    Yo no tengo carnet y sé que sería incapaz de conducir con los dos. Papá es muy prudente pero me aterra encontrarnos con alguno que no lo sea tanto o con algún kamikaze al volante.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marieta, de incapaz nada, seguro que lo harías a la perfección aunque es cierto que cuando se ponen pesaditas te ponen tan nerviosa...
      Besos

      Eliminar
  6. miedo si da.... el mundo al volante forma parte de mi dia a dia, pero es cierto que cuando voy con mis hijos pongo más cuidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kira, es que tampoco podemos desterrarlo, sólo con un poco más de precaución haríamos tanto...

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo....a mí me pasa que de repente tengo un cierto reparo en hacer viajes largos porque ahora sí pienso en accidentes, cuando antes casi ni me lo planteaba!!! Y tampoco soy una tarada del control y de encerrar a la niña para que no le pase nada!

    Y, al igual que tú, a veces pienso en qué pasaría si yo no estuviera y se me saltan las lágrimas, porque me encanta ver crecer a mi peque y apoyarla!!!

    Me uno a tu consejo....Tenemos que ser prudentes al volante que hay mucho en juego!

    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Yo me saqué el carnet estando embarazada de mi segunda. Aprobé una semana antes de parir! Ahora voy poco a poco, me muevo por mi bario con facilidad pero aún no me atrevo a salir a carretera sola con los peques... Bueno y sin ellos tampoco. Me da mucho miedo la velocidad. Tengo que encontrar tiempo para dar unas "clases" con mi papi y poder empezar a hacerlo. Siempre he tenido mucho mierdo y respeto a la carretera, los coches son máquinas de matar... y sí, ahora que tengo uno entre manos, uf... a veces me entra terror si pienso que me involucro en un accidente, o que lo provoco yo sin querer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bichilla, si la DGT confía en ti como para darte el carnet como no confías tú misma!!
      Ánimo y adelante que cuanto más lo dejes más difícil va a ser!

      Eliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates