Ads 468x60px

sábado, 27 de abril de 2013

Aprendiendo de lo cotidiano: guisantes

A veces los padres nos empeñamos en comprar un montón de productos para estimular a los peques, para que aprendan, y nos olvidamos de que con lo cotidiano se puede aprender mucho más. 

En casa nunca hemos tenido parque ni ningún lugar donde dejar a las peques mientras hacíamos cosas, por lo que ambas han estado siempre allá donde haya estado yo. Si tenía que hacer la comida ahí están o en su trona o en el pasillo en la puerta donde podían verme, si tenía que colgar la ropa ahí están "ayudándome" con las pinzas, si estoy en el baño más de lo mismo. 

Así que la mayor ha cogido gusto a hacer cosas para ayudarme... Y yo lo aprovecho.

El mes pasado aprovechando que estábamos en plena época compré guisantes frescos y cuando iba a pelarlos allí apareció ella a ver que era eso... Lo primero que le sorprendió es que de las vainas salieran los guisantes que come habitualmente y después fue ella la que se empeñó en sacarlos, y ahí que se puso manos a la obra. La pequeña le ayudaba mordisqueándolos, jejeje


Esta actividad que parece una tontería si lo analizamos tiene mucho de aprendizaje: descubren de donde viene un alimento que de normal sacamos de una bolsa del congelador, mejoran su destreza manual abriendo las vainas y sacando los guisantes, en el caso de la pequeña le ayuda en su psicomotricidad fina al tener que hacer pinza para cogerlos, repasamos los números contando cuántos sacamos de cada vaina y sobre todo pasamos un rato juntas haciendo una tarea doméstica que son cosa de todos.


 

El sábado pasado volví a comprarlos y volvimos a hacerlo las tres juntas pero esta vez como ya la época va pasando y nos encontramos algunos que estaban ya germinando decidimos "plantarlos" y ver que pasaba... 

Cogimos dos vasitos pequeños de cristal para poder ver su crecimiento y unos algodones y tan sencillo como "poner un colchón, echarles a dormir y taparles con la colcha" un poquito de agua cada tres días y al sol.

Y así han crecido nuestras pequeñas plantas, con sus raíces, su tallo y sus hojas dándonos una lección de "ciencias" práctica y en la que la bruja mayor se ha involucrado como si fuera todo un experimento. 

En tan sólo una semana ahí podéis ver la evolución...


Y es que como digo de cualquier cosa se puede aprender y sabemos sacarle jugo ;-)
 
Feliz fin de semana a todos!!

9 comentarios:

  1. Genial!! A mi también me ha encantado!

    ResponderEliminar
  2. Qué chulería y cuantos buenos recuerdos :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta, de cualquier situación cotidiana se puede sacar aprendizajes. Yo ayudaba a mi abuela a sacar los guisantes de sus vainas. Y lo recuerdo con mucho cariño, además desde esa edad 3,4 años. Un beso para las brujitas, Dos gatos y un bombo.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena actividad!

    Totalmente de acuerdo, con lo cotidiano se aprende mucho y lo más importante, les entretiene más que nada!! y te lo dice una mamá que ha comprado a su peque montón de artilugios y que ni fu ni fa... lo que más le gusta son nuestras cosas (especialmente los teléfonos móviles, el ordenador y los mandos de la televisión).

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Buena idea!!Yo tengo una bruja de casi 5 años que vaya tela..jeje,me encanta tu blog,es genial! :)
    te sigo,me sigues?
    http://www.xenymami.blogspot.com.es/
    besitoss!

    ResponderEliminar
  6. Gracias chicas por los comentarios, me alegra que os guste la idea!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta!! Y cómo no hago yo esto con guisante?? jajajajaja
    Me lo apunto, bss!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates