Ads 468x60px

jueves, 6 de junio de 2013

No crezcas tan rápido

He dicho en más de una ocasión que no tiene nada que ver la primera maternidad con la segunda y últimamente he sido consciente de una cosa más que las diferencia. 

Con la bruja mayor siempre estaba pendiente del siguiente paso, no es que no aprovechara el día a día pero siempre tenía en mente lo que venía después, tenía estipulado en mi cabeza el momento exacto de cualquier cambio. El momento preciso en que debía darle tal alimento, el momento preciso en que había que pasar q la silla de paseo, cuando tenía que dar sus primeros pasos,... 

Con la pequeña me está pasando todo lo contrario. Todos los cambios llegan más tarde de lo que está estipulado en mi cabeza y es por dos motivos. 

En primer lugar porque la mayor ocupa en mi día a día mucho más espacio que la pequeña, me duele pero es así, la pequeña sigue el ritmo de su hermana, los horarios de su hermana y aunque procuro dedicarle tiempo a solas a ella ya no es todo una "novedad".

Y en segundo lugar porque me da muchísima pena que crezca tan rápido, si el tiempo con un hijo se pasa volando cuando se trata del pequeño vuela muchísimo más, cuando te quieres dar cuenta ya tiene varios dientes, de un día para otro está gateando por toda la casa y así como quien no quiere la cosa de repente un día le ves de pie. Y aunque sé que es así porque no puedo hacerlo de otra forma me da muchísima pena.

Me da muchísima pena no haber vivido este primer año con tanta intesidad como lo viví con la mayor, me da muchísima pena que mi bebé ya no sea tan bebé y por eso creo que intento alargar algunos cambios lo más posible.

Y son pequeñas cosas, en realidad son cosas sin importancia pero que ahí están para decirme que mi niña pequeña va creciendo. La semana pasada por ejemplo bajé a colocarle la silla de auto nueva, en el grupo 0 aunque por peso puede seguir yendo, de altura ya casi no cabe y le puse la "de mayor", igual que la de su hermana, pues después de colocarla miré el asiento de atrás con sus dos sillas rojas y negras y me puse a llorar como tonta siendo consciente de que tengo casi dos niñas y no una niña y un bebé.

Lo que con la mayor fue una alegría, un símbolo de su crecimiento, con la pequeña me invadió la tristeza, ¿por qué tienes que crecer tan rápido? si es que las prisas y los horarios del día a día no me dejan asimilar todos tus cambios, si es que estás empezando a dar tus primeros pasos y yo todavía tengo en la mente el momento en que me levanté de la cama porque había roto aguas.

Me he propuesto vivir a tope este verano, disfrutar día a día de todos los momentos con vosotras dos, ser consciente de cada palabra, de cada sonrisa, de cada nuevo pasito, pero sé que volverá a volar tan rápido como estos meses de atrás y seguiréis creciendo a toda velocidad.

7 comentarios:

  1. Que triste verdad, el mío es el primero, parece que nació ayer mismo, y desde que me incorporé a trabajar el tiempo se me va volando y me da una penita :C me imagino como será con el segundo. No sabes como te entiendo, como me gustaría parar el tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Además los hermanos pequeños siempre son más espabilados jajajaja los mayores somos pioneros luchadores de la vida xDDD

    Te dejo mi nuevo sorteo:

    http://www.opinionesincorrectas.com/2013/06/sorteo-gafas-de-sol-vogue.html

    ResponderEliminar
  3. Ay cómo te entiendo....a mí me pasa lo mismo, paso más tiempo con el mayor; me he organizado de manera que tengo un par de horas al día para las dos solas porque en cuanto llega el mayor del cole se acabó todo...

    ResponderEliminar
  4. Jolines, como te comprendo...a mí me pasa igual con la pequeñaja...el miércoles me tuvo que decir mi madre: "has visto que tiene un diente??" y yo ni me había dado cuenta!! a mí también me duele que el mayor me ocupe tanto tiempo y a veces la miro y pienso: ay hija que poquito estamos disfrutando, eh?
    A ver si este verano con las vacaciones podemos disfrutar un poquito más!
    BESOSSS

    ResponderEliminar
  5. Es verdad todo lo que comentas, mis dos mayores se llevan poco mas de dos años y si te soy sincera, no me acuerdo cuando la segunda era bebe.... no das a basto a todo y se te pasa el tiempo volando... Lo que tienes que hacer es disfrutar del dia a dia con las dos, cada una en sus momentos y tambien juntas... y sobretod plasmarlo en fotos, que la memoria es muy traicionera.

    ResponderEliminar
  6. me pasa lo mismo, salvo que lo disfruto mas que con el mayor. Con el mayor estaba mas agobiada, con el peke, soy conciente de que el tiempo vuela y intento disfruta de cada etapa . pero me da mucha tristeza que crezca tan rapido.

    ResponderEliminar
  7. Muy linda la página y el artículo muy interesante. Hay que vivir cada experiencia de manera única... como lo es.
    Podrías contactarme? willydekid@yahoo.de a ver si podemos hacer alguna cosa juntos con nuestros blogs?

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates